Dolor, debilidad y entumecimiento en las piernas y pies, ¿cuál es el motivo de estos síntomas?

El dolor en las piernas puede variar desde una molestia leve que aparece y desaparece, hasta un dolor que dificulta dormir, caminar o realizar actividades cotidianas.

El dolor puede presentarse de diferentes formas: algunos pacientes describen el dolor como intenso, agudo, punzante o ardiente, sensación de pinchazos, entumecimiento o debilidad de pies o piernas. Puede ser a consecuencia de un problema en las piernas, pero por lo regular comienza con un problema en la parte baja de la espalda, donde nace el nervio ciático y luego se desplaza a lo largo del trayecto del nervio (llamado ciática).

El diagnóstico de una persona con dolor de piernas, de pies, debilidad o entumecimiento en las piernas, el tobillo o el pie, debe incluir un examen de la parte baja de la espalda. No todos los dolores de piernas resultantes de problemas de la parte baja de la espalda se presentan igual. El dolor de piernas causado por este motivo se suele acompañar de otros síntomas, como entumecimiento o debilidad en las piernas, dolor en el pie y el tipo de dolor puede variar mucho de un paciente a otro.

♦ Dolor ardiente.

Algunas personas sienten un dolor punzante que a veces se irradia desde la parte baja de la espalda o las nalgas hacia abajo por la pierna, otros se quejan de un dolor intermitente que se dispara desde la parte baja de la espalda, baja por la pierna y a veces el pie.

Los pacientes describen que este tipo de dolor ardiente en las piernas incluye: dolor que se irradia, eléctrico o punzante, que se siente como una sacudida. A diferencia de muchas formas de dolor lumbar que puede ser un dolor sordo, para muchos el dolor de piernas puede ser insoportable y casi intolerable. Este tipo de dolor ardiente es bastante típico cuando una raíz nerviosa en la columna lumbar se irrita y generalmente se lo conoce como ciática.

♦ Entumecimiento u hormigueo en las piernas.

Cualquiera que haya sentido que la pierna o el pie ‘se le duerme’ y luego vuele gradualmente a la normalidad puede comprender lo que se siente cuando la pierna se entumece. No poder sentir la presión, ni el calor, ni el frío, es desconcertante. A diferencia de la sensación de entumecimiento de corta duración en una extremidad dormida, el entumecimiento causado por un problema de la parte baja de la espalda puede ser casi continuo, y puede afectar gravemente la calidad de vida de una persona. Puede ser difícil o casi imposible caminar y menos aún conducir un auto con la pierna o el pie entumecidos. Los síntomas pueden ir desde una sensación de hormigueo hasta el entumecimiento completo de la pierna y el pie.

♦ Debilidad (caída del pie) o pesadez.

La causa del pie caído es la debilidad o parálisis de los músculos que intervienen para levantar la parte delantera del pie. Las causas del pie caído pueden comprender: lesión neurológica, trastornos musculares o de los nervios y trastornos cerebrales y de la médula espinal.

El pie caído hace que sea difícil levantar la parte delantera del pie, por lo que es posible que lo arrastres por el piso al caminar. Esto puede causar que levantes el muslo al caminar, como si subieras escaleras, para ayudar a que el pie se aleje del suelo. Esta marcha inusual podría hacer que golpees el pie contra el piso con cada paso que das. En algunos casos, se insensibiliza la piel de la parte superior del pie y de los dedos.

♦ Dolor constante.

Normalmente se siente en la región de los glúteos, así que no es en realidad un dolor de piernas, pero puede acompañar al dolor de piernas. También puede ser un dolor que ocasionalmente se irradia desde los glúteos hacia la pierna.  Es causado por la irritación o inflamación de una raíz nerviosa en la parte baja de la espalda. Causa síntomas que se propagan desde la espalda y bajan por una o ambas piernas. Tratamientos que ayudan a aliviar los síntomas: analgésicos, limitación de posturas y actividades que aumentan el dolor, fisioterapia, incluidos ejercicios físicos y estiramientos, bajar de peso.

♦ Dolor de piernas postural.

Si la intensidad del dolor de piernas empeora drásticamente cuando está sentado, de pie o caminando, esto puede indicar un problema con una parte específica del cuerpo en la parte baja de la espalda. Encontrar posturas cómodas suele ser útil para aliviar el dolor. Causas del dolor de piernas y dolor de pies: Enfermedad degenerativa lumbar del disco.

La enfermedad degenerativa del disco en la columna lumbar, o parte más baja de la espalda, un disco afectado causa dolor lumbar (lumbalgia). Aunque hay un pequeño componente genético en las personas que lo sufren, la verdadera causa puede depender de varios factores. El principal síntoma de la enfermedad degenerativa de disco lumbar suele ser el dolor lumbar, el dolor de piernas y pies también es un síntoma frecuente.

Cuando la enfermedad degenerativa de disco lumbar se presenta con dolor de piernas o pies, se llama ‘dolor referido’. El cerebro no siempre puede distinguir exactamente cuál es el origen del dolor, y por lo tanto percibe el dolor de manera más vaga en varias zonas. El dolor referido es típicamente un dolor sordo, intenso y no claramente localizado. El dolor de piernas debido a una raíz nerviosa comprimida e inflamada es típicamente punzante y eléctrico.

Dos afecciones más, el síndrome piriforme y la disfunción de la articulación sacroilíaca, pueden también ocasionar dolor de piernas y síntomas similares a los de ciática.

Es probable que se pueda dar un diagnóstico más preciso de la causa del dolor del paciente si este es capaz de proporcionar información clara sobre la naturaleza de su dolor y los síntomas.

Esta información, como parte de una historia clínica completa, junto con un examen físico y pruebas de diagnóstico (como mielografía por TC, resonancia magnética, etc.), permite al especialista en columna vertebral descubrir las causas probables del dolor de piernas y pies relacionado con la columna y establecer las posibles opciones de tratamiento. Los traumatólogos, fisiatras, cirujanos ortopédicos, quiroprácticos son especialmente adecuados para supervisar el diagnóstico y el tratamiento de estas situaciones.        

Párr. de: mayoclinic.org, myhealth.ucsd.edu, spine-health.com

Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario