Fibromialgia, nuestro cuerpo y sistema digestivo son sensibles. Consejos y cuidados

Dada la sensibilidad de nuestro cuerpo y mayormente sistema digestivo, debemos evitar la ingestión de productos químicos innecesarios.  Está muy bien el requisito de enumerar los ingredientes contenidos y colocarlos por cantidad. Es conveniente para nosotros leer las etiquetas y tomarnos un tiempo para aprender lo que significa cada cosa.    

A veces ‘cien por cien Natural’ no es tan saludable como suena.

Cien por cien natural es una frase que define que el producto no contiene nada artificial o sintético (incluyendo todos los colorantes). A pesar de esto, los alimentos transgénicos y la inclusión de jarabe de maíz con alto contenido de fructosa, han causado gran preocupación. 

Aún no se ha decidido en algunos países si deben ser etiquetados como ‘naturales’. Uno pensaría que un producto etiquetado ‘orgánico’ sería completamente natural. Se define los productos orgánicos como ‘cultivados sin plaguicidas sintéticos, fertilizantes sintéticos u organismos genéticamente modificados’. La carne que está etiquetada como orgánica debe provenir de animales que no recibieron antibióticos u hormonas.   

El problema surge con los alimentos envasados.

Si la etiqueta dice ‘100% orgánico’, contiene sólo ingredientes orgánicos. Pero, si la etiqueta dice ‘orgánico’, significa que son casi orgánicos. Y peor aún: ‘Hecho con ingredientes orgánicos’ significa que sólo una parte indefinida del contenido es orgánica. Y el resto podrían ser pesticidas, hormonas, antibióticos o quién sabe qué.

Ser sensible al gluten significa que tenemos que buscar una etiqueta adicional.  Comprar alimentos sin gluten es bastante complicado por el hecho de que la cantidad disponible es bastante limitada y más cara, aunque últimamente se ve en el mercado muchos productos, a precios normales, identificados como ‘Sin TACC’.  Si es uno de los afortunados que sólo son ‘sensibles al gluten’ no sería un problema tan grave, en cambio ser un ‘paciente celíaco’ es mucho más complejo. 

Los alimentos caseros hechos con ingredientes orgánicos son la opción más saludable de todas. Las harinas orgánicas de coco o nuez sustituyen fácilmente al trigo, pero son demasiado caras, sin problemas se pueden sustituír por harina de arroz, fécula de maiz, etc. Para quien quiere alimentarse más sano o para alguien que cocina por placer, hay muchas recetas disponibles. 

Si como fibromiálgico no le quedan fuerzas para cocinar y su energía se agota al final de la tarde, resulta muy complicado pensar en hacer nuestro propio pan o galletitas.  

Una persona que vive sola, si lo desea, fácilmente podría disfrutar de una dieta basada es vegetales y carnes orgánicas. Los productos que contienen gluten o productos químicos no deseados nunca serían un problema.

Deja un comentario