El dolor en la Fibromialgia, maneras en que se manifiesta

 
 
Las personas con fibromialgia, tienen una experiencia compartida de vivir con dolor. 
Pero el dolor puede ser muy diferente de persona a persona debido a que hay tantos tipos diferentes de dolor en la fibromialgia. 
Algunos lo dividen en siete diferentes: hiperalgesia , alodinia , parestesia , dolor muscular, dolor articular, dolores de cabeza y dolor abdominal. 
Cuántos de estos tiene cada paciente y en qué medida, varía mucho y puede cambiar con el tiempo.
 
 
 
Viendo de qué manera se puede manifestar el dolor en la fibromialgia, podrá sentirse más tranquilo, sabiendo que no está solo. 
Si alguien cercano tiene fibromialgia, podrá comprender cuán complejo y multifacético es el dolor de la condición, puede ayudarlo a entender mejor por lo que está pasando esa persona.

Hiperalgesia
«Hiper» significa exceso y «algesia» significa sensación dolorosa. La hiperalgesia es el término médico para la amplificación del dolor en la fibromialgia. 
Nuestros cerebros parecen tomar señales normales de dolor y «subirles el volumen», haciéndolas más severas de lo que normalmente deberían se. Y cuando su cerebro dice que el dolor es severo, de verdad se vuelve severo.
La mayoría de los 👉👉 medicamentos utilizados para controlar el dolor de FM están destinados, al menos en parte, a reducir la hiperalgesia.

Dolor muscular generalizado
Sientes que siempre estás engripado o te «duele todo»?. 
El dolor de los músculos y los tejidos blandos (a veces denominado dolor miofascial) se describe como rigidez, dolor o punzadas profundas en todo el cuerpo, incluidos los brazos, las piernas, el cuello y los hombros

Muchos sienten con mayor frecuencia:
•  Dolor lumbar, que puede irradiarse a las nalgas y las piernas.
•  Dolor y opresión en el cuello que se mueve a través de la parte posterior de los hombros.
•  Dolor en la pared torácica, síntomas de 👉👉 costocondritis.
Al principio de la fibromialgia, puede notar dolor limitado a un área específica, como el cuello y los hombros. Como parte del 👉👉 diagnóstico de fibromialgia, el médico puede identificar áreas del cuerpo llamadas «puntos sensibles», que duelen cuando se aprietan con una presión leve a moderada.

Dolor en las articulaciones
El dolor articular y la sensación de hinchazón son comunes en personas con fibromialgia. Es común el dolor localizado en la articulación temporomandibular, que conecta la mandíbula con el cráneo a ambos lados de la cara. Se describe como sordo y persistente que puede irradiarse hacia la oreja, la sien, alrededor de los ojos, la mandíbula inferior o la parte posterior del cuello.

Alodinia
La piel es dolorosa al tacto? 👉👉 La alodinia cuando la presión leve de la ropa o el masaje suave causa dolor, es un síntoma que desconcierta a muchos. Se cree que es una reacción hipersensible que puede resultar de la sensibilización central asociada con la fibromialgia. Las señales de dolor se originan en nervios llamados nociceptores, que detectan información sobre la temperatura y los estímulos dolorosos directamente de la piel. Mucha gente describe la alodinia como una sensibilidad cutánea similar a una quemadura solar grave.
La alodinia es un tipo de dolor poco común, aparte de la fibromialgia solo se asocia con un puñado de afecciones como neuropatía , neuralgia posherpética (culebrilla) y
 

La Fibromialgia y las anormalidades en el corazón

Se dice mucho respecto al cerebro y los nervios de las personas con fibromialgia, también respecto a las hormonas, el sistema inmunológico y los problemas digestivos. 
De lo que no se oye mucho es del corazón y eso debe cambiar. 
Los investigadores han descubierto información sobre enfermedades cardíacas, y anormalidades cardíacas en la fibromialgia que todos debemos saber.

 

 

 
 
Fibromialgia y las enfermedades cardíacas
Que exista un mayor riesgo de tener un problema de salud, no significa que usted lo vaya a desarrollar. Conocer su riesgo es algo positivo porque le brinda la oportunidad de realizar cambios saludables.
Las investigaciones sugieren que las mujeres con fibromialgia tienen un mayor riesgo de enfermedad cardíaca que las mujeres sanas. 
Se ha realizado un estudio documentando, factores de riesgo de la enfermedad cardiovascular que incluyen:
♣  Circunferencia de la cintura
♣  Porcentaje de grasa corporal
♣  Frecuencia cardíaca en reposo
♣  Presión sanguínea
♣  Aptitud cardiorrespiratoria
♣  Cigarrillos fumados por día
Al comparar los dos grupos, encontraron que las mujeres del grupo de fibromialgia:
♦  Tenían mayor circunferencia de cintura
♦  Tenían más grasa corporal
♦  Fumaron más cigarrillos
♦  Tenían niveles más bajos de aptitud cardiorrespiratoria
El sobrepeso y encontrarse fuera de forma es una consecuencia lógica de una enfermedad crónica, especialmente cuando su enfermedad hace que el esfuerzo físico sea extremadamente difícil para su cuerpo. Cuando moverse provoca dolor, las personas tienden a moverse menos.
También notaron que los participantes con fibromialgia que hacían menos ejercicio tenían factores de riesgo más altos, que aquellos que realizaban actividad física de moderada a vigorosa.
 
Insuficiencia cardíaca en la fibromialgia
Un estudio de 2017 sugiere que la fibromialgia es especialmente común en personas con insuficiencia cardíaca crónica. La fibromialgia se asoció con peores resultados en la insuficiencia cardíaca crónica.
De las 57 personas con insuficiencia cardíaca crónica que fueron estudiadas, 13 cumplieron con los criterios de diagnóstico para la fibromialgia. Eso es casi el 23 por ciento, que es considerablemente más alto que la tasa en la población general, que se estima entre el tres y el seis por ciento.
Las personas con fibromialgia también tenían más probabilidades de tener otel síndrome de sensibilidad central, especialmente Trastorno de la articulación témporomandibular, dolor de cabeza y vejiga irritable.
 
Más allá del peso y la forma física
Nuestro mayor riesgo de enfermedad cardíaca es atribuible a los niveles de peso y condición física? Probablemente no. La investigación también ha encontrado anomalías cardíacas relacionadas con la fibromialgia que no tienen nada que ver con ellos.
Un estudio del ejercicio que detalla varias anomalías en el grupo de fibromialgia incluye: 
•  Retraso en la recuperación de la frecuencia cardíaca
•  Incompetencia cronotrópica 
En este estudio, las pacientes y los grupos de control coincidieron con el índice de masa corporal y con la edad, por lo que los participantes con fibromialgia no tenían más sobrepeso que las mujeres sanas. La «incompetencia cronotrópica» significa que el corazón no puede aumentar su frecuencia lo suficiente como para hacer frente a las demandas de la actividad. Se sabe que produce intolerancia al ejercicio y es común en personas con enfermedades cardiovasculares.
La intolerancia al ejercicio ha sido durante mucho tiempo una característica conocida de la fibromialgia, y esto podría ayudar a explicar por qué. 
Esto debería ofrecer cierta reivindicación a muchas personas con esta afección a quienes se les ha dicho que solo necesitan «hacer más ejercicio» y estarán bien, por quienes no entienden (o se niegan a considerar) que más ejercicio significa síntomas más severos.
Se cree que el sistema nervioso autónomo está desregulado en la fibromialgia. Éste controla muchas funciones automáticas del cuerpo, incluidas la frecuencia cardíaca y la presión arterial
Los investigadores analizaron las variaciones de los latidos del corazón de las personas con fibromialgia. Encontraron patrones que eran anormales y distintos de los de las personas sanas, lo que nuevamente sugiere problemas con el sistema nervioso autónomo y su control de la frecuencia cardíaca.
Los problemas con algo llamado baroreflex también se han relacionado con la fibromialgia. El baroreflex ayuda a su cuerpo a mantener en equilibrio cosas como la temperatura interna. Específicamente el baroreflex es parte de lo que mantiene su presión arterial a un nivel casi constante.
Se descubrió que el baroreflex cardíaco tenía una participación más baja durante una prueba de estado activo en personas con fibromialgia, que en controles sanos. Cuanto menor fue la participación del baroreflex, más grave fue el caso de fibromialgia.
Un estudio encontró que la fibromialgia era especialmente frecuente en personas que se quejaban de palpitaciones cardíacas (latidos cardíacos rápidos)
Se analizó la respuesta de la frecuencia cardíaca durante el ejercicio de bajo nivel, en la fibromialgia y no se encontró diferencias entre las pacientes y los grupos de control. Con niveles de ejercicio más altos, los participantes con fibromialgia tuvieron más dificultades para alcanzar el consumo máximo de oxígeno, quizás debido a respuestas metabólicas anormales.
 
Posibles Tratamientos
Se están investigando algunos tratamientos para algunas de las anomalías cardíacas específicas relacionadas con la fibromialgia. Se examinaron los efectos de la respiración lenta en la fibromialgia, porque se demostró que es eficaz para moderar los síntomas. Durante la respiración normal, en comparación con los controles, el grupo de fibromialgia mostró diferencias en la frecuencia cardíaca.
Los participantes con fibromialgia mostraron una función autónoma mejorada durante la respiración lenta, y una mejora aún mayor con la respiración asistida mecánicamente. 
También se investigó si algo llamado Entrenamiento de Extinción Sistólica, era un tratamiento efectivo para las personas con fibromialgia que muestran una respuesta al estrés, elevando la presión arterial elevada.
Dicho entrenamiento combina cambios ambientales, de estilo de vida y de comportamiento, con el entrenamiento BaroReflex, un tipo de estimulación eléctrica administrada en puntos precisos del ciclo cardíaco. 
Informaron que el Entrenamiento de Extinción Sistólica provocó una remisión del dolor significativa y duradera y fue más efectiva que los otros tratamientos. 
 
Moderando su riesgo
Si le preocupan estos factores de riesgo, hable con su médico al respecto e intente realizar cambios lentos y graduales en lugar de saltar a una nueva dieta y régimen de ejercicios. Nuestros cuerpos no reaccionan bien a cambios repentinos y extremos.
La sabiduría convencional nos dice que podemos mejorar la salud de nuestro corazón al comer ciertos alimentos, perder peso y hacer ejercicio. Debido a que tiene fibromialgia, es probable que algunas de esas cosas sean más difíciles que para la mayoría de las personas, aunque perder peso también puede ayudar a aliviar los síntomas de la fibromialgia.
Si nos cuidamos, podremos aumentar gradualmente nuestros niveles de actividad, pero todo depende de cómo lo abordemos. Muchas personas con fibromialgia se benefician de ejercicios suaves, como yoga, Tai Chi,  Qigong y ejercicios en agua tibia.
 

¡Gracias por leernos!

Por: B. Cetina
Proyecto al-Andalus, publicado en la revista
Clinical and Experimental Rheumatology.
 

 

Dolor de cuello y hombros en la Fibromialgia. Qué ejercicios simples hay para aliviarlos?

 

En una gran cantidad de pacientes los grupos musculares que causan más dolor están en las manos, brazos, cuello y cabeza. Muchos pacientes no pueden escribir demasiado tiempo o enviar mensajes de texto porque puede conducir a dolor del manguito rotador, ubicado en el hombro. 

Levantar grandes cargas de ropa, lanzar pelotas a los niños, puede afectar los hombros, llevando rápidamente a un dolor de cabeza.
 
 
 
Los dolores de cabeza están arriba en la lista de los dolores más debilitantes, y uno se los más molestos de dolores que padecemos. Los dolores de cabeza vienen de los músculos tensos de los hombros y por lo general no se van rápidamente. 
Gran parte de la causa del dolor es debida a levantar objetos pesados, escribir y enviar mensajes durante largos períodos de tiempo, y movimientos que extienden demasiado estos músculos, por ejemplo lanzar una pelota. 
 
 
3 ejercicios eficaces:
1- Párese contra una pared con los brazos extendidos. 
Mueva sus brazos arriba y abajo, como si estuviera haciendo un ángel de nieve. Muévase lentamente para sentir la tensión. Mantenga la cabeza y la espalda contra la pared todo el tiempo. Haga un grupo de diez.
 

 
2- Siéntese erguido con los brazos al costado. 
Encoger los hombros y liberarlos de manera enérgica hacia abajo. Los músculos a veces tiemblan después de soltar hacia abajo. Pero es momentáneo y se siente mejor cuando se termina. Es recomendable repetir este ejercicio quince veces.
3- Este ejercicio se puede hacer sentado en la cama o en una silla. Lentamente llevar su cabeza hacia abajo a su pecho, luego lentamente levantar la cabeza y suavemente llevarla hacia atrás. Trate de hacer esto con un movimiento suave y uniforme. A medida que lo hace, lentamente abra la boca para que esté completamente abierta cuando su cabeza esté arriba.
 
Este ejercicio ayuda a aflojar los músculos elevadores de la escápula, y se supone que ayuda con los trastornos de la articulación temporomandibular.
No siempre es fácil tomarse el tiempo para hacer estos ejercicios cuando los músculos están tensos y doloridos. Pero cuando la tensión se acumula pueden producirse mareos leves al levantarse rápidamente de la cama o de recoger algo del piso. Esta tensión en los músculos de esa área puede provocar una sensación de vértigo. 
 
Algunos causantes regulares del dolor: Inclinarse demasiado hacia adelante al estar sentado frente a la computadora, estar mucho tiempo inclinado hacia abajo al hacer ciertas tareas, la mala posición del cuello al dormir.
Lo aconsejable es cuando se comienza a sentir tensión en dichos músculos debido a alguna actividad, tomarse unos minutos para realizar los ejercicios antes mencionados, y así aflojar los músculos doloridos.
 
Puede ser necesario tomar un antiinflamatorio, por ejemplo naproxeno y aplicarse una bolsa de hielo en las zonas dolorosas. 
Hay ocasiones en que el dolor demora hasta una semana hasta que los músculos de la mano, del brazo, del hombro y del cuello se normalicen.
 
‘ANTES’ DE TOMAR CUALQUIER MEDICAMENTO, HIERBA MEDICINAL, SUPLEMENTO O HACER CUALQUIER EJERCICIO, DEBE CONSULTAR CON SU REUMATÓLOGO, MÉDICO CLÍNICO Y/O NEURÓLOGO!
 
Nota: Fibromialgia, Dolor Invisible, es solamente una página de noticias e información sobre la fibromialgia y otros temas de salud. No ofrecemos asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. No pretendemos sustituir el asesoramiento médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico, ante cualquier pregunta que pueda tener con respecto a una enfermedad. Nunca ignore el consejo médico o demore en buscarlo debido a algo que ha leído en este sitio web. Las opiniones expresadas en este sitio son publicadas para informarnos sobre temas relacionados con la fibromialgia.
 

 

Gracias por leernos!

Por: B. Cetina

Imagen de: Clarín
 

Puntuación: 1 de 5.

Fibromialgia, duele al hablar, duele al comer, duele el oído… Duele, duele, duele… Qué hago?

Los trastornos de los músculos y la articulación temporomandibular, son problemas que afectan las articulaciones y músculos de la masticación, que conectan la mandíbula inferior al cráneo.

Causas
Existen dos articulaciones temporomandibulares, una a cada lado de la cabeza, localizadas justo frente a los oídos.
Articulación temporomandibular literalmente se refiere al nombre de la articulación, pero con frecuencia se utiliza para referirse a cualquier trastorno o síntoma de esa región. Muchos síntomas relacionados con la articulación temporomandibular son causados por efectos del estrés físico sobre los elementos que forman parte de la articulación.
Estas estructuras abarcan:
•  Disco cartilaginoso en la articulación
•  Músculos de la mandíbula, la cara y el cuello
•  Ligamentos, vasos sanguíneos y nervios cercanos
•  Dientes
Síntomas en la Articulación temporomandibular
  • Dolor o sensibilidad al tacto en la mandíbula.
  • Dolor en una o ambas articulaciones temporomandibulares.
  • Dolor intenso dentro del oído o a su alrededor.
  • Dificultad para masticar o dolor al masticar.
  • Dolor intenso en la cara.
  • Bloqueo de la articulación, lo que dificulta abrir o cerrar la boca.
Algunas causas de esta afección:
  • Las alteraciones más comunes son
  • el síndrome de la articulación temporomandibular,
  • las fracturas,
  • luxaciones/ subluxaciones,
  • bruxismo y
  • artritis, 

Se caracterizan por producir:

  • dolor,
  • inflamación,
  • limitación de la movilidad articular y
  • desequilibrio muscular.
Los puntos desencadenantes de la articulación temporomandibular:
Estos puntos desencadenantes pueden remitir el dolor a otras áreas, causando dolor de cabeza, de oído o de dientes.
 
  
Los síntomas asociados con los trastornos de la articulación temporomandibular pueden ser:
  • Dificultad o molestia al morder o masticar.
  • Chasquido o chirrido al abrir o cerrar la boca.
  • Dolor facial sordo en la cara.
  • Dolor de oído.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolor o sensibilidad en la mandíbula.
  • Bloqueo de la mandíbula.
Los siguientes consejos pueden ayudarte a reducir los síntomas del trastorno de articulación temporomandibular:
  1. Evita el uso excesivo de los músculos de la mandíbula.
  2. Come alimentos blandos. 
  3. Estiramientos y masajes. 
  4. Calor o frío.
Qué medicamentos tomar para el dolor de mandíbula?
Para aliviar el dolor muscular y la hinchazón, prueba tomar medicamentos antiinflamatorios sin receta médica, como aspirina, iboprufeno o naproxeno.
Cómo quitar el dolor de mandíbula por estrés?
Colocar tu puño debajo del mentón. Empujar hacia arriba y la mandíbula hacia abajo, manteniendo los dientes y labios un poco separados. Para relajar la mandíbula cuando notes tensión en la boca, coloca la punta de la lengua en el paladar, tocando con ella los dientes.
Nota: Fibromialgia, Dolor Invisible, es solamente una página de noticias e información sobre la fibromialgia y otros temas de salud. No ofrecemos asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. No pretendemos sustituir el asesoramiento médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico, ante cualquier pregunta que pueda tener con respecto a una enfermedad. Nunca ignore el consejo médico o demore en buscarlo debido a algo que ha leído en este sitio web. 

¡GRACIAS POR LEERNOS!

 

Por: B. Cetina
Imagen de:C.E.O

Fibromialgia Viajes en Avión, 5 Consejos Útiles Para Evitar una Crisis.

Un factor agravante común para los enfermos de fibromialgia es el transporte aéreo. 

La fibromialgia es una enfermedad crónica caracterizada por dolor generalizado en músculos, nervios y ligamentos. 
Sin embargo, si tienes que viajar en avión, hay cosas que puedes hacer para minimizar las molestias y defenderte de una crisis de fibromialgia.
Causas
Viajar en avión puede aumentar los síntomas de fibromialgia debido a la deshidratación, la mala circulación del aire, estar sentado en la misma posición durante demasiado tiempo, los cambios en la presión atmosférica o los cambios de altitud.

Náuseas y dolores de cabeza por migraña
Entre el 40 y el 70 por ciento de los pacientes con fibromialgia sufren de náuseas ocasionales o crónicas, que pueden ser agravadas por el movimiento y vibración de la circulación de aire en un avión. 
Las migrañas, que son un síntoma común de la fibromialgia, pueden ser un efecto secundario de los viajes aéreos y contribuir a la náusea extrema.
Dolor muscular
Los dolores musculares generalizados y especialmente el dolor de espalda pueden afectar a los viajeros aéreos debido al tiempo excesivo que pasan sentados en una  posición apretada. 
Este dolor será particularmente severo para un paciente de fibromialgia.
Trastorno de la articulación temporomandibular
Estar sentado por mucho tiempo también pueden agravar el trastorno de la articulación temporomandibular, que es un efecto secundario común de la fibromialgia.
Manejar los síntomas
Ve preparado.
Puedes ser capaz de detener una crisis de fibromialgia tomando algunas sencillas precauciones. 
1.  Lleva una almohada de apoyo lumbar y apoya-cabeza. 
2.  Mantente hidratado bebiendo mucha agua.
3.  Habla con tu médico sobre las precauciones del viaje
4.  Y cualquier medicamento que pueda ayudarte a evitar las náuseas y el dolor.
5.  Asegúrate de que todos los medicamentos necesarios están a tu alcance.
¡GRACIAS POR LEERNOS!
By administrator