Fibromialgia, exceso de transpiración inclusive con frío. Conoce los motivos. ¡Sugerencias!

¿Qué causa la sudoración excesiva? Hay varios factores que podrían ser responsables de nuestro sudor, ya sea solos o en combinación.    

Estos incluyen:

Mal funcionamiento del sistema nervioso autónomo

Sensibilidad al calor  

Subida de la norepinefrina , como un efecto secundario de los antidepresivos.  

Ansiedad

La única causa que es ‘curable’ es el efecto secundario de medicamentos y que puede no ser una opción atractiva para los que necesitan tomar los medicamentos. Este es uno de los síntomas con los que tenemos que vivir, o encontrar formas de manejarlo.  

Este problema es difícil de tratar:

Podemos usar polvos, aerosoles, vaporizadores antitranspirantes, también en barra, crema, etc. Una manera de proteger nuestra ropa y evitar grandes manchas de sudor, es colocando en la prenda, a la altura de la axila, un protector diario, éste absorberá nuestra transpiración, ayudando a mantenernos visualmente secos. También debemos llevar pañuelos descartables, o un paño para secar la piel. Tomar baños o duchas frías, o pasar una bolsa plástica con hielo sobre su cuerpo antes de salir, también puede ayudar. Tu médico puede recetarte medicamentos que ayudan con la sudoración excesiva. Para aquellos momentos en los que es imposible no sudar, es importante tener guardada una muda de ropa en el coche o en el trabajo.

Un sombrero puede ayudar, en un apuro, a ocultar desastres relacionados con el cabello. Especialmente si tiendes a sentir frío, con frecuencia puedes encontrarte demasiado abrigado para la temperatura del ambiente. Vestirte en capas te da más opciones de control de la temperatura.    

¿Qué hacer con la sudoración excesiva?

Una de las cosas importantes es mantenerse hidratado, asegúrese de que reemplace el agua y los electrolitos que suda. Puede resultar difícil para nosotros, los enfermos de fibromialgia, saber cuándo estamos deshidratados, porque los síntomas pueden ser similares a algunos que ya tenemos.    

Nota: Personalmente me ha ayudado a mantener el olor a transpiración bastante en regla, el desodorante Rexona Clinical, también Dove Clinical. Son más efectivos que los desodorantes-antitranspirantes comunes.También, los días de calor o cuando voy a hacer alguna actividad física, con la cual sé que voy a sudar mucho, uso Rexona antibacterial en aerosol, en las partes de mi cuerpo más propensas a transpirar y producir mal olor.

           

Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario