Descubre 10 beneficios de la vitamina D en las enfermedades Reumáticas

Las enfermedades Reumáticas y la Vitamina ‘D’

1. El cuerpo necesita vitamina D para absorber el calcio. El calcio es necesario para tener huesos fuertes y sanos. Sin suficiente vitamina D y calcio, es posible que los huesos no se formen debidamente durante la niñez y que pierdan masa ósea, se debiliten y se quiebren con facilidad durante la adultez.    

2. La deficiencia de vitamina D puede ser un problema para las personas con enfermedades crónicas como la artritis reumatoide.  Es primordial el papel de la vitamina D en el desarrollo y continuidad de diversas enfermedades autoinmunes. Consumir la cantidad suficiente es importante para la salud, incluso para el estado de ánimo.  

3. En el dolor musculoesquelético se cree que la vitamina D puede mejorar el dolor mediante disminuir la sensibilidad de las fibras nerviosas en los músculos.    

4. Las personas que tienen deficiencia de vitamina D tienen mayor riesgo de contraer diversas enfermedades autoinmunes, como: lupus eritematoso sistémico, diabetes mellitus tipo 1, esclerosis múltiple y artritis reumatoide.

5. Medicamentos como glucocorticoides, cloroquina e inmunosupresores, pueden afectar la absorción de vitamina D. Es probable que tu médico ajuste la dosis de vitamina D para corregir el problema.  

6. Una prueba de sangre puede determinar si tienes deficiencia de vitamina D.  

7. Se puede obtener vitamina D de estas formas: mediante la exposición a la luz del sol, consumiendo alimentos como los pescados grasos como bagre, salmón, sardina, caballa y atún, aceites de hígado de pescado, setas y yema de huevo.  

8. La falta de vitamina D puede ser uno de los muchos factores que contribuyen con el estado depresivo. Las personas que padecen depresión salen menos y debido a que la exposición de la piel a los rayos solares promueve la síntesis de vitamina D es más probable que también presenten hipovitaminosis D.  

9. Una investigación realizada a 30 mujeres con fibromialgia y e insuficiencia de vitamina D, arrojó como resultado, que ‘luego de 24 semanas de suplementación de vitamina D3, experimentaron una reducción del dolor crónico y de la fatiga por las mañanas, mejorando su funcionamiento físico y calidad de vida’.   

10. Las personas con más probabilidades de sufrir deficiencia de vitamina D son: adultos mayores, porque su piel no produce vitamina D cuando toman sol tan eficientemente como cuando eran jóvenes, y sus riñones son menos capaces de convertir la vitamina D a su forma activa. Personas de piel oscura porque tienen menos capacidad de producir vitamina D del sol.

Pregunta a tu médico sobre tus niveles en vitamina D y las opciones que tienes para conservarlos y/o mejorarlos.

Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario