Las alergias y la Fibromialgia, la relación entre ambas condiciones.

La Fibromialgia y las Alergias

Nueve años de fibromialgia y artitis reumatoidea, me han enseñado que la fibromialgia y las alergias van de la mano. Si bien esto puede ser lo último que un paciente de fibromialgia quiere escuchar, por desgracia es cierto.
Concientizar acerca de este hecho puede salvar a las personas con fibromialgia de mucha incertidumbre, visitas adicionales al médico, y mucho sufrimiento.
Como sabemos vivir con fibromialgia nos hace extremadamente sensibles a bueno, casi todo… Alimentos picantes, olores, calor y frío, luces brillantes, casi no hay nada que escape del alcance de la fibromialgia, y podemos agregar alergias a esa lista.
Permítanme darles algunos ejemplos de mi experiencia con la fibromialgia y las alergias.
Mal día para el cabello
Durante siete años, me teñí el pelo con el mismo tinte para el cabello, y el mismo color, para cubrir mis canas. Unos meses después de que me diagnosticaron fibromialgia, fuí a mi peluquera para que me tiña el pelo, usando el mismo producto de siempre.Estaba emocionada por ese pequeño impulso que recibes cuando sales del salón, luciendo genial y sintiéndote bien, ¡Y lo logré! Como esos momentos alegres se vuelven cada vez menos, esperaba con ansia mi aspecto renovado y estaba agradecida de poder mimarme a mí misma. Al comienzo todo estaba bien, pero esa noche fue una historia diferente. Mi cuerpo rechazó violentamente algo de lo que había usado mi peluquera. 
Mis oídos parecían coliflores, y la parte posterior de mi cuello se elevó en escamas rojas, como un pez. Algunas partes de mi cuerpo se sentían como si alguien les hubiera prendido fuego, el dolor era asombroso y constante.
Mi esposo me llevó rápidamente al hospital, a la sala de urgencias y me dieron una inyección de cortisona y me dijeron que nunca podría volver a teñirme el pelo. 

Piel y gemidos
Toda mi vida tuve una buena piel sin acné cuando era adolescente, me lavaba la cara, y ya… Lo mismo ocurrió en mi vida adulta hasta que me diagnosticaron fibromialgia.
Un año después del incidente de la tintura para el cabello, me desperté con lo que equivale a urticaria en toda la cara, el pecho y los brazos. Qué está pasando? No cambié mi rutina en mi piel, mis sábanas las lavo dos veces por semana de dónde vino esto?
La crema y el medicamento Benadryl me ayudaron y después de dos días, la urticaria disminuyó. Una semana más tarde, mientras estaba con una gran crisis, la urticaria regresó, con extraños parches escamosos en mis pies que picaban terriblemente.
Fue la causa de muchas noches sin dormir, mi piel picaba tanto que la rasqué desesperadamente, quedé con raspones y cicatrices por todas partes. La idea de otra condición otro médico más, fue tan frustrante pero sabía que no tenía otra opción. Y fui a ver a un dermatólogo. Me diagnosticó eczema en la cara, el pecho y los brazos, y psoriasis en los pies. De dónde salió esto? 
Nunca he tenido problemas con mi piel y así como así no puedo teñirme el pelo y tengo eczema y psoriasis?!.
Creo que asumí el riesgo y tomé más medicamentos por mi cuenta sin hablar con mi médico… Mi equipo soñado de profesionales médicos ha trabajado mucho para lograr interacciones seguras y armoniosas con mis muchos medicamentos. Y el echo de agregar otros químicos potentes en mi cuerpo arruinó ese equilibrio, enviándome a una espiral descendente.

Pasos a seguir para controlar lass alergias y  la fibromialgia
Desafortunadamente con la fibromialgia las alergias son inevitables, pero hay formas de controlar los síntomas.
 •Hacerse el test. Cuanto antes te hagan la prueba, antes sabrás con alergias a qué estás tratando y cómo puedes combatirlas.
 •Habla con tu médico antes de tomar otras drogas. Existen peligros reales cuando tomamos múltiples medicamentos. 
El más serio de todos: la posibilidad de una sobredosis.
 •Ir por lo natural para una comodidad óptima todo lo que toca nuestra piel debe ser suave y sin fragancias. Eso significa lociones, limpiadores, champú y acondicionadores, protector solar, maquillaje, ropa de vestir y ropa de cama 100% de algodón. 

 •Mantente hidratado. Tranquilízate por dentro y por fuera, ten una gran botella de agua para que sea tu nuevo mejor amigo.
 •Prueba el Neti Pot (irrigación nasal)  . Soy una gran fan porque es 100% natural. Al usar una solución de agua salada, eliminará con sin riesgos los alergenos de los conductos nasales.
La Fibromialgia es como el regalo de la vida que nos sigue obsequiando cosas, o más bien la maldición que sigue maldiciendo. 
No muestra misericordia, una razón más por la cual es tan importante  que compartamos unos con otros lo que hemos aprendido a lo largo de nuestra vida con fibromialgia.

Nuestros síntomas siempre están evolucionando y cambiando, las experiencias de cada paciente son diferentes

Cada pieza de este rompecabezas caótico importa en nuestra
misión por encontrar alivio.

‘ANTES’ DE TOMAR CUALQUIER MEDICAMENTO, HIERBA MEDICINAL, O SUPLEMENTO DEBE CONSULTAR CON SU REUMATÓLOGO, MÉDICO CLÍNICO Y/O NEURÓLOGO!
Nota: Fibromialgia, Dolor Invisible, es solamente una página de noticias e información sobre la fibromialgia y otros temas de salud. No ofrecemos asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. No pretendemos sustituir el asesoramiento médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico, ante cualquier pregunta que pueda tener con respecto a una enfermedad. Nunca ignore el consejo médico o demore en buscarlo debido a algo que ha leído en este sitio web. Las opiniones expresadas en este sitio son publicadas para informarnos sobre temas relacionados con la fibromialgia.

¡Gracias por leernos!

 

 
Por: Puja Rios
Información parafraseada de: 

Imagen de: VIX

Fibromialgia y Espondiloartritis juntas. Empeoran la calidad de vida

Los pacientes con espondiloartritis axial (se manifiesta principalmente a nivel articular, con lumbalgia crónica, rigidez y en ocasiones, artritis, Psoriasis, inflamación ocular y/o afectación del tubo digestivo), muchas veces se ven afectados por fibromialgia, que empeora su calidad de vida.

La salud física y psicológica se ve afectada por la presencia de fibromialgia asociada, pero no afecta los niveles de inflamación ni la mayoría de los síntomas de la enfermedad no relacionados con la columna vertebral.
La espondiloartritis axial se caracteriza por la inflamación de las articulaciones, entre ellas las vértebras, las sacroilíacas y la unión del hueso, músculo y tendones, es una condición en la que la inflamación en la columna vertebral hace que algunas vértebras se fusionen, haciendo que el enfermo tome una postura encorvada. 

A diferencia de la fibromialgia, la enfermedad es más común en los hombres.
Los médicos han observado que la fibromialgia aparece a veces entre estos pacientes, hasta ahora las dos condiciones no se habían estudiado en conjunto. 


Desde 2015, los enfermos incluidos en el registro de pacientes también son examinados para la fibromialgia.
De los 886 pacientes incluidos en el estudio, el 69% eran hombres y el 17,7%, o uno de cada seis, fueron diagnosticados con fibromialgia
Los pacientes incluidos habían iniciado recientemente tratamientos con anticuerpos contra el factor de necrosis tumoral (proteína culpable de iniciar y magnificar la reacción de inflamación que padecen los pacientes de artritis reumatoide), para hacer bajar la inflamación, y otros nunca habían utilizado ningún fármaco biológico.
Los que tenían espondiloartritis axial y fibromialgia, obtuvieron la puntuación más alta en en cuanto a la evaluación de la gravedad y el efecto de la condición de su columna vertebral. Además eran más propensos a tener ansiedad, depresión y fatiga significativa. Asimismo obtuvieron puntuaciones más bajas en las mediciones en relación a la calidad de vida.
Sólo el 3% de los pacientes con espondiloartritis axial, declaró que tuvo que faltar al trabajo por motivo de su condición, el 17% de las personas con ambas condiciones reportaron ausentismo laboral.
Cuando trabajan, el 52% de los que padecen fibromialgia afirmaron que su trabajo se deterioró aproximadamente a la mitad. 
En cambio el número de pacientes con espondiloartritis sin fibromialgia, el deterioro laboral fue del 23%.
Los niveles de proteína C reactiva -un marcador de inflamación- fueron similares en los dos grupos de pacientes. El único síntoma no relacionado a la columna vertebral que fue más común entre los que también tenían fibromialgia, eran las articulaciones hinchadas.
La presencia de fibromialgia también fue igual en los pacientes que tenían una historia de TNF -terapia de bloqueo-, en comparación con aquellos que nunca usaron drogas biológicas.
El desarrollo de enfoques de tratamiento que aborden las necesidades no satisfechas de los pacientes con espondiloartritis axial y con fibromialgia como enfermedad paralela, debe ser una prioridad de investigación actual.

GRACIAS POR LEERNOS!
Por: B. Cetina
Imagen de: ANDigital

13 tips para cuidar la piel seca en la Fibromialgia.

Cuidados personales para la piel seca

La sequedad de la piel se produce cuando ésta se deshidrata. 
Es común y puede afectar a cualquier persona a cualquier edad.

Los síntomas de la sequedad de la piel abarcan:

  • Descamación de la piel. 
  • Piel que se siente áspera. 
  • Rigidez de la piel, especialmente después del baño. 
  • Picazón. 
  • Grietas en la piel que pueden llegar a sangrar. 

La sequedad de la piel puede afectar cualquier parte del
cuerpo, pero más comúnmente aparece en las manos, los pies, los brazos
y la parte inferior de las piernas.



Causas
La sequedad de la piel puede ser causada por: 

  • Aire frío y seco del invierno. 
  • Estufas que calientan el aire y eliminan la humedad. 
  • Aire caliente y seco en ambientes desérticos. 
  • Acondicionadores de aire que enfrían y eliminan la humedad. 
  • Tomar baños o duchas calientes y prolongados con frecuencia. 
  • Lavarse las manos con frecuencia. 
  • Algunos jabones y detergentes. 
  • Afecciones cutáneas, como eczema y psoriasis. 
  • Ciertos medicamentos (tanto orales como tópicos). 
  • El envejecimiento, durante el cual la piel se hace más delgada y produce menos aceite natural.

Cuidados en el hogar

La sequedad la piel mejora mediante la restauración de la humedad en la piel.

  • Humecte la piel con un ungüento, crema o loción de 2 a 3 veces al día o con la frecuencia que sea necesaria .
  • Los humectantes ayudan a bloquear la humedad, así que funcionan mejor sobre la piel húmeda. Después de bañarse, seque la piel dando palmaditas y aplique la crema humectante.
  • Evite productos para el cuidado de la piel y jabones que contengan alcohol, fragancias, colorantes u otros químicos.
  • Tome baños o duchas cortos y con agua tibia. Reduzca su duración de 5 a 10 minutos. Evite tomar baños o duchas calientes.
  • Báñese solo una vez al día.
  • En lugar del jabón normal, pruebe con limpiadores cutáneos suaves o jabón con humectantes agregados .
  • Use solamente jabón o productos de limpieza en su cara, axilas, áreas genitales, manos y pies.
  • Evite restregarse la piel.
  • Aféitese inmediatamente después de bañarse, cuando el vello es suave.
  • Use ropa suave y cómoda cerca de su piel. Evite las telas ásperas como la lana.
  • Lave la ropa con detergentes libres de colorantes o fragancias .
  • Beba mucha agua.
  • Alivie la picazón en la piel mediante la aplicación de una compresa fría en las áreas irritadas.
  • Pruebe con lociones o cremas de cortisona de venta libre si la piel está inflamada .
  • Busque cremas hidratantes que contengan ceramidas.

Los humectantes o hidratantes, previenen la deshidratación de la piel. Después de bañarse, seque la piel dando palmaditas y aplique la crema 
humectante. 

¡Gracias por leernos!

Por: B. Cetina

Imagen de: La Mente es Maravillosa

Política de privacidad del uso de productos de Google

Fibromialgia, Espondiloartritis. Por qué?



(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

function googleTranslateElementInit() { new google.translate.TranslateElement({ pageLanguage: \’es\’ }, \’google_translate_element\’); } La EAA* (Espondiloartritis), es un reumatismo inflamatorio que afecta a adultos jóvenes, normalmente antes de los 40 años.

Los hombres se ven afectados más a menudo que las mujeres.

Produce una inflamación esencialmente de la columna vertebral y la pelvis.


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

¿Cuáles son los mecanismos?
La EAA* se debe a una inflamación de las entesis, es decir, una pequeña zona, situada en un tendón, justo donde éste se introduce en el hueso.
Como tenemos muchas entesis en la columna vertebral, esto explica por qué ésta es la región del cuerpo que se ve más frecuentemente afectada.
Actualmente, no conocemos la causa de la EAA*.
Parece que el antígeno HLA B27 (que se detecta realizando un simple análisis de sangre) está implicado:
Se encuentra con mucha más frecuencia durante la espondiloartritis que en la población general, pero su simple presencia no basta para provocar la enfermedad y tampoco lo encontramos en todos los pacientes.
¿Cuáles son los síntomas?
Generalmente, los síntomas son los dolores relacionados con una inflamación de las articulaciones sacro-ilíacas (articulaciones situadas en los glúteos, entre el sacro y el hueso ilíaco), los ligamentos y/o las articulaciones de las vértebras, las articulaciones del tórax (pecho o caja torácica).
Estos dolores, localizados a la altura de los glúteos, en la mitad de la espalda y en la parte trasera del muslo, aparecen sobre todo por la noche, disminuyen durante el día y con el ejercicio físico, para volver a aparecer por la noche con el cansancio.
No mejoran con el descanso.
También observamos una rigidez matinal

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
En ocasiones hay signos distintos a los articulares, por ejemplo en el ojo:
Se trata de la uveítis anterior, una inflamación de la parte anterior del ojo que se traduce, normalmente, en un ojo rojo y doloroso en su conjunto y, a veces, en una falta de nitidez visual.
Pero también se puede dar una psoriasis cutánea, o una inflamación del tubo digestivo.
¿Cómo se realiza el diagnóstico?
Cuando se sospecha la presencia de una EAA*, el médico manda que se realice un análisis de sangre, para realizar un control biológico que puede (raramente), poner de manifiesto signos de inflamación articular:
Aumento de la velocidad de sedimentación, algunas variables, pero no siempre presentes al inicio de la enfermedad.
La búsqueda del antígeno HLA B 27 en la superficie de los glóbulos blancos, puede resultar útil en el diagnóstico, ya que algunas formas de EAA* están asociadas a su presencia, que sin embargo, no basta para confirmar el diagnóstico de la enfermedad.
También se solicita la realización de radiografías, especialmente de la columna vertebral y la pelvis.
La presencia de una sacroileítis, una inflamación de las articulaciones sacro-ilíacas, ayudará al médico a realizar el diagnóstico.
Por último, el médico recurre, en ocasiones, a algunos tests con fármacos principalmente antiinflamatorios y analgésicos, que consisten en recetar al paciente un tratamiento con dichos medicamentos para evaluar su eficacia: una respuesta positiva va en favor del diagnóstico de EAA*.
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

¿Cómo evoluciona?
Su evolución es progresiva y variable según el paciente.
A menudo se manifiesta por accesos que, si no se sigue ningún tratamiento, pueden producir dolores nocturnos que despiertan al enfermo hacia las 2 de la mañana, y una rigidez matinal de más de 30 minutos.
Muy raramente, se puede dar una osificación agarrotadora de la columna vertebral, así como una afectación de las caderas.
Afortunadamente, estas formas graves son cada vez más raras y, sobre todo, se ven formas benignas, sin agarrotamiento crónico.
¿Cuáles son los tratamientos?
Se recetan distintos tipos de tratamientos que tienen el objetivo de aliviar los dolores, disminuir la inflamación, conservar la función articular y mejorar la calidad de vida. Actualmente no existen tratamientos de fondo.
Los tratamientos sintomáticos 
Los anti-inflamatorios no esteroideos son muy eficaces en la EAA*.
Reducen rápidamente el dolor, la rigidez matinal y mejoran la movilidad articular.
Los analgésicos alivian el dolor.
Algunos están disponibles sin receta médica, pero si su uso se vuelve muy frecuente, hay que consultar con el médico para que vuelva a evaluar y adaptar el tratamiento de fondo.
En caso de fracaso de al menos dos fármacos, principalmente antiinflamatorios y analgésicos, distintos, se receta una terapia biológica.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
El reumatólogo escoge el más adaptado en función de la gravedad de la EAA*, los antecedentes y las contraindicaciones del paciente.
Actúan de forma específica en algunas sustancias liberadas por el sistema inmunitario.
Estos medicamentos administrados por vía subcutánea o intravenosa pueden tener efectos indeseables.
Por lo tanto, durante estos tratamientos es importante realizar una vigilancia médica.
Los tratamientos locales
También se recetan para aliviar los dolores, especialmente las infiltraciones de corticoides.

Los tratamientos no medicamentosos
La reeducación funcional  tiene el objetivo de luchar contra el dolor y el agarrotamiento.
Se realiza, principalmente, fuera de los períodos inflamatorios de la enfermedad.
Tiene un interés primordial en esta enfermedad.
El kinesiterapeuta puede proponer al paciente una serie de ejercicios que realizará todos los días en su casa después de que el médico haya observado que realiza correctamente los movimientos. 
Una práctica deportiva regular puede sustituir la kinesioterapia.
¡¡¡GRACIAS POR LEERNOS!!! 😊
👇Comparte con tus amigos!👇

Instagram



(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Información de: 
Imagen de: Diseases Pictures

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({ google_ad_client: \»ca-pub-3259923220346730\», enable_page_level_ads: true });

Fibromialgia, el estrés físico y emocional, nerviosismo, ansiedad: terapia muy útil.

 

 
 
Mindfulness es una enseñanza que proviene del budismo, una doctrina filosófica que data de 2500 años a.C.
El término Mindfulness significa intención, atención pura, recepción y presencia del corazón.

 
Es un concepto rico y múltiple: abarca a la vez una práctica formal de meditación y también una manera de percibir el mundo, a la vida y a uno mismo.

¿Cómo llega esta sutil y milenaria disciplina de Oriente a ser abrazada por Occidente?
Ya por los años 60 los viajes de Los Beatles a la India (a estudiar con Maharishi Mahesh Yogui), se volcaron ávidamente a buscar experiencias místicas y conocimientos en el budismo, el hinduismo, el Tantra y el Tao.
Es por esos años que la meditación, el yoga, el Tai Chi, el Chi Kung y otras disciplinas hicieron su desembarco en Occidente.
 


El programa que hizo historia

En 1979, el biólogo molecular Kabat-Zinn, practicante de yoga y meditación Zen de larga data, llegó a una intersección crucial en su vida: se propuso investigar los posibles beneficios de las disciplinas que estudiaba, para conocer la mente y aliviar el estrés, en un contexto clínico.
Desarrolló entonces un curso de medicina mente-cuerpo de ocho semanas de duración, basado en prácticas contemplativas y totalmente despojado de creencias religiosas y culturales.
Lo llamó práctica de Reducción del Estrés Basada en la Atención Plena. El curso fue un éxito: el programa demostró ser eficaz para aliviar un amplio abanico de síntomas: fobias y ansiedad, trastornos de la alimentación, conductas adictivas, trastorno límite de la personalidad, depresiones recurrentes, dolor crónico, psoriasis y muchas otras dolencias.
Tan acertada resultó la iniciativa que la prepaga más importante de Estados Unidos, incorporó al poco tiempo el programa a su cobertura, habiendo comprobando que el modelo Mindfulness ofrecía beneficios a corto, mediano y largo plazo.
El programa fundado por Kabat-Zinn dio origen a la Clínica de Reducción de
 
 
 
Estrés. Ambos fueron tema del documental «La curación y la
 
 
mente», a cargo del periodista B. Moyers, así como de un libro del mismo
 
 
nombre.
 
El programa Mindfulness comenzó a implementarse en más de 200 centros médicos de EEUU y Europa, y se extendió más allá del ámbito clínico.
En los años siguientes, Kabat-Zinn entrenó en atención plena a presidentes de empresas, jueces, miembros del clero, atletas olímpicos y miembros del Congreso de Estados Unidos.

Monjes en el laboratorio
En 1985, un encuentro entre tres visionarios dio nacimiento a una organización sin fines de lucro dedicada a investigar el cruce entre las neurociencias y el budismo, con el fin de ayudar a aliviar el sufrimiento y promover la salud a través de un rol activo de auto-cuidado.
En el 2005, un ejemplar de la revista National Geographic reflejó estos avances con una tapa que mostraba a un monje tibetano con la cabeza cubierta de 128 electrodos, y preguntaba: «¿Qué secretos guardan los cerebros de las personas que han dedicado años a la práctica de la meditación budista?»
La respuesta que daba la nota era contundente:
Numerosas investigaciones habían revelado que el ejercicio sostenido de la práctica contemplativa produce cambios en diversas estructuras cerebrales y modifica los procesos cognitivos y afectivos.
Estos descubrimientos terminaron de cimentar el interés en Mindfulness por los beneficios evidentes en toda persona que la cultiva disciplinadamente con intención, atención pura, paciencia y corazón
 

¡Gracias por leernos!

Puntuación: 1 de 5.