Archivo de la etiqueta: Dificultades cognitivas

Dolor de cuerpo y cansancio, temas de todos los días en la Fibromialgia…

Puede haber una asociación entre la fibromialgia y el síndrome de piernas inquietas, Se trata de un trastorno neurológico que se manifiesta con sensaciones incómodas en las piernas que generan un deseo irresistible de moverlas, hormigueo, ardor e incluso dolor y se percibe como que algo se arrastra o trepa por las piernas, a veces hasta se presentan sacudidas involuntarias.

piernas_inquietas
Es más común entre los pacientes con fibromialgia y con artritis reumatoide que entre las personas que no tienen estas condiciones.
Comprender esta asociación ayudará a los médicos a buscar y manejar los síntomas de del Síndrome de piernas inquietas, entre los pacientes con fibromialgia.
La fibromialgia normalmente también incluye dificultades cognitivas, angustia psicológica, fatiga debilitante inexplicable, y no aliviada por el descanso.
Las personas con fibromialgia también pueden sufrir trastornos del sueño, como la respiración desordenada. Antes de buscar ayuda médica para la fibromialgia, se recomienda mantener un diario del sueño.

Criterios de diagnóstico establecidos por el Grupo de Estudio Internacional del Síndrome de Piernas Inquietas:

  • Tienes un fuerte y a menudo irresistible impulso de mover las piernas, generalmente acompañado de sensaciones sumamente incómodas.
  • Los síntomas aparecen o empeoran cuando estás en reposo, ya sea sentado o acostado.
  • Puedes aliviar parcial o temporalmente los síntomas realizando alguna actividad como caminar o estirarte.
  • Los síntomas empeoran por la tarde-noche, alrededor de las 20 hs.
  • Los síntomas no pueden explicarse con otra afección médica o conductual.
Tratamiento del SPI:
Medicamentos que aumentan el nivel de dopamina en el cerebro. Estos medicamentos afectan los niveles del neurotransmisor dopamina en el cerebro.
Medicamentos que afectan los canales de calcio. Ciertos medicamentos, como la gabapentina, gabapentina enacarbil y pregabalina, son efectivos para algunas personas.
Opiodes. Pueden aliviar los síntomas leves a graves, pero pueden ser adictivos si se usan en dosis altas. Relajantes musculares y medicamentos para dormir. Estos medicamentos ayudan a dormir mejor por la noche, pero no eliminan la sensación en las piernas y pueden causar somnolencia durante el día. Estos medicamentos solo se administran cuando ningún otro tratamiento proporciona alivio.
Al tratar la fibromialgia muchos médicos se centran principalmente en el tratamiento farmacológico, pero los métodos como el ejercicio, y las terapias de masaje se ha demostrado que benefician a los pacientes también. Mejorar el sueño generalmente reduce el dolor y la fatiga, y mejora el funcionamiento durante el día.
Ningún plan de tratamiento es igual para todos los pacientes con fibromialgia.
Los que consisten en una combinación de terapias farmacológicas y no farmacológicas deben diseñarse para cada paciente, y el médico puede tener que probar varias combinaciones diferentes antes de conseguir mejorar los síntomas del paciente. Lo importante a tener en cuenta es que cualquier plan de tratamiento debe abordar tanto el alivio del dolor como la minimización de trastornos del sueño.
Pueden ser más severos en ciertas épocas del día, del mes o del año y pueden remitir por un período extendido de tiempo, solamente para reaparecer más adelante sin ninguna razón evidente, o después de un acontecimiento traumático, tal como un accidente automovilístico. 
Pero se puede hacer frente a los síntomas de la fibromialgia y prevenir la exacerbación del dolor.