Archivo de la etiqueta: celiaquìa

¿La Fibromialgia es la causa de mis problemas digestivos?

Si tiene problemas estomacales tal vez está preocupado porque algo podría estar mal. Es comprensible porque hay varias causas posibles.

Tal vez esté experimentando gases e hinchazón.  Tal vez su problema sean episodios de diarrea que no mejoran o está estreñido más de lo normal. Puede que se pregunte si sus problemas se deben solo al estrés, la fibromialgia o quizás le preocupe que sea algo más serio.

Emergencias y médicos para problemas del aparato digestivo

A veces es difícil discernir si sus síntomas son lo suficientemente graves como para que justifiquen llamar o ir a un médico.

Importante:

Si tiene un dolor de estómago repentino y severo, no espere, ¡busque atención médica inmediata!.

Lo mismo aplica si está experimentando algún tipo de dolor en el pecho, ya que esto también debe considerarse una emergencia.

Cuando no es una emergencia lo primero que debe hacer es solicitar un turno con su médico. Hay una gran variedad de trastornos digestivos que podrían estar causando su malestar. Solo un médico puede ayudarlo a obtener un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento adecuado.

Su sistema digestivo

Mientras espera a ver a su médico, puede usar el tiempo en aprender acerca de su intestino y los problemas digestivos más comunes. Típicamente los síntomas que ocurren en la parte superior de su abdomen, indican un problema con los órganos como el esófago y el estómago. Los síntomas más hacia abajo, en el abdomen, indican problemas con los órganos que incluyen el páncreas, la vesícula biliar, los intestinos y el recto. Por supuesto, estas no son reglas rígidas porque el dolor puede irradiarse por todo el cuerpo.

Puede ser útil realizar una revisión de lo que aprendió en biología en la secundaria, respecto al sistema digestivo .  

1. Enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE)

El ERGE también se conoce como enfermedad de reflujo ácido. Esta es una afección en la que el ácido del estómago ‘vuelve subir’ hacia el esófago, produciendo una sensación de ardor en el pecho o la garganta. Estas sensación de quemadura se conoce comúnmente como ‘acidez’. 
Si no se realiza un tratamiento adecuado de algunas formas de reflujo gastroesofágico, pueden llegar a dañar su esófago. Una prueba de PH (Medida del grado de acidez o alcalinidad de una sustancia o una solución. Un valor pHde menos de 7 significa que es más ácida, y un valor pH de más de 7 significa que es más alcalina) es la forma más común de obtener un diagnóstico preciso del reflujo gastroesofágico. 

Una serie de cambios en la alimentación, así como los antiácidos recetados y algunos de venta libre, se encuentran entre las opciones de tratamiento del reflujo gastroesofágico para casos menores o poco frecuentes. Para algunas personas con problemas más complejos, se requiere un medicamento más potente o una combinación de tratamientos.

2. Gastritis

Es la inflamación del revestimiento del estómago. Generalmente se produce por la misma infección bacteriana que provoca la mayoría de las úlceras estomacales. No es acidez pero puede simular los síntomas. Debido a esto, la gastritis a menudo se trata de manera similar al reflujo gastroesofágico, con medicamentos que reducen los ácidos. Si no se trata, la gastritis puede causar úlceras y hemorragias estomacales.

3. Enfermedad celíaca

La enfermedad celíaca, a veces llamada celiaquía o enteropatía sensible al gluten, es una reacción del sistema inmunitario al consumo de gluten, una proteína que se encuentra en el trigo, la cebada, el centeno y algunas avenas. Si tienes enfermedad celíaca, comer gluten desencadena una respuesta inmunitaria en tu intestino delgado. Los síntomas más comunes de la celiaquía son: dolor abdominal, hinchazón, gases, estreñimiento, diarrea, náuseas, vómitos y pérdida de peso inexplicable.

Los síntomas no relacionados con el sistema digestivo, según mayoclinic.org, incluyen:

  • Anemia, generalmente por deficiencia de hierro
  • Pérdida de densidad ósea (osteoporosis) o reblandecimiento óseo (osteomalacia).
  • Erupción cutánea con picazón y ampollas (dermatitis herpetiforme).
  • Úlceras en la boca
  • Dolores de cabeza y fatiga
  • Lesión del sistema nervioso, incluidos entumecimiento y hormigueo en los pies y las manos, posibles problemas con el equilibrio y deterioro cognitivo.
  • Dolor articular
  • Disminución del funcionamiento del bazo (hipoesplenismo).

El tratamiento principal para la enfermedad celíaca es seguir una dieta libre de gluten. 

4. Intolerancia a la lactosa

El cuerpo necesita una enzima llamada lactasa para digerir la lactosa. La intolerancia a la lactosa se presenta cuando el intestino delgado no produce suficiente cantidad de esta enzima.

Los síntomas se presentan frecuentemente de 30 minutos a 2 horas después de consumir productos lácteos. Estos pueden ser peores cuando se consumen grandes cantidades. Incluyen: distensión abdominal, cólicos abdominales, diarrea, gases (flatulencia), náuseas. El tratamiento incluye evitar o limitar esos alimentos desencadenantes.

5. Síndrome del Intestino Irritable (SII)

El SII es un trastorno que involucra dolor y calambres abdominales, que quizás se alivian defecando, episodios de diarrea, estreñimiento o ambos, gases e hinchazón en el estómago, flatulencia, necesidad urgente de ir al baño. Es diferente en cada persona y algunos tienen un síntoma que domina sobre el otro.

Debido a la naturaleza diversa del SII, es muy importante hablar de las opciones de tratamiento con su médico. A menudo incluye un cambio en la dieta, ciertos probióticos pueden aliviar los síntomas del síndrome de colon irritable, como dolor abdominal, hinchazón y diarrea. Disminución del estrés. El yoga o la meditación, y medicinas.   

Política de privacidad del uso de productos de Google