Archivo de la etiqueta: Artrosis

Dolor de espalda constante en pacientes con Fibromialgia. ¿Es normal?

¿Es normal el dolor de espalda en la fibromialgia? 

Estas dos condiciones de dolor crónico habitualmente van de la mano, muchos creen que deben tratarse juntas e individualmente, ya que algunos de los desencadenantes y síntomas pueden estar relacionados entre sí.

Hasta dos tercios de las personas con dolor lumbar crónico también tienen fibromialgia. Hasta el 49 % de las personas con fibromialgia tienen dolor de espalda baja. El dolor de espalda es tan frecuente entre las personas con fibromialgia que hace años era uno de los síntomas que los médicos buscaban para diagnosticar la fibromialgia. Ambas condiciones de dolor crónico son desafiantes e intensas. Aunque los motivos son diferentes, los dolores de ambas tienen algunas semejanzas.

El dolor desgasta, causa fatiga, depresión y ansiedad que hace que vivir con fibromialgia y dolor de espalda, sea aún más agotador. El dolor de espalda puede ser parte del dolor generalizado que produce la fibromialgia. También puede haber afecciones y/o lesiones que producen dolor de espalda, aparte de la fibromialgia.  

La experiencia de una paciente con fibromialgia y dolor de espalda

Me diagnosticaron cinco hernias de disco mucho antes del diagnóstico de fibromialgia. Me lesioné al atajar a mi hermana con parálisis mental, que se caía hacia atrás. Mi dolor lumbar se une a los dolores de la fibromialgia y siento como que ambos se magnifican…  

Consulté a varios Traumatólogos por este problema, me derivaron a Kinesiología, como mínimo fui a cinco diferentes profesionales, con la última realizamos por lo menos treinta sesiones, me indicó ejercicios, probó de todo conmigo y ni ella, ni los anteriores lograron ni siquiera mínimamente mejorar mi situación.   Debido a esto, mi médico me derivó a Medicina del dolor, allí me indicaron realizar una infiltración con tomografía computada en la que está peor de todas las hernias.

Concurrí a la cita para realizarme la infiltración, me hicieron la TC, marcaron el lugar donde inyectar, cuando la doctora pinchó la aguja, sentí un dolor horrible y mi pierna sola se dobló hacia arriba, ¡casi le pateo la cara!. No me inyectó. Me hicieron una nueva TC, marcaron otra vez y ahí sí me inyectaron. El resultado de todo esto fue que el dolor lumbar continuó como siempre y se me agregó dolor ciático que persistió durante casi un año. ¡Dolor que no tenía antes!

Consulté otra vez con el médico, le relaté lo ocurrido, y dedujo que en el primer intento de aplicarme la infiltración me pinchó el nervio ciático, de ahí el espantoso dolor y el hecho de que mi pierna saltara sola. Realmente para mi fue una muy mala experiencia, en cambio se de otras personas que se infiltraron y realmente se sintieron bien.

En mi caso no puedo afirmar que sean progresivos ni el dolor lumbar ni la fibromialgia, simplemente tengo muchos más años y eso se nota, también se están presentando síntomas heredados, como la artrosis y el temblor esencial.

Dolor de espalda relacionado con la fibromialgia

La característica central de la fibromialgia es el dolor crónico en múltiples sitios. La parte superior de la espalda y la columna vertebral, y la parte inferior de la espalda y la columna vertebral (incluyendo las nalgas).

El dolor puede ser de leve a muy fuerte.

  • Se puede sentir como un dolor sordo y constante, o un dolor ardiente.
  • Las vértebras no se afectan, aunque el dolor puede sentirse como si proviniera de ellas.

Las personas con fibromialgia tienden a despertarse con dolores y rigidez en la espalda. Algunos pacientes informan que el dolor mejora durante el día y empeora por la noche. Otros sufren dolor todo el día.

El dolor puede empeorar con:

  • Actividad física
  • Clima húmedo o frío
  • Ansiedad y estrés

Con la fibromialgia, el dolor lumbar se exacerba fácilmente principalmente durante las actividades de la vida diaria.  Esto puede deberse a los puntos gatillo que están presentes y/o activos, e irradian dolor desde la parte inferior de la espalda hacia la zona lumbar, los flexores de la cadera , los glúteos y el área pélvica.

Las articulaciones sacroilíacas, ubicadas en la parte superior de las nalgas también irradian dolor a la parte inferior de la espalda e incluso al área pélvica Estar de pie por largos períodos de tiempo puede mantener estas áreas tensas y muy doloridas.

Política de privacidad del uso de productos de Google