Fibromialgia y osteoartritis, factores de riesgo, tratamientos.

La osteoartritis, la forma más común de artritis, consiste en el desgaste del
cartílago que envuelve los huesos en las articulaciones.
En cambio en la artritisreumatoidea, la membrana sinovial que protege y lubrica
las articulaciones se inflama y causa dolor e hinchazón.
La osteoartritis es conocida como una enfermedaddegenerativa de las articulaciones.

Si bien es más común entre los adultos mayores de 65 años, las personas de cualquier edad pueden desarrollarla.

Síntomas
La osteoartritis es la forma más común de artritis. Causa dolor, inflamación y disminución de los movimientos en las articulaciones. Puede ocurrir en cualquier articulación, generalmente, suele afectar las manos, las rodillas, las caderas o la columna.
Los síntomas comunes incluyen:
  • Dolor. Las articulaciones afectadas pueden doler durante o después del movimiento.
  • Rigidez. 
  • Sensibilidad. 
  • Pérdida de flexibilidad. 
  • Sensación chirriante.
  • Osteofitos (protuberancias óseas no maduras en las vértebras con forma de espuelas, que reflejan la presencia de una enfermedad degenerativa y calcificación ósea).
  • Hinchazón.
Según la evidencia de rayos X, las articulaciones de la mano son las más comúnmente afectadas por la osteoartritis.
Las caderas y las rodillas son sitios comunes de osteoartritis y casi siempre son sintomáticos. La osteoartritis es la enfermedad degenerativa más común de la rodilla. La osteoartritis a menudo afecta la articulación de la cadera. El desarrollo de la enfermedad es lento y el dolor empeora con el paso del tiempo.
Causas
La osteoartritis se ha explicado como el resultado de la degeneración del cartílago en una o más articulaciones.
El cartílago está compuesto por una red de fibras de colágeno tipo II y proteoglucanos producidos por los condrocitos. Las fibras de colágeno forman más del 50 % del peso seco y se encargan del mantenimiento de la integridad del tejido.
El cartílago es el tejido firme, pero flexible, que cubre los extremos de los huesos en una articulación. También da forma y apoyo a otras partes del cuerpo, tales como a las orejas, la nariz y la tráquea. El cartílagosano ayuda a moverse al permitir que los huesos se deslicen por encima de los otros.
Cuando se produce la pérdida de cartílago, las articulaciones pueden deteriorarse hasta el punto de frotar hueso contra hueso. Se pueden desarrollar cambios en las estructuras que rodean las articulaciones (músculos y tendones), acumulación de líquido y sobrecrecimiento óseo (espolones óseos), lo que conduce a dolor crónico intenso, pérdida de movilidad y discapacidad.

Muchos otros factores juegan un papel en el desarrollo de la osteoartritis, y 

pueden ser genéticos, metabólicos, ambientales o traumáticos. 
Factores de riesgo
La osteoartritis, uno de los más de 100 tipos de artritis y afecciones relacionadas, es el tipo más frecuente de artritis. 
En los Estados Unidos, alrededor de 27 millones de personas viven con la afección.
Hay ciertos factores que aumentan su riesgo de desarrollarlo.
♣  Envejecimiento: La prevalencia de la osteoartritis aumenta significativamente después de los 50 años en los hombres y después de los 40 en las mujeres. Los estudios indican que aproximadamente el 50% de las personas mayores de 65 años muestran evidencia en los rayos X de osteoartritis
♣  Sexo femenino: la osteoartritis de manos y rodillas es más frecuente en mujeres que en hombres.La prevalencia de la osteoartritis de cadera es esencialmente igual en hombres y mujeres.
♣  Lesión en las articulaciones: después de que se produce una lesión en la articulación, puede desarrollarse osteoartritis postraumática, generalmente dentro de los 10 años. 
♣  Actividad ocupacional: con ocupaciones que requieren una carga articular intensa (Ej.: Levantar peso, arrodillarse, trepar), especialmente de naturaleza repetitiva, existe un mayor riesgo de desarrollar osteoartritis.
♣  Sobrepeso u obesidad: el exceso de peso corporal agrega carga a las articulaciones que soportan peso. Curiosamente, el sobrepeso también aumenta el riesgo de osteoartritis de la mano, lo que sugiere una conexión metabólica. 
♣  Predisposición genética: los estudios han asociado ciertas variaciones genéticas con un mayor riesgo de desarrollar osteoartritis.
Tratamiento
Hay muchas opciones para tratar la osteoartritis. Su médico trabajará con usted para desarrollar un plan de tratamiento adecuado.
El tratamiento para la osteoartritis puede incluir:
  • Analgésicos como el Acetaminofén.
  • Cremas, geles y ungüentos que pueden aplicarse en la piel para ayudar a reducir la inflamación de la articulación.
  • Suplementos como la glucosamina.
  • AINEs (medicamentos antiinflamatorios) que pueden requerir prescripción.
‘ANTES’ DE TOMAR CUALQUIER MEDICAMENTO, HIERBA MEDICINAL, O SUPLEMENTO DEBE CONSULTAR CON SU REUMATÓLOGO, MÉDICO CLÍNICO Y/O NEURÓLOGO!
Nota: Fibromialgia, Dolor Invisible, es solamente una página de noticias e información sobre la fibromialgia y otros temas de salud. No ofrecemos asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. No pretendemos sustituir el asesoramiento médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico, ante cualquier pregunta que pueda tener con respecto a una enfermedad. Nunca ignore el consejo médico o demore en buscarlo debido a algo que ha leído en este sitio web.
Gracias por leernos!

Fibromialgia, Me Canso, me Duele, me Olvido, me Quema, me Pincha…

Emoción y dolor: la fibromialgia

 

Es un diagnóstico que se repite en los consultorios, y que afecta sobre todo a las mujeres. 
Te contamos de qué se trata y qué se puede hacer.
Desde hace tiempo se conoce la asociación entre depresión y dolor.
Las estadísticas estiman que entre un 20 a 30% de pacientes con depresión tendrán episodios de dolor, y hasta un 50% de los pacientes con dolor crónico desarrollarán, a lo largo de su enfermedad, un trastorno depresivocifra que se incrementa si, además, se suman otros males, como el estrés, ataques de pánico, fobias, obsesiones, etc., todos cuadros clínicos que suponen un mal manejo de la ansiedad.

En ese marco, una palabra se ha vuelto frecuente en los consultorios: fibromialgia.

¿De qué hablamos? 

La Fibromialgia es uno de los trastornos que certifica la relación entre las emociones desagradables, y el dolor.
Se la considera un conjunto de síntomas y signos (síndrome*), caracterizado por la presencia de dolor crónico intenso (con más de 3 meses de evolución), con puntos específicos en la zona cervical, lumbar y (con frecuencia) también en manos, rodillas, tobillos, pies, etc.

Junto a estos síntomas se presentan otros de índole psicológica: insomnio, o sueño no reparador, fatiga fácil, pérdida de la concentración y la atención, fallas en la memoria, disminución de la líbido (interés sexual), y un estado de preocupación constante que gira en torno al fenómeno de dolor.

Las personas afectadas por el síndrome refieren sentir «que los músculos están retorcidos», «duros como piedras» o bien que «son atravesados por un cuchillo», todas imágenes que acompañan a las sensaciones dolorosas.

El síndrome es más frecuente en mujeres, en una proporción aproximada de, 7 a 10 Mujeres por cada Hombre. 
Se estima que la padecen entre 3 a 4% de la población general.
La fibromialgia puede iniciarse luego de una situación traumática de distinta índole: accidentes, infecciones virales, conflictos familiares, de pareja, laborales, etc. 
No se conocen las causas profundas de la Fibromialgia, aunque la hipótesis más aceptada es la alteración del sistema nociceptivo, es decir, las vías del sistema nervioso que elaboran el dolor en nuestro cuerpo. 
 
Este sistema discrimina los diferentes estímulos (físicos, temperatura, heridas), y nos prepara para afrontar una situación que conlleva dolor (como ir al dentista).
En las personas sanas existe un umbral que las preserva, dándole el tono preciso -y real- al estímulo desagradable.
En cambio, las personas con Fibromialgia tienen un umbral muy bajo a dichos estímulos, convirtiendo mínimos eventos, sin implicancia clínica, en síntomas molestos e incapacitantes.
Con el tiempo la afectación es cada vez mayor, y la interpretación patológica de los factores provenientes del medio se exacerban, haciendo difícil la resolución de problemas cotidianos, o dificultando las relaciones sociales: cansancio fácil, visión catastrófica de la vida, irritabilidad, impaciencia, baja estima, , etc.Una vez que el sistema nervioso se sensibilizó (fenómeno de sensibilización central), se van desarrollando en cascada todos los síntomas sin que exista, o el paciente reconozca, un motivo desencadenante.

 

¿Existe un tratamiento?
Hasta el momento la Fibromialgia no tiene un tratamiento que la cure, pero se pueden aliviar los síntomas permitiendo mejorar la calidad de vida.
Es un síndrome que requiere de una evaluación profunda, tanto física (médicos clínicos, reumatólogos, neurólogos) como psicológico/psiquiátrica.
Es necesario abordar los síntomas dolorosos y la interpretación anómala que se tiene de los mismos, así como un cambio en los hábitos de vida, reduciendo el estrés, y el sentimiento de incapacidad para afrontar la vida diaria.
En la actualidad existen tratamientos farmacológicos aprobados para calmar los síntomas de la Fibromialgia, pero su indicación y posología, debe ser siempre controlada por el médico Reumatólogo y/o Neurólogo.
*Síndrome: Un síndrome es el conjunto de síntomasque caracterizan una enfermedad,o el conjunto de fenómenos característicos de una situación determinada. Para la medicina, el síndrome es un cuadro clínico que presenta un cierto significado. Gracias a sus características, que actúan como datos semiológicos, posee una cierta identidad, con causas y etiologías particulares. 
https://www.portalesmedicos.com/diccionario_medico/index.php/Sindrome

 

 
 
 
¡GRACIAS POR LEERNOS!
 

Dr. Walter Ghedin, psiquiatra y psicoterapeuta

Imagen de: www.imagui.com,

Un Medicamento con muy buenos resultados para el dolor crónico y la Fibromialgia. Cuál es?


«Gabapentina para el dolor neuropático crónico y la fibromialgia en adultos» 

Una revisión actualizada sobre un trabajo desarrollado en relación con los efectos de la gabapentina sobre el dolor.
El dolor neuropático crónico (es un trastorno neurológico en el que las personas experimentan dolor crónico intenso debido a un nervio dañado), corresponde a un estado de dolor complicado donde los nervios están dañados o no funcionan bien.
Al dolor neuropático no lo calman medicamentos comunes para el dolor, como paracetamol o ibuprofeno.
Los remedios antiepilépticos se utilizan en el tratamiento del dolor neuropático crónico y la fibromialgia, un trastorno médico caracterizado por, dolor musculo esquelético crónico generalizado, fatiga, rigidez y entumecimiento en ciertas partes del cuerpo. 
Respuesta dolorosa a la presión, dolores de cabeza, sueño no reparador, ansiedad o depresión y alteraciones del estado de ánimo.
La gabapentina es un medicamento anticonvulsivo (antiepiléptico) y analgésico, utilizado para aliviar el dolor neuropático.

En el estudio, los autores calcularon la eficacia calmante, y los efectos desfavorables agregados, con el uso de gabapentina en pacientes con dolor neuropático crónico y  fibromialgia. 

El equipo realizó un análisis hacia el pasado, de la literatura sobre el tema, y ha seleccionado para una valoración añadida al azar, participantes adultos con dolor neuropático o fibromialgia, en tratamiento con gabapentina.
Se prestó especial atención a los efectos calmantes de la droga, así como los efectos desfavorables; la intensidad del dolor, y/o alivio, también  fueron evaluados.
Encontraron que la terapia de gabapentina (dosis de 1200 mg o más), fue eficaz como un calmante para el dolor en algunos pacientes con dolor crónico neuropático, fibromialgia, neuralgia postherpética y la neuropatía diabética dolorosa.
En términos de seguridad, se informaron más efectos desfavorables en pacientes bajo tratamiento con gabapentina, en comparación con los grupos de placebo, incluyendo mareos (19%), somnolencia (14%), trastornos de la marcha (9%).
El equipo de investigación concluyó que gabapentina 
puede ser un medicamento tratante, útil para algunos pacientes que luchan con el dolor neuropático, y/o fibromialgia.
 
‘ANTES’ DE TOMAR CUALQUIER MEDICAMENTO, HIERBA MEDICINAL, O SUPLEMENTO DEBE CONSULTAR CON SU REUMATÓLOGO, MÉDICO CLÍNICO Y/O NEURÓLOGO!
Nota: Fibromialgia, Dolor Invisible, es solamente una página de noticias e información sobre la fibromialgia y otros temas de salud. No ofrecemos asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. No pretendemos sustituir el asesoramiento médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico, ante cualquier pregunta que pueda tener con respecto a una enfermedad. Nunca ignore el consejo médico o demore en buscarlo debido a algo que ha leído en este sitio web. Las opiniones expresadas en este sitio son publicadas para informarnos sobre temas relacionados con la fibromialgia.

¡GRACIAS POR LEERNOS!