Fibromialgia, síntomas, diagnóstico, tratamiento.

La fibromialgia es un conjunto de síntomas. ¿Cuáles son?

La fibromialgia es una enfermedad de causa desconocida y el síntoma principal es el dolor a la presión y palpación en localizaciones físicas específicas. 

El dolor suele ser difuso y persistente, quemante, punzante o penetrante. 

Involucra todo el cuerpo y el esqueleto axial (huesos que soportan el peso del cuerpo como la columna vertebral, tórax, pelvis, cuello y cabeza). Las zonas más frecuentemente afectadas son la lumbar, cervical, hombros, rodillas, muslos y brazos.

El dolor suele empeorar con el frío, infecciones, estrés y falta de sueño.

Otro de los síntomas asociados al dolor son el agotamiento o fatiga crónica, sin causa que lo justifique. Varía durante el día, desde una intensidad moderada a severa. 

Son frecuentes los trastornos del sueño, problemas para conciliar el sueño o interrupciones frecuentes del mismo durante la noche, resultando en un sueño no reparador. 

Otros síntomas asociados:

  • síndrome del colon irritable, 
  • síndrome de vejiga irritable, 
  • rigidez del cuerpo, generalmente matutina, 
  • cefaleas, 
  • malestar abdominal, 
  • parestesias, entumecimiento y 
  • mareos. 

La fibromialgia no es una enfermedad mental, aproximadamente el 30% de los enfermos cursan al mismo tiempo cuadros de ansiedad o depresión a veces preexistente, y muchas veces secundaria a la enfermedad. 

También encontramos trastornos cognitivos, como dificultad para concentrarse o para retener información (fibro-niebla).

Tratamiento de la fibromialgia

Es una enfermedad crónica, pero el pronóstico puede mejorar con un diagnóstico precoz, información correcta, y un tratamiento combinado adecuado al paciente. 

Hasta el momento no existe un tratamiento curativo, pero sí hay excelentes resultados con tratamientos interdisciplinarios. 
Dentro de las opciones de tratamiento se recomiendan: 
  • programas de ejercicios aeróbicos, 
  • ejercicios de fortalecimiento muscular y de 
  • estiramiento o flexibilidad, 
  • técnicas de relajación para aliviar la tensión muscular y la ansiedad, 
  • programas educativos que le ayuden a comprender y controlar la 

         fibromialgia. 

Con respecto al tratamiento farmacológico, hay varios medicamentos aprobados para la fibromialgia, que han resultado eficaces en el manejo de los síntomas.
Por: B. Cetina 
Información extraída de: 

Política de privacidad del uso de productos de Google

El dolor en la Fibromialgia y la gravedad de los síntomas. Puntuación para medirlos.

El ‘dolor polisintomático’ es una escala derivada de las variables establecidas por el Colegio Americano de Reumatología, para los criterios diagnósticos de la fibromialgia, es decir el índice de dolor generalizado y la gravedad de los síntomas.

La escala permite evaluar el efecto del dolor en los pacientes con síntomas clínicos relacionados con el dolor en general, y no sólo en los pacientes de fibromialgia.

Un estudio informó recientemente un nuevo sistema de clasificación para evaluar a los pacientes con fibromialgia.
La fibromialgia se caracteriza por un conjunto de síntomas que incluyen dolor musculoesquelético crónico generalizado, con fatiga, rigidez y entumecimiento, respuesta dolorosa a la presión, dolores de cabeza, sueño no reparador, ansiedad o depresión  y alteraciones del estado de ánimo.
La fibromialgia puede afectar la capacidad de las personas para llevar a cabo las tareas diarias simples, comprometiendo su calidad de vida. Las causas de la fibromialgia no son claras, pero se cree que los mecanismos genéticos, neurofisiológicos (sistema nervioso) y psicosociales (hace referencia a la relación entre el individuo y su entorno social) están involucrados.
El ‘dolor polisintomático’, es una escala derivada de las variables establecidas por el Colegio Americano de Reumatología para los criterios diagnósticos de la fibromialgia, es decir, el índice de dolor generalizado y la gravedad de los síntomas.


La escala permite evaluar el efecto del dolor polisintomático en los pacientes con síntomas clínicos relacionados con el dolor, y no sólo en los pacientes de fibromialgia.
La escala de dolor polisintomático no está dividida en categorías que reflejen la gravedad de la enfermedad.
En este estudio, los investigadores desarrollaron categorías clínicas dentro de la escala de dolor polisintomático. 
El equipo analizó 2.732 pacientes con artritis reumatoide, una enfermedad autoinmune que conduce a la inflamación crónica de las articulaciones y otras partes del cuerpo, y que puede causar deformidad dolorosa y la inmovilidad de los dedos, las muñecas, los tobillos y los pies.
La artritis reumatoide fue seleccionada debido a que sus síntomas pueden ser muy similares a los de la fibromialgia, y pueden conducir a un diagnóstico equivocado entre las dos condiciones.
Según este sistema, la fibromialgia no puede ser diagnosticada a menos que el paciente tenga una puntuación del dolor polisintomático de al menos 12. El dolor, la severidad de la enfermedad, el estado funcional, componentes físicos y mentales, la depresión y la ansiedad se analizaron con todas las variables.
Los puntajes del dolor polisintomático de 12 o más altos se encuentran generalmente en correlación con los criterios de la artritis reumatoide.
No todos los pacientes con puntuaciones por encima de 12 cumplieron con los criterios requeridos para un diagnóstico de fibromialgia.
El equipo de investigación llegó a la conclusión de que las categorías del dolor polisintomático definidas son clínicamente notorias en cuanto a la gravedad de la enfermedad, y que esta escala podría ser considerada una herramienta de diagnóstico útil no sólo en pacientes con fibromialgia, sino también en pacientes que sufren otras clases de dolor.
‘Las ventajas de la escala de criterios del dolor polisintomático para medir la gravedad son varias. En primer lugar, la escala es fácil de usar y de anotar, y cada vez se está utilizando en más pacientes con fibromialgia’. ‘En segundo lugar, proporciona una medida general útil de la gravedad de la fibromialgia’.
Por último, se puede utilizar en todos los pacientes, no sólo aquellos con fibromialgia -sobre todo porque lo que se mide con la escala del dolor polisintomático es una cantidad de dolor universal-, no una puntuación solo utilizada para la fibromialgia.

Imagen de: FEMEXER
El estudio: «The use of polysymptomatic pain in the Fibromyalgia (FM) Assessment Categories and its Severity» fue realizado por un equipo internacional en el Banco Nacional de Datos de Enfermedades Reumáticas y la Universidad de Kansas.