Descubre qué nos puede ayudar para la Fibromialgia, dolores articulares, mareos, cefalea

La osteopatía clínica trata la fibromialgia a través de la normalización del sistema nervioso autónomo.

El tratamiento pasa por la normalización del sistema neurovegetativo, localizado en su mayor parte en el cráneo, el sacro, la columna vertebral y las costillas.

Los comienzos de la artrosis pueden ser mucho más tempranos, dependiendo de factores como la predisposición genética, el sobrepeso, la alimentación y la práctica de actividad física. También la vida más sedentaria ha hecho que algunos tipos de artrosis se observen más que en el pasado.

Es frecuente que por el uso de las computadoras y celulares, no mantengamos la posición correcta del cuerpo y pasemos muchas horas en posiciones erróneas para la salud.

Esto genera desarreglos en la columna cervical, contracturas en los músculos paravertebrales y un eje corporal que no es el apropiado.

La osteopatía no es sólo al tratamiento de problemas óseos, sino a trastornos en los tejidos.

Se trabaja sobre la parte músculo esquelética, la parte visceral, el sistema nervioso, la parte linfática y circulatoria. No está orientada a un síntoma en particular, sino a la causa que lo motivó.

Por ejemplo, el hecho de tener una pierna más corta que la otra puede generar un desequilibrio físico que deriva en dolores cervicales o de la espalda, entre otros. El paciente va a hacer la consulta por esos dolores, pero la causa de los mismos no está radicada en esa zona.

El Tratamiento General Osteopático, se basa en hacer movilizaciones suaves de todas las articulaciones del cuerpo y los órganos para normalizar este sistema, mejorar las funciones de los órganos y tejidos del cuerpo y dar al paciente la capacidad vital que le falta.  

Algunos de los motivos más frecuentes de consulta son los dolores en las articulaciones, mareos, cefaleaproblemas de columna y esguinces. Frente a estos síntomas la osteopatía parte de una visión integral del individuo, concibiendo al cuerpo como un todo.

El trabajo del osteópata se realiza en una camilla y no se usan aparatos. El profesional trabaja con las manos a través de las cuales detecta por medio de la palpación, las zonas que presentan restricciones de movilidad, buscando luego devolverles la funcionalidad.

Antes de comenzar una sesión se conversa con el paciente sobre el motivo de la consulta, cuánto tiempo hace que tiene el problema en cuestión, sus antecedentes médicos, sus actividades diarias, etc. Los aspectos psíquicos y emocionales también resultan fundamentales. Es muy importante esta primera parte, para poder conocer el estado del paciente de acuerdo a su edad y sus capacidades corporales. 

Luego se lo trata en su totalidad, buscando la causa del problema, observando su postura, también cuáles son las mayores tensiones que pudiera tener, etc. Ver si un problema de cadera tal vez es causado por el mal apoyo de los pies, se observa la forma en que el paciente camina, cómo se para y cuál es la descarga de peso que hace al moverse, también se le puede hacer un test para evaluar sus movimientos. Luego se procede a la palpación, a través de la cual se lo puede diagnosticar y tratar.

Se busca percibir los micro movimientos, que muestran la vitalidad y la salud del paciente.

No se trata de masajes sino de tratamientos correctivos para que el cuerpo pueda auto curarse, desbloqueando las zonas restringidas y recobrando así el equilibrio y la armonía.  

 

Párr. de: osteopatialleida.com,   

Revisión: ‘La osteopatía como alternativa en el tratamiento de la fibromialgia’

Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario