La Fibromialgia está en tu cabeza… No! Está en mi cerebro hipersensible.

Los síntomas de la Fibromialgia podrían deberse a redes cerebrales hipersensibles

Un estudio encuentra que los pacientes con fibromialgia tienen redes cerebrales preparadas para respuestas rápidas y globales a cambios menores.
Esta hipersensibilidad anormal, llamada sincronización explosiva (SE) que se puede ver en otros fenómenos en la naturaleza.


Investigadores informaron evidencia de sincronización explosiva en los cerebros de personas con fibromialgia condición caracterizada por dolor crónico generalizado. 

El estudio de la sincronización explosiva en el cerebro humano. «Por primera vez, esta investigación muestra que la hipersensibilidad experimentada por los pacientes con dolor crónico puede ser el resultado de redes cerebrales hipersensibles. Los pacientes tienen condiciones similares a otras redes que experimentan una sincronización explosiva.

En la sincronización explosiva, un pequeño estímulo puede conducir a una reacción sincronizada dramática en la red, como puede ocurrir con una falla de la red eléctrica, que corta rápidamente la luz o una convulsión epiléptica (que enciende rápidamente y en forma desordenada e intermitente todas las luces)

Este fenómeno, la sincronización explosiva, fue hasta hace poco estudiado en física más que en medicina. Los investigadores dicen que es una vía prometedora que hay que explorar en la búsqueda continua para determinar cómo una persona desarrolla fibromialgia.
«A diferencia del proceso normal de vincular gradualmente diferentes centros en el cerebro después de un estímulo, los pacientes con dolor crónico tienen condiciones que los predisponen a conectarse de manera abrupta y explosiva«. Estas condiciones son similares a otras redes que se someten a sincronización explosiva incluidas las redes eléctricas.

Hallazgos «inestables eléctricamente»
Los investigadores registraron la actividad eléctrica en el cerebro de 10 mujeres con fibromialgia. Los resultados iniciales del EEG (electroencefalograma) mostraron redes cerebrales hipersensibles e inestables. 
Es importante destacar que hubo una fuerte correlación entre el grado de afecciones de sincronización explosiva, y la intensidad del dolor crónico informada por los pacientes en el momento de la prueba de EEG.

El equipo de investigación de Lee y sus colaboradores en Corea del Sur utilizaron modelos informáticos de actividad cerebral para comparar las respuestas de estímulo de pacientes con fibromialgia y las personas de condición normal. 

Como se esperaba, el paciente de fibromialgia era más sensible a la estimulación eléctrica que la persona sin características de sincronización explosiva. «Nuevamente vemos que el dolor crónico cerebral es eléctricamente inestable y sensible«.
Este tipo de investigación podría ayudar a guiar futuros tratamientos para la fibromialgia. Dado que la sincronización explosiva se puede modelar esencialmente fuera del cerebro, en una computadora los investigadores pueden evaluar exhaustivamente las regiones influyentes que transforman una red hipersensible en una más estable.
Estas regiones podrían ser dirigidas en humanos utilizando terapias de modulación cerebral no invasivas.
Este estudio representa una emocionante colaboración de físicos, neurocientíficos y anestesiólogos. El enfoque basado en la red que puede combinar datos cerebrales de pacientes individuales y simulación por computadora, anuncia la posibilidad de un enfoque personalizado para el tratamiento del dolor crónico.

Imagen de: 
ABC Blogs

Política de privacidad del uso de productos de Google

Medicina personalizada para la Fibromialgia según el temperamento y carácter.

El patrón significativo de resultados de un estudio indica al menos dos perfiles de personalidad distintos de pacientes con fibromialgia y encefalomielitis miálgica (SFC).
Los resultados de esta investigación pueden ayudar a mejorar la evaluación y el tratamiento de los pacientes con ambas condiciones, en función de las necesidades, los recursos psicológicos y las debilidades únicas de cada paciente, según lo propuesto por la tendencia actual de la medicina personalizada.
Las personas tienen diferencias de personalidad características, basadas en la forma en que fueron  aprendiendo en diferentes situaciones de su vida, por ejemplo novedad, peligro, castigo y recompensa.  
Los investigadores intentaron enfocarse en explorar cómo las diferencias de personalidad pueden afectar en la fibromialgia.
También observaron que los que no cumplían con los criterios de diagnóstico, tenían altos niveles de dolor crónico generalizado, fatiga y otros síntomas de fibromialgia, indicando que era posible que representaran casos de fibromialgia por debajo del umbral de dolor. El estudio no hizo comparaciones entre los pacientes de fibromialgia y EM, sino que más bien se observó la superposición de ambas condiciones entre los participantes del estudio.

Un material llamado «Revised Inventory of Temperament and Character» fue utilizado en la encuesta, se evaluaron siete rasgos diferentes. Además, se utilizó un ‘cuestionario de personalidad tipo D’ y la ‘Escala de Orientación y positividad’.
Cuatro aspectos de la personalidad particulares, eran los objetivos del estudio:
Alexitimia:
Un desorden de tipo neurológico. Genera en quienes la padecen una notable incapacidad para poder controlar y reconocer sus propias emociones.
La incapacidad para identificar correctamente las manifestaciones físicas de las emociones hace que los individuos alexitímicos sean susceptibles de atribuir incorrectamente síntomas físicos inocentes a una enfermedad física.
Y la personalidad tipo D:  
Afectividad negativa 
Con tendencia a experimentar emociones negativas en todo momento y situación.
Inhibición social 
Tendencia a reprimir emociones y conductas en la interacción social.
Debido a los patrones cognitivos negativos, estos pacientes tienden a experimentar dificultades para conseguir apoyo social, y a sentir ansiedad en momentos sociales, lo que aumenta los sentimientos negativos.
El cuadro clínico del paciente con personalidad tipo D:
Está fuertemente asociada con el dolor musculoesquelético, los síntomas psicosomáticos y los trastornos del sueño. Tiene baja autoestima, tiene síntomas depresivos y de ansiedad.
La positividad, que se observa a través de la auto-confianza, el optimismo, la satisfacción con la vida y el apoyo social, también fueron evaluados.
Hubo participantes con personalidad tipo D entre los grupos, con y sin diagnóstico de fibromialgia.

Los investigadores llevaron a cabo un análisis denominado de grupo, para ver si podrían ser agrupados juntos, y encontraron que los rasgos pueden ser reunidos en dos grupos.
Un grupo, compuesto por 97 personas, que se caracteriza por niveles más bajos de independencia y cooperación, y la preferencia a ser aceptado en las relaciones con otras personas, en comparación con la agresividad y hostilidad hacia ellos mismos. En este grupo tiende a tener menor firmeza y capacidad de perseverancia respecto a la fatiga o frustración, un menor sentimentalismo y menor dependencia de la aprobación de los demás, más probabilidades de ser tímidos, se desgastan fácilmente y se preocupan en demasía, con pesimismo.
También tenían mayores niveles de alexitimia, que genera en quienes la padecen una notable incapacidad para poder controlar y reconocer sus propias emociones.
En la personalidad tipo D tenían más a menudo los síntomas de fibromialgia y EM en comparación con los pacientes de los otros grupos.
El patrón significativo de los resultados indica hay al menos dos perfiles distintos de personalidad dentro de la fibromialgia y la encefalomielitis miálgica.
Los resultados de esta investigación pueden ayudar a mejorar la evaluación y el tratamiento de los pacientes con fibromialgia y EM, en base a las necesidades únicas de cada paciente, recursos psicológicos y debilidades, como propone la tendencia actual de la medicina personalizada.
¡Gracias por leernos!

La presión arterial en la Fibromialgia, estudio muestra que se relaciona con la calidad de vida

Un estudio sugiere que la incapacidad de los pacientes de fibromialgia para mantener la presión sanguínea adecuada en respuesta a los factores de estrés, está relacionada con una disminución en la calidad de vida, y un aumento del dolor.

Los estudios anteriores han reportado hallazgos derivados de un análisis de las variaciones espontáneas en el ritmo cardíaco (período cardíaco, PC), y presión arterial sistólica (PAS). 
En la actualidad no hay datos sobre la asociación entre los parámetros cardiovasculares derivados del período cardíaco y la presión arterial sistólica y la calidad de vida en los pacientes con fibromialgia. 
Los investigadores buscaron evaluar la relación entre la calidad de vida en las mujeres con fibromialgia, y la función cardiovascular basados ​​en las variabilidades del período cardíaco y la presión arterial sistólica. Todas las mediciones se realizaron en horas específicas con temperaturas de 21,7º  y una humedad del 40-60%, para minimizar el impacto de las oscilaciones climáticas diarias en la función cardiovascular. 
La calidad de vida se evaluó mediante el cuestionario estándar de impacto de la fibromialgia (FIQ),
y el dolor se evaluó utilizando la escala analógica visual para el dolor (EAV). 
Los pacientes con fibromialgia que padecían una mala calidad de vida, y un mayor dolor en la posición de reposo, tenían un menor grado de compromiso del mecanismo del cuerpo que intenta regular la presión sanguínea mientras permanecen de pie. 
Comentan que la reducción de la capacidad de controlar la presión arterial, como resultado de la alteración del reflejo barorreceptor arterial que es el mecanismo único más importante que proporciona regulación a corto plazo de la presión arterial, afecta la capacidad de los pacientes de fibromialgia para hacer frente a las actividades diarias, y los resultados son una menor calidad de vida. 
«El estudio dice que cuanto menor sea el grado de compromiso de la capacidad de regular la presión arterial mientras están de pie, en mujeres con fibromialgia, mayor será el impacto de la fibromialgia sobre la calidad de vida«.

Los pacientes con Lupus y Fibromialgia tienen una peor calidad de vida física.

 
 
 
 
 
 

La fibromialgia contribuye a una peor calidad de vida relacionada con la función física, en pacientes con enfermedades del tejido conectivo (lupus y esclerodermia)
Los pacientes con estas enfermedades notaron que tanto su salud física,
como mental, es inferior en comparación con la población en general.
Las enfermedades del tejido conectivo (lupus y esclerodermia),son
autoinmunes, el cuerpo daña sus propios tejidos, resultando en la lesión de
los órganos principales.
Las enfermedades autoinmunes crónicas están a menudo acompañadas de fibromialgia, un trastorno caracterizado por dolor crónico generalizado.
 
Un estudio siguió a 46 pacientes con enfermedades del tejido conectivo, 16 de los cuales también tenían fibromialgia. Los participantes rellenaron el cuestionario de encuesta de salud, al inicio del estudio, a uno, y a dos años más tarde.
 
La mayoría de los pacientes de enfermedades del tejido conectivo (lupus y
esclerodermia) obtuvieron calificaciones más bajas en el resumen de
componentes físicos, –relacionado con el bienestar físicoy en el resumen de
componente mental, –relacionado con el bienestar mental– que la población general, tanto al principio como al final del estudio.
 
Se encontró que la fibromialgia tiene un impacto negativo, lo que indica una
peor sensación en cuanto al bienestar físico, entre pacientes con
enfermedades del tejido conectivo (lupus y esclerodermia) y
fibromialgia, en comparación con aquellos sinfibromialgia.
 
Tener fibromialgia no parece influir en las puntuaciones del bienestar mental en pacientes con enfermedades del tejido conectivo.
«Hemos señalado que los pacientes con enfermedades del 
tejido conectivo (lupus y esclerodermia) sufren una peor calidad de vida,
física y mental que la población general.
 
«La fibromialgia contribuye a la peor calidad de vida física, mientras que no
se ha identificado ningún factor que influya en el componente mental».
Son necesarios estudios más amplios para identificar los factores que
influyen en la calidad de vida, y para definir el papel de los
tratamientos farmacológicos para estos pacientes.
 

Enfermedades del tejido conectivo:
♦ Enfermedades del cartílago.
♦ Esclerodermia.
♦ Lupus.
♦ Osteogénesis imperfecta.
♦ Sarcoma del tejido blando.
♦ Síndrome de Ehlers-Danlos.
♦ Síndrome de Marfan

¡GRACIAS POR LEERNOS!

Por: B. Cetina
Imagen de:sandranews
 
 

Puntuación: 1 de 5.

La depresión y la ansiedad, fueron vinculadas con el dolor crónico inexplicable y la fatiga

El dolor crónico generalizado y la fatiga que no están relacionados con una condición médica, pueden ser explicados por la ansiedad y la depresión presentes.

Un estudio dedujo que los médicos deben estar atentos a la salud mental para proporcionar una atención óptima. La salud mental representa una proporción excesiva entre estos pacientes, el dolor y la fatiga crónica generalizada van juntos y comparten varios factores de riesgo tales como la depresión y la ansiedad.
En un gran estudio evaluaron las influencias sociales y económicas, los pacientes fueron seleccionados de dos áreas diferentes -un área rural acomodada, y -un área del centro de la ciudad-. A los participantes se les envió un cuestionario de evaluación de presencia de dolor crónico generalizado, fatiga crónica, y otros causantes, tales como las cuestiones sociales y estadísticas, el estado general de salud, el uso de la asistencia sanitaria, situaciones de su infancia, lazos familiares y estrés psicológico como ansiedad y depresión.
Para examinar si el dolor y la fatiga podrían asociarse a una condición médica, se analizó las historias clínicas de los participantes. Se evaluaron sus condiciones médicas durante un año antes del primer cuestionario, y hasta un año después.
Los participantes con dolor y fatiga crónica compartían una gran cantidad de síntomas, como el estado civil (separados, viudos o divorciados), el desempleo, el abuso psicológico o físico en la infancia, las experiencias traumáticas recientes y otros síntomas médicos.
El estudio mostró que los niveles bajos de educación y otras condiciones médicas tienden a estar presentes sólo en personas con dolor crónico. Mientras que la enfermedad o lesión de un pariente cercano, así como la ansiedad y la depresión, estaban vinculadas principalmente a la fatiga.
En las personas que también tenían ansiedad o depresión los factores comunes de dolor y fatiga fueron más frecuentes, en comparación con los individuos con dolor y fatiga, pero sin problemas de salud mental, informó el estudio. 
Los motivos comunes para el dolor o la fatiga fueron siempre la presencia de depresión y ansiedad.
Lo que indica que por causa de la ansiedad o la depresión y algún otro factor de riesgo, los pacientes terminan teniendo dolor y/o fatiga.
El dolor y la depresión tienen una relación cercana. La depresión puede causar dolor -y el dolor puede causar depresión-.
A veces el dolor y la depresión crean un círculo vicioso en que el dolor empeora los síntomas de la depresión, y la depresión resultante empeora los síntomas del dolor.
La fatiga puede devenir después de un ataque de ansiedad, y en otros casos la fatiga puede ser crónica.
No está claro si la fatiga se debe a otros síntomas comunes de la ansiedad, como insomnio o tensión muscular, o si puede estar relacionada con los efectos hormonales de la ansiedad crónica.

Dolor de la fibromialgia, la acupuntura ayuda a aliviarlo

En combinación con los medicamentos, las terapias alternativas son seguras y efectivas.

La acupuntura podría ayudar a aliviar el dolor y a mejorar la calidad de vida de las personas que sufren de fibromialgia.
Tras diez semanas de tratamiento, las puntuaciones de dolor de los pacientes que recibieron acupuntura se redujeron en un promedio de un 41%. Se siguieron notando beneficios después de un año.
Los pacientes de fibromialgia tienen dolor crónico generalizado, fatiga, patrones anormales de sueño y depresión.

La acupuntura parece reducir varias clases de dolores crónicos. Muchas personas que padecen fibromialgia están interesadas en probarla. Los estudios sobre la eficacia de la acupuntura para los síntomas de la fibromialgia son variados, la mayoría indica que tiene un efecto beneficioso.

La acupuntura consta de la colocación de agujas extremadamente finas (del grosor de un cabello) a diversas profundidades en puntos estratégicos del cuerpo. Generalmente se las deja colocadas de 20 a 30 minutos y a veces también se las estimula con calor o electricidad. La acupuntura implica pocos riesgos realizada por un profesional capacitado.

La fibromialgia es complicada de tratar y posiblemente que necesites una combinación de tratamientos para controlar más eficientemente los síntomas.

Si te resulta difícil aliviar el dolor de la fibromialgia, la acupuntura puede ser una opción válida. Pero, si los síntomas no mejoran en algunas semanas, es posible que la acupuntura no te esté resultando útil. Cada persona responde diferente a los tratamientos. La combinación de medicina occidental y tradicional china, puede ofrecer a los pacientes una mejor terapia.
Un estudio demostró que la acupuntura es un tratamiento seguro y efectivo para los pacientes de dolor crónico.
Los pacientes de fibromialgia tienen el sistema nervioso central desregulado, 
la acupuntura puede calmar o aquietar al sistema nervioso, y ayudar a ralentizar las señales de dolor enviadas al cerebro.
También mejora el flujo sanguíneo, lo que ayuda a la oxigenación de los tejidos.
Algunas compañías de seguro médico cubren la acupuntura, pero todo varía de un país a otro.
‘ANTES’ DE TOMAR CUALQUIER MEDICAMENTO, HIERBA MEDICINAL, O SUPLEMENTO DEBE CONSULTAR CON SU REUMATÓLOGO, MÉDICO CLÍNICO Y/O NEURÓLOGO!
Nota: Fibromialgia, Dolor Invisible, es solamente una página
de noticias e información sobre la fibromialgia y otros temas de salud. No ofrecemos asesoramiento médico, diagnóstico
o tratamiento. No pretendemos sustituir el asesoramiento médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico, ante cualquier pregunta que pueda tener
con respecto a una enfermedad. Nunca ignore el consejo médico o demore en buscarlo debido a algo que ha leído en este
sitio web

La Fibromialgia y el riesgo de suicidio. Un tratamiento eficaz, los controles disponibles y la ayuda que mereces.

 

Comprendamos por qué la Fibromialgia, otras enfermedades crónicas y los pensamientos  suicidas, están relacionados:
El dolor crónico junto con otros factores de riesgo, pueden desembocar en el suicidio, estudios previos examinaron comportamientos suicidas que no terminaron en la muerte, y no muertes por suicidio asociadas con el dolor crónico.
La ansiedad y la depresión se diagnosticaron con más frecuencia en las personas con dolor que se suicidaron.
Con el aumento de la comprensión tanto de la fibromialgia como del dolor crónico, aumenta la oportunidad de la prevención a través de un tratamiento eficaz y los controles disponibles. Las personas que son más propensas al suicidio pueden ser reconocidas por médicos, familiares y amigos y  así buscarles la ayuda que merecen.
Los estudios encuentran puntos en común en las personas que son más propensas a intentos de suicidio, y suicidios consumados.
 
La lista de características incluye:
1- Ser mujer. 
Los hombres cometen cuatro veces más suicidios, pero las mujeres son tres veces más propensas a intentar suicidarse.
2- El dolor crónico, independientemente de la fuente.
3- La mala salud psicológica caracterizada por altos niveles de depresión y ansiedad, o baja autoestima.
4- El mal descanso, que incluye problemas para conciliar el sueño, dificultad para mantener el sueño, falta de continuidad del sueño y la mala calidad del sueño global. Y aumento de la fatiga.
Al observar estas cuatro características, hay una clara asociación entre las circunstancias que conducen al suicidio y los síntomas de la fibromialgia.
Las mujeres son más propensas que los hombres a tener la enfermedad. Y el síntoma principal es el dolor crónico generalizado. Se suele asociar con problemas de salud mental como la depresión.
Los múltiples síntomas de la fibromialgia y sus dimensiones, llevan a un impacto más negativo, que el dolor crónico solo.

Con toda esta evidencia, quedan preguntas importantes: 
Qué hacer para evitar esta situación? Ir al médico con regularidad evita el riesgo de suicidio. Un estudio mostró que los pacientes que no tenían pensamientos suicidas pasaron 6 horas al año con su médico.
La atención de la fibromialgia debe ser multidisciplinaria. Ningún paciente que es tratado por especialistas en salud mental tuvo intentos de suicidio. Es necesario trabajar con un profesional  de salud mental, es uno de los primeros pasos para la atención de la fibromialgia, junto con fisioterapia, técnicas de autocontrol, el ejercicio regular y visitas frecuentes a un reumatólogo y médicos de atención primaria.
 
Excelentes sugerencia que, a veces, resulta difícil poner en práctica:
Comenzar una rutina de ejercicios, mejorar la higiene del sueño, cuidar la alimentación y utilizar las medidas que le sugiera su terapeuta para para mejorar su autoestima. Todos estos aspectos son valiosos.
Si nos resulta difícil salir a caminar cuatro días por semana, comencemos de a poco, unos metros e ir agregando un poco más cada vez que salimos.
Comer comidas saludables tiene mucho sentido, si tuviera la energía para cocinarlas… Hay preparaciones que ni siquiera hay que cocinarlas con un gran trabajo, ensaladas pre-cortadas, tomates, atún en lata, carne o pollo a la plancha, frutas…
¿Cómo puedo dormir mejor?
  1. Irse a la cama y despertar a la misma hora todos los días.
  2. Evitar la cafeína, especialmente por la tarde y noche.
  3. Evitar la nicotina.
  4. Hacer ejercicio con regularidad, pero no demasiado tarde.
  5. Evitar las bebidas alcohólicas antes de acostarse.
  6. Evitar comidas y bebidas pesadas por la noche.
¿Cómo enfrentar la fibromialgia?
  1. Ríete. Incluso en días difíciles, reírte ayuda si puedes mantener tu sentido del humor, y una buena salud mental. 
  2. Movimiento consciente. Está comprobado que el ejercicio es beneficioso para las personas que padecen fibromialgia.
  3. Medita. 
  4. Haz la prueba con visualización guiada (es una técnica que puedes utilizar para ayudar a relajar la mente y el cuerpo. La visualización guiada utiliza la imaginación y los cinco sentidos (vista, olfato, tacto, gusto y audición) para transportar a la mente a un lugar donde quisieras estar).
  5. Enfócate en algo significativo para ti, tus hijos, nietos, mascotas…
El pesimismo puede ser descrito de muchas maneras, incluyendo:
•  Al ver el vaso medio vacío en lugar de medio lleno.
•  Al ver la vida como un viaje interminable de decepción.
•  Centrándose en lo que otras personas tienen cosas mejores o las consiguen más fácil que tú.
•  La incapacidad de encontrar aspectos positivos acerca de las personas, lugares o cosas que te rodean.
En muchos sentidos, el pesimismo es una respuesta a la fibromialgia:
•  Es una condición médica crónica.
•  No se puede curar. 
•  No se puede eliminar.
•  Sólo puede ser tratado con niveles variables de respuesta.
•  Cuando usted mira a su futuro con fibromialgia, parece sombrío.
•  Más que los síntomas de la fibromialgia, la manera de ver el futuro de su vida es su mayor enemigo.
Este es el problema.
Esta enemiga ha estado cobrando impulso desde su diagnóstico.
Por este motivo la enemiga debe ser rechazada!
¿Quieres luchar contra tu fibromialgia?
Así es cómo se hace:
Ser realista. ¿Vas a despertar un día sin dolor?. Vas a obtener un buen descanso todas las noches?. ¿Vas a tener cero problemas de salud mental?.
Con los remedios, la atención de tu salud mental y la actividad física correctos, puede que sí.
La Fibromialgia nos causará problemas. Podemos tomar medidas para cambiar físicamente estos aspectos, pero lo mejor es cambiar como vemos las cosas, y que esperas de nuestro futuro.
Lo negativo de la vida no debe causarnos angustia. La diferencia entre lo que quisiéramos que fuera y la realidad, es lo que crea angustia.
Al ser más realistas con nuestras expectativas, tendremos menos pesimismo.
Sea paciente
Veamos la condición como algo que va a tomar un esfuerzo de muchos años, para tratar de combatir sus síntomas, mediante el cultivo de la paciencia.
Los síntomas no van a cambiar de inmediato, pero sí podemos trabajar para ver las cosas con optimismo.
Practiquemos la bondad hacia nosotros mismos, queriéndonos… Elogiemos nuestros logros, y comprendamos nuestros defectos. Si pierdes la fe y la confianza en ti mismo, allí el pesimismo se apodera de nosotros.
Sí, la fibromialgia nos puede quitar estas cualidades. Pero todavía tenemos la esperanza, ¡aferrémonos a ella!.