Fibromialgia. Los 6 aceites esenciales más efectivos para sentirnos mejor

Estar enfermo, rendir un examen, ir a una primera cita o al primer día en el trabajo puede resultar en que seamos un manojo de nervios. Inhalar y exhalar y contando hasta 3 puede ayudar a aliviar los sentimientos de miedo o preocupación, pero hay millones de adultos que sufren de trastornos de ansiedad.


Los aceites esenciales pueden ayudar a descomprimir y eliminar el estrés a través del poder curativo de la fragancia. No se entiende completamente cómo funcionan los aceites esenciales, pero su poder puede ser debido a una relación entre el aroma y el cerebro. 

El bulbo olfatorio que reconoce los olores es parte del sistema límbico, que es la parte del cerebro que se encarga de las emociones, recuerdos y sentimientos. De los cinco sentidos el olfato es el que más recuerdos nos evoca. Es el sentido con más memoria que posee el ser humano.

La aromaterapia estimula los receptores del olfato, que luego envían mensajes por el sistema nervioso a la parte del cerebro que controla las emociones.

Los aceites esenciales son seguros cuando se utilizan según las instrucciones. Los aceites esenciales son naturales, extraídos de las flores, hojas, cortezas o raíces de las plantas, y pueden proporcionar un alivio muy necesario y la mejoría de una variedad de enfermedades, incluyendo la ansiedad.  

Los 6 mejores aceites esenciales para aliviar la ansiedad:

Lavanda

La lavanda se considera que es el aceite esencial más común como calmante, con efecto relajante. Nos ayuda con el sueño, la agitación, los ataques de pánico y la tensión nerviosa general.

Maneras de utilizar el aceite de lavanda para relajarse:

Poner dos gotas de aceite esencial de lavanda en la almohada o en el cuello del pijama hará que el sueño llegue rápido y sea reparador.

Si has tenido un día estresante, sea por el motivo que sea, pon 5-6 gotas de su aceite en un paño húmedo y póntelo en la nuca.

Beneficios de la lavanda:

– Propiedades antibacterianas y antimicóticas, está demostrada su capacidad para combatir virus y bacterias. 

– Efecto calmante, facilita el sueño, relaja músculos y es excelente en estados de ansiedad y estrés.

Cicatrizante de heridas y quemaduras. Mejora las picaduras de insectos.

– En cosmética se utiliza contra el acné y la dermatitis.

– Tiene propiedades analgésicas, calma el dolor y la inflamación en afecciones dermatológicas, musculares o contusiones.

Esto sugiere que la lavanda tiene efectos ansiolíticos, también anti-pánico o contra la ansiedad.

Aceite de rosa

Aceite de rosa es el segundo aceite esencial más popular, después de lavanda para aliviar la ansiedad y la depresión. El mismo ayuda con los ataques de pánico, el duelo y la consternación. 2 a 8 gotas del aceite esencial de lavanda agregados al agua tibia para el baño de inmersión o de pies. Es lo mejor para el insomnio, reducir el estrés y la curación perineal de las embarazadas.  

Manzanilla

Proporciona armonía interior, disminuye la irritabilidad, preocupación excesiva, ansiedad.

Alivia dolores, elimina el cansancio. Aplicado en masajes en la zona abdominal alivia alteraciones gástricas, desinflama el vientre, es antiespasmódico y excelente regulador hepático. En personas nerviosas los masajes en la espalda, abdomen y pies producen un efecto calmante y sedante, también combate el insomnio, la ansiedad, dolores premenstruales e irregularidades de menopausia. Libera tensiones, da paz y estabilidad, para el mal humor, calambres y dermatitis, es sudorífico y depurador. Es excelente para la piel, antiséptico, cicatrizante y anti-inflamatorio.    

Bergamota

La bergamota se utiliza normalmente para tratar la depresión a través de la energía, pero también se sabe que reduce el estrés. Típicamente, la bergamota se extrae de la corteza o cáscara de la fruta, lo que deja un aroma que es cítrico pero dulce.

Reduce la ansiedad. 

Los principios activos de la bergamota actúan sobre la ansiedad y el estrés. En un estudio, llevado a cabo en la Universidad de Kyoto (Japón), los investigadores descubrieron que el aceite esencial de bergamota mejoró rápida y efectivamente los síntomas de ansiedad. También disminuyó la sensación de fatiga.

Alivia la depresión. 

Un estudio publicado en la revista médica Current Drug Targets determinó que la bergamota, al igual que la lavanda y el limón, eran eficaces en el tratamiento de la depresión. En este estudio, los investigadores explican que los aceites estimulan la producción equilibrada de los neurotransmisores cerebrales dopamina y la serotonina.

Ylang ylang

Ylang Ylang tiene un romántico aroma floral, consta de varios componentes, incluyendo el acetato de bencilo, bencilo linalol benzoato, cariofileno, entre muchos otros. Se puede utilizar para tratar la ansiedad y la depresión, ya que tiene un efecto estimulante.

Un estudio encontró que el aceite de ylang ylang, en combinación con bergamota y lavanda, podría reducir ‘las respuestas psicológicas de estrés y los niveles de cortisol en sangre, así como la presión arterial de las personas con hipertensión’ mediante la utilización una vez al día durante cuatro semanas.  

Incienso

Incienso, también conocido como ‘olibanum’ es una resina aromática que puede ser utilizada para tratar la depresión y la ansiedad debido a su efecto calmante.

El aceite de incienso mezclado con bergamota y lavanda tiene un efecto positivo sobre el dolor y la depresión. Un simple masaje manual tiene un efecto beneficioso cuando se utilizan los aceites esenciales. Lo mejor es utilizar los aceites esenciales puros, que no sean diluidos con productos químicos o aditivos, para lograr un alivio mejor y más natural. 

Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario