Tratamiento de la Fibromialgia con Guaifenesin.

Tratamiento y Teoría
Guaifenesin, un medicamento mucolítico, ligeramente uricosúrico. Los medicamentos uricosúricos se utilizan para tratar la gota causando la eliminación urinaria del ácido úrico.
Hace muchos años, absolutamente por accidente, el Dr. St. Amand descubrió que las drogas uricosúricas también ayudan a la mejoría de la fibromialgia. La fibromialgia y la gota no tienen ninguna conexión.
Al contrario de las drogas uricosúricas, el guaifenesin no produce efectos secundarios.
Después de haberse encontrado con un tratamiento eficaz, al Dr. St. Amand le pareció apropiado formular una teoría basada en los resultados. 
El analizó la orina de algunos pacientes de fibromialgia, en un periodo de 24 horas, antes y después del tratamiento con guaifenesin.
Supuso que las células del cuerpo de los pacientes de fibromialgia, conservan cantidades anormales de sustancias que se deberían haber expulsados por los riñones. 
Esta anormalidad, que puede ser debido a una deficiencia enzimática heredada (defectos hereditarios de la beta-oxidación mitocondrial de ácidos grasos), conduce a los síntomas asociados con la fibromialgia.
Otros investigadores han descubierto anormalidades bioquímicas en conexión con fibromialgia.

Controlando la Fibromialgia
El guaifenesin es el medicamento más efectivo para tratar la fibromialgia. La reacción del paciente determina la dosificación adecuada del guaifenesin. 
Varía de 300 mg dos veces al día, hasta 3600 mg al día. 
El Guaifenesin se ha utilizado por más de veinte años, no tiene ningún efecto secundario significativo, y es seguro hasta para los niños.
Según el Dr. St. Amand, el empeoramiento de los síntomas de fibromialgia al comienzo del tratamiento de guaifenesin, señala que la eliminación está en proceso. Mientras que progresa la eliminación, una mejoría ocurre gradualmente.
Inicialmente se receta 300 miligramos dos veces al día, por una semana. 
Si los síntomas empeoran, ésta es la dosis adecuada y se debe mantener. Esta dosis es suficiente en el 20% de los pacientes. 
Si los síntomas no empeoran, aumenta a 600 miligramos dos veces al día. El 50% de los pacientes comienzan a mejorar la fibromialgia con esta dosis.
Esto deja cerca del 30% que necesita cantidades más altas de guaifenesin. 
Según el Dr. St. Amand, estos pacientes requieren que la dosis del guaifenesin se continúe elevando lentamente hasta que ocurra el enardecimiento de los síntomas. 

En dos meses con la dosis apropiada, debe eliminar por lo menos un año de ruina metabólica acumulada. 
Así, cuanto más larga ha sido la enfermedad, más tiempo será necesario para la anulación total. Comienzos más recientes mejoran primero, y las más viejas bastante más tarde.
El progreso del tratamiento se mide en la mejoría de síntomas y en la identificación de los puntos gatillo. 
Una vez el guaifenesin ‘limpia’ la fibromialgia del cuerpo, los síntomas y los puntos gatillo van disminuyendo hasta desaparecer.
La Aspirina y Los Salicilatos
Un aspecto clave del tratamiento de la fibromialgia es que los salicilatos, contenidos en la aspirina y otros compuestos, bloquean totalmente los efectos del guaifenesin. 
La piel absorbe fácilmente los salicilatos, que existen en algunos cosméticos y desodorantes. Así que los pacientes que usan el guaifenesin no deben tomar aspirina u otros productos que contengan salicilatos. 
El aceite de ricino, «Listerine» y «Ben Gay» son algunos de los productos que bloquean la acción del guaifenesin. 
Cuando consumen aspirina, salicilatos, Listerine, Ben Gay o aceite de ricino los pacientes no tienen ningún efecto notable, no obtienen ningún alivio de la fibromialgia.
 
Hipoglicemia
Otra complicación en el tratamiento del guaifenesin es la hipoglicemia, o «azúcar baja en la sangre», mejor definido como la intolerancia a los carbohidratos. 
Algunos de los muchos síntomas de la hipoglicemia incluyen el cansancio, pánico, palpitaciones y mareos después del consumo del azúcar o almidón.
La hipoglicemia se puede controlar con una dieta que elimina el azúcar, la mayoría de los carbohidratos, y la cafeína.
En su práctica, el Dr. St. Amand ha visto muchos hipoglicémicos, ha encontrado que alrededor del 40% de sus pacientes de fibromialgia son hipoglicémicos.

Es obligatorio que los dos síndromes se traten concurrentemente, según el Dr. St. Amand, o el paciente no se sentirá mejor. 
La pérdida de energía por la hipoglicemia, puede hacer el tratamiento del guaifenesin intolerable.
 
Dosis de Mantenimiento
Puesto que las anormalidades heredadas como la fibromialgia no pueden ser curadas, sólo controladas, los pacientes deben tomar Guaifenesin por el resto de sus vidas, o los síntomas volverán. 
Por lo tanto, una dosificación del mantenimiento es necesaria, generalmente la misma cantidad que se usó en el tratamiento. 
Según el Dr. St. Amand, algunos de sus pacientes han estado tomando las drogas uricosúricas por más de 30 años, y mantienen una alta calidad de la vida.
‘ANTES’ DE TOMAR CUALQUIER MEDICAMENTO, HIERBA MEDICINAL, O SUPLEMENTO DEBE CONSULTAR CON SU REUMATÓLOGO, MÉDICO CLÍNICO Y/O NEURÓLOGO!
Nota: Fibromialgia, Dolor Invisible, es solamente una página de noticias e información sobre la fibromialgia y otros temas de salud. No ofrecemos asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. No pretendemos sustituir el asesoramiento médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico, ante cualquier pregunta que pueda tener con respecto a una enfermedad. Nunca ignore el consejo médico o demore en buscarlo debido a algo que ha leído en este sitio web

Dolor de espalda constante en pacientes con Fibromialgia. ¿Es normal?


¿Es normal el dolor de espalda en la fibromialgia? 

Estas dos condiciones de dolor crónico habitualmente van de la mano, muchos creen que deben tratarse juntas e individualmente, ya que algunos de los desencadenantes y síntomas pueden estar relacionados entre sí.
Hasta dos tercios de las personas con dolor lumbar crónico también tienen fibromialgia.
Hasta el 49 % de las personas con fibromialgia tienen dolor de espalda baja.
El dolor de espalda es tan frecuente entre las personas con fibromialgia que hace años era uno de los síntomas que los médicos buscaban para diagnosticar la fibromialgia.
Ambas condiciones de dolor crónico son desafiantes e intensas. Aunque los motivos son diferentes, los dolores de ambas tienen algunas semejanzas. El dolor desgasta, causa fatiga, depresión y ansiedad que hace que vivir con fibromialgia y dolor de espalda, sea aún más agotador.
El dolor de espalda puede ser parte del dolor generalizado que produce la fibromialgia. También puede haber afecciones y/o lesiones que producen dolor de espalda, aparte de la fibromialgia.

La experiencia de una paciente con fibromialgia y dolor de espalda
Me diagnosticaron cinco hernias de disco mucho antes del diagnóstico de fibromialgia. Me lesioné al atajar a mi hermana discapacitada mental que se caía hacia atrás.
Mi dolor lumbar se une a los dolores de la fibromialgia y siento como que ambos se magnifican…
Consulté a varios Traumatólogos por este problema, me derivaron a Kinesiología, como mínimo fui a cinco diferentes profesionales, con la última realizamos por lo menos treinta sesiones, me indicó ejercicios, probó de todo conmigo y ni ella, ni los anteriores lograron ni siquiera mínimamente mejorar mi situación.
Debido a esto, mi médico me derivó a Medicina del dolor, allí me indicaron realizar una infiltración con tomografía computada en la que está peor de todas las hernias. Concurrí a la cita para realizarme la infiltración, me hicieron la TC, marcaron el lugar donde inyectar, cuando la doctora pinchó la aguja, sentí un dolor horrible y mi pierna sola se dobló hacia arriba, casi le pateo la cara. No me inyectó. Me hicieron una nueva TC, marcaron otra vez, y ahí sí me inyectaron.
El resultado de todo esto fue que el dolor lumbar continuó como siempre y se me agregó dolor ciático que persistió durante casi un año. Dolor que no tenía antes! Consulté otra vez con el médico, le relaté lo ocurrido, y dedujo que en el primer intento de aplicarme la infiltración me pinchó el nervio ciático, de ahí el espantoso dolor y el hecho de que mi pierna saltara sola.
Realmente para mi fue una muy mala experiencia, en cambio se de otras personas que se infiltraron y realmente se sintieron bien.
En mi caso no puedo afirmar que sean progresivos ni el dolor lumbar ni la fibromialgia, simplemente tengo muchos más años y eso se nota, también se están presentando síntomas heredados, como la artrosis.
 
Dolor de espalda relacionado con la fibromialgia
La característica central de la fibromialgia es el dolor crónico en múltiples sitios.
La parte superior de la espalda y la columna vertebral, y la parte inferior de la espalda y la columna vertebral (incluyendo las nalgas).

El dolor puede ser de leve a muy fuerte.

  • Se puede sentir como un dolor sordo y constante, o un dolor ardiente.
  • Las vértebras no se afectan, aunque el dolor puede sentirse como si proviniera de ellas.

Las personas con fibromialgia tienden a despertarse con dolores y rigidez en la espalda. Algunos pacientes informan que el dolor mejora durante el día y empeora por la noche. Otros sufren dolor todo el día.

El dolor puede empeorar con:

  • Actividad física
  • Clima húmedo o frío
  • Ansiedad y estrés
Con la fibromialgia, el dolor lumbar se exacerba fácilmente principalmente durante las actividades de la vida diaria. 
Esto puede deberse a los puntos gatillo que están presentes y/o activos, e irradian dolor desde la parte inferior de la espalda hacia la zona lumbar, los flexores de la cadera , los glúteos y el área pélvica. Las articulaciones sacroilíacas , ubicadas en la parte superior de las nalgas también irradian dolor a la parte inferior de la espalda e incluso al área pélvica
Estar de pie por largos períodos de tiempo puede mantener estas áreas tensas y muy doloridas.
 


Por: B. Cetina
Imagen de: Nutricióni

Política de privacidad del uso de productos de Google

Compañías angustiantes de la Fibromialgia, dolores de cabeza, cefaleas, migrañas…

Muchas personas con fibromialgia conocen muy bien el intenso dolor de la fibromialgia y/o las migrañas. 
No se trata del “dolor” de la cabeza promedio. Si tiene dolores de cabeza por fibromialgia, conoce de que dolor hablamos.
Aunque existen múltiples causas para el dolor de cabeza, deben abordarse muchos factores para disminuir la gravedad, y la frecuencia de los dolores de cabeza por fibromialgia.

¿Son los puntos gatillo alrededor del cuello y la escápula la causa del dolor en la cabeza?, ¿es el estrés, algún factor o exposición ambiental que inicia el dolor? 

Dolor de cabeza por fibromialgia
Siendo que los puntos gatillo están relacionados con el dolor de cabeza, algunas personas pueden creer que son el único motivo posible.  Los patrones de dolor referido característicos de los puntos gatillo pueden provocar síntomas similares a otras enfermedades, el dolor referido del punto gatillo del músculo infraespinoso coincide con el dolor que se sufre al tener una tendinopatía del hombro, o el dolor referido del músculo trapecio y de la musculatura cervical en general, pueden confundirse con una migraña ya que el dolor irradia a la cabeza.
Las cefaleas severas por fibromialgia interfieren aún más con la calidad de vida, debido al efecto sobre el cerebro, los ojos, los nervios y la capacidad de pensar con claridad
Las personas que experimentan migraña con aura visual pueden tener un mayor riesgo de latido cardiaco irregular llamado fibrilación auricular.
Se calcula que la prevalencia mundial de la cefalea (al menos una vez en el último año) en los adultos es de aproximadamente 50%. Entre la mitad y las tres cuartas partes de los adultos de 18 a 65 años han sufrido una cefalea en el último año, y el 30% o más de este grupo ha padecido migraña. Sin mencionar que la niebla cerebral se agrava cuando los dolores de cabeza ocurren con regularidad.
 
Dolores de cabeza estacionales
Hay estaciones del año que tienden a provocar más dolores de cabeza debido a alergias y cambios de temperatura. La primavera y el otoño son dos temporadas en las que los síntomas tienden a escalar. Las alergias (como una condición de superposición) pueden activar los síntomas de la fibromialgia.
 
Hay una serie de factores que desencadenan la migraña:
  • Cambios hormonales en las mujeres.  Antes o durante los períodos menstruales, el embarazo y la menopausia. Anticonceptivos orales y la terapia de reemplazo hormonal. 
  • Bebidas. bebidas alcohólicas, especialmente el vino y las bebidas con demasiada cafeína, como el café.
  • Estrés. El estrés en el trabajo o en casa.
  • Estímulos sensoriales. Las luces brillantes y el resplandor del sol pueden provocar migrañas, al igual que los sonidos fuertes. Los olores fuertes, provenientes de perfumes, disolventes de pintura, el humo y otros.
  • Cambios en el sueño. La falta de sueño, dormir demasiado.
  • Factores físicos. El esfuerzo físico intenso, incluida la actividad sexual.
  • Cambios climáticos. Un cambio de clima o de presión barométrica.
  • Medicamentos. Los anticonceptivos orales y los vasodilatadores, como la nitroglicerina.
  • Alimentos. Los quesos maduros, alimentos salados y procesados. Saltearse comidas o ayunar.
  • Aditivos alimentarios. El edulcorante aspartamo y el conservante glutamato monosódico, que se encuentra en muchos alimentos.



Por: B. Cetina

Imagen de: 
https://tn.com.ar/salud

https://www.salud.mapfre.es/https://www.mayoclinic.org/

Política de privacidad del uso de productos de Google

Fibromialgia y malestar agudo en las piernas, causa horribles sensaciones.

Una característica de la fibromialgia es dolor generalizado, incluido un desagradable malestar en las piernas. 
La fibromialgia no se comprende, y no existe cura pero se puede tratar mediante una variedad de tratamientos convencionales y complementarios, junto con cambios en la forma de vida.
Este malestar puede diferir entre pacientes, pero en muchos puede presentarse como malestar agudo, dolor sordo o sensación de palpitación y calor.

Sufrimiento en las piernas
Este trastorno está identificado con la fibromialgia, puede presentarse en los ligamentos, músculos o tendones, que conectan los músculos con los huesos y transmiten la fuerza a todo el esqueleto. Los diferentes síntomas que suelen ocurrir en las piernas como trastornos asociados con la fibromialgia, incluyen el Síndrome de piernas inquietas, que incluye sacudidas, temblores, sensación de fuego, incomodidad, fastidio… 
 


Síndrome de piernas inquietas
Las personas con fibromialgia pueden contraer el Trastorno de piernas inquietas, un problema neurológico descrito como inquietud, fastidio, molestia, sensación de fuego, u otras impresiones difíciles de comprender, que provocan una necesidad apremiante de mover las piernas. Las sensaciones generalmente comienzan al atardecer y se dispersan alrededor de las 2 de la mañana. Al mover sus piernas, pueden sentir un leve alivio de las sensaciones frustrantes. Intentar relajarse o descansar, tiende a acrecentar estas molestias, lo cual dificulta el descanso.
El mal descanso es otra condición común en la fibromialgia, y muchos pacientes pueden atribuir la interrupción del sueño al Síndrome de piernas inquietas. Dicho trastorno debe ser tratado por un Neurólogo, el mismo le recetará un medicamento que aliviará las sensaciones incómodas. 
 


Neuropatía

La neuropatía de fibras pequeñas es una afección del sistema nervioso periférico cuya principal manifestación es un cuadro de dolor neuropático crónico, acompañado generalmente de alteraciones del sistema nervioso autónomo. El dolor neuropático es el resultado del daño o la disfunción del sistema nervioso periférico o central, en lugar de la estimulación de los receptores para el dolor. Es un dolor desproporcionado respecto de la lesión.

El dolor neuropático puede ser de origen periférico o central. El periférico se produce por lesiones de nervio periférico, plexos nerviosos o en las raíces medulares dorsales. El dolor neuropático de origen central se suele generar por lesiones en la médula espinal y/o cerebro.

Se percibe como quemazón, hormigueo o hipersensibilidad al roce o al frío. La hipersensibilidad al tacto se denomina alodinia. Incluso un ligero toque puede causar dolor. A veces el dolor neuropático es intenso y constante. Sus causas pueden ser el resultado de lesiones traumáticas, infecciones, problemas metabólicos, causas hereditarias y exposición a toxinas. Una de las causas más comunes es la diabetes. Las personas con neuropatía periférica, describen el dolor como punzante, urente u hormigueante.

La neuropatía periférica tiene muchas causas posibles. Además de un examen físico, que puede incluir análisis de sangre, el diagnóstico generalmente requiere lo siguiente:

Una historia clínica completa. El médico revisará tu historia clínica, incluidos tus síntomas, estilo de vida, exposición a toxinas, hábitos de consumo de alcohol y antecedentes familiares de enfermedades del sistema nervioso (neurológicas).

Examen neurológico. El médico podría revisar tus reflejos tendinosos, tu fuerza y tono muscular, tu capacidad para sentir ciertas sensaciones, y tu postura y coordinación.

El tratamiento incluye: analgésicos, anticonvulsivos, antidepresivos, tratamientos tópicos.

Otro gran grupo de enfermedades que se asocian con la NFP es el de las causadas por una alteración del sistema inmune, como el síndrome de Sjögren.

Además, en ocasiones la neuropatía de fibras pequeñas es confundida con otras afecciones, como la fibromialgia.

Malestar en las piernas y tratamiento de fibromialgia.

Hidrátate, eleva tus piernas, controla el exceso de peso, usa vestimenta cómoda, masajéate y mójalas con agua fría, no estés de pie o sentado durante mucho tiempo seguido.

Hacer suficiente ejercicio es esencial e imperativo para el malestar de las piernas (no para el síndrome de piernas inquietas) y la fibromialgia. Luchar contra la debilidad para salir a caminar, o andar en bicicleta, puede ayudar a tener luego un buen sueño y mitigar el dolor. Escuchar música suave ayuda a olvidarse de los problemas del día y nos prepara para un buen descanso.
Una alimentación saludable rica en verduras y granos enteros, puede ayudar a disminuir los dolores. Muchas personas con fibromialgia tienen sensibilidad al gluten, aunque no tengan celiaquía (debe ser diagnosticado por un gastroenterólogo), también puede haber intolerancia a la lactosa y los aditivos. 
Aderezar con hierbas, como el jengibre, cúrcuma, tomillo, puede ayudar a disminuir el malestar en las piernas relacionado a la fibromialgia, pero no el síndrome de piernas inquietas.
Nota:
Para el correcto tratamiento del Síndrome de piernas inquietas, concurra a NEUROLOGÍA, allí le recetarán medicamentos específicos que  alivian enormemente los síntomas.

Imagen de: encolombia.com

https://www.msdmanuals.com/https://www.elsevier.es/,

https://www.mayoclinic.org/

Política de privacidad del uso de productos de Google

Fibromialgia, los puntos gatillo en el cuello causan una gran variedad de síntomas

Los puntos gatillo en el cuello pueden causar mareos y vértigo, a muchas personas con fibromialgia.
Estos puntos gatillo pueden deformar su sentido del equilibrio, causando que se le caigan cosas y tropiece con los muebles. Muchos síntomas en la cabeza y el cuello, las orejas, los ojos, la nariz y la garganta, pueden deberse a puntos gatillo en el cuello. 
En esta publicación explicaremos: dónde están estos puntos desencadenantes, qué síntomas provocan y cómo auto-tratarlos.
¿Cuáles son los puntos desencadenantes?
Un punto de activación es una banda tensa músculo esquelética ubicada dentro de un grupo muscular más grande. Los puntos de activación son sensibles al tacto y pueden referir el dolor a partes distantes del cuerpo. Los pacientes pueden tener un dolor persistente en esa área que produce una disminución del rango de movimiento en los músculos afectados, alterando la forma en que usted se mueve, se sienta o se para. Esto conduce a problemas de fuerza y ​​flexibilidad, creando más puntos de activación.

La investigación sugiere que el dolor de la fibromialgia se debe principalmente a  los puntos desencadenantes miofasciales. El tratamiento de los puntos gatillo ayudará a controlar el dolor asociado con la fibromialgia.


Puntos desencadenantes en el cuello que causan mareos
Los puntos gatillo en el cuello que pueden causar mareos, se encuentran en el músculo esternocleidomastoideo.

El músculo esternocleidomastoideo está ubicado a lo largo del frente, en ambos lados del cuello. Está compuesto por dos bandas musculares interconectadas. Estas bandas musculares comienzan desde el hueso mastoideo detrás de la oreja. Una banda se conecta al esternón y la otra se conecta a la clavícula. La banda esternal se encuentra en la parte superior de la clavícula.

Las funciones principales del músculo esternocleidomastoideo son girar la cabeza de lado a lado y flexionarla hacia abajo. El esternocleidomastoideo también ayuda a mantener una posición estable de la cabeza durante otros movimientos del cuerpo. Cualquier posición incómoda puede crear puntos de activación.
Otra función del músculo músculo esternocleidomastoideo es elevar el esternón cuando inhalas. El músculo puede sobrecargarse si no respira correctamente. También ayuda a masticar y tragar.

Síntomas de los puntos gatillo esternocleidomastoideos

Los efectos de los puntos gatillo esternocleidomastoideos pueden ser asombrosamente generalizados. 
Incluyen:
§  mareos, vértigo y desequilibrio
§  visión borrosa, visión doble, lagrimeo excesivo, enrojecimiento de los ojos, párpado caído y contracciones del ojo
§  pérdida de audición, tinnitus (zumbido, zumbido o zumbido en los oídos)
§  migraña, dolor de cabeza sinusal
§  náuseas
§  congestión sinusal o drenaje nasal
§  tos crónica, dolor de garganta
§  rigidez en el cuello
§  sudor frío en la frente
§  fiebre del heno continua o síntomas de resfriado
§  dificultad al tragar

¿Qué causa los puntos gatillo esternocleidomastoideos?

Los puntos de activación se pueden crear mediante posturas que mantienen el músculo esternocleidomastoideo contraído para mantener la cabeza en posición, por ejemplo mirando la pantalla de una computadora o conduciendo. 
Mantener la cabeza girada hacia un lado, o mantener la cabeza hacia atrás períodos prolongados de tiempo, seguro que causará problemas. 
Respirar desde el pecho en vez del vientre, también puede sobrecargar el músculo músculo esternocleidomastoideo.


Aquí hay una lista de actividades que pueden crear puntos gatillo del músculo esternocleidomastoideo:

§  Actividades generales
§  Mantener la cabeza hacia un lado
§  Postura de la cabeza hacia adelante
§  Sostener el teléfono con el hombro
§  Levantar mucho peso
§  Caídas y efecto latigazo
§  Una pierna corta, escoliosis o posturas incómodas
§  Estrés y tensión muscular
§  Tos crónica o asma
§  Respiración desde el pecho

Tratamiento de los puntos gatillo esternocleidomastoideos
Este grupo muscular puede contener siete puntos gatillo. La división esternal generalmente tiene 3-4 puntos gatillo, espaciados a lo largo de su longitud, mientras que la división de la clavícula tiene 2-3 puntos gatillo.
NUNCA MASAJEE. Si pellizca suavemente el esternocleidomastoideo, en lugar de presionarlo contra el costado del cuello, se mantendrá alejado de las arterias.

Siga estos pasos para liberar los puntos gatillo del músculo esternocleidomastoideo:
Advertencia:
Si estos pasos le resultan difíciles de realizar, ¡consulte con kinesiología!
1. Frente a un espejo gire la cabeza hacia un lado. Verá la rama esternal.
2. Agarre el músculo con el pulgar y los dedos curvados en forma de C y gire la cabeza hacia atrás para mirar al espejo.
3. Mantenga la cara mirando hacia adelante, incline la cabeza ligeramente hacia abajo y hacia el mismo lado que está masajeando.
4. Presione con la fuerza necesaria como para sentirse cómodo, e intente discriminar entre las dos ramas. Cada rama es casi tan grande como su dedo índice. Si presta mucha atención, debería poder sentirlos por separado.
5. mueva el músculo con movimientos cortos repetidos hacia arriba y hacia abajo, comience por el medio y avance hasta detrás de la oreja, y luego hasta la clavícula.
6. Si encuentra un nudo que duele, pellizque suavemente dicho punto gatillo. Ejerza presión hasta que no sienta ningún dolor. Una vez que esté por debajo del umbral del dolor, aumente lentamente la presión durante 60-90 segundos..
Haga esto en ambos lados, un par de veces al día. Simplemente hágalo con suavidad al principio, y trabaje a un nivel de presión que se sienta bien para usted.
‘ANTES’ DE TOMAR CUALQUIER MEDICAMENTO, HIERBA MEDICINAL, O SUPLEMENTO DEBE CONSULTAR CON SU REUMATÓLOGO, MÉDICO CLÍNICO Y/O NEURÓLOGO!
Nota: Fibromialgia, Dolor Invisible, es solamente una página de noticias e información sobre la fibromialgia y otros temas de salud. No ofrecemos asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. No pretendemos sustituir el asesoramiento médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico, ante cualquier pregunta que pueda tener con respecto a una enfermedad. Nunca ignore el consejo médico o demore en buscarlo debido a algo que ha leído en este sitio web.

10 síntomas de la Fibromialgia que no se deben ignorar

La fibromialgia, es una afección crónica que causa dolor en todo el cuerpo, incluidos dolor muscular, articular y fatiga, así como otros síntomas. Puede conducir a la depresión y al aislamiento social. 

Es una condición angustiante que puede afectar tanto mental, como físicamente. 
Al despertar, comúnmente el paciente experimenta fatiga, como si no hubiera descansado nada.
Las complicaciones físicas y mentales de la fibromialgia, pueden hacer que la rutina diaria sea difícil de realizar. 

Hechos relevantes sobre la fibromialgia:
Las mujeres entre 25 y 60 años comprenden la mayoría de los pacientes con fibromialgia. También tienen 10 veces más probabilidades de desarrollar la enfermedad.
El diagnóstico de la fibromialgia requiere un examen físico completo, pues el médico debe descartar otras afecciones similares. Una prueba de sangre, específicamente un conteo sanguíneo completo, un examen de tiroides, se realiza rutinariamente para descartar otros problemas.
Después del diagnóstico, los pacientes suelen ser derivados a un reumatólogo, y neurólogo para un tratamiento adecuado.
Este artículo puede ser de ayuda para quienes quizás estén afectados, si después de leer piensan que puede ser así, los instamos a buscar orientación médica.

Aquí hay diez posibles signos de fibromialgia que nunca se deben ignorar:
1. Dolor de pies a cabeza
La mayoría de los que visitan a su médico, se quejan de dolor generalizado. Aproximadamente el 97 % de las personas con esta condición, experimentan dolor en todo el cuerpo. El dolor se describe como «profundo, agudo, palpitante, punzante» y puede afectar ligamentos, músculos y tendones. Muchas veces no responde a los medicamentos para el dolor que se venden sin receta.
2. Fatiga persistente o agotamiento
La fatiga es la segunda queja más común de las personas con fibromialgia. La principal diferencia entre alguien que experimenta «cansancio» y el que tiene fatiga extrema (agotamiento) es la duración de los síntomas.
Las personas con fibromialgia frecuentemente asocian su sensación de fatiga con un estado gripal. Simplemente no pueden realizar las tareas de manera normal. Esta sensación de agotamiento afecta las tareas simples, el ejercicio, e incluso levantarse por la mañana.
3. Rigidez del cuerpo
Más del 75 % de las personas experimentan rigidez corporal, particularmente por la mañana. Esta rigidez es similar a la que sufren las personas con artritis, especialmente artritis reumatoidea. 
En algunos casos, la rigidez desaparece en 10 a 15 minutos, en otros durará la mayor parte del día.
4. Sueño de mala calidad
Debido a su dolor físico a las personas con fibromialgia les resulta difícil dormir bien. Una razón para esto es la actividad cerebral errática experimentada en pacientes con fibromialgia durante el sueño, impidiendo el sueño profundo. A esta inquietud, la siguen interrupciones causadas por el dolor.
5. ‘Puntos desencadenantes’
Los pacientes de fibromialgia tienen ‘puntos gatillo’ diseminados por el cuerpo, que producen sensaciones muy dolorosas. Provocan dolor y sensibilidad. Cuando el médico aplica presión en ellos, son extremadamente dolorosos.
Dónde están ubicados los puntos dolorosos de la fibromialgia?
  •  En los codos.
  •  En la parte interna de las rodillas.
  •  En la zona externa de las caderas.
  •  Entre los omóplatos (encima de la espina de la escápula)
  •  Debajo de la clavícula, en la zona superior del pecho.
  •  En la nuca o base del cráneo.
6. Digestión anormal
El estreñimiento, la diarrea y la hinchazón son síntomas de la fibromialgia. Aproximadamente entre el 40 y el 70 % de los pacientes experimentan el Síndrome del Intestino Irritable.
La enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE), también ocurre en la fibromialgia.
7. Entumecimiento, hinchazón u hormigueo
Alrededor de la mitad de las personas con fibromialgia experimentan una sensación de ‘hormigueo’ en sus brazos, manos, pies y piernas, una condición conocida como parestesia. Estas sensaciones son desagradables, pueden durar minutos o también persistir bastante tiempo.
La parestesia es un trastorno de la sensibilidad, se manifiesta con sensaciones anormales motivo visible, como el hormigueo. Es una sensación anormal que se siente en el cuerpo debido a la compresión o irritación de los nervios, como lo que sucede cuando tenemos un nervio pinzado, o puede deberse a una condición médica, lesión o enfermedad.
8. El fenómeno de Raynaud
Se dice que está presente en el 25 al 50 por ciento de los pacientes con fibromialgia Con la enfermedad de Raynaud, las arterias de los dedos de las manos y de los pies se estrechan, lo que reduce por un momento el suministro de sangre cuando se exponen al frío o al estrés.
La enfermedad de Raynaud es una condición independiente, aunque últimamente están asociándola a la fibromialgia. El fenómeno de Raynaud también se presenta en distintas enfermedades como la esclerodermia, la artritis reumatoide, lupus eritematoso.
9. Sensibilidad a la temperatura
Los que sufren de la fibromialgia tienden a tener una sensibilidad exagerada a la temperatura ambiente. A diferencia de otras personas, algunos pacientes tienen frío en forma anormal, y otros tienen calor también en forma anormal.
Estar en un clima más neutral o fresco es lo mejor para evitar un aumento en el dolor. Muchos pacientes relatan que tuvieron que mudarse debido a las condiciones climáticas, porque el clima extremo hace que sea difícil lidiar con la fibromialgia.
10. Fibro niebla
Una parte muy importante de las personas diagnosticadas de fibromialgia se quejan de problemas cognitivos: relatan tener dificultades para concentrarse, problemas de memoria, dificultades para encontrar las palabras y problemas cuando deben realizar varias tareas mentales simultáneamente. Las personas con niebla cerebral se suelen quedar en blanco.


Por: B. Cetina

Imagen de: América TV

Política de privacidad del uso de productos de Google

¿Tienes Fibromialgia? Y estos puntos sensibles…

 

El dolor es algo que todo el mundo va a experimentar en algún momento de su vida. En la fibromialgia la lucha con el dolor es continua y difícil de afrontar.

Cada persona tiene diferentes maneras de sentir el dolor y distintos niveles de tolerancia puede ser difícil para los médicos tener una idea de los niveles de dolor que está experimentado cada paciente.
 
 
 
 
 

Una manera útil para un diagnóstico certero es el uso de los puntos de presión en diferentes partes del cuerpo.
Hay dieciocho puntos gatillo, que al ser pulsados pueden propagar dolor por el resto del cuerpo. Pero no son suficientes para un diagnóstico oficial, pues la fibromialgia tiene una gran variedad de síntomas . Siempre consulte a un médico si experimenta un nuevo dolor significativo.
 
Si el dolor está en sus articulaciones, lo más probable es que no esté relacionado con estos puntos, y se deba a alguna enfermedad diferente, ya que es el tejido blando sensible el que está afectado.
El dolor en el cuello es síntoma de muchas cosas, como lesiones, mala postura, u otras condiciones como la artritis. Pero, si el dolor se extiende cuando se presiona los tendones a cada lado de la columna vertebral, donde el cuello se encuentra con el cráneo puede ser un síntoma de la fibromialgia.
 

 
 

La parte delantera del cuello es un punto común de dolor a ambos lados de la laringe, causando a menudo un dolor significativo en los pacientes de la enfermedad.
El pliegue del codo donde el brazo se pliega sobre sí mismo, es una zona que puede ser dolorosa.
Las caderas son otra parte en la que se siente dolor. El dolor de la cadera se asocia con enfermedades de las articulaciones tales como la artritis, así como el desgaste y deterioro relacionado con la edad, quienes sufren de fibromialgia sienten dolor entre el glúteo y el muslo. El pliegue entre el muslo y la nalga se asocia con sensibilidad a la presión.
La parte superior de la nalga es otro par de puntos de presión pero suelen confundirse con el dolor de espalda inferior. El dolor de espalda se produce normalmente más arriba, comenzando justo debajo de la caja torácica, mientras que el dolor de fibromialgia se encuentra justo en el borde de los pantalones de tiro medio.
El dolor de espalda superior también puede ser una indicación, los tendones en la parte superior de la espalda son una de las áreas más grandes y más afectadas.
Los hombros en la unión entre la parte inferior del cuello y la parte superior de los hombros, es particularmente doloroso.
El dolor de rodilla ocurre en la mayoría de las personas. Pueden sufrir rigidez de rodilla después de estar sentados mucho tiempo. Las caderas y rodillas son articulaciones comúnmente afectadas por el desgaste relacionado con la edad, y por condiciones como la artritis.
 
Por último el dolor en el pecho es otro de los puntos sensibles del dolor de la fibromialgia, con los músculos que rodean el esternón y clavícula como las partes más afectadas.
Que haya dolor en las áreas antes mencionadas puede ser una indicación de que hay un problema, sobre todo si el dolor aparece repentinamente o dura durante largos períodos de tiempo. Si el dolor se extiende significativamente al aplicar presión en un punto gatillo, es un síntoma común de la fibromialgia y debe consultar con un médico.
La sensibilidad al tacto y los puntos gatillo son síntomas a los que muchas veces se los pasa por alto, lo que puede causar que muchas personas sufren mucho más tiempo, sin diagnóstico ni tratamiento.
Si siente dolor en una o dos de estas áreas por lo general no es motivo de alarma y ​​no debe temer por un ligero dolor en la cadera o la rodilla.
Si nota un dolor prolongado, o el dolor en un número significativo de las zonas anteriormente indicadas, debe consultar a su médico y describirle sus síntomas.
Siempre sea honesto y abierto con su médico acerca de su dolor, un diagnóstico correcto desde el principio, puede ser una gran ayuda para vivir con la fibromialgia.
El dolor crónico no es el único síntoma de la fibromialgia. La condición afecta al cuerpo de distintas maneras y puede causar incluso en lugares distintos de los indicados anteriormente, también letargo, fatiga, dolores de cabeza, migrañas, síndrome de piernas inquietas, vértigo y otros muchos más.
 
Con el diagnostico fibromialgia puede ser difícil saber qué hacer.
Mantenerse informado sobre los diferentes síntomas y los tratamientos existentes es esencial para vivir bien con la fibromialgia.

 
 
Imagen de: TUA Saúde
 

Fibromialgia, síntomas no tan comunes

La fibromialgia  puede ser una enfermedad compleja y que nos causa temor, afecta a cada parte de la vida y el cuerpo. 
Mucha gente piensa que algunos de sus síntomas son tan extraños, que deben ser la única persona que los experimenta. 

La verdad es que millones de personas alrededor del mundo, probablemente sientan lo mismo.
Veremos síntomas que te demostrarán que no eres  la única persona con fibromialgia que los sufre. Conocer la gran variedad de síntomas puede ayudar a comprenderte a ti mismo, o a colaborar con el médico para llegar a un  diagnóstico, también poder descubrir cuáles son tus desencadenantes. 
Podrás descubrir si un síntoma en particular, proviene de la fibromialgia o de otra condición. Algunas personas tienen niveles relativamente constantes de algunos síntomas, pero muchos experimentamos más cantidad de síntomas, y también  remisiones de los mismos.

Tipos de dolor poco comunes
Estos dolores son raros en otras enfermedades, pero son característicos de la fibromialgia.
•  Sentimos el dolor con mayor intensidad (hiperalgesia)
•  Sensibilidad exagerada al tacto o temperatura (alodinia)

•  dolor que varía de leve a grave, y puede ir cambiando de lugar
•  dolor de los nervios y sensaciones anormales llamadas  parestesias (hormigueo, ardor, picazón, tirones, etc.), especialmente en los brazos y piernas.

Síntomas generales
Algunos de nuestros síntomas al ser difíciles de clasificar, se encuentran listados como ‘generales’. 
Normalmente no son los más comunes. 
Éstos incluyen:

•  Sensación de estar «destruido» después de un esfuerzo físico o situaciones estresantes

•  otros miembros de la familia con fibromialgia (predisposición genética)
•  alergias  (como una condición superpuesta)
•  mucosidad anormal
•  hemorroides
•  sangrado de la nariz
La fibromialgia no es una enfermedad de las articulaciones, pero puede implicar algunos síntomas relacionados con las mismas. La mayoría de los pacientes, presentan síntomas de los tejidos blandos, incluyendo músculos y tejidos conectivos (tendones, ligamentos y fascias). 
Incluyen:
•  rigidez matutina
•  tejidos conectivos sin fuerza, que pueden provocar hipermovilidad articular

•  contracciones musculares involuntarias

•  Inflamación generalizada
•  Bultos bajo la piel, puntos gatillo
•  dolor en la mandíbula, posiblemente, trastorno de la articulación temporomandibular.

Síntomas Cognitivos
A menudo llamado ‘fibro-niebla’, este es uno de los síntomas más molestos, junto con el dolor, y los problemas de fatiga/sueño.
Muchas coinciden en que la fibro-niebla les afecta más que cualquier otra cosa.
•  dificultad para hablar palabras conocidas y otras  alteraciones del lenguaje (disfasia)
•  desorientación 
•  deterioro de la memoria a corto plazo
•  olvido

•  Confusión

•  dificultad para concentrarse
•  dificultad para aprender nueva información
•  dificultad para procesar o retener la información que se oye
•  problemas con las matemáticas y números
•  alteración de la comprensión de la lectura
•  incapacidad periódica para reconocer al entorno familiar


Por: B. Cetina
Imagen de: 
 

Fibromialgia, los puntos gatillo en el cuello causan mareos y otros síntomas desagradables

Los puntos dolorosos en el cuello pueden distorsionar su percepción y  sentido del equilibrio, causando que deje caer cosas o tropiece. 

Muchos síntomas que involucran la cabeza y el cuello, las orejas, los ojos, la nariz y la garganta, pueden deberse a puntos gatillo en el cuello. 
¿Dónde están estos puntos desencadenantes, qué síntomas provocan y cómo tratarlos?.

¿Cuáles son los puntos desencadenantes?
En términos simples, un punto desencadenante es un nódulo que se forma en el músculo y envía señales de dolor a otras áreas del cuerpo. 
Los puntos desencadenantes hacen que el músculo se vuelva más apretado y se acorte. Cuando los músculos se acortan, no pueden realizar el movimiento completo, alterando la forma en que se mueve se sienta o se para. Esto conduce a problemas de fuerza y ​​flexibilidad.
La fibromialgia consiste en una anomalía en la percepción del dolor, de manera que se perciben como dolorosos, estímulos que habitualmente no lo son.
Por lo tanto, el tratamiento de los puntos dolorosos ayudará a controlar el dolor asociado con la fibromialgia.

Puntos desencadenantes en el cuello que causan mareos
Los puntos dolorosos en el músculo esternocleidomastoideo, en el cuello pueden causar mareos. 
Es un músculo grande a lo largo del frente en ambos lados del cuello. Está compuesto por dos bandas musculares interconectadas.  Estas bandas musculares comienzan desde el hueso mastoideo detrás de la oreja. Una banda se conecta al esternón, y la otra se conecta a la clavícula. La banda esternal se encuentra en la parte superior de la banda de clavícula.
Las funciones principales de estos músculos, son girar la cabeza de lado a lado y flexionarla hacia abajo. El esternocleidomastoideo también ayuda a mantener una posición estable de la cabeza, durante otros movimientos del cuerpo. Cualquier posición incómoda puede crear puntos de activación en estos músculos.
Otra función del músculo es elevar el esternón cuando inhalas. 


Síntomas de los puntos dolorosos esternocleidomastoideo
Los efectos pueden ser asombrosamente generalizados. 
Los síntomas creados por estos puntos gatillo incluyen:
♦  mareos, vértigo y desequilibrio
♦  visión borrosa, doble, lagrimeo excesivo, enrojecimiento de los ojos, párpado caído y contracciones del ojo.
♦  pérdida de audición, tinnitus (zumbido, zumbido o zumbido en los oídos)
♦  dolor de cabeza por migraña , dolor de cabeza sinusal
♦  náuseas
♦  congestión sinusal o drenaje sinusal
♦  tos crónica, dolor de garganta
♦  rigidez en el cuello
♦  sudor frío en la frente
♦  fiebre del heno continua o síntomas de resfriado
♦  dificultad al tragar
¿Qué causa los puntos gatillo esternocleidomastoideo?
Los puntos de activación se pueden crear mediante posturas que mantienen el músculo contraído, por ejemplo para mantener la cabeza mirando la pantalla de una computadora o conduciendo. 
Mantener la cabeza girada hacia un lado o mantener la cabeza hacia atrás, es seguro que causará problemas. 
Respirar desde el pecho en vez del vientre, también puede sobrecargar el músculo.
Aquí hay una lista de actividades que pueden crear puntos dolorosos en dicho músculo:
♦  Actividades generales
♦  Mantener la cabeza vuelta hacia un lado
♦  Postura de la cabeza hacia adelante
♦  Sostener el teléfono con el hombro
♦  Levantar pesos
♦  Caídas y efecto latigazo
♦  Una pierna corta, escoliosis, o postura incómoda
♦  Estrés y tensión muscular
♦  Tos crónica o asma
♦  Respirar desde el pecho
Tratamiento de los puntos gatillo del esternocleidomastoideo
Los puntos desencadenantes son fáciles de tratar por sí mismos. Dicho grupo muscular puede contener hasta siete puntos gatillo. La división esternal generalmente tiene 3-4 puntos gatillo espaciados a lo largo de su longitud, mientras que la división de la clavícula tiene 2-3 puntos gatillo.
Estiramiento del esternocleidomastoideo:
        1 Colóquese sentado en una silla y agarre con la mano el lateral de la misma.
       2 Flexione el cuello, incline la cabeza hacia el lado contrario al lado a estirar y gire la cabeza hacia el lado que se esta tratando, al notar tensión querrá decir que hemos encontrado la zona a estirar y,
       3 mantendremos la postura de la cabeza sujetándola con la mano que nos queda libre.
      4 Para aumentar la tensión nos dejaremos caer hacia el lado contrario al que estamos agarrados a la silla durante 6-10 segundos.
      5 La secuencia se podrá repetir 3 veces en cada lado.


Por: B. Cetina

Imagen de: Clarín
Política de privacidad del uso de productos de Google

10 posibles signos de Fibromialgia que no se deben ignorar

 
1. Dolor de pies a cabeza
La mayoría de los que visitan a su médico y son diagnosticados con fibromialgia se quejan de dolor en todo el cuerpoEl dolor de la fibromialgia a menudo se describe como ‘profundo, agudo, palpitante o punzante’ y puede afectar ligamentos, músculos y tendones. 
El dolor asociado con la fibromialgia suele ser constante y no responde a los analgésicos de venta libre.
 
2. Fatiga persistente o agotamiento
La fatiga es la segunda queja más común de las personas diagnosticadas con fibromialgia. La diferencia entre alguien que experimenta un cansancio normal luego de un día de mucho trabajo y la fatiga extrema (agotamiento), es la duración de los síntomas. Las personas con fibromialgia frecuentemente comparan su sensación de fatiga con los síntomas de la gripe. Simplemente no están en condiciones de realizar las tareas en un nivel normal. Este agotamiento afecta las tareas simples, el ejercicio e incluso levantarse de la cama por la mañana.
 
3. Rigidez del cuerpo
Más del 75% de las personas con esta afección experimentan rigidez corporal, particularmente durante las horas de la mañana. Esta rigidez es similar a la de la artritis, especialmente artritis inflamatoria o reumatoide.
En algunos casos estos síntomas desaparecen en 10 a 15 minutos, en otros persisten durante la mayor parte del día.
 
4. Sueño de mala calidad
Debido a su estado físico y mental, a las personas con fibromialgia les resulta difícil dormir bien. Una razón para esto son los trastornos primarios del sueño (insomnio, apnea-hipopnea del sueño, movimientos periódicos de las piernas y síndrome de las piernas inquietas) experimentados durante las horas de descanso. Esta inquietud e interrupciones durante el sueño no permiten lograr un descanso reparador. Lo correcto es consultar con Neurología, y/o atención primaria, dependiendo de cuáles sean los síntomas que le impiden dormir bien.
 
5. ‘Puntos desencadenantes’ que indican dolor o sensibilidad
Al igual que en los pacientes con artritis, los que tienen fibromialgia generalmente tienen ‘puntos gatillo’ o áreas del cuerpo que producen sensaciones de dolor, frecuentemente desproporcionadas respecto a la causa.
Tristemente cuando se aplica presión en estos ‘puntos gatillo’ son extremadamente dolorosos. Afortunadamente siempre que le diagnostiquen fibromialgia un especialista podrá informarle cómo manejarlos y la manera de tratarlos. 
 
6. Digestión anormal
El estreñimiento, la diarrea y la hinchazón, son parte de los síntomas de fibromialgia. 
Una gran cantidad de pacientes experimentan síntomas similares al Síndrome del Intestino Irritable.
El reflujo ácido y la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) también se presentan y forman parte de la condición en muchas personas.
 
7. Hormigueo
Alrededor de la mitad de las personas con fibromialgia experimentan una sensación de ‘hormigueo’ en sus brazos, manos y/o pies y piernas, esta es una condición conocida como parestesia. Estas sensaciones en algunos pacientes pueden durar unos pocos minutos y en otros pueden ser bastante molestas y estar presentes un tiempo prolongado.
Sin embargo, es importante que los que experimentan entumecimiento u hormigueo frecuentes en los brazos, los pies, las manos o las piernas soliciten asistencia médica a medicina interna, neurología y/o angiología.
 
8. Entumecimiento de los dedos de manos y pies
Los pacientes con fibromialgia suelen sufrir de entumecimiento en las manos o los pies. La enfermedad de Raynaud es un trastorno poco común de los vasos sanguíneos que afecta normalmente los dedos de las manos y los pies. Causa un estrechamiento de los vasos sanguíneos cuando la persona siente frío o estrés. La sangre no puede llegar a la superficie de la piel y las áreas afectadas se vuelven blancas y azules. Cuando el flujo sanguíneo regresa, la piel se enrojece y siente una sensación de palpitación o de hormigueo.
Si tiene esta condición consulte con su médico, pues puede deberse a otros problemas de salud, algunos medicamentos o lesiones, pueden causar este tipo de enfermedad.
 
9. Sensibilidad a la temperatura
Es común que los pacientes de fibromialgia digan que cierto tipo de clima o los cambios en el clima empeoran sus síntomas. Muchas personas con fibromialgia se quejan de sentir frío todo el tiempo, o calor todo el tiempo, o alternadamente. Este síntoma se llama sensibilidad a la temperatura.

10. ‘Fibro-niebla’

Similar a la ‘niebla del cerebro’ en la fibromialgia puede manifestarse en problemas de concentración. Además, las personas con esta afección pueden experimentar dificultades con la memoria, falta de comprensión, perder la orientación y la rapidez de pensamiento. También pueden tener sentimientos generales de confusión, olvido y falta de claridad mental.


Por: B. Cetina

Imagen de: Redacción médica

Política de privacidad del uso de productos de Google