¿Amas a alguien con Fibromialgia y/o dolor crónico?. 5 cosas importantes que deberías saber

La vida es difícil para las personas con una enfermedad crónica, pero a pesar del dolor y la fatiga y todos los otros síntomas y efectos secundarios, muestran una pasión extraordinaria por la vida y tratan de lograr tanto como sea posible. A continuación podrás ver 5 cualidades sobresalientes.    

1- Ellos poseen una fortaleza profunda.
Casi toda persona que tenga una enfermedad crónica es capaz de manejar su vida cotidiana sin importar si tiene dolor agudo o si siente una fatiga extrema. Muchos trabajan, tienen familias, administran el hogar y algunos incluso cuidan a otros familiares con enfermedades crónicas. No se dan por vencidos sin importar lo difícil que sea, luchan a lo largo de cada día.  

Entérate más: Fibromialgia, estrés. ¿Qué técnicas hay para relajarnos?

2- Son empáticos con dolor de los demás.
Sabiendo lo que es vivir en dolor casi constante, las personas con una enfermedad crónica tienden a tener más empatía y comprensión hacia los que sufren situaciones similares. Por lo regular son los primeros en ayudar cuando sea necesario.

3- A menudo sufren en silencio. Saben perfectamente que las demás personas pueden no tener interés de escuchar sobre su dolor y muchos pacientes con enfermedades crónicas sufrirán sus dificultades en silencio.  No concurrirán a compromisos sociales porque no se sienten bien  o están demasiado cansados como para acudir, pero frecuentemente minimizarán el motivo por el cual no asistirán. Aprenden muy bien a fingir que están bien y como mayormente no parecen enfermos, resulta creíble. Muy probable que se hayan esforzado bastante para mejorar su apariencia, para así enmascarar cómo se sienten realmente, o están controlando sus síntomas con medicamentos para poder pasar el resto del día.

4- Tienen una visión diferente de la vida.
Cuando te enfrentas a una enfermedad crónica y posiblemente a tu propia mortalidad, comienzas a darle importancia a otro tipo de cosas. 
Brindarán nuevas oportunidades a quienes los rodean, tratarán de no posponer las cosas para después, darán más importancia a las pequeñas cosas y disfrutarán de los placeres simples de la vida.

5- Pueden perderse eventos sociales sin previo aviso.
Con una enfermedad crónica, los síntomas pueden aparecer y desaparecer. Que una persona se sienta bien un día no significa que se sentirá bien al día siguiente.  Lo imprevisible de su enfermedad significa que su vida también es impredecible. No se decepcione si no se presentan a su evento, si pudieran estar allí, por supuesto que estarían!. Colabora con tu apoyo y comprensión.

Las personas con enfermedades crónicas tienen suficiente con qué lidiar en la vida y dependen de que los familiares y amigos comprendan sus problemas y apoyen sus necesidades. No esperan ayuda, pero ciertamente cuando se la ofrecen, es muy apreciada.  Incluso el solo hecho de tomarte el tiempo para preguntar cómo se sienten, les hará saber que estás ahí para ayudarlos.

También deberás comprender que condiciones como la depresión, la ira, la frustración y la autocompasión, pueden presentarse de vez en cuando. Permitir a estos pacientes el tiempo necesario para trabajar estas emociones, es esencial, estar presente para escuchar, comprender, ofrecer amor y apoyo incondicional es algo primordial, muy estimado y atesorado.            

Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario