Levadura de cerveza y Fibromialgia. Descubre un aliado para nuestra condición

Gracias a su elevado contenido nutricional, la levadura de cerveza ayuda a regular el metabolismo del azúcar y a disminuir el colesterol alto por ser rica en fibras. Asimismo, es considerada como un probiótico, por lo que ayuda a mejorar la digestión.

Esta levadura es rica en proteínas, vitaminas del complejo B y minerales como el cromo, selenio, potasio, hierro, zinc y magnesio, por lo que es utilizada como un suplemento nutricional para diversas situaciones.

La levadura de cerveza aporta proteínas de alto valor biológico al contener todos los aminoácidos esenciales como la cisteína, imprescindibles en la formación de queratina y también en la regulación de la grasitud.

El complejo biotina-pantotenato desempeña un papel destacado en el crecimiento del pelo y en la salud de la piel y las uñas.

Las vitaminas del grupo B de la levadura de la cerveza tienen igualmente un importante papel en la salud general y en la conservación de la piel, el pelo y las uñas.

  • La vitamina B2 (riboflavina) ayuda contra la caída del cabello y actúa contra la seborrea.
  • La vitamina B3 (niacina) interviene en la síntesis de la queratina.
  • La vitamina B6 (piridoxina) es indispensable para el metabolismo correcto del zinc, mineral que forma parte de piel, cabello y uñas. Por otra parte el oligoelemento selenio previene y trata la aparición de caspa, además de ayudar en la lucha contra el daño celular de la piel y a reducir los signos del envejecimiento por su capacidad antioxidante.

Posee proteínas de valor biológico con buena composición en aminoácidos. Contiene mayor cantidad de lisina que la soja y los garbanzos. Sólo es igualada por el huevo y la leche.

En treonina e isoleucina no es superada por ningún otro alimento vegetal. Además, tiene cantidad suficiente de aminoácidos azufrados.
La cantidad de proteínas de la levadura es el elemento nutricional más importante.

Posee más ácido glutámico, asparagina, triptófano y cistina que el pescado y más alanina, tirosina y valina que la soja.

Posee una gran cantidad de minerales, como:

potasio, fósforo, azufre, magnesio, calcio, zinc, sodio, hierro, sílice, manganeso, cobre, níquel, cromo, selenio. Debido a su aporte de proteínas, vitaminas y minerales la levadura de cerveza ayuda a aumentar la masa muscular.

Las proteínas son fundamentales después del entrenamiento para evitar lesiones musculares y ayudar en la recuperación del músculo (TuaSaúde).  

Suplementa dietas adelgazantes y veganas, fortalece el sistema nervioso, su riqueza en vitaminas del grupo B hace de la levadura de cerveza un complemento ideal para regular el sistema nervioso y favorecer el correcto funcionamiento cerebral.  

Hay una presencia elevada del complejo B. Este grupo de vitaminas es muy importante porque refuerza, permite regenerar y evolucionar el sistema nervioso central. La presencia de este complejo de vitaminas es favorable para personas que sufran estrés, nervios, agotamiento, irritabilidad, ansiedad, depresión, pérdida de concentración, memoria, etc. (hogarmania).

La levadura de cerveza regula el colesterol gracias a la lecitina y los ácidos grasos insaturados. Es muy útil para la hipertensión y la diabetes. Mantiene la presión estable gracias a su bajo contenido en sodio y cantidad cero de azúcares.    

Modo de empleo

Se encuentra fácilmente en dietéticas y farmacias. La levadura de cerveza se comercializa en forma líquida, en polvo y en cápsulas o comprimidos, pero sea en la forma que sea, lo más recomendable es tomarla tres veces al día, acompañada de otros alimentos en el desayuno, almuerzo y cena, ya que es de la manera que se absorbe mejor.  

La levadura de cerveza es un hongo y es por ello que aquellos que tengan una infección por hongos o levaduras -como la candidiasis- deberán limitar o evitar el consumo de este suplemento vitamínico (mundo deportivo). 

Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario