11 ideas para sobrevivir al frío con Fibromialgia

Un síntoma común de la fibromialgia (FM) y el síndrome de fatiga crónica (SFC) es la sensibilidad al frío, puede hacer que los meses de invierno sean una verdadera batalla para nosotros.

Puede resultarnos muy difícil entrar en calor, puede conducir a brotes de otros síntomas. Con un poco de planificación, es posible que pueda aliviar lo que significa el tiempo frío para su enfermedad.

No tenemos tratamientos para los problemas relacionados con la temperatura, pero sí tenemos alguna idea de por qué puede suceder.

¿Por qué tenemos tanto frío?

Muchos investigadores creen que estas enfermedades implican algo llamado disautonomía, controla las funciones involuntarias de los órganos internos. Regula la temperatura, la frecuencia cardiaca, la sudoración, tensión arterial o la respiración. este trabajo del sistema nervioso autónomo puede estar alterado en muchos pacientes de fibromialgia y SFC, realmente se nota. Cuando los pies de una persona sana se enfrían, por ejemplo, el sistema nervioso autónomo entra en acción, re-dirige el flujo de sangre a calentar la zona.
Debido a que no funciona bien nuestro sistema nervioso autónomo, cuando un paciente de fibromialgia o SFC tiene los pies o manos fríos, el cuerpo no es capaz de adaptarse adecuadamente, por lo que se mantienen fríos. Incluso ponerse calcetines gruesos puede no ayudar a calentarlos. En algunas personas, este problema puede ser lo suficientemente grave como para provocar el síndrome de Raynaud.

Cuando el dolor se relaciona directamente con el frío, pero no hay ningún daño a los tejidos, se llama alodinia térmica. Cuando el frío actúa como un desencadenante del dolor generalizado en áreas que no están frías, se desencadena una cascada de otros síntomas.  

Prevención de problemas con el frío

Hasta el momento, no disponemos de tratamientos destinados a regular nuestra temperatura y aliviar los síntomas relacionados con el frío, lo que significa que tenemos que encontrar maneras de manejar estos síntomas.

Algunas ideas para evitar sentir tanto frío son:


1-  Mantener los pies abrigados.

2-  Vestirse en capas (vestirse con demasiado abrigo puede desencadenar los 
síntomas de la sensibilidad al calor).

3-  Tomar bebidas calientes

4-  Comer alimentos calóricos.

5-  Abrigarse antes de salir al frío.

6-  Calentar su coche antes de salir de casa, sobre todo con un arranque remoto.

7-  Mantener el ambiente cálido. Tener mantas y zapatillas a mano.

Cuando su cuerpo no puede calentarse, puede que tenga que encontrar una fuente de calor externa, como por ejemplo:

8-  Un baño o una ducha caliente.

9- Botella de agua caliente. Productos de calefacción, tales como 
calcetines o mitones que funcionan con baterías.

10- Las mantas eléctricas.

11- Almohadillas térmicas o productos similares para microondas.            

Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario