Fibromialgia, síntomas, diagnóstico, tratamiento.

La fibromialgia es un conjunto de síntomas. ¿Cuáles son?

La fibromialgia es una enfermedad de causa desconocida y el síntoma principal es el dolor a la presión y palpación en localizaciones físicas específicas. 

El dolor suele ser difuso y persistente, quemante, punzante o penetrante. 

Involucra todo el cuerpo y el esqueleto axial (huesos que soportan el peso del cuerpo como la columna vertebral, tórax, pelvis, cuello y cabeza). Las zonas más frecuentemente afectadas son la lumbar, cervical, hombros, rodillas, muslos y brazos.

El dolor suele empeorar con el frío, infecciones, estrés y falta de sueño.

Otro de los síntomas asociados al dolor son el agotamiento o fatiga crónica, sin causa que lo justifique. Varía durante el día, desde una intensidad moderada a severa. 

Son frecuentes los trastornos del sueño, problemas para conciliar el sueño o interrupciones frecuentes del mismo durante la noche, resultando en un sueño no reparador. 

Otros síntomas asociados:

  • síndrome del colon irritable, 
  • síndrome de vejiga irritable, 
  • rigidez del cuerpo, generalmente matutina, 
  • cefaleas, 
  • malestar abdominal, 
  • parestesias, entumecimiento y 
  • mareos. 

La fibromialgia no es una enfermedad mental, aproximadamente el 30% de los enfermos cursan al mismo tiempo cuadros de ansiedad o depresión a veces preexistente, y muchas veces secundaria a la enfermedad. 

También encontramos trastornos cognitivos, como dificultad para concentrarse o para retener información (fibro-niebla).

Tratamiento de la fibromialgia

Es una enfermedad crónica, pero el pronóstico puede mejorar con un diagnóstico precoz, información correcta, y un tratamiento combinado adecuado al paciente. 

Hasta el momento no existe un tratamiento curativo, pero sí hay excelentes resultados con tratamientos interdisciplinarios. 
Dentro de las opciones de tratamiento se recomiendan: 
  • programas de ejercicios aeróbicos, 
  • ejercicios de fortalecimiento muscular y de 
  • estiramiento o flexibilidad, 
  • técnicas de relajación para aliviar la tensión muscular y la ansiedad, 
  • programas educativos que le ayuden a comprender y controlar la 

         fibromialgia. 

Con respecto al tratamiento farmacológico, hay varios medicamentos aprobados para la fibromialgia, que han resultado eficaces en el manejo de los síntomas.
Por: B. Cetina 
Información extraída de: 

Política de privacidad del uso de productos de Google

Fibromialgia, síntomas no tan comunes

La fibromialgia  puede ser una enfermedad compleja y que nos causa temor, afecta a cada parte de la vida y el cuerpo. 
Mucha gente piensa que algunos de sus síntomas son tan extraños, que deben ser la única persona que los experimenta. 

La verdad es que millones de personas alrededor del mundo, probablemente sientan lo mismo.
Veremos síntomas que te demostrarán que no eres  la única persona con fibromialgia que los sufre. Conocer la gran variedad de síntomas puede ayudar a comprenderte a ti mismo, o a colaborar con el médico para llegar a un  diagnóstico, también poder descubrir cuáles son tus desencadenantes. 
Podrás descubrir si un síntoma en particular, proviene de la fibromialgia o de otra condición. Algunas personas tienen niveles relativamente constantes de algunos síntomas, pero muchos experimentamos más cantidad de síntomas, y también  remisiones de los mismos.

Tipos de dolor poco comunes
Estos dolores son raros en otras enfermedades, pero son característicos de la fibromialgia.
•  Sentimos el dolor con mayor intensidad (hiperalgesia)
•  Sensibilidad exagerada al tacto o temperatura (alodinia)

•  dolor que varía de leve a grave, y puede ir cambiando de lugar
•  dolor de los nervios y sensaciones anormales llamadas  parestesias (hormigueo, ardor, picazón, tirones, etc.), especialmente en los brazos y piernas.

Síntomas generales
Algunos de nuestros síntomas al ser difíciles de clasificar, se encuentran listados como ‘generales’. 
Normalmente no son los más comunes. 
Éstos incluyen:

•  Sensación de estar «destruido» después de un esfuerzo físico o situaciones estresantes

•  otros miembros de la familia con fibromialgia (predisposición genética)
•  alergias  (como una condición superpuesta)
•  mucosidad anormal
•  hemorroides
•  sangrado de la nariz
La fibromialgia no es una enfermedad de las articulaciones, pero puede implicar algunos síntomas relacionados con las mismas. La mayoría de los pacientes, presentan síntomas de los tejidos blandos, incluyendo músculos y tejidos conectivos (tendones, ligamentos y fascias). 
Incluyen:
•  rigidez matutina
•  tejidos conectivos sin fuerza, que pueden provocar hipermovilidad articular

•  contracciones musculares involuntarias

•  Inflamación generalizada
•  Bultos bajo la piel, puntos gatillo
•  dolor en la mandíbula, posiblemente, trastorno de la articulación temporomandibular.

Síntomas Cognitivos
A menudo llamado ‘fibro-niebla’, este es uno de los síntomas más molestos, junto con el dolor, y los problemas de fatiga/sueño.
Muchas coinciden en que la fibro-niebla les afecta más que cualquier otra cosa.
•  dificultad para hablar palabras conocidas y otras  alteraciones del lenguaje (disfasia)
•  desorientación 
•  deterioro de la memoria a corto plazo
•  olvido

•  Confusión

•  dificultad para concentrarse
•  dificultad para aprender nueva información
•  dificultad para procesar o retener la información que se oye
•  problemas con las matemáticas y números
•  alteración de la comprensión de la lectura
•  incapacidad periódica para reconocer al entorno familiar


Por: B. Cetina
Imagen de: