La conexión entre la Fibromialgia y la ira

La ira es una emoción muy común, especialmente para las personas que tienen fibromialgia. 
Es una reacción natural y humana, sin embargo no recibe mucha atención como efecto secundario del dolor crónico.
Te han tocado una vida que no planeaste y que no elegirías.
Pero, hay cosas que puedes hacer para evitar la ira y prevenir que invade tu vida.
Enojo versus ira
Una amiga me dijo una vez que yo era la persona más fácil de enojar que conocía. 
Se convirtió en una pequeña broma: nos reuníamos para tomar algo, en poco tiempo yo estaba despotricando y ella se estaba burlando de mi ira. Así era yo.
Un año después, estaba hablando con un psiquiatra luego del último brote de fibromialgia, y le conté sobre mi enojo. Me pidió que le diera algunos ejemplos de lo que me hace enojar.
Mientras repasaba mi lista, escuchó en silencio y luego preguntó: ¿Qué te hace pensar que esto es ira? Suenas como alguien que se molesta sobre las cosas que son importantes para ella. ¿Qué hay  de malo con eso?.
De repente sentí como si me hubieran quitado un peso de los hombros. No estaba rara y enojada y era normal y saludable. Hay una gran diferencia entre sentirse enojado y ser una persona enojada. Reconoce que se te permite un buen enojo de vez en cuando. Es necesario entender por qué estás enojada y frustrada.
Esto puede parecer bastante simple al principio, pero creo que es importante comprender lo que te enoja en primer lugar, para que puedas ver formas de controlarlo o evitarlo en el futuro. La experiencia nos enseña que muchas veces hay desencadenantes pequeños que pueden hacer que te sientas más enojada de lo normal, la identificación de estos desencadenantes puede ser un paso clave para superar la emoción negativa.
Puedes comenzar haciendo notas o listas cada vez que sientas que tu ira se está desarrollando, lo que te ayudará a encontrar patrones en tu comportamiento. Por ejemplo, podrías pensar que tu enojo proviene de algo amplio, como tener fibromialgia, pero a medida que comienzas a tomar notas de tus sentimientos, comenzarás a ver los desencadenantes de tu enojo mucho más pequeños…

 

Leave a Reply