Averigua 5 errores que cometemos las personas con Fibromialgia

¿Te has preguntado porqué mi fibromialgia no mejora?. ¿Tendré realmente fibromialgia?. ¿Te has dicho: ¡no puedo creer que yo tenga esta enfermedad! y por esa razón no quieres hablar de ella con las otras personas?. A continuación te enumeramos ciertos errores que podemos cometer y no ayudan a nuestro tratamiento ni a nuestro futuro.

Error 1.- Seguir con el doctor incorrecto.

Todos esperamos que nuestro médico de familia pueda tratar nuestra Fibromialgia, pero muchas veces, al no ser especialistas, no tienen suficiente información sobre esta condición y tampoco conocen mucho respecto a las posibles opciones de tratamiento. Normalmente estos médicos nos derivan a otros especialistas. Pero, si no lo hace y trata de continuar atendiéndonos él, lo recomendable es buscarse otro médico. Lo correcto es que asistas a un Reumatólogo y/o Neurólogo.

Error 2.- Negar tu enfermedad.

Negar tus problemas de salud lo único que logra es retrasar el tratamiento y perder tiempo valioso para llegar encontrar una solución mejor. Infórmate, lee todo lo que puedas y aprende acerca de los diferentes tratamientos disponibles. También aprende de las maneras que los pacientes han encontrado para ayudarse a sí mismos, pero aquí, cuidado con las personas que dicen: a mí me mejoró muchísimo dejar el gluten (quizás su problema era la Sensibilidad al gluten), o ¡dejé la lactosa y estoy de maravilla! (muy probable que sea intolerante a la lactosa). Lo importante es de las opiniones de los demás pacientes, tomar sólo lo que nos sirve a nosotros y ¡siempre consultarlo primero con nuestro médico!

Error 3.- No apoyarse en la familia.

El apoyo familiar es primordial para los pacientes con fibromialgia, así que asegúrate de explicarles correctamente tu enfermedad, tus síntomas y qué te ha dicho tu médico. Trata que ellos entiendan por lo que estás pasando.    

Error 4.- No hablar de tu enfermedad.

Todos necesitamos un amigo o alguien en quien confiar, no temas hablar de tu condición, incluso si piensas que están cansados de escucharte. Cuéntales del dolor que te ocasiona la Fibromialgia y cómo te sientes, esto ayudará a que comprendan mejor tu estado de ánimo o tus decisiones. Pero, recuerda que aún sigues siendo la misma persona que eras antes de comenzar con los síntomas, trata que tu condición actual no termine siendo el único tema de conversación.  

Error 5.- Dejar que la Fibromialgia controle tu vida.

Cuando se tiene fibromialgia, habrá días en los cuales te sentirás absolutamente mal, en esos momentos no permitas que el dolor, la depresión y la frustración te hagan daño. Cualquiera que sufre dolor constante se siente así, pero no te hundas en la desesperación. Busca actividades que mantengan tu mente apartada del dolor, como coser, pasar tiempo con amigos o realizar cualquier hobby que te haga sentir bien. Existen muchos tratamientos, consejos e ideas para controlar los síntomas de la fibromialgia pero lo principal es no desanimarse. La vida aún con Fibromialgia puede ser gratificante y llena de felicidad, los tratamientos, grupos de apoyo y tu determinación, te traerán muchos beneficios.

Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario