Sugerencias para viajar en automóvil con Fibromialgia y evitar complicaciones

Viajar en automóvil cuando se tiene fibromialgia, o encefalomielitis miálgica (SFC) requiere planificación. Esto aplica para una semana de vacaciones o un viaje al supermercado. Debido a que nuestros síntomas pueden estallar en cualquier momento, tenemos que estar preparados, no importa dónde estemos o lo que estemos haciendo. Es más difícil cuidarnos cuando estamos lejos de casa.  

Cuando se prepare para su viaje lleve todos los medicamentos que usa normalmente, tenerlos a  mano puede evitar que una mala situación se convierta en una crisis.

Cosas que debemos tener en el automóvil

Lo que hay que llevar depende de sus síntomas específicos. Esta lista se divide por síntomas para ayudarle a concentrarse en lo que pueda necesitar.  

Para todos

Cargador de teléfono celular. Si suele olvidar su celular, tener uno con su cargador, de repuesto en el auto. Bolsas de compra reutilizables u otras bolsas fáciles de llevar, pueden venir muy bien al ir de compras o para guardar prendas de ropa adicionales que pueda necesitar ponerse, o quitarse en el trayecto.  

La fatiga, dolor, debilidad, problemas de equilibrio

Bastón u otra ayuda de movilidad. Un bastón o dispositivo similar puede ayudarle a caminar cuando debe alejarse bastante del vehículo, y puede ser de gran ayuda cuando se está con poco equilibrio. Una gran cantidad de bastones están disponibles por precios económicos, incluyendo los plegables que pueden caber en espacios pequeños.

Un carro (changuito) con ruedas, plegable. Puede ser muy útil al ir de compras o cuando necesita llevar cosas con usted.  

Una nota sobre los medicamentos para el dolor y otros medicamentos: Si bien es posible que necesite tenerlos con usted, las temperaturas extremas de un vehículo pueden causarles problemas. Lo mejor es llevarlos en un bolso.  

Sensibilidad al Frío Una manta de viaje, generalmente son pequeñas, livianas y económicas. Todos deberíamos tener una en caso de una avería en medio del frío. Para nosotros con la fibromialgia es probable que nos venga muy bien en otras ocasiones también.  

Ropa extra y Prendas de abrigo. Nunca se sabe cuándo se beneficiará de una camisa adicional, sudadera (buzo) o un sombrero.

Calentadores de mano desechables. Estos son unos paquetes de bajo costo que contienen productos químicos que reaccionan en contacto con el aire. Todo lo que tienes que hacer es abrir el paquete y esperar unos minutos para tener una ‘pequeña’ gran fuente de calor.  

Sensibilidad al calor

Muda de Ropa. Incluso si está vestido apropiadamente para el clima, su cuerpo puede decidir que ese suéter es demasiado abrigado. Estará feliz de tener una opción más fresca.

Ojotas o sandalias. Debido a que algunos días un zapato cerrado significa calor, hinchazón, dolor y pies miserables.  

Sudoración excesiva

Almohadillas para el sudor. Estas son baratas y le pueden salvar de la vergüenza por la ropa mojada. En un apuro los protectores diarios también pueden servir.

Toallitas absorbentes para la cara. Ayudan a absorber la oleosidad de su cara.

Polvo compacto. Puede ayudar a absorber la humedad y mantener su cara sin brillo.

Toallitas húmedas para sacar el maquillaje. Nadie quiere que el delineador de ojos corra por sus mejillas.

Muda de ropa.

Bebidas deportivas. La deshidratación es desagradable, y estos pueden ayudar a prevenirla o corregirla.  

Sensibilidad a algunos alimentos, necesidades dietéticas especiales

Aperitivos no perecederos. No es bueno estar con hambre, y no poder conseguir un alimento adecuado. Frutas secas, nueces, galletas podrían ser buenas opciones, en función de sus necesidades específicas. Puede imprimir los menúes de los restaurantes, o sitios de comida rápida. Ellos pueden ayudarle a pedir de forma rápida y sencilla, ya que a veces es difícil de obtener esta información estando allí.  

Fibroniebla

Mapas. En caso de que la fibro-niebla se presente y se olvide cómo llegar a algún lugar. Ya sea impresos o con instrucciones escritas. Si suele desorientarse, las direcciones pueden funcionar mejor que un mapa. GPS, casi todos los vehículos los traen de fábrica, pero si su vehículo no lo tiene, un celular con GPS puede ayudarle a orientarse o seguir las instrucciones.  

¿Siente que está en condiciones de conducir?

Antes de decidir si se debe conducir en un viaje largo en auto, pregúntese si usted realmente puede hacerlo, física y mentalmente. Algunas personas con esta enfermedad, especialmente aquellos con fibro-niebla severa, optan por no conducir, porque creen que no es seguro.

Esta es una decisión que cada uno debe tomar por  sí mismo.

Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario