Información que debe conocer antes de tomar suplementos para la Fibromialgia y/o SFC

Primeros pasos con los Suplementos:

Muchos médicos, investigadores, personas con fibromialgia, encefalomielitis miálgica (SFC), consideran que los suplementos nutricionales son una gran ayuda para el tratamiento de los síntomas. Algunas personas directamente utilizan suplementos como una alternativa a los medicamentos.

Muchas veces la alimentación no es suficiente para proveer todas las vitaminas y minerales que necesita nuestro cuerpo y nuestro médico decide recetarnos suplementos.

Desde hace ya varios años, algunas empresas y laboratorios observaron esta problemática y comenzaron a producir suplementos dietarios como una respuesta rápida y según ellos y las autoridades sanitarias, efectivas para brindar una solución a esta ausencia de determinados componentes nutricionales que el cuerpo necesita.

Comparado con las compañías farmacéuticas, los fabricantes de estos productos no tienen que demostrar que sus productos son efectivos, sólo que son seguros.

Respecto a los suplementos recomendados con frecuencia para estas enfermedades debemos saber que la FDA no evalúa la seguridad y efectividad de los suplementos dietéticos e incluso, dependiendo de las medicinas que esté tomando o de los problemas de salud que padezca, los suplementos dietéticos pueden tener efectos riesgosos para su salud.

En los últimos años, también se ha descubierto que cientos de suplementos están contaminados con otras drogas y sustancias químicas. Antes de tomar un nuevo suplemento, hable siempre con su médico.

ANMAT (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica) comunica: los suplementos dietarios son alimentos que aportan nutrientes para personas sanas. Por lo tanto, antes de consumirlos quienes padecen alguna dolencia deben consultar a su médico. Asimismo, toda persona, antes de ingerirlo, debe leer atentamente el rótulo, prestando mucha atención a las advertencias que contiene y respetando el modo de uso y la ingesta diaria, a fin de evitar efectos indeseados.


De todas maneras, siempre debe quedar claro que antes de adquirir un suplemento dietario, es necesario consultar con el médico y/o nutricionista, a fin de que sea el profesional el que determine si la alimentación del paciente tiene carencias respecto a algunos nutrientes.

En resumen antes de comenzar a tomar suplementos, asegúrese de hablar con su médico y farmacéutico, para asegurarse de que los que usted eligió sean seguros. 

También hay varias cosas que  debe saber acerca de tomar suplementos para Fibromialgia o SFC.

#1 -Supuestas curas:

Mientras que las publicidades son tentadores, hay que recordar que no existe cura para la fibromialgia y pocas cosas naturales o no, apenas llegan a aliviar los síntomas. Investigue cualquier nuevo elemento antes de consumirlo y siempre hable con su médico al respecto.  

# 2 -¿Qué esperar?:

Si elige usar suplementos como parte de su tratamiento, no debe esperar resultados milagrosos o inmediatos. Los suplementos actúan por un efecto acumulativo. Igual que con los medicamentos y otras terapias para la fibromialgia y EM, quizás deba que experimentar con diferentes combinaciones y así encontrar los que funcionen correctamente para usted.  

# 3 -Comience lentamente:

Al comenzar a consumir suplementos, es importante comenzar con uno nuevo por vez y luego esperar una o dos semanas antes de agregar otro más. Así verá el efecto que cada suplemento tiene en su cuerpo.     

Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario