Fibromialgia. Infórmate respecto a la estimulación nerviosa, reduciría el dolor

Un tratamiento con estimulación nerviosa eléctrica ayudó a las mujeres con fibromialgia en un ensayo clínico reciente. 

Cuerpomente

La fibromialgia se caracteriza por dolor y fatiga. 
La estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (ENET) envía corriente eléctrica a través de la piel para activar las vías nerviosas del cuerpo que inhiben el dolor.

En este ensayo, la estimulación nerviosa eléctrica transcutánea produjo mejoras importantes en el dolor y la fatiga relacionados con el movimiento en comparado con los pacientes no tratados de esta manera.
El tratamiento de estimulación nerviosa eléctrica transcutánea se administró junto con los tratamientos estándar para la fibromialgia. 
Por lo tanto, puede proporcionar a las personas una herramienta para ayudar a controlar el dolor y la fatiga sin tomar analgésicos adicionales.
El estimulación nerviosa eléctrica transcutánea está disponible sin receta, es económica, segura y fácil de usar. 
Puede proporcionar una opción de autocuidado para personas con dolor crónico, particularmente fibromialgia y brindar un adicional para el alivio del dolor.

«La estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS, por sus siglas en inglés) es una terapia que a veces se utiliza para tratar el dolor localizado o regional. En la terapia con estimulación nerviosa eléctrica transcutánea, los electrodos envían impulsos eléctricos a las vías nerviosas cercanas, lo que puede ayudar a controlar o aliviar algunos tipos de dolor. Puede ser efectiva para reducir el dolor en personas que tienen fibromialgia, especialmente en combinación con otros tratamientos, como el ejercicio.

El ejercicio parece ser uno de los tratamientos más efectivos para la fibromialgia, junto con la reducción del estrés y los hábitos saludables de sueño. El médico también puede recomendar la terapia cognitivo-conductual en la que trabajará con un profesional de la salud mental para aprender maneras efectivas de pensar y lidiar con tu afección.

Los medicamentos para aliviar el dolor y mejorar el sueño también pueden ser útiles. Las opciones pueden incluir medicamentos utilizados para tratar otros trastornos, como antidepresivos y anticonvulsivos (Según Mayo Clinic).

Autora principal del estudio Kathleen A. Sluka, de la Universidad de 
Iowa.
Publicado en Arthritis & Rheumatology.

Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario