La Fibromialgia y/o el dolor crónico nos deprimen. O la depresión causa dolor?

Las personas que sufren de y otros tipos de molestias y dolores como un síntoma de la depresión.
Y las personas que sufren de dolor crónico también pueden tener depresión.

En muchas personas la depresión provoca síntomas físicos sin explicación, como dolores de cabeza o de espalda. Este tipo de dolor puede ser el primer síntoma de depresión o el únicoEl dolor y los problemas que provoca pueden desgastarte y afectar aún más tu estado de ánimo.
El dolor crónico o la fibromialgia generan varios problemas que pueden desencadenar depresión, como problemas para dormir y estrés . Y puede disminuir la autoestima debido a problemas familiares, laborales, legales o financieros.
La fibromialgia es una enfermedad muy relacionada con trastornos psicológicos y psiquiátricos, los más frecuentes son la ansiedad y la depresión, que al asociarse con esta enfermedad, la agravan y la hacen crónica.
 

Sin embargo, algunos tratamientos pueden ayudarte con ambos cuadros:-

Los antidepresivos, como la amitriptilina y la ciclobenzaprina, fluoxetina, la duloxetina y el milnazipram, los analgésicos como el paracetamol, solo o asociado a tramadol, y algunos anticonvulsivos como la pregabalina y gabapentina son los fármacos que mejor han demostrado su eficacia en el control de los síntomas de la depresión y la fibromialgia.

Los medicamentos agonistas de los receptores de dopamina, como: ropinirol, pramipexol y rotigotina, pueden ser utilizados en el futuro del tratamiento de la fibromialgia, si se confirman los resultados preliminares sobre la eficacia de estos medicamentos.

•  El asesoramiento psicológico (psicoterapia), puede ser eficaz para tratar ambas afecciones.
•  Las técnicas para reducir el estrés, la actividad física, la meditación, llevar un diario, aprender a enfrentar los desafíos o situaciones que se presenten y otras estrategias también pueden resultar útiles.
•  Los programas de rehabilitación del dolor, generalmente ofrecen un enfoque en equipo para el tratamiento que incluye aspectos médicos y psiquiátricos.
Tratar de manera simultánea el dolor y la depresión puede ser eficaz cuando implica una combinación de tratamientos.
Si tienes dolor y depresión busca ayuda antes de que los síntomas empeoren. No debes sentirte desdichado. Recibir el tratamiento correcto puede permitirte volver a disfrutar de la vida.

¡Gracias por leernos!

Por: B. Cetina

La Fibromialgia cambió mi existencia, viviendo un día de 4 horas…

La fibromialgia altera la vida. 
Me ha impedido alcanzar muchos de los objetivos que aspiraba para mi futuro y que siempre creí que los alcanzaría. 
En el pasado, atribuí este hecho a mi amplia variedad de síntomas. Pero últimamente, comencé a darme cuenta de que hay otro factor involucrado. 
Es el tiempo, o mejor dicho, la falta de él. Estoy más limitada por tener solo cuatro buenas horas en mi día, que por ninguno de mis síntomas…

Mi día generalmente comienza alrededor de las 11 a.m.
No es que no esté despierta antes de eso. Mi cama generalmente está hecha a las 8:15. 
Es que la mayoría de los días me siento muy mal por la mañana. Aunque nunca es el mismo tipo de mal. Una cosa que sí tengo, es una gran variedad de síntomas. Algunas mañanas estoy toda dura y dolorida. Otros días mi dolor se limita a uno o dos lugares. 
Cuando el dolor es mi principal desafío, empleo las cosas que sé que me pueden ayudar. 
Puede ser meditación, una ducha caliente, estiramientos de yoga, o simplemente moverme por la casa. Algunas veces, levantarme y vestirme alivia la rigidez. Si necesito medicación, la tomo en ese momento.
Hay otros días en que me siento demasiado deprimida o ansiosa por tratar de funcionar. Estas alteraciones del humor me resultan muy difíciles de superar. 
No tolero ninguno de los medicamentos que me pueden ayudar con este problema, por ese motivo me cuesta superarlo por mi cuenta. 

Aunque no soy una persona religiosa, últimamente me he vuelto bastante espiritual. A veces, leer solo unas pocas páginas de uno de mis autores espirituales favoritos (es decir, Eckhart Tolle, Brené Brown, Wayne Dyer), puede elevar mi estado de ánimo hasta el punto de poder comenzar mi día.
Y luego está la fatiga. Ocasionalmente, estoy demasiado cansada para moverme. No es el cansancio que se siente después del esfuerzo físico. Este es un profundo agotamiento que afecta a todas las células de mi cuerpo. Si lo acepto, es más fácil de superar. 
Permitirme volver a dormir es tan productivo como levantarme. No habría hecho mucho ese día de todos modos.
Desafortunadamente, mi peor y más frecuente problema de la mañana es el síndrome del intestino irritable (SII). Esto puede tardar varias horas en controlarse. Tengo la variación IBS que causa diarrea (IBS-D), en lugar de la que causa estreñimiento (IBS-C). 
Supongo que los dos son miserables de soportar, pero IBS-D hace que salir de la casa sea totalmente imposible. El Imodium y yo somos grandes amigos, pero algunos días lleva más tiempo que otros. Lo más difícil es que nunca sé con anticipación cuándo ocurrirá esto.
Después de muchas cancelaciones de actividades de mañana, me acabo de resignar a comenzar mi día a las 11. 
Pensar así elimina el estrés que empeoraba los síntomas, por lo que estoy más feliz con el resultado general.  Casi siempre se que voy a funcionar bien hasta las 3 o 4 p.m. Luego aparece la fatiga, y he terminado el día independientemente de la hora. 
Sé que pasear (o descansar antes de que esté cansada) puede extender mi tiempo productivo, pero estoy tan decidida a usar mi tiempo disponible sabiamente, que tengo una gran dificultad para cumplir con estos consejos.
Como una persona orientada a cumplir objetivos, durante muchos años me frustré con listas de tareas pendientes e inalcanzables. Ahora programo solo una actividad principal y un par de elementos menores cada día. De esta manera siento una sensación de logro más seguido de lo que experimento sensación de fracaso. 
Hago todo lo que puedo tan pronto como puedo. Y me doy muchos aplausos por lograr tanto como lo que consigo, mientras vivo un día de cuatro horas.
ANTES’ DE TOMAR CUALQUIER MEDICAMENTO, HIERBA MEDICINAL, O SUPLEMENTO DEBE CONSULTAR CON SU REUMATÓLOGO, MÉDICO CLÍNICO Y/O NEURÓLOGO!

¡Gracias por leernos!

Relatado por una paciente

Por: B. Cetina

Imagen de: Hogarmania

Política de privacidad del uso de productos de Google

Con la Fibromialgia duele de la cabeza a los pies. Cómo nos podemos organizar?

 
 

Es normal sentirse agotados por nuestras limitaciones y síntomas.

La fibromialgia es difícil en muchos niveles. 

Felicitamos a los que todavía trabajan, no porque quieran sino porque tienen que hacerlo. Muchos tienen familia y hacen lo mejor que pueden, se sienten culpables por lo que no pueden hacer. Es abrumador!
 
 
 

Cuando sus pensamientos se vuelven melancólicos, visualice el motivo de su preocupación y piense que lo escribe en un globo. Cierre los ojos y suelte el globo. Luego tome algunas respiraciones lentas, profundas:

  1. Siéntese o acuéstese en una posición cómoda.
  2. Coloque una mano sobre el abdomen justo debajo  las costillas y la otra mano sobre el pecho.
  3. Respire hondo por la nariz y deje que el abdomen le empuje la mano
  4. Exhale a través de los labios en posición como si estuviese silbando. 
Tener un cuaderno para escribir las cosas que le molestan puede ser útil, al igual que la oración.
 

 
Cuando se siente angustiado pregúntese a si mismo «Qué cosa fácil que podría hacer?» 
Me encanta la broma: 
P: Cómo se come un elefante? 
R: Una mordida a la vez. 
Tome las cosas a un paso, o un día a la vez. Puede motivarlo para aquellos momentos, en los que simplemente no puede ponerse en movimiento.
 
 

Las tareas que potencialmente son cansadoras físicamente incluyen:
  • Tomar un baño o ducha;
  • Secar el cabello;
  • maquillarse;
  • afeitarse;
  • vestirse;
  • cocinar;
  • limpiar la casa;
  • trabajar;
  • Cuidar de una mascota;
  • El cuidado de los hijos,
  • Trabajar en el jardín;
  • Viajar;
  • Los compromisos sociales. 
Tome todo de a un paso a la vez, y asegúrese de descansar cada vez que pueda.
 
Sentirse agobiado puede llevar a la ansiedad o la depresión. Si le ocurre muy seguido es conveniente encontrar un terapeuta, o un clérigo, si es creyente, para que lo pueda ayudar.
A veces tener una lista de tareas puede ser útil para que no se olvide de lo que hay
 
que hacer. Pero no se convierta en un esclavo de su lista de tareas pendientes. 
Tal vez le convenga escribir cada tarea dividida en varios pasos pequeños, fáciles, así lo hará más manejable y menos estresante. Puede tildar cada pequeño paso y así saber que ha logrado algo. Lo que no pueda terminar hoy, puede pasarlo a la lista de mañana.
 
Ejemplo de una lista de cosas por hacer dividida en tareas cortas: 
  • Limpiar la cocina
  • Lavar los estantes
  • Llenar el lavaplatos
  • Barrer el piso
  • Limpiar el fregadero
  • Limpiar la mesa
  • Limpiar el piso
Esperamos que le resulten útiles estos consejos, incorpore la meditación o la oración en su vida y descanse durante el día, así evitará sentirse abrumado y agotado físicamente.

 

 

 

 

Gracias por leernos!

Por: B. Cetina

Imagen de: Vida Lúcida

Política de privacidad del uso de productos de Google

Puntuación: 1 de 5.

Fibromialgia, qué causa que comience un brote?

Las ‘crisis-brotes’ aparecen inesperadamente, pasaste unos días bastante bien y pensaste que tu fibromialgia estaba controlada, desgraciadamente no es así  siempre empeora sin un motivo real.

El dolor intenso repentino y la fatiga devastadora pueden cancelar inmediatamente cualquier plan que tenías para ese día, o incluso para esa semana.
Toda esta situación hace que vivir con tu fibromialgia resulte aún más difícil.

Qué es un ‘brote-crisis’ (episodio, exacerbación de los síntomas) de fibromialgia? Qué puedes hacer para batallar con ellos?

Una crisis es un aumento repentino en el nivel de la mayoría de tus síntomas de fibromialgia. Puede presentarse como un dolor especialmente severo, o un aumento excesivo de la fatiga.
En esencia un brote de fibromialgia es un lapso de tiempo en el cual el «nivel normal de dolor, fatiga y niebla mental» que sientes con la fibromialgia casi todos los días, es mucho peor de lo que es por lo general.
Imprevistamente te sientes mucho más cansado que de costumbre, sientes dolor intenso en ciertas parte del cuerpo, o notas que no puedes concentrarte en nada y continúa así, sin mejoría, tienes un brote de fibromialgia.
Usamos diferentes pautas de tiempo para lo que consideramos un brote, pero en general son varios días o semanas de agudización de los síntomas.

Desencadenantes de los periodos de exacerbación (brotes) de fibromialgia

Una de las mejores formas de prevenirlos es determinar lo que podría causarlo en primer lugar. Al igual que los síntomas, los factores desencadenantes de la fibromialgia varían según la persona, y pueden incluir:

  • Estrés físico o psicológico
  • Temperatura y cambios climáticos
  • Cambios hormonales
  • Viajes y/o cambios en el horario
  • Modificaciones en el tratamiento
  • Dieta
  • Falta de sueño

Cualquier tipo de estrés, no solo psicológico, sino también físico, inmunológico o cualquier cosa que interrumpa la rutina normal del cuerpo puede desencadenar un brote. Desde un accidente automovilístico hasta una cirugía u otra clase de evento estresante de la vida puede causar un empeoramiento de los síntomas. Las crisis también pueden deberse a no dormir bien, interrumpir de pronto nuestra rutina de ejercicio o excederse en alguna actividad.

Algunas crisis son inevitables, y los factores desencadenantes están fuera de nuestro control. Para de identificar qué agrava los síntomas de fibromialgia es muy importante llevar un diario, en el mismo anotaremos qué comemos, cómo dormimos y cómo esos factores afectan los síntomas. Después de llevar el diario durante varias semanas, es posible que veamos un patrón. Esto le ayudará a saber cómo administrar mejor sus acciones y actividades que pueden desencadenar un brote. El desencadenante más común es el estrés.

Los médicos han sabido por mucho tiempo que el estrés es malo para el cuerpo de muchas maneras. Puede causar aumento de peso y acortar su vida útil.
Y estar estresado

también es la forma más segura de desencadenar brotes de fibromialgia en la mayoría de los pacientes.
¿Qué puedes hacer al respecto?
Hay algunas cosas que puedes hacer para ayudar a lograr que tus brotes de fibromialgia más fáciles de tratar. En primer lugar deberás evitar las cosas que te desencadenan crisis. Apégate a un horario tan regular como puedas lograr.
El sueño adicional ayudará a prevenir los brotes. Evita el estrés tanto como sea posible.
Obviamente la vida es estresante, especialmente cuando tenemos fibromialgia, pero cualquier cosa que puedas hacer para conseguir estar menos tensionado va a ayudar enormemente para evitar los brotes.
Meditación, yoga, o incluso ejercicios de respiración pueden ayudarte a sentirte más centrado y menos estresado.
Pero si no puedes evitar una crisis, también hay cosas que puede hacer para ayudarte a reducir el dolor que estás sintiendo.

¡Gracias por leernos!

Por: B. Cetina

Imagen de: cuerpomente

Política de privacidad del uso de productos de Google

4 maneras de aliviar los síntomas de la Fibromialgia sin medicinas

Medicina alternativa para síntomas comunes.
Desde tiempos remotos muchos especialistas han puesto en práctica la medicina alternativa que, a diferencia de la medicina convencional, consiste en aplicar terapias y procedimientos que pueden aliviar síntomas como dolores de cabeza, dolores musculares, estrés y ansiedad, entre otros.
Estudios científicos indican que el yoga, la acupuntura, los masajes y la meditación pueden ayudar a mejorar la calidad de vida de pacientes con Fibromialgia.
1- Acupuntura
Se emplea mediante la inserción de agujas pequeñas y delgadas en partes específicas del cuerpo. Puede aliviar los dolores intensos de cabeza, articulaciones, espalda y cuello, reducir la fatiga y la dificultad para dormir.
 
2- Masajes
Consiste en manipular y ejercer presión en los tejidos blandos del cuerpo como la piel, los tendones y los músculos. Las terapias de masaje alivian el dolor de espalda y cuello, sin embargo sus efectos duran poco tiempo.
El masaje también mejora la circulación sanguínea, estimula el sistema inmunológico, y reduce el estrés y la fatiga.
3- Meditación
Es una práctica mental y corporal que se usa con fines de relajación y equilibrio psicológico, para aliviar síntomas y dolores, provocados por ciertas condiciones médicas. La meditación puede ser útil para regular la presión alta y síntomas relacionados con la menopausia.
También alivia el estrés y la ansiedad, la fatiga, el estado de ánimo en general y los trastornos del sueño.
 
4- Yoga
Consiste en combinar posiciones corporales con ejercicios de respiración, meditación y relajación.
El yoga alivia los dolores lumbares agudos y otros dolores de espalda, reduce la frecuencia cardíaca y la presión arterial.
También ayuda a controlar los síntomas de fatiga crónica, ansiedad, depresión, fibromialgia, osteoporosis, artritis, etc.
ESTA INFORMACIÓN ES DE CARÁCTER INFORMATIVO, CADA CUÁL OPTARÁ POR HACER LO QUE MÁS LE CONVENGA.
‘ANTES’ DE TOMAR CUALQUIER MEDICAMENTO, HIERBA MEDICINAL, O SUPLEMENTO DEBE CONSULTAR CON SU REUMATÓLOGO, MÉDICO CLÍNICO Y/O NEURÓLOGO!
Nota: Fibromialgia, Dolor Invisible, es solamente una página de noticias e información sobre la fibromialgia y otros temas de salud. No ofrecemos asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. No pretendemos sustituir el asesoramiento médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico, ante cualquier pregunta que pueda tener con respecto a una enfermedad. Nunca ignore el consejo médico o demore en buscarlo debido a algo que ha leído en este sitio web.

Las 4 equivocaciones que cometemos los pacientes de Fibromialgia

4 ERRORES COMUNES DE LAS PERSONAS CON FIBROMIALGIA

Enfrentar la Fibromialgia es bastante difícil y complicado, pero existen ciertas cosas que los pacientes pueden hacer para mejorar los síntomas.
Es necesario aprender lo que no se debe hacer para evitar las crisis de fibromialgia.
Te compartimos 4 errores que cometemos los pacientes de fibromialgia y si los evitamos, podremos controlar los síntomas de esta enfermedad.
Error 1.-
No llevar un seguimiento del dolor.
En la Fibromialgia se tiene dolor constante, por ese motivo es necesario llevar un diario para así saber cuándo y porqué empeora el dolor, así podremos identificar ciertos factores que resultan en mejoría, además averiguaremos que causó que empeoren los síntomas.
Error 2.-
Tener muchas expectativas con los medicamentos.
Los medicamentos indicados para controlar los síntomas de la Fibromialgia pueden no ofrecer los mismos resultados a todos los pacientes, además hay muchos pacientes que aparte de los medicamentos, realizan tratamientos alternativos.
Es necesario tratarse con los especialistas Reumatólogo y/o Neurólogo u otros a los cuales nos deriven, para tener un buen tratamiento que esté diseñado exclusivamente para nosotros.
Error 3.-
Negarse a tomar medicamentos creados para otras enfermedades.
Continuamente los médicos recetan medicamentos aprobados para otras enfermedades, lo cual no significa que no se puedan usar para condiciones que no están escritas en el prospecto, como los antidepresivos que normalmente los toman personas que sufren depresión, o los anticonvulsivos muchos de los pacientes con Fibromialgia presentan disminución en sus síntomas cuando los toman.

Error 4.-
No atreverse a probar otras alternativas.
Existen muchos tratamientos alternativos para la Fibromialgia que no se consideran medicina convencional, muchos pacientes obtienen resultados positivos de ellos. Un ejemplo de estos es el yoga que ayuda a muchas personas a controlar el estrés que llega a ocasionar la crisis de Fibromialgia. Otros tratamientos son la hidroterapia, meditación y tai chi.