Fibromialgia, Espondilitis anquilosante otros factores de riesgo

La espondilitis anquilosante es más probable que ocurra en ciertos grupos de personas que en otros. Pero muchas personas que no tienen estos factores de riesgo también contraen la enfermedad. Es más probable que le diagnostiquen espondilitis anquilosante si es hombre, caucásico y tiene entre 17 y 45 años de edad.

La espondilitis anquilosante tiene un claro predominio masculino, con una proporción de hombres a mujeres de hasta 3: 1.

La enfermedad se presenta muy diferente entre pacientes masculinos y femeninos.

Las pacientes tienen una menor respuesta al tratamiento con fármacos que suprimen el sistema inmunológico y reducen la inflamación en las articulaciones, y tienen una mayor cantidad de síntomas de la enfermedad a pesar de tener un progreso más bajo controlado por radiografías, y niveles más bajos de inflamación en comparación con los pacientes masculinos.



Factores de riesgo de estilo de vida

No se sabe si fumar aumenta el riesgo de tener espondilitis anquilosante, aunque parece empeorar los síntomas existentes de la enfermedad.
La falta de ejercicio puede ser un factor para agravar la enfermedad. Practicar ejercicio diariamente puede ayudarlo a mantenerse ágil y fuerte y disminuir el impacto de la enfermedad en su vida. Fortalecer ciertos músculos le permitirá mantener una mejor postura, lo cuál puede disminuir su probabilidad de curvatura anormal de la columna vertebral conocida como cifosis. Su médico o fisioterapeuta pueden sugerirle un plan de ejercicio adecuado.
A medida que maneja su espondilitis anquilosante, una de las cosas más importantes que puede hacer es buscar un tratamiento correcto y seguir los consejos de su médico. Esto minimizará sus posibilidades de tener complicaciones graves por esta condición.

El estudio: Sexual Dimorphism in the Th17 Signature of Ankylosing Spondylitis 

Fibromialgia, problemas del sueño. ¿Cómo lidiar con ellos?

Problemas del sueño
Los trastornos del sueño son muy comunes en las personas que sufren de fibromialgia. La mayoría de los pacientes tienen problemas de sueño, lo más común es una sensación de sueño no reparador, incluso cuando han dormido lo suficiente.
El sueño no reparador causa problemas mentales, físicos y cognitivos.
Las personas con fibromialgia experimentan una menor calidad y eficacia del sueño. Tienen largos periodos de vigilia cuando se despiertan por la noche, una duración más corta y un sueño más ligero, en comparación con las personas sin fibromialgia.
El insomnio, un trastorno del sueño caracterizado por la incapacidad para conciliar el sueño o permanecer dormido, afecta a muchas personas con fibromialgia. 
El síndrome de piernas inquietas, una condición caracterizada por la necesidad de mover las piernas, especialmente de noche, es diez veces mayor en las personas con fibromialgia.
La incidencia de apnea del sueño en personas con fibromialgia es del 61%. La apnea del sueño es un trastorno del sueño que puede ser muy grave, la respiración, mientras duerme, se detiene repetidamente.

Lidiando y Manejando los Problemas del Sueño
Encontrar una solución a sus problemas de sueño no va a curar su fibromialgia, pero una mejor calidad, reducirá el dolor y la fatiga. Su cuerpo necesita una buena noche de sueño para bajar el tono muscular, la musculatura se distiende, se relaja. La producción de hormonas favorece la síntesis de proteínas musculares, la hormona del crecimiento, favorece la regeneración muscular incluso en la etapa adulta. También ayuda a concentrarse y reducir la fibro-niebla durante el día.
Algunas ayudas para dormir mejor con fibromialgia incluyen:
•  Los antidepresivos . Para algunas personas, las dosis bajas de antidepresivos tricíclicos, como la amitriptilina, pueden ayudar a lograr un sueño más profundo. 
•  Mirar televisión o navegar por Internet aumentará la actividad eléctrica en el cerebro y hará que sea más difícil conciliar el sueño.
•  Ejercicio. El ejercicio ligero durante el día puede ayudarlo a dormir mejor por la noche.
•  Suplementos herbales. La melatonina puede restablecer el ritmo natural de su cuerpo y hacer que sea más fácil conciliar el sueño, mientras que la valeriana puede ayudar con el insomnio y aliviar el estrés y la ansiedad. Siempre consulte con su médico antes de comenzar con cualquier suplemento para que no interfiera con sus otros medicamentos.
•  Mejor colchón . Si no está durmiendo en un colchón cómodo, debe obtener uno. Investigue y encuentre un colchón que lo ayude a dormir mejor.
•  Medicamentos recetados para dormir . Existe una variedad de medicamentos para dormir aprobados, que su médico puede recetar para ayudarlo a dormir mejor, incluidos Lunesta y Ambien. Estos deben considerarse como el última alternativa, ya que tienen efectos secundarios.

Su médico puede ayudarlo a encontrar soluciones adicionales 
para que logre dormir mejor por la noche y así lograr reducir otros 
síntomas de fibromialgia.


Imagen de: Redacción médica
 

Consejos Para la Planificación a Corto Plazo Del Año 2022 Con Fibromialgia

No sé ustedes, pero no soy una gran admiradora de las resoluciones de Año Nuevo. 

Una vez que las hice, parece que me saboteo a mi misma y termino rindiéndome!. 
¿Te sientes así? 
Bueno, el 2020 está llegando rápidamente y me gustaría compartir algunas ideas que podrían ser más valiosas, y alcanzables, para aquellos que tenemos fibromialgia.
Tal vez en lugar de resoluciones, debemos esforzarnos por pasos progresivos para nuestro progreso personal. 
Debido a la imprevisibilidad de nuestra enfermedad, hacer resoluciones parece  prepararnos para el fracaso. 
Mantenga su determinación de hacer cambios lo más flexibles posible. 
Oh, y concédete mucho permiso y períodos de gracia.
Digamos que quieres hacer más ejercicio este próximo año. Ese puede ser su objetivo a largo plazo. 
Divida eso en objetivos alcanzables a corto plazo. 
Debido a que es difícil para mí hacer ejercicio debido al malestar post-esfuerzo, configuré una alarma para caminar dos veces al día durante 2-3 minutos cada vez. 
Con el tiempo, mi objetivo es aumentar eso, pero me mantengo realista, por lo que no me desanimo y renuncio. 
Necesito estar dispuesta a ir agregando tiempo, dependiendo de mi nivel de energía y síntomas.

Tal vez quiera comer mejor e incorporar alimentos más saludables en su dieta. Mi objetivo a largo plazo era dejar de comer carne. 
En lugar de pasarla mal, poco a poco agregué más verduras y granos integrales. 
De esa manera no me desanimé tanto como para arrepentirme. Es más probable que los cambios graduales logremos mantenerlos.
¿Qué le parece elegir a un amigo a quien enviarle una tarjeta de aliento, cada mes el próximo año? 
¿A quién no le gustaría recibir una tarjeta por correo? Podría revolucionar totalmente tu amistad. 
O si conoce a alguien que perdió a un ser querido, envíele una nota o tarjeta cada mes durante el primer año. ¡Qué bendición sería para él o ella!
Tal vez uno de tus objetivos sea encontrar la manera de ganar dinero extra desde casa. 
Internet es un gran recurso para hombres y mujeres. 
Aquí hay un grupo de Facebook dirigido por una amiga mía con lupus, y estoy segura de que hay muchos más recursos por ahí.

Si tiene ideas que te han funcionado bien, por favor comparte.

¡Gracias por leernos!

Por: B: Cetina

Política de privacidad del uso de productos de Google

Fibromialgia, ¡estoy tan cansado de estar enfermo…!

Tener una condición crónica como la fibromialgia es un problema

Se incrementa y retrocede, pero nunca desaparece… Por la fibromialgia muchos hemos abandonado cosas de nuestra vida, hasta la  actitud positiva que teníamos antes, ha sufrido ya no es la misma. 
Estamos tan cansados de estar enfermos de fibromialgia… Lo único que quisiéramos hacer es dormir, pero el dolor de la fibromialgia nos impide dormir bien, ya ni eso nos queda. Y cuando nos levantamos estamos tan cansados como cuando nos fuimos a dormir.
 
Nos dicen que hagamos más ejercicio… 
No pueden comprender lo difícil que nos resulta hacerlo, cada movimiento que realizamos quema y duele. Caminamos una cierta distancia y la espalda comienza a doler. Hacemos lo que podemos, distancias cortas, pero es difícil. 
Quisiéramos que las otras personas comprendieran que no es fácil perder peso. Tratamos de regresar a nuestro peso correcto pero no lo conseguimos. Debe ser por el hecho de estar mucho menos activos, tiene mucha relación y es un círculo vicioso, ya que el sobrepeso lo empeora todo. También afecta nuestra autoimagen y autoestima y esto no nos ayuda en nada. 

Toma tu medicina…
Lo hago exactamente como me dijo el médico pero me ayuda solo en parte.  ¿Habrá algo que me ayude a devolverme mi vida?. 

Debes tener depresión…
Por supuesto me estoy tratando contra la depresión, tomo un medicamento. Si a los que me juzgan les doliera casi todo el cuerpo prácticamente todo el tiempo, ¿no se deprimirían?Creo que los que lidiamos con esto somos mucho más fuertes de lo que las personas creen. No hay un solo aspecto de nuestra vida, en el que la fibromialgia o las otras condiciones convivientes no nos afecten.

Muchos ni siquiera podemos comer sin experimentar síntomas.

 


Tú provocas que te ocurra eso…


Eres negativo

Los síntomas trabajan en combinación y cada uno agrava a los demás. A pesar de ello ¡intentamos mantenernos positivos!. Sabemos que el dolor que tenemos ahora, calmará y nos sentiremos mejor, pero no totalmente bien. A veces mejoramos bastante, pero todavía hay algún dolor o síntoma que continúa: depresión, problemas estomacales, dolor de cabeza, síndrome de piernas inquietas, etc. 

Hay días buenos, momentos en los que podemos hacer más cosas y disfrutar
más, pero si no nos cuidamos y controlamos nuestro nivel de actividad, sabemos que mañana o el siguiente día, lo pagaremos caro…

Sentimos agotamiento físico, mental y emocional.
Estamos perdiendo la esperanza de que se encontrará algún día un verdadero alivio médico para la fibromialgia. 

No deberíamos pensar así, pues se realizan muchísimas investigaciones, deberíamos creer que hay esperanza, pero hay momentos difíciles en los cuales
es casi imposible creerlo. Tenemos que esforzarnos en mantener la idea de que esto sucederá, que vamos a estar mejor. Sólo quisiéramos que ocurra rápido…


Por: B. Cetina
Reflexiones anónimas

Imagen de: 
La Mente es Maravillosa

Política de privacidad del uso de productos de Google

10 síntomas de la Fibromialgia que no se deben ignorar

La fibromialgia, es una afección crónica que causa dolor en todo el cuerpo, incluidos dolor muscular, articular y fatiga, así como otros síntomas. Puede conducir a la depresión y al aislamiento social. 

Es una condición angustiante que puede afectar tanto mental, como físicamente. 
Al despertar, comúnmente el paciente experimenta fatiga, como si no hubiera descansado nada.
Las complicaciones físicas y mentales de la fibromialgia, pueden hacer que la rutina diaria sea difícil de realizar. 

Hechos relevantes sobre la fibromialgia:
Las mujeres entre 25 y 60 años comprenden la mayoría de los pacientes con fibromialgia. También tienen 10 veces más probabilidades de desarrollar la enfermedad.
El diagnóstico de la fibromialgia requiere un examen físico completo, pues el médico debe descartar otras afecciones similares. Una prueba de sangre, específicamente un conteo sanguíneo completo, un examen de tiroides, se realiza rutinariamente para descartar otros problemas.
Después del diagnóstico, los pacientes suelen ser derivados a un reumatólogo, y neurólogo para un tratamiento adecuado.
Este artículo puede ser de ayuda para quienes quizás estén afectados, si después de leer piensan que puede ser así, los instamos a buscar orientación médica.

Aquí hay diez posibles signos de fibromialgia que nunca se deben ignorar:
1. Dolor de pies a cabeza
La mayoría de los que visitan a su médico, se quejan de dolor generalizado. Aproximadamente el 97 % de las personas con esta condición, experimentan dolor en todo el cuerpo. El dolor se describe como «profundo, agudo, palpitante, punzante» y puede afectar ligamentos, músculos y tendones. Muchas veces no responde a los medicamentos para el dolor que se venden sin receta.
2. Fatiga persistente o agotamiento
La fatiga es la segunda queja más común de las personas con fibromialgia. La principal diferencia entre alguien que experimenta «cansancio» y el que tiene fatiga extrema (agotamiento) es la duración de los síntomas.
Las personas con fibromialgia frecuentemente asocian su sensación de fatiga con un estado gripal. Simplemente no pueden realizar las tareas de manera normal. Esta sensación de agotamiento afecta las tareas simples, el ejercicio, e incluso levantarse por la mañana.
3. Rigidez del cuerpo
Más del 75 % de las personas experimentan rigidez corporal, particularmente por la mañana. Esta rigidez es similar a la que sufren las personas con artritis, especialmente artritis reumatoidea. 
En algunos casos, la rigidez desaparece en 10 a 15 minutos, en otros durará la mayor parte del día.
4. Sueño de mala calidad
Debido a su dolor físico a las personas con fibromialgia les resulta difícil dormir bien. Una razón para esto es la actividad cerebral errática experimentada en pacientes con fibromialgia durante el sueño, impidiendo el sueño profundo. A esta inquietud, la siguen interrupciones causadas por el dolor.
5. ‘Puntos desencadenantes’
Los pacientes de fibromialgia tienen ‘puntos gatillo’ diseminados por el cuerpo, que producen sensaciones muy dolorosas. Provocan dolor y sensibilidad. Cuando el médico aplica presión en ellos, son extremadamente dolorosos.
Dónde están ubicados los puntos dolorosos de la fibromialgia?
  •  En los codos.
  •  En la parte interna de las rodillas.
  •  En la zona externa de las caderas.
  •  Entre los omóplatos (encima de la espina de la escápula)
  •  Debajo de la clavícula, en la zona superior del pecho.
  •  En la nuca o base del cráneo.
6. Digestión anormal
El estreñimiento, la diarrea y la hinchazón son síntomas de la fibromialgia. Aproximadamente entre el 40 y el 70 % de los pacientes experimentan el Síndrome del Intestino Irritable.
La enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE), también ocurre en la fibromialgia.
7. Entumecimiento, hinchazón u hormigueo
Alrededor de la mitad de las personas con fibromialgia experimentan una sensación de ‘hormigueo’ en sus brazos, manos, pies y piernas, una condición conocida como parestesia. Estas sensaciones son desagradables, pueden durar minutos o también persistir bastante tiempo.
La parestesia es un trastorno de la sensibilidad, se manifiesta con sensaciones anormales motivo visible, como el hormigueo. Es una sensación anormal que se siente en el cuerpo debido a la compresión o irritación de los nervios, como lo que sucede cuando tenemos un nervio pinzado, o puede deberse a una condición médica, lesión o enfermedad.
8. El fenómeno de Raynaud
Se dice que está presente en el 25 al 50 por ciento de los pacientes con fibromialgia Con la enfermedad de Raynaud, las arterias de los dedos de las manos y de los pies se estrechan, lo que reduce por un momento el suministro de sangre cuando se exponen al frío o al estrés.
La enfermedad de Raynaud es una condición independiente, aunque últimamente están asociándola a la fibromialgia. El fenómeno de Raynaud también se presenta en distintas enfermedades como la esclerodermia, la artritis reumatoide, lupus eritematoso.
9. Sensibilidad a la temperatura
Los que sufren de la fibromialgia tienden a tener una sensibilidad exagerada a la temperatura ambiente. A diferencia de otras personas, algunos pacientes tienen frío en forma anormal, y otros tienen calor también en forma anormal.
Estar en un clima más neutral o fresco es lo mejor para evitar un aumento en el dolor. Muchos pacientes relatan que tuvieron que mudarse debido a las condiciones climáticas, porque el clima extremo hace que sea difícil lidiar con la fibromialgia.
10. Fibro niebla
Una parte muy importante de las personas diagnosticadas de fibromialgia se quejan de problemas cognitivos: relatan tener dificultades para concentrarse, problemas de memoria, dificultades para encontrar las palabras y problemas cuando deben realizar varias tareas mentales simultáneamente. Las personas con niebla cerebral se suelen quedar en blanco.


Por: B. Cetina

Imagen de: América TV

Política de privacidad del uso de productos de Google

5 etapas de la Fibromialgia, ¿en cuál estás tu?

Las 5 etapas de la Fibromialgia

Es importante conocer cómo se desarrolla la fibromialgia, cómo se siente un paciente con esta condición cuando su cuerpo nota los primeros síntomas, y de qué manera éstos van avanzando.

Etapa 1

A los primeros síntomas por lo regular no se les da importancia pues coinciden con lo que podemos sentir físicamente en un período de estrés o de cansancio ‘normal’. El malestar y la fatiga vienen y se van, pensamos que es algo vinculado a nuestro ritmo de vida o a las circunstancias por las que estamos pasando en ese momento.

 
Etapa 2

Poco a poco, nos vamos acostumbrando a sentir dolor y fatiga, aunque notamos que van aumentando. Empezamos a automedicarnos, tal como hacemos cuando nos duele la cabeza o tenemos un resfriado. Un antiinflamatorio o analgésico nos alivia, por lo menos durante unas horas.

Lee más: Tratamiento completo para la Fibromialgia

Etapa 3

Pasan los meses y cada vez nos sentimos peor. Los síntomas iniciales ya se hicieron constantes y es probable que aparezcan otros más: ansiedad, depresión, lagunas mentales, falta de atención, cambios repentinos de humor, problemas para dormir, hormigueos en piernas y/o manos. Estos malestares son casi constantes, estás cansado, te preguntas si esto que te ocurre se va ir alguna vez. En esta etapa te empiezas a sentir más solo, y las personas que te rodean piensan que te quejas demasiado. Esta etapa puede durar mucho tiempo, hasta años.


Probablemente, a estas alturas nos convencimos de que ‘algo nos pasa’ y vayamos a ver a algún médico. Muchos pacientes se encuentran con que los propios médicos son incapaces de llegar a un diagnóstico certero. Y nos tienen recorriendo especialistas y haciéndonos diferentes estudios.

El especialista que mejor podrá detectar esta enfermedad crónica es el reumatólogo ya que se trata de un trastorno musculo-esquelético, la clasificación de la OMS es ‘reumatismo no articular’ y está reconocida como una enfermedad.

 
Etapa 4
Si el diagnóstico no es el correcto o no hay una conclusión, o quizás nosotros mismos, aún teniendo el diagnóstico de fibromialgia no tomamos las medidas adecuadas indicadas por el médico, para frenar en la medida de lo posible el desarrollo de la condición, la enfermedad seguirá avanzando. Llegará un momento, tras años de malestar generalizado y dolores musculares constantes, en el que no podremos continuar con nuestra vida normal
Etapa 5

Es fundamental comenzar a tratar la enfermedad lo antes posible para no llegar hasta una fase más complicada y difícil de tratar. Si no tomamos las medidas adecuadas indicadas por el médico. Algunos pacientes se ven obligados a abandonar sus rutinas cotidianas y hasta sus puestos de trabajo porque apenas se pueden levantar de la cama.

La depresión y la incomprensión llegan de la mano. Como no terminamos de aceptar lo que nos sucede, caemos en la tristeza y la angustia, al mismo tiempo que las personas que nos rodean se sienten impotentes, no saben como ayudarnos, y también habrá muchos que rechacen la idea de una enfermedad que no comprenden y terminen alejándose de nosotros, situación que aumenta nuestra tristeza y angustia.

La Fibromialgia y/o el dolor crónico nos deprimen. O la depresión causa dolor?

Las personas que sufren de y otros tipos de molestias y dolores como un síntoma de la depresión.
Y las personas que sufren de dolor crónico también pueden tener depresión.

En muchas personas la depresión provoca síntomas físicos sin explicación, como dolores de cabeza o de espalda. Este tipo de dolor puede ser el primer síntoma de depresión o el únicoEl dolor y los problemas que provoca pueden desgastarte y afectar aún más tu estado de ánimo.
El dolor crónico o la fibromialgia generan varios problemas que pueden desencadenar depresión, como problemas para dormir y estrés . Y puede disminuir la autoestima debido a problemas familiares, laborales, legales o financieros.
La fibromialgia es una enfermedad muy relacionada con trastornos psicológicos y psiquiátricos, los más frecuentes son la ansiedad y la depresión, que al asociarse con esta enfermedad, la agravan y la hacen crónica.
 

Sin embargo, algunos tratamientos pueden ayudarte con ambos cuadros:-

Los antidepresivos, como la amitriptilina y la ciclobenzaprina, fluoxetina, la duloxetina y el milnazipram, los analgésicos como el paracetamol, solo o asociado a tramadol, y algunos anticonvulsivos como la pregabalina y gabapentina son los fármacos que mejor han demostrado su eficacia en el control de los síntomas de la depresión y la fibromialgia.

Los medicamentos agonistas de los receptores de dopamina, como: ropinirol, pramipexol y rotigotina, pueden ser utilizados en el futuro del tratamiento de la fibromialgia, si se confirman los resultados preliminares sobre la eficacia de estos medicamentos.

•  El asesoramiento psicológico (psicoterapia), puede ser eficaz para tratar ambas afecciones.
•  Las técnicas para reducir el estrés, la actividad física, la meditación, llevar un diario, aprender a enfrentar los desafíos o situaciones que se presenten y otras estrategias también pueden resultar útiles.
•  Los programas de rehabilitación del dolor, generalmente ofrecen un enfoque en equipo para el tratamiento que incluye aspectos médicos y psiquiátricos.
Tratar de manera simultánea el dolor y la depresión puede ser eficaz cuando implica una combinación de tratamientos.
Si tienes dolor y depresión busca ayuda antes de que los síntomas empeoren. No debes sentirte desdichado. Recibir el tratamiento correcto puede permitirte volver a disfrutar de la vida.

¡Gracias por leernos!

Por: B. Cetina

Fibromialgia las causas de los calambres o espasmos, tratamientos y consejos.

Algunas instalaciones deportivas también ofrecen terapia acuática como alternativa al ejercicio tradicional para quienes necesitan una forma más suave de ejercitarse.
•  Calor: el calor se utiliza para reducir el dolor que resulta de la tensión muscular y la inactividad. Aumenta el flujo sanguíneo y por lo tanto produce relajación, reduciendo el dolor y la rigidez. Los métodos de calor incluyen: almohadillas térmicas , compresas calientes, baños de agua tibia o acostarse cubriéndose con una manta eléctrica .
 Frío: los tratamientos de frío disminuyen la inflamación al reducir el flujo de sangre a cierta área. También puede adormecer las áreas que envían señales de dolor. Puede usar paquetes de gel, bolsas de hielo o bolsas de verduras congeladas. 
Ya sea calor o frío no debe usar el tratamiento por más de 15 o 20 minutos a la vez.
•  Masajes: El masaje de las áreas dolorosas también puede proporcionar un alivio temporal del dolor. Al igual que el calor, el masaje aumenta el flujo sanguíneo y también puede aliviar los espasmos. Si va a un masajista, pídale que sea precavido y que verifique con frecuencia su sensibilidad al dolor.
Otra causa posible de entumecimiento de la fibromialgia
Otra posibilidad a menudo pasada por alto de entumecimiento, hormigueo, dolor y espasmos es la deficiencia de vitaminas.
•  Nivel bajo de B-12👈👈 Los síntomas comunes de niveles bajos de vitamina B-12 incluyen fatiga, entumecimiento y hormigueo y un sistema inmune debilitado. Los suplementos útiles incluyen pastillas B-12 , B-12 sublingual (disuelto debajo de la lengua) y inyecciones de B-12.
•  Baja serotonina La serotonina es una hormona importante y un neurotransmisor fabricado a partir del aminoácido, triptófano. Los síntomas del bajo nivel de serotonina incluyen depresión, fatiga, aumento del dolor y bajo nivel de azúcar en la sangre.
•  Deficiencia de magnesio Esto interfiere con la forma en que los músculos se relajan y generan energía y la capacidad del cuerpo de convertir 5-HTP en en serotonina. El aumento de la fatiga, los espasmos (y posteriormente el entumecimiento y el hormigueo debido a la presión sobre los nervios) y el dolor, especialmente después de la actividad, son todos signos de bajo nivel de magnesio en una persona con fibromialgia.
El magnesio y 5-HTP, una semana después de comenzar a utilizar los suplementos, normalmente provocan una reducción significativa en el dolor, entumecimiento y hormigueo y también ayudan a lograr un sueño más profundo y relajante sin frecuentes molestias por dolor y malestar. 
Otra fuente de absorción de magnesio son los baños de inmersión con sales de Epsom . Bañarse con sales de Epsom y bicarbonato de sodio puede aliviar la fibromialgia.
Consejos
Como puede ver hay muchos métodos para combatir el dolor, el entumecimiento y el hormigueo que son frecuentes en la fibromialgia. Hay cosas simples y pequeñas que puede hacer todos los días para que su vida sea más cómoda, y las actividades diarias más viables.
A continuación damos una lista de sugerencias prácticas y útiles de otros pacientes con fibromialgia:
•  Use zapatos cómodos con plantillas con soporte de arco.
•  Compre alfombras de goma eva para las áreas en las que se encuentre de pie durante un período prolongado de tiempo, como la cocina o el lavabo del baño.
•  Realice un baño de pies con sales de epsom.
•  No use el dolor de piernas y pies como una excusa para no hacer ejercicio.
Haga lo que pueda y mantenga en buen estado las partes de su cuerpo que no duelen tanto! 
Trate de estar activo de la manera que pueda. Haga un esfuerzo para estar más saludable y realice lo que pueda hacer. Sea amable consigo mismo.
¡Gracias por leernos!

Por: B. Cetina

Imagen de: 

Síndrome de piernas inquietas y Fibromialgia. Se ha encontrado un alto índice de vinculación.


Un estudio encontró que los adultos con fibromialgia tenían un riesgo mucho más alto de tener síndrome de piernas inquietas que los controles sanos.

El estudio sugiere que el tratamiento del síndrome de piernas inquietas puede mejorar el sueño, y la calidad de vida en personas con fibromialgia.

Los resultados muestran que la predominio del síndrome de piernas inquietas, fue aproximadamente 10 veces mayor en el grupo de fibromialgia (33%) que entre los controles sanos (3,1%). Los participantes con fibromialgia tenían 11 veces más probabilidades que los controles, de tener síndrome de piernas inquietas.
Como era de esperar, los participantes con fibromialgia informaron una interrupción considerable del sueño, utilizando el índice de calidad del sueño de Pittsburgh, el índice de gravedad del insomnio, y la escala de somnolencia de EpworthEn el grupo de la fibromialgia, estos problemas de sueño fueron más severos entre las personas que también tenían síndrome de piernas inquietas.
«La interrupción del sueño es común en la fibromialgia y es difícil de tratar».
«De nuestro estudio es evidente que una parte importante de la interrupción del sueño en la fibromialgia, se debe al síndrome de piernas inquietas«.
La fibromialgia se identificó por la revisión del historial médico y se confirmó en el examen físico, de acuerdo con las directrices publicadas con respecto a la presencia de dolor crónico y generalizado.El dolor se evaluó por un informe individual. Y por medición con un dolorímetro,un medidor de resorte que se utiliza para aplicar tasas de presión estandarizadas, a los 👉puntos sensibles👈 en los brazos y las piernas.

El síndrome de piernas inquietas se diagnosticó utilizando un cuestionario validado.El síndrome de piernas inquietases un trastorno del movimiento que implica un impulso para mover las piernas, que generalmente está acompañado, o causado por sensaciones desagradables en las mismas (fastidio, malestar, sensación de que los pies queman, cuando en realidad están tibios, necesidad imperiosa de moverlos para aliviar el desagrado y malestar). 
Esta afección comienza o empeora durante los períodos de descanso o inactividad, se resuelve parcial o totalmente con el movimiento y empeora, o solo ocurre durante la tarde-noche (normalmente ocurre entre las 8 PM y las 2 AM). El SPI ocurre una a dos veces más en mujeres que en hombres.
Watson señaló que el tratamiento del síndrome de piernas inquietas puede ser una de las claves para reducir la fatiga y mejorar la calidad de vida en personas con fibromialgia. 
Con frecuencia, el síndrome de piernas inquietas puede tratarse con éxito con un medicamento como pramipexol o ropinirol (elevan la dopamina).
«Dado que el síndrome de piernas inquietas es una enfermedad tratable, diagnosticar y tratar el síndrome de piernas inquietas en pacientes con fibromialgia, tiene el potencial de mejorar su sueño».
Varios aspectos de las dos condiciones sugieren una superposición lógica. Ambos trastornos implican anormalidades sensoriales y se ha encontrado una fisiopatología similar del sistema que regula el neurotransmisor dopamina, para ambos síndromes (fibromialgia y síndrome de piernas inquietas). 
Además, el síndrome de piernas inquietas puede ser inducido por antidepresivos, que son un tratamiento común para el dolor y la depresión en la fibromialgia. 
Además, se ha demostrado que el ejercicio mejora los síntomas tanto de la fibromialgia como del síndrome de piernas inquietas.
Síndrome: Conjunto de síntomas que se presentan juntos y son característicos de una enfermedad, o de un cuadro patológico determinado provocado en ocasiones, por la concurrencia de más de una enfermedad.
Nota.
He sufrido de síndrome de piernas inquietas durante casi toda mi vida adulta y no tomaba antidepresivos. Se acrecentó horriblemente durante los embarazos y por muchos años no supe cuál era mi problema, qué me ocurría…
A mí no me mejora el ejercicio y los síntomas se acrecientan horriblemente por factores climáticos como: humedad, presión barométrica baja o demasiado alta, lluvia (a pesar de tomar el medicamento que me recetaron en neurología).
El diagnóstico y el tratamiento lo realizan en Neurología.




Por: B. Cetina

Imagen de: Gentside

Estudio publicado en el

Journal of Clinical Sleep Medicine

Política de privacidad del uso de productos de Google

Fibromialgia: derribando 4 mitos que causan que la gente no nos crea.

Con la fibromialgia, hay que separar el mito de la realidad, para obtener una comprensión real

Algunos de los mitos más comunes se enumeran a continuación para que puedas averiguar qué hace que las personas se equivoquen, y así conocer los hechos reales.

Mito # 1: Las personas con fibromialgia tienen incapacidad para lidiar con el dolor
Algunas personas e incluso algunos médicos, dicen que es solo una incapacidad para soportar los dolores y molestias normales de la vida.
Estas personas no saben que el dolor de la fibromialgia se percibe mucho más allá de lo que es un dolor «normal». Lo que podría causar sólo incomodidad leve en otra persona puede causar dolor agudo en nosotros. 
Los escáneres cerebrales muestran que estímulos como el frío y la presión en los puntos de dolor, iluminan los centros del dolor del cerebro en los pacientes con fibromialgia, lo que significa que la persona está experimentando un dolor muy intenso y real a causa de algo que no dañaría a las personas sanas.

Términos relacionados:
Más información:
Mito # 2: las personas hipocondríacas dicen que tienen fibromialgia, o sino es una enfermedad psiquiátrica
Es difícil entender una enfermedad sin ver resultados de análisis de sangre o estudios que la demuestren y dolor sin daño en los tejidos u otras estructuras. 
Agregue los síntomas relacionados con el estado de ánimo tratados con antidepresivos, le dan a la gente la impresión de que tenemos problemas psiquiátricos, o que la fibromialgia es simplemente una forma de depresión.
Las investigaciones muestran múltiples anomalías fisiológicas presentes solamente en las personas con esta afección. Están en las células, el sistema nervioso central y ciertas hormonas. Los antidepresivos son un tratamiento común para la fibromialgia porque modifican la función de ciertos neurotransmisores (sustancias químicas que se encargan de la transmisión de las señales desde una neurona a otra). 
Los mismos neurotransmisores pueden estar involucrados en la depresión, pero también están involucrados en múltiples funciones que incluyen el sueño, la memoria y la cognición, la habilidad y algunos aspectos de la función muscular.
La fibromialgia se considera una condición neurológica, lo que significa que está en la misma categoría que las enfermedades de Parkinson y Alzheimer, ambas enfermedades antes de que se entendieran por completo sus causas físicas, estaban rodeadas de mitos similares a los que ahora se aplican erróneamente a la fibromialgia.

Términos relacionados:

Sistema nervioso central


Sensibilización central


Sistema nervioso autónomo

Más información sobre la neurología y la fibromialgia:

Mito # 3: las personas con fibromialgia necesitan más ejercicio
Es común escuchar a la gente decirnos: ‘Solo necesitas salir y ser más activo. Eso te ayudará a sentirte mejor’. Las personas tienden a confundir la inactividad con la causa de los síntomas, cuando en realidad es el resultado de los síntomas. 
La fibromialgia implica una tolerancia reducida al ejercicio, por ese motivo el esfuerzo excesivo puede provocar síntomas graves.
Las investigaciones muestran que el ejercicio mejora la fibromialgia. Parece una contradicción pero es la realidad.
La clave no está en ‘más ejercicio’, sino en el ejercicio apropiado. Todo paciente necesita observar su propia capacidad de ejercicio, trabajar dentro de esos parámetros y expandirlos gradualmente.
Para alguien con síntomas leves, que ha estado enfermo por corto tiempo, el ejercicio apropiado podría ser andar una hora en bicicleta. Para un caso severo, podría ser caminar una cuadra y volver, o unos estiramientos de yoga suaves.
Si el ejercicio se realiza correctamente, es posible aumentar muy lentamente la tolerancia al ejercicio y poder hacer más, es un proceso gradual e individual.
Ser ‘constante’ con el ejercicio es mucho más beneficioso que realizar ‘más’ ejercicio.

Más información sobre ejercicio y fibromialgia:

Mito # 4: la fibromialgia es una enfermedad de ancianas
Gran parte de los diagnosticados son mujeres posmenopáusicas, y algunas investigaciones sugieren que los cambios hormonales puede desempeñar un papel importante en el comienzo de la fibromialgia. 
Pero, la fibromialgia puede desarrollarse en hombres y mujeres, niños y adultos.
Algunos creen que los médicos no encuentran fibromialgia en hombres y niños porque no la buscan, mientras que es algo que les viene más pronto a la mente cuando se trata de mujeres mayores. Un hombre puede no ser diagnosticado nunca y a un niño se le puede decir que son solo ‘dolores de crecimiento’.
Este mito también es dañino porque muchos hombres con fibromialgia dicen que son considerados débiles por tener una ‘enfermedad de anciana’, lo que los hace menos propensos de contarle a las personas sobre su problema de salud. 
Los hombres forman parte de aproximadamente el 10% de los casos de fibromialgia diagnosticados.


Más información sobre género y fibromialgia:


Síntomas de fibromialgia en hombres