Fibromialgia primaria y secundaria. ¿Cuáles son las diferencias?

Cuando tenemos una enfermedad debilitante que afecta todos los
aspectos de su vida, es normal preguntarse ‘¿por qué?’.
Cuando se trata de fibromialgia, constantemente estamos aprendiendo más respecto a ella. Si bien aún no tenemos una imagen completa, nos estamos acercando.

Los investigadores están aprendiendo mucho sobre qué conduce a la fibromialgia, pero aún no tienen claro por qué conducen a esta condición en algunas personas y no en todas. 
Muchos creen que la afección está vinculada a una predisposición genética, lo que podría aclarar esa pregunta.
La fibromialgia se agrupa en dos categorías: primaria y secundaria.
La fibromialgia primaria es la más común y también se llama fibromialgia ‘de causa desconocida’, o sea que aparece espontáneamente. 
La fibromialgia secundaria se asocia con otras causas de dolor crónico.

Fibromialgia primaria (de causa desconocida)
Las causas sospechadas de la fibromialgia primaria incluyen anormalidades en el cerebro y hormonales, trastornos crónicos del sueño, efectos psicológicos, sociales, traumas y anormalidades musculares.

Cerebro y anormalidades hormonales
Los estudios muestran, que las partes del sistema nervioso central que manejan las señales de dolor funcionan de manera diferente a las de las personas sanas. Esto se llama sensibilización central.
Los investigadores saben que las personas con fibromialgia pueden tener numerosas anormalidades en su actividad hormonal, metabólica y química del cerebro, pero no están seguros de si estas son causas de fibromialgia, o también del efecto del dolor y el estrés en el sistema nervioso central. 
También se han descubierto algunos cambios físicos en el cerebro.

Fibromialgia. 8 Posibles Causas Cerebrales

Los investigadores saben que las personas con Fibromialgia pueden tener numerosas anormalidades en su actividad hormonal, metabólica y química del cerebro, pero no están seguros de si estas son causas de fibromialgia, o el efecto del dolor y el estrés en el sistema nervioso central.

También se han descubierto algunos cambios físicos en el cerebro.

Las personas con FM pueden tener anormalidades en cualquiera de los siguientes:

♣  Serotonina : niveles bajos
•  La serotonina afecta su ciclo de sueño, el nivel de dolor y la sensación de bienestar. Los niveles bajos están relacionados con la depresión, la migraña y el síndrome del intestino irritable, todo lo cual ocurre con frecuencia en personas con FM.
♣  Melatonina: niveles bajos
•  Algunos estudios muestran que tomar suplementos de melatonina puede reducir los niveles de dolor, mejorar el sueño y ayudar a aliviar los síntomas de depresión en personas con FM. Sin embargo, otros estudios han mostrado poca o ninguna mejora.
♣  Norepinefrina y dopamina: niveles bajos
•  Los niveles bajos de noradrenalina pueden conducir a la pérdida del estado de alerta, la niebla mental, la depresión y la apatía. Su cuerpo usa norepinefrina para crear dopamina, y la baja dopamina produce dolor muscular, más disfunción cognitiva y problemas relacionados con el movimiento (es decir, temblor, falta de equilibrio, torpeza).
♣  Glutamato y GABA: fuera de balance
•  El trabajo del glutamato es estimular las células cerebrales. Es importante para el aprendizaje y otras situaciones que requieren un pensamiento rápido. El trabajo de GABA es contrarrestar el glutamato y calmar su cerebro. En FM, la investigación muestra que los niveles de glutamato son demasiado altos en relación con GABA, lo que puede conducir a una sobreestimulación e incluso a la muerte de las células cerebrales.
♣  Hormonas de estrés: niveles bajos
•  Las deficiencias en las hormonas del estrés cortisol y norepinefrina hacen que su cuerpo sea menos capaz de hacer frente al estrés psicológico o físico. (El estrés físico incluye infección o actividad extenuante).
♣  Hormona de crecimiento IGF-1: niveles bajos
•  Esta hormona promueve el crecimiento óseo y muscular. Los niveles bajos están relacionados con problemas de pensamiento, baja energía, debilidad muscular e intolerancia al frío. Este nivel puede ser un marcador de FM en lugar de una causa.
♣  Sustancia P : niveles altos
•  La sustancia P es un mensajero químico en el sistema nervioso asociado con la percepción del dolor. Si tiene demasiado, su cerebro recibe demasiadas señales de dolor. Las personas con FM pueden tener hasta tres veces la cantidad normal en su líquido cefalorraquídeo.
♣  Percepción anormal del dolor: altos niveles de actividad.
•  Algunos estudios y escáneres cerebrales sugieren que los pacientes con fibromialgia tienen demasiada actividad en las partes del cerebro y el sistema nervioso central que procesan el dolor.
Los investigadores están trabajando para comprender qué significan estas anormalidades y cómo este conocimiento puede conducir a tratamientos.

Imagen de: Tn8

Dieta para la Fibromialgia, consejos útiles.

Los alimentos que puede comer variarán según los resultados de la dieta de eliminación, aunque hay algunos que se sospecha que desencadenan síntomas de fibromialgia.

Si planea agregar algo nuevo a su dieta, comience con la menor cantidad posible para ver cómo responde. 
Además, siempre lea las etiquetas de los productos para verificar si hay ingredientes ocultos que puedan causarle síntomas.


Frutas y verduras: algunas personas con fibromialgia prefieren productos orgánicos para evitar la exposición a productos químicos, incluidos pesticidas y fertilizantes. Las frutas y verduras no orgánicas son nutritivas y ricas en fibra, excelentes en cualquier dieta. Si tiene síntomas gastrointestinales, como el estreñimiento, el aumento del consumo de fibra generalmente puede ayudar.


Lácteos: algunas personas con fibromialgia necesitan restringir o eliminar la leche de vaca, para estos casos hay en el mercado leches, yogures, quesos deslactosados.  También puede optar por las leches de soja, almendras y leche de avena. Incluso puede encontrar yogur y postres cremosos hechos con alternativas no lácteas o «quesos» no lácteos hechos de anacardos o tofu.

Granos: elija pan integral, cereales, galletas saladas y pastas en lugar de los elaborados con harina blanca refinada. En vez de pasta de trigo, pruebe la pasta sin gluten, «fideos» de maíz o de vegetales. Evite los pasteles, galletas, muffins y otros productos con alto contenido de carbohidratos y azúcar. Los productos hechos con granos enteros, sustitutos lácteos y semillas nutritivas (como las semillas de chía o semillas de lino) son opciones mucho más saludables.

 Proteínas: en cuanto a proteínas de origen animal en su dieta, opte por aves de corral o pescado graso sin piel (como el salmón o el atún). Limite la carne roja, evite las carnes procesadas como salchichas, salamín y fiambres. Estos alimentos contienen más sal y grasas trans, sino que también se encuentran entre los desencadenantes de la fibromialgia más comúnmente conocidos. Las nueces, las mantecas de nueces y maní, el tofu, los frijoles (porotos), las legumbres, las claras de huevo y las alternativas vegetarianas de la carne, son excelentes fuentes de proteínas.

Postres: los alimentos dulces son un desencadenante común de los brotes de fibromialgia. Disfrute de ellos con moderación u opte por frutas frescas. Incluso los postres bajos en grasa y sin azúcar pueden causar problemas si contienen harina refinada, manteca y sustitutos del azúcar como el aspartamo.

Bebidas: las bebidas con cafeína como el café, el té y las gaseosas pueden ser problemáticas para las personas con fibromialgia. Los tés de hierbas pueden ser una mejor y más segura opción. El agua gasificada, el agua de coco y los jugos de frutas sin azúcar son excelentes alternativas a los refrescos. Si consume alcohol, hágalo con moderación.

9 cosas que deben dejar de hacer los pacientes de Fibromialgia

El dolor crónico cambia tu perspectiva de la vida
Tengo amigos y familiares que creen que ser siempre positivo que evita que lo malo entre en tu vida. 
Según su idea somos aparentemente un imán para lo malo.


Pon tus propias necesidades en primer plano.  

Especialmente a las mujeres se les enseña que sus necesidades deben ir en último lugar, después de su esposo, hijos, iglesia, trabajos, voluntariados y cualquier otra cosa que pudiera presentarse.

Deje de pasar tiempo con las personas equivocadas. 
Si alguien está añadiendo estrés a tu vida, siendo que el estrés empeora tu enfermedad, quita el estrés mediante la eliminación del contacto con esa persona. Tal vez no puedes excluirlos por completo, pero puedes optar por evitarlos cuanto sea posible. 

Deja de mentirte a ti mismo. 
No te sientes muy bien y alguien te pregunta cómo estás, contestas ‘bien’ pero no es la verdad. No es la verdad cuando se lo dices a esa persona y no es la verdad cuando te lo dices a ti mismo. 

Deja de perder el tiempo dando explicaciones. 
Si no puedes hacer algo aunque sea sencillo, sólo di que no y listo. No trates de explicar por qué no puedes hacerlo, porque de todos modos podrían ni siquiera estar escuchándote. 
Deja de reprenderte a ti mismo por los errores del pasado. 
La culpa es nuestro enemigo constante. Lo que está en el pasado se deja ir y se continúa hacia adelante. Simplemente, te centras en lo que puedes hacer hacia el futuro. 

Deja de quejarte y sentir lástima por ti mismo. 
Está bien sentir compasión de uno mismo de vez en cuando, pero no debe durar más de cinco minutos y no debes comentárselo a tus amigos y familiares. Las personas solamente se centran en los aspectos positivos de la vida, hay muchos así y las situaciones negativas no les agradan.
Deja de tratar de hacer todo perfecto. 
Es necesario centrarse en la realidad en lugar de en la perfección. Toma pequeños pasos para mejorar las cosas, y estar más cerca de lo que quieres que sea tu vida, sin preocuparte constantemente de cuán lejos estás de lograr lo que deseas. 
Deja de preocuparte tanto. 
Uno siente que no puede controlar su vida y tal vez sea así. Entonces no te preocupes por ello. Deja que la vida sea lo que deba ser. Controla las cosas que puedes controlar y deja que el resto simplemente ocurra… La preocupación constante sólo hará que te sientas peor. 
¡Y, deja de pensar en lo que no quieres que suceda!. 

¿Por qué la mayoría de los enfermos de Fibromialgia son mujeres?

La fibromialgia es considerablemente más frecuente en las mujeres, ¿por qué motivo?
Es tan frecuente en las mujeres como de 10 más o menos, por cada hombre. 
La teoría generalizada es que hay que asociarlo por lógica con 
el tema hormonal.
 

Los investigadores han descubierto que la neurohormona prolactina, asociada comúnmente con la producción de leche en las glándulas mamarias, puede ser el motivo por el que las mujeres son más vulnerables al desarrollo de síndromes de dolor funcional que los hombres.

Siempre se ha entendido que las mujeres experimentan, más que los hombres, algunos tipos de dolor que ocurren sin lesión, conocidos como síndromes de dolor funcional, por ejemplo la fibromialgia.

Los hallazgos sugieren que las nuevas terapias para el manejo del dolor dirigidas al sistema de prolactina beneficiarían enormemente a las mujeres que padecen síndromes de dolor funcional.

De todos estos trastornos de dolor que prevalecen en mujeres, las migrañas se encuentran entre los más comunes, tres de cada cuatro personas que sufren esta condición, son mujeres.

Además, en los pacientes con fibromialgia, hasta nueve de cada 10 son mujeres, en cuanto al síndrome del intestino irritable, tres de cada cuatro son mujeres. 

Cuando sumas a todas esas mujeres con dolor, si pudiéramos lograr normalizarlo, proporcionaría un impacto positivo enorme e importante en la atención médica.

¿Cómo contribuye el estrés al dolor en la mujer?

El estrés libera prolactina e inesperadamente promueve el dolor de manera selectiva en las mujeres.

Muchos episodios de dolor son intermitentes y están asociados con eventos desencadenantes.

Estos desencadenantes pueden ser extensos. Pueden incluir cosas como exceso de alcohol, fatiga y trastornos del sueño. 

Pero el estrés es el desencadenante más común que los pacientes identifican en sí mismos.

En el estudio se concluyó que las medicinas que limitan la liberación de prolactina, como la cabergolina (se usa para tratar la hiperprolactinemia), que se usan comúnmente para otras enfermedades y tienen la ventaja de no ser adictivos. Estos medicamentos junto a otros, pueden ayudar a tratar esas condiciones de dolor en las mujeres de manera más efectiva, sin las propiedades adictivas de los opioides.

 

Imagen de:
Estudio: ‘The prolactin receptor long isoform regulates nociceptor sensitization and opioid-induced hyperalgesia selectively in females’. 

Novedades respecto a los puntos sensibles y el diagnóstico de Fibromialgia.

Desde 1990, la fibromialgia se diagnostica principalmente por la presencia de puntos sensibles, pequeñas áreas ubicadas cerca de las articulaciones que causan dolor cuando se presionan. 
No hay duda alguna de que los puntos sensibles son característicos de la fibromialgia, durante mucho tiempo se ha cuestionado su eficacia para diagnosticar correctamente la enfermedad.

El Colegio Americano de Reumatología reemplazó el examen de puntos sensibles con dos pruebas separadas, que caracterizan la vivencia general de los síntomas.
El desafío del diagnóstico
La fibromialgia es una condición que causa dolor crónico generalizado, principalmente de los músculos, tendones y tejidos conectivos. 
Las limitaciones de esta pauta de los 18 puntos sensibles fueron reconocidas por los reumatólogos, ya que los pacientes a veces no cumplían con estos criterios.

Cambios en las pautas de diagnóstico
Debido a estas deficiencias el Colegio Americano de Reumatología emitió nuevas pautas en 2010, suprimiendo los puntos sensibles de la forma diagnóstico. En su lugar se utiliza dos herramientas de evaluación: el índice de dolor generalizado (IDG) y la escala de gravedad de los síntomas (EGS).
El índice de dolor generalizado es un cuestionario en el que se le pregunta si ha experimentado dolor la semana anterior, en alguna de las 19 partes del cuerpo. Cada respuesta ‘sí’ recibe una puntuación de 1 para una posible puntuación máxima de 19.
La escala de gravedad de los síntomas es un cuestionario utilizado para clasificar la gravedad de cuatro síntomas diferentes, fatiga, sueño no reparador, síntomas cognitivos y síntomas físicos, en una escala de 0 a 3 con una puntuación máxima de 12.

Para diagnosticar definitivamente la fibromialgia, su médico necesita confirmar todo lo siguiente:
♦  Un índice de dolor generalizado de 7 o más, con una escala de gravedad de los síntomas de 5 o más. O un índice de dolor generalizado de 3 a 6, con una escala de gravedad de los síntomas de 9 o más.
♦  Síntomas persistentes y similares durante al menos tres meses.
♦  Que no haya otra explicación para los síntomas.
Estos nuevos criterios cambiaron el enfoque de un dolor específico en un momento dado, a una caracterización general del estado de la enfermedad. Según una investigación, este nuevo criterio logró diagnosticar con fibromialgia al 88.1% de las personas, sin la necesidad de un examen de los puntos sensibles.
Esto se consideró una mejora significativa con respecto al criterio anterior, los primeros estudios sugirieron que los puntos sensibles, cuando se usan de forma aislada, podrían dar un diagnóstico correcto en solo el 50% de los casos.
Diagnóstico diferencial
Podría decirse que la parte más importante de un diagnóstico de fibromialgia es la exclusión de todas las otras causas de dolor crónico generalizado. Hasta que se exploren y descarten todos los demás posibles motivos, un índice de dolor generalizado y la escala de gravedad de los síntomas positivos solo pueden dar un diagnóstico presuntivo.
Estas son algunas de las enfermedades que un reumatólogo puede investigar en función de la edad, sexo, historial médico y enfermedades concurrentes: 
♠  Hepatitis C
♠  Hipotiroidismo
♠  Lupus
♠  Esclerosis múltiple
♠  Miastenia gravis
♠  Artritis Reumatoide
♠  Esclerodermia
♠  Síndrome de Sjogren

Fibromialgia, Espondilitis anquilosante otros factores de riesgo

La espondilitis anquilosante es más probable que ocurra en ciertos grupos de personas que en otros. Pero muchas personas que no tienen estos factores de riesgo también contraen la enfermedad. Es más probable que le diagnostiquen espondilitis anquilosante si es hombre, caucásico y tiene entre 17 y 45 años de edad.

La espondilitis anquilosante tiene un claro predominio masculino, con una proporción de hombres a mujeres de hasta 3: 1.

La enfermedad se presenta muy diferente entre pacientes masculinos y femeninos.

Las pacientes tienen una menor respuesta al tratamiento con fármacos que suprimen el sistema inmunológico y reducen la inflamación en las articulaciones, y tienen una mayor cantidad de síntomas de la enfermedad a pesar de tener un progreso más bajo controlado por radiografías, y niveles más bajos de inflamación en comparación con los pacientes masculinos.



Factores de riesgo de estilo de vida

No se sabe si fumar aumenta el riesgo de tener espondilitis anquilosante, aunque parece empeorar los síntomas existentes de la enfermedad.
La falta de ejercicio puede ser un factor para agravar la enfermedad. Practicar ejercicio diariamente puede ayudarlo a mantenerse ágil y fuerte y disminuir el impacto de la enfermedad en su vida. Fortalecer ciertos músculos le permitirá mantener una mejor postura, lo cuál puede disminuir su probabilidad de curvatura anormal de la columna vertebral conocida como cifosis. Su médico o fisioterapeuta pueden sugerirle un plan de ejercicio adecuado.
A medida que maneja su espondilitis anquilosante, una de las cosas más importantes que puede hacer es buscar un tratamiento correcto y seguir los consejos de su médico. Esto minimizará sus posibilidades de tener complicaciones graves por esta condición.

El estudio: Sexual Dimorphism in the Th17 Signature of Ankylosing Spondylitis 

Fibromialgia, mira los alimentos que hacen bien y alimentos que no.

Una revisión demostró que la dieta arrojó resultados positivos en cinco de los siete estudios revisados.
Esto incluyó una mejoría del sueño, una reducción de la depresión y la ansiedad, y una mejor calidad de vida en general.
Algunas dietas parecen ser capaces de aliviar el dolor en diversos grados, mientras que otras ayudan a reducir la inflamación que complica la enfermedad.


Un estudio encontró cuatro sustancias que aumentan la sensibilidad corporal  y pueden desencadenar síntomas de fibromialgia:

•  Cafeína en exceso
•  Aspartamo
•  Glutamato monosódico (MSG)
•  Ácido araquidónico (que se encuentra en la carne, las yemas de huevo y los camarones)
 Pero, cuando se eliminaron estas sustancias de las dietas no todos los pacientes experimentaron una mejoría.

Abordar las deficiencias nutricionales
En ciertos casos la fibromialgia puede ser causada por la falta de nutrientes apropiados en lugar del consumo de estas sustancias. Los estudios han sugerido durante mucho tiempo que las personas con fibromialgia tienen más probabilidades de tener deficiencias de vitaminas y minerales, especialmente vitamina D y B12. 
No se sabe por qué las deficiencias de dichas vitaminas contribuyen a la fibromialgia, pero sí se ha comprobado que un mayor consumo de éstos y otros nutrientes puede reducir la gravedad de los síntomas de la fibromialgia.

Mejora de los síntomas psiquiátricos
La depresión, la ansiedad y otros trastornos del estado de ánimo son comunes en las personas con fibromialgia. Los estudios que investigan la relación sugieren que los alimentos, tienen un papel clave.
Un estudio descubrió que ciertos alimentos podían influir en el estado de ánimo en 486 mujeres con fibromialgia. Según la investigación, el consumo regular de frutas, verduras y pescado estaba vinculado a un mejor estado de salud mental, con dos o cinco porciones semanales de pescado se conseguían los mejores resultados generales.
Otro estudio anterior concluyó que las carnes procesadas y las bebidas endulzadas estaban relacionadas con altas tasas de depresión en personas con fibromialgia. 
La deficiencia de vitamina D, común en personas que consumen grandes cantidades de alimentos procesados ​​y azúcar, contribuye significativamente al dolor y demás síntomas.
El aumento del consumo de frutas, verduras, pescado y vitamina D, así como la reducción de grasas saturadas y carbohidratos simples, influyen positivamente en el estado de ánimo en personas con o sin fibromialgia. 
La modificación de la dieta generalmente no es dañina, emprender una dieta de eliminación debe realizarse bajo la supervisión de un dietista o médico registrado
Durante la fase de reintroducción, cada alimento en la lista restringida se agrega nuevamente a la dieta, uno a la vez. 
Mantener un diario de la Fibromialgia puede ayudarlo a descubrir otros problemas que pueden imitar la fibromialgia, pero que simplemente ocurren al mismo tiempo. Por ejemplo, si nota que los síntomas gastrointestinales como el estreñimiento solo ocurren con el consumo de lácteos, la intolerancia a la lactosa puede ser la causa, más que la fibromialgia. 
Además de los desencadenantes de la dieta, su médico evaluará si está cumpliendo con una dieta saludable con nutrientes esenciales y la ajustará en consecuencia a los alimentos que necesite agregar o eliminar.

Duración
Todas las personas con fibromialgia responderán de manera diferente a los cambios en su dieta. Una vez que descubra qué alimentos mejoran o empeoran sus síntomas, puede elaborar un plan de dieta para ayudar a mantener sus síntomas bajo control. Debe hacer esto con el consejo de su médico o dietista para asegurarse de que la dieta sea saludable y equilibrada.
La duración de la dieta también debe considerarse. En algunos casos, es posible que solo necesite la dieta cuando se desarrollen los síntomas o tenga un mayor riesgo de brotes (como cuando está enfermo o bajo estrés). Para otras personas, los cambios pueden ser permanentes y requieren un estricto cumplimiento del plan dietético.

Qué comer
Los alimentos que puede comer variarán según los resultados de la dieta de eliminación.
Si planea agregar algo nuevo a su dieta, comience con la menor cantidad posible para ver cómo responde. Además, siempre lea las etiquetas de los productos para verificar si hay ingredientes ocultos que puedan causarle síntomas.
Alimentos compatibles
♦  Frutas y verduras frescas (orgánicas)
♦  Pescado graso (salmón, atún)
♦  Aves magras (sin piel)
♦  Nueces (nueces, almendras, nueces)
♦  Lino, chia, semillas de girasol
♦  Aceite de oliva extra virgen 
♦  Frijoles, legumbres, lentejas
♦  Granos integrales (pan, cereal, galletas, pasta)
♦  Mantequilla de nuez, almendra, anacardo, maní
♦  Huevos o alternativas al huevo (según lo tolerado)
♦  Yogur griego bajo en azúcar, bajo en grasa o yogur sin lácteos
♦  Alternativas a la leche sin lácteos (arroz, almendras, avena, soja)
♦  Arroz integral y quinua
♦  Hamburguesas vegetarianas/sustitutos de la carne
♦  Hierbas y especias frescas
♦  Chocolate negro (con moderación)
Alimentos no convenientes
♣  Harina blanca refinada (pan, pasta, galletas)
♣  Cereales en caja azucarados y granola
♣  carne roja
♣  Comida frita y comida rápida
♣  Productos lácteos (si tiene intolerancia ala lactosa)
♣  Carne procesada (salchichas, tocino, hot dogs, carne de almuerzo)
♣  Galletas, pasteles, tartas de harinas refinadas.
♣  Helado, pudin y natillas
♣  Snacks empacados
♣  Fideos instantáneos y mezclas de pasta
♣  Avena con azúcar agregada
♣  Aceites vegetales
♣  Papas fritas, pretzels.
♣  Mantequilla, margarina, manteca
♣  Aderezo comercial para ensaladas, adobos y condimentos
♣  Rosquillas, magdalenas, bagels y cruasanes
♣  Refrescos y bebidas energéticas
♣  Jugo de fruta con azúcar
♣  Caramelos
♣  Edulcorantes artificiales (Ej., Aspartamo)
♣  Aditivos alimentarios 

Fibromialgia, recomendaciones dietéticas para sentirnos mejor

La fibromialgia puede ser difícil de manejar, pero hay evidencia de que algunos cambios en la dieta pueden beneficiar a las personas que viven con este trastorno. 

La dieta que podría ayudar puede ser diferente de una persona a otra, pero algunos pacientes han informado una mejora con un mayor consumo de antioxidantes y ácidos grasos omega-3 y una disminución del consumo de alergenos alimentarios y gluten.

Una revisión de las dietas posibles para la Fibromialgia informó que la dieta arrojó resultados positivos en cinco de los siete estudios revisados. Esto incluyó una mejoría del sueño, una reducción de la depresión y la ansiedad y una mejor calidad de vida.
Por otro lado, el resultado de la dieta sobre los  síntomas de la fibromialgia (como dolor, fatiga, estreñimiento y «niebla mental») sigue sin estar claro. Algunas dietas parecen aliviar el dolor en diversos grados, mientras que otras ayudan a reducir la inflamación que complica la enfermedad.
No hay una «dieta exclusiva para la fibromialgia». Los dietistas generalmente combinarán elementos clave de diferentes dietas, para adaptar una dieta efectiva para usted personalmente. 
El proceso a menudo comienza con una dieta de eliminación (Una dieta de eliminación podría eliminar uno o más alimentos comunes, como huevos o leche, o podría eliminar sustancias menores o no nutritivas, como colorantes artificiales), que le proporciona la posibilidad de identificar qué alimentos desencadenan síntomas específicos de fibromialgia.

Beneficios
Se cree que la dieta mejora los síntomas de la fibromialgia al eliminar algunos de los desencadenantes que recrudecen directamente el dolor y aseguran una nutrición adecuada. Otros beneficios son indirectos, incluido el alivio de los síntomas psiquiátricos que tienen componentes físicos y psicológicos (ansiedad, depresión).

Eliminación de disparadores
Se desconoce la causa exacta de la fibromialgia, pero es probable que se deba a más de un motivo. Por ejemplo, se sabe que la obesidad o las dietas ricas en grasas aumentan los síntomas. Algunos científicos creen que el exceso de peso y ciertas grasas alimentarias provocan estrés oxidativo en las células nerviosas, ya sea directa o indirectamente, provocando que los dolores se disparen espontáneamente. 
Al comer alimentos ricos en antioxidantes, como la vitamina C , vitamina E , betacaroteno y el resveratrol , se puede aliviar la falla de las neuronas motoras (neuronas del sistema nervioso central cuya misión es la de enviar impulsos nerviosos hasta los músculos o glándulas).
Las personas con fibromialgia que comen dietas ricas en antioxidantes (específicamente café, frutas rojas, peras y chocolate negro) tienen menos puntos sensibles y una mejor calidad de vida.
El aceite de oliva funcionó mejor que otros tipos de aceites para aliviar el estrés oxidativo. También mejoró las puntuaciones de función física y mental en un cuestionario de autoevaluación.
Ciertos alimentos parecen tener un efecto «pro-dolor», o sea que inducen dolor al sensibilizar los nociceptores, emisores de señales de dolor al sistema nervioso central, es decir, al cerebro y a la médula espinal.

Suplementos útiles para la Fibromialgia. ¿Cuáles son?


La fibromialgia es una condición crónica caracterizada por una combinación de dolor generalizado en los músculos, tendones, ligamentos, fatiga y múltiples puntos sensibles en el cuerpo.

5-hidroxitriptófano (5-HTP)

Se cree que el suplemento 5-HTP funciona al aumentar los niveles del neurotransmisor serotonina en el cerebro. Existe evidencia preliminar de que puede reducir el número de puntos sensibles en personas con fibromialgia, posiblemente al afectar los sistemas de modulación del dolor en el tronco encefálico.
Un estudio analizó 5-HTP o placebo en 50 personas con fibromialgia. Después de cuatro semanas, las personas que tomaron 5-HTP tuvieron una mejora significativa en el dolor, la cantidad de puntos sensibles, rigidez, ansiedad, fatiga y sueño. Los efectos secundarios fueron leves y transitorios.

Vitamina B12
Un estudio sueco demostró niveles bajos de vitamina B12 en el líquido cefalorraquídeo de personas con fibromialgia y síndrome de fatiga crónica.
Se estudiaron doce mujeres que cumplían los criterios para el síndrome de fibromialgia y fatiga crónica, junto con un grupo control de 18 mujeres sanas.
Los niveles de vitamina B12 en el líquido cefalorraquídeo también fueron bajos en 7 de cada 12 personas con fibromialgia y síndrome de fatiga crónica.

Crema de capsaicina
La capsaicina es el ingrediente activo en los chiles. Se cree que alivia temporalmente el dolor.

Cuando se aplica a la piel, se ha descubierto que la crema de capsaicina agota la sustancia P, un neuroquímico que transmite el dolor, y de esta manera desensibiliza el dolor de una persona. 
Se ha encontrado que las personas con fibromialgia tienen niveles más altos de sustancia P. Un estudio examinó la efectividad de la capsaicina en la fibromialgia. 
Los participantes en el estudio aplicaron crema de capsaicina al 0.025% cuatro veces al día en los puntos sensibles. 
Después de 4 semanas, tuvieron una reducción en el dolor.