Fibromialgia, averigua 9 errores que dañan los huesos

La osteoporosis no afecta solamente a mujeres mayores, hombres y jóvenes están expuestos a padecer esta enfermedad. Es fundamental educar en la prevención, y saber que habitualmente no se requieren tratamientos en base a drogas, que muchas veces no tienen efectos positivos, sino seguir una serie de hábitos saludables.

¿A qué edad son necesarias las primeras mediciones para tener bajo control la salud ósea?

En algunos contextos, tiene gran sentido y criterio médico medir la densidad ósea de personas jóvenes que han pasado por un sedentarismo extremo. Por ejemplo, por reposos prolongados, por enfermedades graves o traumatismos.

También es aconsejable en los casos de anorexia nerviosa, dado que la falta grave de alimento puede generar una carencia de minerales para los huesos, y lo mismo sucede con las personas adictas a drogas o al alcohol.  

Para combatir eficazmente la osteoporosis, la doctora Rodríguez Zía aconseja tener en cuenta los siguientes nueve errores básicos que dañan los huesos:

1. Una mala nutrición. 

Cuando no ingerimos suficientes proteínas y minerales, podemos causar una falta de minerales en los huesos.  Estos son esenciales para su normal desarrollo y fortalecimiento.  

2. Hábitos poco saludables.

Hasta los 30 años son muy importantes todos los hábitos de una persona, que van a dar como resultado un hueso sano (y, por lo tanto, de una densidad mineral ósea alta), o un hueso más débil.  

3. La ausencia de ejercicio físico en la infancia.

Toda persona que desde la infancia hasta los 30 años no hizo actividad física, no favoreció el mejor y más importante período de mineralización y crecimiento del hueso, acompañando a la hormona de crecimiento. Además, el ejercicio previene las caídas a cualquier edad.

4. Vivir con estrés.

El estrés libera una hormona llamada cortisol, que hace que se eliminen del hueso el calcio y otros minerales, como el fósforo y el magnesio.  En otras palabras, el cortisol degrada la matriz ósea, especialmente en personas que tengan cortisol alto por estrés crónico.  

5. Fumar, tomar café y beber alcohol. 

Conviene evitar el exceso de alcohol, café y tabaco, porque el abuso de los mismos disminuye la densidad ósea.

6. No ejercitar los músculos en la edad adulta.

En la edad adulta (40/50 años) y en edades muy avanzadas (después de los 80 años), el ejercicio mantiene la función del músculo, que ejerce un estímulo electroquímico sobre el hueso.  Es decir que se puede conservar la masa muscular gracias al ejercicio, y además estimular el equilibrio.

7. No prepararse para la menopausia.

Cuando la mujer llega a la edad de la menopausia, y el hombre -a edad más avanzada- a la andropausia, la densidad ósea disminuye.  Pero todo depende de cómo haya llegado la persona a esa etapa de su vida, y qué hábitos saludables haya tenido.  

8. No considerar el riesgo de fracturas.

Para todos llega el momento de la pérdida de minerales, por falta de hormonas propias del envejecimiento.  Esto no es producto de una enfermedad, sino de un proceso fisiológico. Por eso, a mayor cantidad de densidad, matriz y mineralización del hueso, menor riesgo de fracturas.    

9.Ignorar la prevención.

El hueso se comienza a formar desde el vientre materno, pero se mineraliza a lo largo de toda la infancia y adolescencia.  Por eso es necesaria una buena nutrición y hacer actividad física desde pequeños.

         

Clarin.com

Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario