Fibromialgia, nuestro cuerpo no sabe oponerse al dolor.

      En personas sanas la aplicación de una estimulación dolorosa en un área del cuerpo, reduce la sensibilidad al dolor en otra área lejana del cuerpo, a través de la activación de una red interna opositora al dolor, un fenómeno de comportamiento denominado: «modulación del dolor condicionado».   La eficiencia de la modulaciónSigue leyendo «Fibromialgia, nuestro cuerpo no sabe oponerse al dolor.»

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad