Tenemos Fibromialgia o dolor crónico, ¡aferrémonos a la esperanza!

Esperanza es ‘Confianza de lograr una cosa o de que se realice algo que se desea’. Aferrarse a la esperanza es importante para cualquier persona con una enfermedad crónica, como la fibromialgia.  Espere con confianza que mañana será un día mejor y que algún día puede haber una cura para esta condición.

Probablemente te preguntes ¿cómo hacemos eso?  Una manera de conseguirlo es tratando de encontrar un renovado propósito en nuestra vida. Para lograrlo deberíamos preguntarnos:

  1. ¿Qué hace sentir alegría?
  2. ¿Qué me gusta hacer y que me gusta tanto, que no pongo atención en las horas que estuve ocupado en ello?
  3. ¿Qué harías aunque no te pagaran?
  4. ¿Qué harías si solo te quedaran unos días de vida?
  5. ¿Qué harías si el dinero no fuera un problema?.

Si te hace sentir alegría y paz la oración, ¡pues ora!, si deseas estar en armonía con el Universo, agradece lo que te da cada día. 

Tal vez te gusta tejer jersey (dos agujas) o hacer ganchillo (crochet) puedes hacer mantas, gorros o mitones para tu familia, todo lo que quieras y desees hacer. Puedes realizar artesanías en madera o fibrofácil,

Portavelas Fibrofacil Souvenir,bautismo,comunion,eventos Artesanias - arte  y artesanias

tal vez hasta puedas vender lo que realizas.

Anota todo lo que te agrada hacer y las cosas que siempre quisiste realizar pero no pudiste por diversos motivos y a partir de eso puedes conseguir un nuevo sentido de propósito. La esperanza ayuda a mantener una actitud positiva cuando el dolor por la fibromialgia u otros padecimientos, amenazan con hundirte y aplastarte. 

Cuando aceptes completamente tu diagnóstico y las nuevas limitaciones que éste traerá a tu vida, comenzarás a dejar espacio en tu corazón para tener esperanza. Todos sabemos que esta clase de aceptación no es fácil, pero es vital que reaprendas a disfrutar de tu vida.

Podrás celebrar todas las pequeñas mejoras que notes en tu salud y los pasos que estás tomando en este recorrido de vida con la Fibromialgia. En lugar de reprocharte y desanimarte por los desafíos que se te presentan y quizás de momento no puedas afrontar e intenta con las autorreflexiones positivas.

Piensa en todo lo que puedes hacer actualmente: darte una ducha, dar un paseo, cocinar una comida sencilla, enviar una nota o hacer un llamado para animar a un amigo, cepillarte los dientes, asistir a una cita médica, hacer las compras, trabajar, reflexionar en esto generará una esperanza que crecerá y florecerá.

Ábrete con esperanza a todos los caminos existentes que pueden llevarte a tu destino deseado: mejorar tu fibromialgia.

La esperanza te ayuda a superar el dolor y los obstáculos en el trayecto. Es creer que tu lucha actual y tu desesperación irán pasando, viviendo un día a la vez lograrás que lleguen mejores momentos. Como dijo Julio Cortázar, ‘La esperanza le pertenece a la vida, es la vida misma defendiéndose.’ o como escribió Gibran ‘En el corazón de todos los inviernos vive una primavera palpitante y detrás de cada noche, viene una aurora sonriente’. 

‘Hagamos lo mejor posible’ en cualquier momento de nuestra vida y la primavera llegará.

Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario