Suplementos Útiles Para la Fibromialgia

La fibromialgiaes una condición crónica caracterizada por una combinación de dolor generalizado en los músculos, tendones, ligamentos, fatiga y múltiples puntos sensibles en el cuerpo. 
👉👉 Los puntos sensibles son áreas específicas que son dolorosas o sensibles cuando se les aplica presión, los encontramos particularmente en el cuello, los hombros, la parte superior de la espalda, la parte superior del pecho, los codos, la parte baja de la espalda, las caderas y los muslos.

Las personas con fibromialgia también pueden experimentar otros síntomas y afecciones, como sueño no reparador, síndrome del intestino irritable, dolores de cabeza, trastorno témporo mandibular, ansiedad, depresión, síndrome de piernas inquietas, entumecimiento u hormigueo en las manos y los pies, falta de concentración,  períodos menstruales dolorosos y mayor sensibilidad a los olores, ruidos, luces brillantes y tacto.
Afecta a entre 3 y 6 millones de personas en los Estados Unidos. La fibromialgia es más común en mujeres, especialmente entre las edades de 30 y 50 años.
Hasta ahora falta apoyo científico respecto a algún remedio específico para tratar la fibromialgia.


S-adenosilmetionina (SAMe)
La S-adenosilmetionina (SAMe) es un compuesto que ocurre naturalmente en el cuerpo. Es necesario para el correcto funcionamiento del sistema inmunitario, las membranas celulares, los neurotransmisores como la serotonina, la noradrenalina y la dopamina, el cartílago y el ADN.
Un par de estudios preliminares mostraron que SAMe puede ayudar con la fibromialgia. 
El número de puntos sensibles disminuyó después de  consumir SAMe pero no después del placebo. 
La depresión, según lo evaluado por dos escalas de calificación, mejoró después de SAMe pero no del placebo.
Otro estudio mostró que después de 6 semanas, hubo mejoras estadísticamente significativas en el dolor, la fatiga, la rigidez matutina, el estado de ánimo, ansiedad, tendinitis, dolor de espalda crónico, dolores de cabeza tipo migraña, síndrome premenstrual, y síndrome de fatiga crónica, en cambio la puntuación de puntos sensibles y la fuerza muscular no fueron significativamente mejores con SAMe que con el placebo (evaluados por el Inventario de depresión de Beck).

Posibles efectos secundarios: SAMe puede causar indigestión, boca seca e insomnio. En raras ocasiones, las personas experimentan diarrea severa, acidez estomacal, dolor de cabeza y mareos.
Las personas con trastorno bipolar no deben tomar SAMe, ya que puede empeorar los episodios maníacos. 
Las personas que toman el medicamento levodopa (comúnmente recetado para la enfermedad de Parkinson) deben evitar el SAMe. 
Las personas que toman antidepresivos no deben usar SAMe sin consultar primero a su médico. 
No se ha establecido la seguridad de SAMe en mujeres o niños embarazadas o lactantes.


Por: B. Cetina
Imagen de:
https://www.lavidalucida.com/

La Fibromialgia, desconcertante e incomprendida

La fibromialgia es una enfermedad crónica que causa dolor en todo el cuerpo, fatiga y muchos síntomas más.
Los pacientes de fibromialgia tienen una percepción anormal del dolor.

Debido a que la variedad de síntomas es muy extensa, muchos se sienten desorientados en cuanto a qué los está afectando y qué hacer al respecto. Lo principal es que la fibromialgia puede que sea mal entendida, pero es muy real.

Cuanto más conscientes estemos de los signos y síntomas de la afección y de cómo nos sentimos, puede ser de gran ayuda para su médico que así podrá identificar la fibromialgia y acceder al tratamiento que puede mejorar su calidad de vida.

Características
La fibromialgia es una condición en la cual las señales de dolor son procesadas anormalmente por el cerebro de tal manera que la sensación de dolor se acrecienta (una condición conocida como hiperalgesia).
La fibromialgia causa dolor crónico generalizado que puede variar de leve a incapacitante. Para ser considerado generalizado, el dolor debe ocurrir en ambos lados de su cuerpo, así como arriba y debajo de la cintura.
Un síntoma que puede ocurrir es una sensación de hormigueo muy específico, acompañado de irritación. Esto causa un incontrolable deseo de rascar la zona afectada. Su presencia en la fibromialgia es repentina. No genera dolor, pero sí se siente el famoso hormigueo ardor o picazón, especialmente en los brazos y piernas (lo que se conoce como parestesia).

Incluso un estímulo como el tacto o la temperatura, a menudo puede provocar una sensación de dolor o ardor (conocida como alodinia).
Si bien la fibromialgia se caracteriza por un dolor crónico generalizado, el dolor se puede localizar alrededor de los codos, hombros, rodillas, cuello, caderas, pecho, espalda baja y parte posterior de la cabeza. Nos referimos a estos como puntos sensibles. Es posible que el dolor en estas áreas no se sienta profundamente, sino justo debajo de la superficie de la piel.
El dolor de la fibromialgia se puede describir como agudo, difuso, severo, punzante. 
Algunas personas tendrán niveles bastante constantes en los síntomas de fibromialgia, otras podrán experimentar períodos de baja actividad (remisión) o la intensificación repentina de los síntomas (brotes). Los brotes y los episodios de dolor intenso a menudo van acompañados de palpitaciones cardíacas.


Diagnóstico de Fibromialgia, ¿por qué es tan lento?

Debido a los métodos más nuevos e integrales para tratar la fibromialgia, incluidos los enfoques de estilo de vida y la medicación, el pronóstico para los pacientes con fibromialgia está mejorando lentamente.
Pero primero es necesario que un médico haga un diagnóstico preciso, lo cual no es fácil.
En promedio, toma de 2 a 3 años obtener un diagnóstico, y la investigación muestra que las personas con fibromialgia generalmente visitan a muchos diferentes especialistas, antes de obtenerlo. 
Incluso con un médico con conocimientos sobre la fibromialgia, todavía lleva tiempo.

Si bien se ha dedicado mucha investigación a la fibromialgia, un síndrome definido por el debilitamiento que causa el dolor muscular generalizado, el deterioro cognitivo, la falta de sueño reparador y la fatiga extrema algunos, en la comunidad médica aún lo cuestionan.
Además, sigue habiendo un desacuerdo considerable sobre la causa de la fibromialgia, ya sea psicológica o física, y sobre cómo tratarla.
Esa falta de concordancia es injusta para los millones de personas que viven con el verdadero dolor que la causa la fibromialgia. La fibromialgia afecta la salud mental y física, las relaciones y la calidad de vida.
«Su dolor generalmente se acompaña de fatiga debilitante, sueño no reparador, y problemas con el pensamiento y la memoria».
¿Por qué tarda tanto el diagnóstico?
Lo único en lo que la comunidad médica está de acuerdo es que la fibromialgia es difícil de diagnosticar. Pero por qué tarda tanto? 
Aquí hay algunas explicaciones posibles.
La fibromialgia es un síndrome, lo que significa un grupo de signos y síntomas que ocurren juntos y crean una anormalidad o condición.
Los síntomas de la fibromialgia muchas veces no tienen mucho sentido. 
Los problemas de sueño, fatiga extrema, ansiedad, dolores de cabeza, dolor generalizado y mucho más se pueden atribuir a una gran cantidad de afecciones de salud como insomnio, estrés, o malos hábitos como no beber suficiente agua, o fumar . Además, los síntomas varían de persona a persona y su gravedad cambia constantemente.
Los médicos también deben deben comprobar que los síntomas no sean causados ​​por otra afección de salud.


Sensibilidad y dolor en la piel, lamentablemente causados por la Fibromialgia

Alodinia: sensación de dolor desencadenada por estímulos que normalmente no causan dolor, ejemplo: dolor después de una fricción suave (alodinia mecánica) o de la aplicación de un poco de calor o de frío (alodinia térmica).

La fibromialgia es conocida por causar dolor generalizado. Se presenta en forma de dolor articular, muscular e incluso nervioso. El dolor nervioso específicamente es continuo, quemante y punzante, muy diferente de los otros tipos de dolor. 
Es el dolor nervioso causa sensibilidad al tacto, lo que se conoce como alodinia.

La alodinia no es tan común como el dolor en las articulaciones y los músculos, pero puede ser muy difícil vivir con ella. La sensibilidad al tacto puede variar en severidad de persona a persona, de la misma manera que los demás síntomas de la fibromialgia.
Para los pacientes que sufren de sensibilidad al tacto, cosas ‘normales’ como golpearse o chocar contra una mesa les causa dolor, mucho más dolor de lo que debería. 
Hay personas a las que ser tocado ligeramente por alguien, o el roce de su propia ropa les causa una sensación de dolor extremo.

¿Qué causa este tipo de dolor?
Tienes un amigo que es emocionalmente sensible, estás conversando con él y haces un comentario completamente inocente, y él lo toma a mal y se echa a llorar. Te quedas sin saber qué hacer o decir, tratando de descubrir qué lo afectó tanto…
En nuestro caso, ‘el amigo’ sería nuestro sistema nervioso central. Ante algo simple, como rozar tu brazo contra el marco de la puerta mientras pasas, sientes un dolor horrible. Piensas: ¿qué pasó?, el problema es la sensibilización del organismo que envía señales a tu médula espinal de que algo causó un terrible dolor. Lo que debería haberse registrado en tu cerebro como una sensación leve, se registró como dolor muy intenso.
La palabra alodinia significa ‘percepción anómala del dolor ante un estímulo que normalmente es indoloro’. Se refiere a cualquier dolor que surja como resultado de algo que normalmente no es doloroso. 
La piel se siente como violentamente golpeada, o como quemada por el sol, hasta el toque más leve puede sentirse muy doloroso, con la diferencia de que no hay nada visible que justifique el dolor. 
El hecho de que no se ve, puede hacer que las personas sanas lo olviden o incluso duden de que el dolor sea realmente real.

Fibromialgia, 4 alimentos para el dolor generalizado, fatiga, dificultad para concentrarse, depresión

Dolor generalizado, fatiga, dificultad para concentrarse, depresión… Estos son los síntomas más característicos de la fibromialgiaLa actividad física, las técnicas de respiración, y el consumo de los alimentos que te presentaremos a continuación, pueden ser de gran ayuda.
#1 Aguacate (palta)

Esta fruta representa una excelente elección para aliviar los síntomas de la fibromialgia
El aguacate te regalará una gran variedad de nutrientes: vitaminas B, C, E y K, ácido fólico, magnesio, hierro, potasio y fibra dietética. 
Esta riqueza nutricional es particularmente beneficiosa, si se tiene en cuenta que la fibriomalgia suele desencadenar deficiencias de más de un nutriente.
#2 Semillas de chía

Las semillas de chía facilitan que nuestro organismo elimine líquidos y toxinas sobrantes, regulan la flora intestinal y frenan la oxidación celular. La chía se encarga de regular muchos procesos y funciones corporales que nos harán sentir sanos tanto por dentro como por fuera.
Es rica en omega 3, calcio, magnesio, manganeso y fósforo, proteínas, fibras y antioxidantes. El contenido de calcio hace que las semillas de chia sea una fuentes vegetales más importantes de este mineral, junto con las semillas de sésamo. Propiedades excelentes para tratar la fibromialgia.

#3 Frutos rojos

Frutas como las moras, los arándanos y las frambuesas, son también una buena alternativa para aliviar el dolor. ¿Por qué? 

Arándanos rojos: ricos en antioxidantes, vitamina C. Cerezas: ricas en betacarotenos. Ciruelas rojas: ideales contra el estreñimiento. Frambuesas: muy ricas en vitamina C. Fresas: beneficios desintoxicantes, vitaminas C y B. Moras: contra el colesterol alto, vitamina C y E. Además de estar repletas de diferentes minerales como el potasio, el calcio, el hierro o el fósforo.

Los arándanos rojos son especialmente ricos en antioxidantes.

Trata de incorporar los frutos rojos a tu dieta, puedes consumirlos en ensaladas, batidos, o con tu yogur de las mañanas.
#4 Vegetales verdes

Son ricos en vitaminas A, B, C, E, K, acido fólico, fibra y minerales como el magnesio, manganeso, hierro, potasio y zinc, lo que los convierte en una importante fuente para mejorar la salud y vitalidad del cuerpo.
Los vegetales verdes son una muy buena fuente de calcio, magnesio, y vitamina C, contienen carotenoides, que aportan ácido fólico. Contiene todo tipo de nutrientes, incluso proteínas.
También el perejil, previene la retención de líquidos y la obesidad, el cilantro, es antiinflamatorio y alivia los síntomas de la artritis.

La fibra de estos alimentos potenciará el funcionamiento de tu 
sistema digestivo y evitará las deficiencias nutricionales asociadas a la 
fibromialgia

De manera que: A consumirlos!


5 enfermedades que probablemente desconozcas, a veces asociadas con la fibromialgia.

La fibromialgia presenta un misterio médico: sus síntomas son muy complejos, por ello es muchas veces bien diagnosticada, como otras tantas mal diagnosticada. 
Se piensa que se produce por alteraciones de los neurotransmisores del sistema nervioso, las sustancias encargadas de la transmisión de las señales desde una neurona hasta la siguiente, al haber un desequilibrio en estas sustancias se producen una serie de alteraciones que pueden explicar las diversas manifestaciones clínicas de esta enfermedad, con frecuencia las personas con esta enfermedad tienen síntomas ansioso-depresivos, tienen dolor en todo el cuerpo, dolores de cabeza, síntomas intestinales, mareos, etc.
La base genética de la enfermedad parece incuestionable, con un evidente aumento familiar. La predisposición de algunas personas puede derivar en fibromialgia después de algún acontecimiento traumático, por ejemplo los antecedentes de maltrato en la infancia y el desarrollo posterior de la condición.
Afecta a hombres y mujeres, aunque es mucho más frecuente en las mujeres (20:1).
No se puede pude ver en imágenes y muchos médicos tienen problemas para detectar la condición. 
Además del dolor, hay noches sin dormir, dificultades cognitivas, entumecimiento y hormigueo, e hipersensibilidad. También está la posibilidad desarrollar diferentes afecciones relacionadas.
Las personas con fibromialgia son más propensas que los demás a tener otras afecciones crónicas. Lo que se conoce como ‘comorbilidad’.
Los pacientes con fibromialgia a menudo tienen migrañas, enfermedades autoinmunes, síndrome del intestino irritable depresión, ansiedad y trastornos del sueño. Tener varias condiciones superpuestas no resulta simple de llevar, aumenta el dolor y la incomodidad.

Aquí hay varias condiciones médicas comunes que enfrentan las personas con fibromialgia:

Artritis
Aunque ambas condiciones incluyen dolor generalizado y fatiga constante, las dos tienen sus diferencias. La fibromialgia no causa hinchazón articular ni daña los músculos del cuerpo.
En las etapas prematuras de la artritis, el paciente experimenta febrícula, dolor muscular, fatiga, falta de apetito, pérdida de peso. Artritis generalmente simétrica, muñecas, articulaciones de manos y pies afectados. 
Hipotiroidismo

Al principio, los síntomas del hipotiroidismo son apenas perceptibles, como el cansancio o el aumento de peso. O simplemente puedes atribuírselos al envejecimiento. A medida que el metabolismo continúa ralentizándose, es posible que los problemas sean más evidentes.

Signos y síntomas del hipotiroidismo:

  • Fatiga
  • Aumento de la sensibilidad al frío
  • Estreñimiento
  • Piel seca
  • Aumento de peso
  • Hinchazón de la cara
  • Ronquera
  • Debilidad muscular
  • Nivel de colesterol en sangre elevado
  • Dolores, sensibilidad y rigidez musculares
  • Dolor, rigidez o inflamación de las articulaciones
  • Períodos menstruales irregulares o más intensos de lo normal
  • Afinamiento del cabello
  • Ritmo cardíaco lento
  • Depresión
  • Memoria deficiente
  • Glándula tiroides agrandada (bocio)
Innumerables síntomas de hipotiroidismo se superponen con los de la fibromialgia. Con un análisis de sangre se puede ver si sus niveles de hormona tiroidea son saludables, y si no lo son hay maneras de tratar la condición y eliminar los síntomas que produce.
Trastorno de ansiedad, depresión:

La fibromialgia es una enfermedad estrechamente relacionada con trastornos psicológicos y psiquiátricos, siendo los más frecuentes la ansiedad y la depresión que, al asociarse con esta enfermedad, la agravan y cronifican de una forma irremediable.

La terapia cognitiva-conductual y el ejercicio aeróbico moderado son los únicos tratamientos no farmacológicos que han mostrado su eficacia para mejorar los síntomas.

Alrededor del 20% de los pacientes que sufren de fibromialgia, también sufren de trastorno de ansiedad, o depresión. Es totalmente necesario diagnosticar la enfermedad y explicársela correctamente a los pacientes, para que la puedan afrontar debidamente.
Migrañas
El estrés y la tensión en el cuello, los hombros y la parte superior de la espalda, produce dolores de cabeza por tensión. Algunos pacientes de fibromialgia tienen migrañas.
¿Cuál es la diferencia? Los dolores de cabeza por tensión causan dolor de leve a moderado. Las migrañas, generalmente son más severas y producen una sensación palpitante o pulsante. También suelen estar acompañadas de náuseas, sensibilidad a la luz, los sonidos y los olores. 

Imagen de: elbotiquin.mx
Última actualización: 03/2020

¿Qué puedo hacer para aliviar el dolor de la Fibromialgia?

 
Es difícil recordar cuando fue la última vez que tuvimos un día completamente libre de dolor. Lo que si hubo, son días en que el dolor era menor y manejable.
El dolor generalizado es el síntoma principal de la fibromialgia.

Los pacientes con fibromialgia somos hipersensibles a estímulos ambientales como el clima y la presión barométrica baja o demasiado alta y la temperatura, a los desencadenantes sensoriales como el tacto, los ruidos, olores.
La única certeza es que el dolor es parte de la vida con fibromialgia.
Los días malos hacen que todo parezca más difícil y pueden ser desalentadores, la intensidad y la frecuencia del dolor no tiene por que ser inmanejable o insoportable.
Aunque no exista una cura para la fibromialgia, los cambios de estilo de vida y los medicamentos pueden reducir muchísimo el dolor y la fatiga. El dolor de la fibromialgia viene y casi se va, podemos planificar para hacerle frente a las crisis.
Cómo lidiar con el dolor de la fibromialgia
Con fibromialgia cuando la fatiga o el dolor son severos puede ser difícil pensar claramente. Ya sea que se trate de dolor, fatiga o confusión mental, los síntomas de la fibromialgia si no estás preparado pueden provocarte una espiral de estrés y desesperación. Comprender qué te produce las crisis, así como tener un plan y una estrategia para enfrentarlas, te dará una sensación de control sobre tus síntomas y tu vida.

A medida que aprendemos maneras de sobrellevar la fibromialgia, es muy útil llevar un diario en el cual tomaremos nota de qué estuvimos haciendo, cómo está el clima, qué comimos, si nos estresamos… De esta manera, repasando nuestro diario, podremos hacer un seguimiento de qué cosas pueden llegar a desencadenar un brote y así tratar de evitarlas.
Las diferentes estrategias que cada uno ponga en práctica en su vida seguramente serán las que mejor le funcionen, pues la fibromialgia es diferente en cada persona, los medicamentos, ejercicios y hasta el clima, que a ti te hacen bien, para otros pacientes pueden ser contraproducentes.

Toque o haga click,

y lea los siguientes consejos:⏬⏬


Dolor en la Fibromialgia, maneras sencillas de manejarlo y controlarlo

Dolor generalizado

El dolor de la fibromialgia afecta los músculos, ligamentos y tendones del cuerpo. También en la bursa que es una bolsa pequeña que protege y amortigua los huesos y otras partes del cuerpo como los músculos, tendones o piel. La inflamación de la bursa se llama bursitis y se produce cuando se usa demasiado una articulación, o por una lesión. Generalmente, se presenta en las rodillas o los codos.
Todas las personas con fibromialgia sienten dolor en varios puntos sensibles en todo el cuerpo. Esos puntos se localizan alrededor de la columna vertebral, del cuello, nuca, trapecio, columna dorsal lumbar, codos, cara interna de las rodillas, y cara externa de las caderas.
Para algunas personas con fibromialgia, el dolor muscular puede ser bastante debilitante hasta puede incapacitar físicamente. Para otros, el dolor es leve y no afecta la vida normal.
La fibromialgia ha sido descrita como dolor profundo, persistente, punzante, palpitante. El dolor también puede causar ardor y hormigueo en la piel. Para la mayoría es un dolor que abarca todo el cuerpo.
¿Cómo enfrentar y manejar el dolor generalizado?. El dolor de la fibromialgia puede controlarse con analgésicos, antidepresivos, anticonvulsivos, ejercicio, fisioterapia, acupuntura y otras terapias alternativas. 
Es posible que su médico le recomiende analgésicos recetados o de venta libre para reducir el dolor muscular y ayudarlo a dormir.
Los medicamentos antidepresivos como Cymbalta pueden ayudar con el dolor. Los anticonvulsivos pueden ayudar a reducir el dolor. La Pregabalina y Gabapentin son los anticonvulsivos más comunes utilizados para tratar la fibromialgia.
 

El ejercicio puede ser un reto para las personas con fibromialgia, pero la terapia física es una alternativa viable para mejorar su movimiento y fortalecer sus músculos. Un fisioterapeuta puede crear un programa específico para usted, que pueda realizar diariamente en su hogar.
La investigación muestra que los pacientes de fibromialgia que participan en clases de yoga tienen menos dolor y fatiga, y mejoran su estado de ánimo. Un estudio internacional concluyó que muchas personas con fibromialgia practican yoga y consideran que es beneficioso y terapéutico. El yoga incluye estiramientos suaves, ejercicios de respiración y meditación, y la práctica aumenta la fuerza muscular y te enseña a relajarte correctamente.
 
La acupuntura es otra opción para el alivio del dolor de la fibromialgia. 
La práctica consiste en pinchar levemente la piel con agujas para:
•  Promover la autocuración
•  Fomentar el flujo sanguíneo
•  Cambiar cómo responden los neurotransmisores
•  Tratar una variedad de condiciones de dolor crónico
Un estudio revela que las personas con fibromialgia que van a sesiones de acupuntura, se benefician con el alivio del dolor hasta por dos años, en comparación con quienes que no la utilizan. 
La acupresión es otra opción, si no te gustan o no puedes tolerar las agujas.
Los riesgos de la acupuntura son dolor, hematomas y sangrado leve. Asegúrese de que el acupunturista que elija sea certificado, lo ideal que sea un especialista al cual lo derive su médico (Algunas aseguradoras requieren derivaciones o pueden tener requisitos adicionales para determinada atención médica), para evitar la infección por agujas no esterilizadas y cualquier tipo de problema que pueda surgir.

Puntos sensibles-gatillo en la Fibromialgia. ¿Cuáles son, cómo son, dónde están?

Tratando de comprender los puntos sensibles de la fibromialgia.
Hubo un estudio sobre el efecto curativo del contacto humano, y el tacto.
Las personas que recibieron abrazos, masaje suave y afecto experimentaron una mayor reducción del dolor, así como un período de recuperación más corto que los que no lo hicieron.

Los médicos que realizaron la investigación llevaron el estudio aún más lejos, se dirigieron a una unidad de quemados. Al no poder tolerar el tacto, los terapeutas simplemente colocaron sus manos lentamente sobre el cuerpo, a pocos centímetros del paciente. Parece que el paciente podía «sentir» el efecto curativo de la cercanía, y experimentaron reducción en el dolor, así como una recuperación más rápida.
A veces, un abrazo o una caricia suave pueden quitar el estrés, y el dolor como no lo logra ninguna medicación.
Los abrazos o los apretones de manos son una tortura en los días difíciles. También puede haber dolor por contacto entre las rodillas o los tobillos, o que las manos y los brazos toquen el colchón.
De los múltiples síntomas y condiciones de la fibromialgia, el dolor de los puntos sensibles y los puntos gatillo es uno de los más difíciles de tolerar.

¿Cuáles son los puntos sensibles de la Fibromialgia?
Son áreas de dolor ubicadas alrededor de las articulaciones, pero no en las articulaciones en si. El dolor articular sería un indicador de artritis, los puntos sensibles son un signo de fibromialgia. Estos puntos duelen cuando usted presiona sobre ellos. Suelen no ser zonas de dolor profundo.
Parecen estar justo debajo de la superficie de la piel. Se cree que la fibromialgia se debe a la hipersensibilidad en los nervios del cuerpo (se define como un estado fisiológico dónde se encuentran alterados el sistema endocrino, el sistema nervioso y el sistema inmunológico con el desarrollo hiperexcitabilidad de las neuronas y como consecuencia el organismo se encuentra hipersensibilizado a estímulos nocivos o no), lo que explicaría el dolor superficial de estos puntos sensibles.
El lugar que es más sensible suele ser pequeño, del tamaño de una moneda. Estos lugares son mucho más sensibles que otras áreas cercanas.  De hecho, la presión en uno de los puntos con un dedo, causará dolor que hará que la persona se estremezca o retroceda.
Los médicos no saben con certeza qué causa estos puntos de dolor, pero saben que sus ubicaciones no son aleatorias. Ocurren en lugares predecibles en el cuerpo. Eso significa que muchas personas con fibromialgia tienen síntomas similares con sus puntos sensibles.
Las pruebas de laboratorio de rutina no detectan el dolor generalizado de la fibromialgia. En su lugar, el médico diagnostica mediante un examen físico de estos puntos de dolor

La presión suave se aplica a la superficie de los músculos en dieciocho (9 pares) puntos sensibles específicos o puntos gatillo. Los pacientes con fibromialgia encuentran esto doloroso, particularmente en estas áreas específicas y sensibles usadas para el diagnóstico.
Para ser diagnosticado con fibromialgia, el paciente debe experimentar dolor en al menos 11 de los dieciocho puntos sensibles.
¿Dónde están ubicados los puntos sensibles de la Fibromialgia?
Los puntos sensibles, comunes a todos los diagnosticados con fibromialgia, están ubicados en el cuello, la espalda, el pecho, los codos, las caderas, las nalgas, y las rodillas.
 ♦ Atrás del cuello. Si tiene fibromialgia, puede tener puntos sensibles en la parte posterior del cuello, donde se encuentran la base del cráneo y el cuello.
Codos. Los pacientes con fibromialgia también pueden sentir sensibilidad en los antebrazos, cerca del pliegue de cada codo. El dolor tiende a estar por debajo del pliegue, y hacia el lado exterior del brazo.
Frente del cuello. Además de la parte posterior del cuello, los médicos comprobarán en los posibles pacientes con fibromialgia el dolor en la parte frontal del cuello. Este par de puntos gatillo se encuentra bien por encima de la clavícula, a cada lado de la laringe.
Caderas. El dolor de cadera es común en aquellos con osteoartritis, pero las personas con artritis tienden a sentirlo en la articulación. En contraste, las personas con fibromialgia pueden tener un punto sensible cerca de donde los músculos de la nalga se curvan para unirse a los muslos.
Espalda baja. La parte inferior de la espalda es una de las partes del cuerpo más comunes de dolor. Las personas con fibromialgia puede tener puntos gatillo en la parte superior de las nalgas, justo en la parte inferior de la espalda.
Rodillas. Mientras que el problema de la rodilla es común en las personas con fibromialgia, el interior de cada rodilla puede sentirse más doloroso al tacto.
Parte superior de la espalda. Los puntos de dolor son sitios en el cuerpo donde los tendones y los músculos se encuentran. Tal es el caso de este par de puntos sensibles, situados donde los músculos de la espalda se conectan a los omóplatos, en la parte superior de la espalda.
Espalda. Algunas personas tienen puntos dolorosos justo por encima, a medio camino entre el borde del hombro, y la parte inferior del cuello.
Pecho. Las personas pueden tener puntos dolorosos a cada lado del esternón, unos centímetros por debajo de la clavícula (cerca de la segunda costilla). 

 

¿Por qué a los pacientes de Fibromialgia deberían hacerles este análisis?

Los pacientes con fibromialgia también pueden desarrollar hiperparatiroidismo primario, una enfermedad que comparte varios síntomas con la fibromialgia.
El hiperparatiroidismo primario 
En el hiperparatiroidismo primario, el agrandamiento de una o más de las glándulas paratiroides provoca la superproducción de la hormona. Eleva los niveles de calcio en la sangre, y puede provocar diversos problemas de salud. 

Ocurre a causa de algún problema con una o más de las cuatro glándulas paratiroides:

  • Un adenoma en una glándula.
  • El agrandamiento de dos o más glándulas paratiroides representa la mayoría de los casos.
  • Un tumor canceroso es una causa poco frecuente de hiperparatiroidismo primario.

El hiperparatiroidismo primario generalmente se presenta sin motivo, pero algunas personas heredan un gen que provoca el trastorno.

Puedes tener más riesgo de hiperparatiroidismo primario si  cumples alguna de estas condiciones: eres mujer, la menopausia, insuficiencia grave y prolongada de calcio o vitamina D, tratamiento para el cáncer con exposición del cuello a la radiación, haber tomado litio.

La hormona paratiroidea libera calcio de los huesos y aumenta de la cantidad de calcio que absorbe el intestino delgado.

Cuando los niveles de calcio en sangre son demasiado altos, las glándulas paratiroides producen menos hormona paratiroidea. Pero a veces una o más de estas glándulas producen demasiadas hormonas. Esto provoca niveles anormalmente altos de calcio y bajos niveles de fósforo en sangre.

El calcio colabora para mantener la salud de los dientes y los huesos. Pero también ayuda en la transmisión de señales entre las células nerviosas, y está relacionado con la contracción muscular. El fósforo, otro mineral, trabaja junto con el calcio en estas áreas.

Los síntomas del hiperparatiroidismo:

  • Pérdida de energía. Fatiga crónica.
  • Simplemente no se siente bien. 
  • No tiene interés en cosas que antes le agradaban.
  • No puede concentrarse.
  • Depresión.
  • Osteoporosis y la osteopenia.
  • Dolor en los huesos.
  • Duerme mal. Dificultad para conciliar el sueño.
  • Cansancio durante el día.
  • Irritabilidad, mal humor.
  • Empeora la memoria.
  • Reflujo gástroesofágico, acidez estomacal.
  • Disminución en el deseo sexual.
  • Pérdida del cabello.
  • Piedras en los riñones.
  • Presión arterial alta.
  • Dolores de cabeza recurrentes.
  • Arritmias auriculares.

Regularmente las personas con hiperparatiroidismo sufren de 4-6 de estos síntomas. 

Podemos ver que comparte varios síntomas con la fibromialgia, debido a esto a veces se puede diagnosticar fibromialgia guiándose por los síntomas. Pero luego al hacer el examen de las glándulas tiroides resulta que ésta era la condición real, no era fibromialgia!
Se necesita evaluar si se trata de una asociación por casualidad solamente, o si el aumento de los niveles en sangre de hiperparatiroidismo primario es parte de los síntomas de la fibromialgia, o también si éstos quizás no serían casos de fibromialgia, sino de hiperparatiroidismo. Si fuera así, ¡los síntomas clásicos de la fibromialgia desaparecerían con el tratamiento apropiado para el hiperparatiroidismo
primario!
¡Gracias por leernos!

Política de privacidad del uso de productos de Google