¿Por qué la mayoría de los enfermos de Fibromialgia son mujeres?

La fibromialgia es considerablemente más frecuente en las mujeres, ¿por qué motivo?. Es tan frecuente en las mujeres como de 10 más o menos, por cada hombre. La teoría generalizada es que hay que asociarlo por lógica con  el tema hormonal.

Los investigadores han descubierto que la neurohormona prolactina, asociada comúnmente con la producción de leche en las glándulas mamarias, puede ser el motivo por el que las mujeres son más vulnerables al desarrollo de síndromes de dolor funcional que los hombres.

Siempre se ha entendido que las mujeres experimentan, más que los hombres, algunos tipos de dolor que ocurren sin lesión, conocidos como síndromes de dolor funcional, por ejemplo la fibromialgia.

Los hallazgos sugieren que las nuevas terapias para el manejo del dolor dirigidas al sistema de prolactina beneficiarían enormemente a las mujeres que padecen síndromes de dolor funcional.

De todos estos trastornos de dolor que prevalecen en mujeres, las migrañas se encuentran entre los más comunes, tres de cada cuatro personas que sufren esta condición, son mujeres.

Además, en los pacientes con fibromialgia, hasta nueve de cada 10 son mujeres, en cuanto al síndrome del intestino irritable, tres de cada cuatro son mujeres. 

Cuando sumas a todas esas mujeres con dolor, si pudiéramos lograr normalizarlo, proporcionaría un impacto positivo enorme e importante en la atención médica.

¿Cómo contribuye el estrés al dolor en la mujer?

El estrés libera prolactina e inesperadamente promueve el dolor de manera selectiva en las mujeres. Muchos episodios de dolor son intermitentes y están asociados con eventos desencadenantes. Estos desencadenantes pueden ser extensos. Pueden incluir cosas como exceso de alcohol, fatiga y trastornos del sueño. Pero el estrés es el desencadenante más común que los pacientes identifican en sí mismos.

En el estudio se concluyó que las medicinas que limitan la liberación de prolactina, como la cabergolina (se usa para tratar la hiperprolactinemia), que se usan comúnmente para otras enfermedades y tienen la ventaja de no ser adictivos. Estos medicamentos junto a otros, pueden ayudar a tratar esas condiciones de dolor en las mujeres de manera más efectiva, sin las propiedades adictivas de los opioides.         

Estudio: ‘The prolactin receptor long isoform regulates nociceptor sensitization and opioid-induced hyperalgesia selectively in females’. 

Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario