Un estudio indica un origen autoinmune de la Fibromialgia y abre nuevas vías para el tratamiento.

La fibromialgia es un trastorno crónico que se caracteriza por un dolor generalizado y por varios síntomas no dolorosos. Se ha sugerido que la autoinmunidad, la neuropatía de fibras pequeñas y la neuroinflamación están implicadas en el desarrollo de la enfermedad. 

Los resultados de este estudio, indican que los mecanismos genéticos, así como la autoinmunidad, tienen un papel en el origen de la fibromialgia.

Se ha investigado a diez pacientes y diez personas sanas. En la sangre analizada de los pacientes se encontró genes que sugieren que la autoinmunidad tiene un papel en la enfermedad.

Los síntomas incluyen fatiga, fiebre, rigidez difusa, mialgias y debilidad muscular, pérdida de apetito, síntomas relacionados con otros órganos, y el sistema nervioso central y periférico, glandulares con sequedad de ojos y boca, síntomas gastrointestinales o afecciones urinarias.

Se ha sugerido la relación de la neuroinflamación en el desarrollo de la enfermedad, se han comprobado altos niveles de citocinas y quimiocinas, una fuerte activación de microglía y linfocitos tanto a nivel del sistema nervioso central como periférico.

La hipótesis de que la autoinmunidad puede estar involucrada en la fibromialgia se basa la asociación con enfermedades autoinmunes, la relación entre traumatismos o infecciones, que también participan en el desarrollo de autoinmunidad, el alto predominio en mujeres y la detección de autoanticuerpos anti-músculo liso y anti-músculo estriado.

Además, la condición se suele presentar en algunas enfermedades autoinmunes como la tiroiditis de Hashimoto y el síndrome de Sjögren.

Hemos encontrado evidencia de un componente autoinmune en la enfermedad. La presencia dos firmas típicas de las enfermedades autoinmunes en pacientes fibromiálgicos, confirma la firma genética y la presencia de un proceso inflamatorio en curso.

La futura identificación de un componente autoinmune en el origen de la enfermedad pueden llevar a opciones de tratamiento más efectivas, especialmente para el tratamiento de pacientes que no se benefician de los medicamentos para el control del dolor.

Se necesitan más estudios en una cantidad más amplia de pacientes, para confirmar nuestros datos sobre la importancia de los factores epigenéticos y autoinmunes en el origen de la fibromialgia.

Por: B. Cetina

Imagen de: Fibromialgia noticias

Estudio: ‘Gene Expression Profiling in Fibromyalgia Indicates an Autoimmune Origin of the Disease and Opens New Avenues for Targeted Therapy’ 

Política de privacidad del uso de productos de Google

Con Fibromialgia nos preocupa el coronavirus. Preguntas que nos hacemos.

¿Qué es un coronavirus?

Los coronavirus son una extensa familia de virus que pueden causar enfermedades tanto en animales como en humanos. En los humanos, se sabe que varios coronavirus causan infecciones respiratorias que pueden ir desde el resfriado común hasta enfermedades más graves como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS). 
El coronavirus que se ha descubierto más recientemente causa la enfermedad por coronavirus COVID-19.

¿Qué es COVID-19?
La COVID-19 es la enfermedad infecciosa causada por el coronavirus. Tanto el nuevo virus como la enfermedad eran desconocidos antes de que estallara el brote en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

¿Cuáles son los síntomas de COVID-19?
Los síntomas más comunes de la COVID-19 son fiebre, cansancio y tos seca. Algunos pacientes pueden presentar dolores, congestión nasal, rinorrea, dolor de garganta o diarrea. Estos síntomas suelen ser leves y aparecen de forma gradual. 
Algunas personas se infectan pero no desarrollan ningún síntoma y no se sienten mal. Por ese motivo ya que son portadores del virus tienen que usar barbijo tricapa colocado correctamente.
La mayoría de las personas (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial. Alrededor de 1 de cada 6 personas que contraen la COVID-19 desarrolla una enfermedad grave y tiene dificultad para respirar. 

Las personas mayores y las que padecen afecciones médicas subyacentes, como hipertensión arterial, problemas cardíacos o diabetes, tienen más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave. 
En este momento la enfermedad se cobró 3,2 millones de vidas y hay 157,7 millones de personas infectadas.
Las personas que tengan fiebre, tos y dificultad para respirar *deben llamar al número telefónico asignado a su ciudad para esta pandemia. NO IR PERSONALMENTE A EMERGENCIAS!
¿Cómo se propaga la COVID-19?
Una persona puede contraer la COVID-19 por contacto con otra que esté infectada por el virus. La enfermedad puede propagarse de persona a persona a través de las pequeñas gotas dispersadas en el aire procedentes de la nariz o la boca que salen despedidas cuando una persona infectada tose o exhala (respira o habla). Estas gotículas caen sobre los objetos y superficies que rodean a la persona, de modo que otras personas pueden contraer la COVID-19 si tocan estos objetos o superficies y luego se tocan los ojos, la nariz o la boca. También puede contagiarse si inhalan las pequeñas gotas dispersadas en el aire que haya esparcido una persona con COVID-19 al toser o exhalar (respirar o hablar)
Por eso es importante mantenerse a 2 metros de distancia de cualquier persona.
Cualquier persona, hasta las personas vacunadas, puede transmitir el Covid. Nadie de nosotros sabe si es un portador sano de la enfermedad!!!. Por ese motivo hay que mantener la distancia correcta y el barbijo tricapa bien colocado.
 

¿Puede transmitirse a través del aire el virus causante de la COVID-19?

Los estudios realizados hasta la fecha apuntan a que el virus causante de la COVID-19 se transmite principalmente por contacto con pequeñas gotas dispersadas en el aire procedentes de la nariz o la boca, más que por el aire. 
Es posible contagiarse de COVID-19 por contacto con una persona que no presente ningún síntoma?
La principal forma de propagación de la enfermedad es a través de las pequeñas gotas dispersadas en el aire procedentes de la nariz o la boca expelidas por alguien al respirar o toser o hablar. 
Sin embargo, muchas personas que contraen la COVID-19 solo presentan síntomas leves. Esto es particularmente cierto en las primeras etapas de la enfermedad. Por lo tanto, es posible contagiarse de alguien que se sienta bien o solamente tenga una tos leve y no se sienta enfermo. 
¿Es posible contagiarse de COVID-19 por contacto con las heces de una persona que padezca la enfermedad?
Como otros coronavirus , este virus puede encontrarse en las heces, sin embargo, la COVID-19 se propaga principalmente a través del contacto cercano con una persona infectada o de las pequeñas gotas dispersadas en el aire procedentes de la nariz o la boca expelidas por alguien al respirar o toser o hablar. 
No obstante, se trata de un riesgo y por lo tanto es una razón más para lavarse las manos con frecuencia, después de ir al baño y antes de comer.
Qué puedo hacer para protegerme y prevenir la propagación de la enfermedad?
Medidas de protección para todas las personas
Manténgase al día de la información más reciente sobre el brote de COVID-19, a la que puede acceder en el sitio web de la OMS y a través de las autoridades de salud pública pertinentes a nivel nacional y local. 
Vacunación contra el Covid19, contraindicaciones y efectos adversos:
¿Cuáles son las contraindicaciones o precauciones para recibir las vacunas que se utilizan actualmente?👇👇

https://bit.ly/33uL0l4

¿Qué eventos adversos pueden estar asociados con la vacuna?👇👇
Información de: https://bit.ly/3o8XJDu
Hay varias precauciones que se pueden adoptar para reducir la probabilidad de contraer o de contagiar la COVID-19:
•  Lávese las manos a fondo y con frecuencia usando un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.
¿Por qué? Lavarse las manos con agua y jabón o usando un desinfectante a base de alcohol mata los virus que pueda haber en sus manos.
•  Mantenga una distancia mínima de 1 metro (3 pies) entre usted y cualquier persona que tosa o estornude.
¿Por qué? Cuando alguien tose o estornuda, despide por la nariz o por la boca unas gotículas de líquido que pueden contener el virus. Si está demasiado cerca, puede respirar las gotículas y con ellas el virus de la COVID-19, si la persona que tose tiene la enfermedad.
•  Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca
¿Por qué? Las manos tocan muchas superficies y pueden recoger virus. Una vez contaminadas, las manos pueden transferir el virus a los ojos, la nariz o la boca. Desde allí, el virus puede entrar en su cuerpo y causarle la enfermedad.
•  Tanto usted como las personas que les rodean deben asegurarse de mantener una buena higiene de las vías respiratorias. Eso significa mantener la distancia correcta y el barbijo tricapa bien colocado.
¿Por qué? Los virus se propagan a través de las gotículas. Al mantener una buena higiene respiratoria está protegiendo a las personas que le rodean de virus como los del resfriado, la gripe y la COVID-19.
•  Permanezca en casa si no se encuentra bien. Si tiene fiebre, tos y dificultad para respirar, busque atención médica y llame con antelación. Siga las instrucciones de las autoridades sanitarias locales.
¿Por qué? Las autoridades nacionales y locales dispondrán de la información más actualizada sobre la situación en su zona. Llamar con antelación permitirá que su dispensador de atención de salud le dirija rápidamente hacia el centro de salud adecuado. Esto también le protegerá a usted y ayudará a prevenir la propagación de virus y otras infecciones.
•  Manténgase informado sobre las últimas novedades en relación con la COVID-19. Siga los consejos de su dispensador de atención de salud, de las autoridades sanitarias pertinentes a nivel nacional y local o de su empleador sobre la forma de protegerse a sí mismo y a los demás ante la COVID-19.
¿Por qué? Las autoridades nacionales y locales dispondrán de la información más actualizada acerca de si la COVID-19 se está propagando en su zona. Son los interlocutores más indicados para dar consejos sobre lo que debe hacer la gente de su zona para protegerse.
•  Consulte las noticias más recientes sobre las zonas de mayor peligro (es decir, las ciudades y lugares donde la enfermedad se está propagando más extensamente). Si le es posible, evite desplazarse a estas zonas, sobre todo si su edad es avanzada o tiene usted diabetes, cardiopatías o neumopatías.
¿Por qué? Estas precauciones se deben adoptar en estas zonas porque la probabilidad de contraer la COVID-19 es más elevada.

Gracias por leernos!