Fundamental estudio para mejorar los síntomas en algunos casos de Fibromialgia

La administración de Injectafer, una terapia de reemplazo de hierro, demostró que ayuda a controlar los síntomas de la fibromialgia con deficiencia de hierro en forma segura.

Un estudio previo reveló que la fibromialgia era una característica común presentada por pacientes con anemia por deficiencia de hierro y talasemia menor (La talasemia es un trastorno sanguíneo hereditario que hace que tu cuerpo tenga menos hemoglobina de lo normal).  Además, los pacientes con niveles bajos de hierro tienen un riesgo 5,6 veces mayor de desarrollar fibromialgia. 

En conjunto estos datos sugieren que la deficiencia de hierro podría desempeñar un papel en el desarrollo de la fibromialgia y que los suplementos de hierro podrían ser una opción terapéutica para estos pacientes.  

En un estudio en Fase 2 (NCT02409459), los investigadores probaron la seguridad y eficacia de la terapia de reemplazo de hierro con Injectafer (carboxymaltose férrica), para el tratamiento de la deficiencia de hierro en pacientes con fibromialgia.  Injectafer fue desarrollado por Luitpold Pharmaceuticals para imitar los efectos del hierro natural. Es una formulación de hierro compleja aprobada por la FDA para el tratamiento de la anemia por deficiencia de hierro en pacientes adultos, que no responden bien al hierro oral o tienen enfermedad renal crónica.  

El ensayo incluyó 81 pacientes que recibieron dos administraciones del tratamiento, una en el primer día del estudio, y una segunda cinco días después. 

En el día 42 después del tratamiento, Injectafer mostró inducir mayores mejoras concretamente en las puntuaciones totales del ‘cuestionario de impacto de fibromialgia revisado’ (CIF), el ‘inventario breve de dolor’ (BPI), en la fatiga y los niveles de hierro, en el sueño no hubo cambios.

El tratamiento con Injectafer resultó ser seguro y bien tolerado. Los efectos adversos más comunes observados en el grupo tratado con Injectafer fueron, enrojecimiento en el área, náuseas y mareos.

El Carboxymaltose férrico [Injectafer] mejoró las medidas de la gravedad de la fibromialgia y fue bien tolerado.

Estos resultados sugieren que la carboximaltosa férrica muestra beneficios en pacientes con deficiencia de hierro y fibromialgia concurrente. 

El estudio: ‘A blinded, randomized, placebo-controlled study to investigate the efficacy and safety of ferric carboxyrmalose in patients with iron-deficient fibrillation’

Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario