Fibromialgia, recomendaciones dietéticas para sentirnos mejor

La fibromialgia puede ser difícil de manejar, pero hay evidencia de que algunos cambios en la dieta pueden beneficiar a las personas que viven con este trastorno. 

La dieta que podría ayudar puede ser diferente de una persona a otra, pero algunos pacientes han informado una mejora con un mayor consumo de antioxidantes y ácidos grasos omega-3 y una disminución del consumo de alergenos alimentarios y gluten.

Una revisión de las dietas posibles para la Fibromialgia informó que la dieta arrojó resultados positivos en cinco de los siete estudios revisados. Esto incluyó una mejoría del sueño, una reducción de la depresión y la ansiedad y una mejor calidad de vida.
Por otro lado, el resultado de la dieta sobre los  síntomas de la fibromialgia (como dolor, fatiga, estreñimiento y «niebla mental») sigue sin estar claro. Algunas dietas parecen aliviar el dolor en diversos grados, mientras que otras ayudan a reducir la inflamación que complica la enfermedad.
No hay una «dieta exclusiva para la fibromialgia». Los dietistas generalmente combinarán elementos clave de diferentes dietas, para adaptar una dieta efectiva para usted personalmente. 
El proceso a menudo comienza con una dieta de eliminación (Una dieta de eliminación podría eliminar uno o más alimentos comunes, como huevos o leche, o podría eliminar sustancias menores o no nutritivas, como colorantes artificiales), que le proporciona la posibilidad de identificar qué alimentos desencadenan síntomas específicos de fibromialgia.

Beneficios
Se cree que la dieta mejora los síntomas de la fibromialgia al eliminar algunos de los desencadenantes que recrudecen directamente el dolor y aseguran una nutrición adecuada. Otros beneficios son indirectos, incluido el alivio de los síntomas psiquiátricos que tienen componentes físicos y psicológicos (ansiedad, depresión).

Eliminación de disparadores
Se desconoce la causa exacta de la fibromialgia, pero es probable que se deba a más de un motivo. Por ejemplo, se sabe que la obesidad o las dietas ricas en grasas aumentan los síntomas. Algunos científicos creen que el exceso de peso y ciertas grasas alimentarias provocan estrés oxidativo en las células nerviosas, ya sea directa o indirectamente, provocando que los dolores se disparen espontáneamente. 
Al comer alimentos ricos en antioxidantes, como la vitamina C , vitamina E , betacaroteno y el resveratrol , se puede aliviar la falla de las neuronas motoras (neuronas del sistema nervioso central cuya misión es la de enviar impulsos nerviosos hasta los músculos o glándulas).
Las personas con fibromialgia que comen dietas ricas en antioxidantes (específicamente café, frutas rojas, peras y chocolate negro) tienen menos puntos sensibles y una mejor calidad de vida.
El aceite de oliva funcionó mejor que otros tipos de aceites para aliviar el estrés oxidativo. También mejoró las puntuaciones de función física y mental en un cuestionario de autoevaluación.
Ciertos alimentos parecen tener un efecto «pro-dolor», o sea que inducen dolor al sensibilizar los nociceptores, emisores de señales de dolor al sistema nervioso central, es decir, al cerebro y a la médula espinal.

Suplementos útiles para la Fibromialgia. ¿Cuáles son?


La fibromialgia es una condición crónica caracterizada por una combinación de dolor generalizado en los músculos, tendones, ligamentos, fatiga y múltiples puntos sensibles en el cuerpo.

5-hidroxitriptófano (5-HTP)

Se cree que el suplemento 5-HTP funciona al aumentar los niveles del neurotransmisor serotonina en el cerebro. Existe evidencia preliminar de que puede reducir el número de puntos sensibles en personas con fibromialgia, posiblemente al afectar los sistemas de modulación del dolor en el tronco encefálico.
Un estudio analizó 5-HTP o placebo en 50 personas con fibromialgia. Después de cuatro semanas, las personas que tomaron 5-HTP tuvieron una mejora significativa en el dolor, la cantidad de puntos sensibles, rigidez, ansiedad, fatiga y sueño. Los efectos secundarios fueron leves y transitorios.

Vitamina B12
Un estudio sueco demostró niveles bajos de vitamina B12 en el líquido cefalorraquídeo de personas con fibromialgia y síndrome de fatiga crónica.
Se estudiaron doce mujeres que cumplían los criterios para el síndrome de fibromialgia y fatiga crónica, junto con un grupo control de 18 mujeres sanas.
Los niveles de vitamina B12 en el líquido cefalorraquídeo también fueron bajos en 7 de cada 12 personas con fibromialgia y síndrome de fatiga crónica.

Crema de capsaicina
La capsaicina es el ingrediente activo en los chiles. Se cree que alivia temporalmente el dolor.

Cuando se aplica a la piel, se ha descubierto que la crema de capsaicina agota la sustancia P, un neuroquímico que transmite el dolor, y de esta manera desensibiliza el dolor de una persona. 
Se ha encontrado que las personas con fibromialgia tienen niveles más altos de sustancia P. Un estudio examinó la efectividad de la capsaicina en la fibromialgia. 
Los participantes en el estudio aplicaron crema de capsaicina al 0.025% cuatro veces al día en los puntos sensibles. 
Después de 4 semanas, tuvieron una reducción en el dolor.

Suplementos Útiles Para la Fibromialgia

La fibromialgiaes una condición crónica caracterizada por una combinación de dolor generalizado en los músculos, tendones, ligamentos, fatiga y múltiples puntos sensibles en el cuerpo. 
👉👉 Los puntos sensibles son áreas específicas que son dolorosas o sensibles cuando se les aplica presión, los encontramos particularmente en el cuello, los hombros, la parte superior de la espalda, la parte superior del pecho, los codos, la parte baja de la espalda, las caderas y los muslos.

Las personas con fibromialgia también pueden experimentar otros síntomas y afecciones, como sueño no reparador, síndrome del intestino irritable, dolores de cabeza, trastorno témporo mandibular, ansiedad, depresión, síndrome de piernas inquietas, entumecimiento u hormigueo en las manos y los pies, falta de concentración,  períodos menstruales dolorosos y mayor sensibilidad a los olores, ruidos, luces brillantes y tacto.
Afecta a entre 3 y 6 millones de personas en los Estados Unidos. La fibromialgia es más común en mujeres, especialmente entre las edades de 30 y 50 años.
Hasta ahora falta apoyo científico respecto a algún remedio específico para tratar la fibromialgia.


S-adenosilmetionina (SAMe)
La S-adenosilmetionina (SAMe) es un compuesto que ocurre naturalmente en el cuerpo. Es necesario para el correcto funcionamiento del sistema inmunitario, las membranas celulares, los neurotransmisores como la serotonina, la noradrenalina y la dopamina, el cartílago y el ADN.
Un par de estudios preliminares mostraron que SAMe puede ayudar con la fibromialgia. 
El número de puntos sensibles disminuyó después de  consumir SAMe pero no después del placebo. 
La depresión, según lo evaluado por dos escalas de calificación, mejoró después de SAMe pero no del placebo.
Otro estudio mostró que después de 6 semanas, hubo mejoras estadísticamente significativas en el dolor, la fatiga, la rigidez matutina, el estado de ánimo, ansiedad, tendinitis, dolor de espalda crónico, dolores de cabeza tipo migraña, síndrome premenstrual, y síndrome de fatiga crónica, en cambio la puntuación de puntos sensibles y la fuerza muscular no fueron significativamente mejores con SAMe que con el placebo (evaluados por el Inventario de depresión de Beck).

Posibles efectos secundarios: SAMe puede causar indigestión, boca seca e insomnio. En raras ocasiones, las personas experimentan diarrea severa, acidez estomacal, dolor de cabeza y mareos.
Las personas con trastorno bipolar no deben tomar SAMe, ya que puede empeorar los episodios maníacos. 
Las personas que toman el medicamento levodopa (comúnmente recetado para la enfermedad de Parkinson) deben evitar el SAMe. 
Las personas que toman antidepresivos no deben usar SAMe sin consultar primero a su médico. 
No se ha establecido la seguridad de SAMe en mujeres o niños embarazadas o lactantes.


Por: B. Cetina
Imagen de:
https://www.lavidalucida.com/

La Fibromialgia, desconcertante e incomprendida

La fibromialgia es una enfermedad crónica que causa dolor en todo el cuerpo, fatiga y muchos síntomas más.
Los pacientes de fibromialgia tienen una percepción anormal del dolor.

Debido a que la variedad de síntomas es muy extensa, muchos se sienten desorientados en cuanto a qué los está afectando y qué hacer al respecto. Lo principal es que la fibromialgia puede que sea mal entendida, pero es muy real.

Cuanto más conscientes estemos de los signos y síntomas de la afección y de cómo nos sentimos, puede ser de gran ayuda para su médico que así podrá identificar la fibromialgia y acceder al tratamiento que puede mejorar su calidad de vida.

Características
La fibromialgia es una condición en la cual las señales de dolor son procesadas anormalmente por el cerebro de tal manera que la sensación de dolor se acrecienta (una condición conocida como hiperalgesia).
La fibromialgia causa dolor crónico generalizado que puede variar de leve a incapacitante. Para ser considerado generalizado, el dolor debe ocurrir en ambos lados de su cuerpo, así como arriba y debajo de la cintura.
Un síntoma que puede ocurrir es una sensación de hormigueo muy específico, acompañado de irritación. Esto causa un incontrolable deseo de rascar la zona afectada. Su presencia en la fibromialgia es repentina. No genera dolor, pero sí se siente el famoso hormigueo ardor o picazón, especialmente en los brazos y piernas (lo que se conoce como parestesia).

Incluso un estímulo como el tacto o la temperatura, a menudo puede provocar una sensación de dolor o ardor (conocida como alodinia).
Si bien la fibromialgia se caracteriza por un dolor crónico generalizado, el dolor se puede localizar alrededor de los codos, hombros, rodillas, cuello, caderas, pecho, espalda baja y parte posterior de la cabeza. Nos referimos a estos como puntos sensibles. Es posible que el dolor en estas áreas no se sienta profundamente, sino justo debajo de la superficie de la piel.
El dolor de la fibromialgia se puede describir como agudo, difuso, severo, punzante. 
Algunas personas tendrán niveles bastante constantes en los síntomas de fibromialgia, otras podrán experimentar períodos de baja actividad (remisión) o la intensificación repentina de los síntomas (brotes). Los brotes y los episodios de dolor intenso a menudo van acompañados de palpitaciones cardíacas.


6 maneras de manejar y enfrentar los síntomas de la Fibromialgia

Maneras fáciles de manejar los síntomas más comunes de la fibromialgia.
El aumento de la sensibilidad al dolor es el síntoma principal de la fibromialgia. Pero no es el único.
A continuación veremos los síntomas más comunes de la fibromialgia y cómo manejar y lidiar con el dolor generalizado, rigidez en las articulaciones, fatiga, sueño, fibro-niebla, ansiedad y depresión.

Dolor generalizado
En la fibromialgia el dolor afecta los músculos, ligamentos y tendones del cuerpo. El dolor incluso se puede sentir en la bursa, sacos pequeños llenos de líquido que reducen la fricción entre las partes móviles de las articulaciones del cuerpo. 
Se acostumbra localizar en áreas específicas, pero la mayoría de las personas tienen dolor en el cuerpo completo. Las personas con fibromialgia sienten el dolor en varios puntos sensibles en todo el cuerpo. Los puntos sensibles están en las áreas donde se unen los músculos y las articulaciones. Las ubicaciones de puntos sensibles más comunes son el cuello, los hombros, la parte baja de la espalda, la cintura, las costillas, las nalgas y las rodillas.
Para algunas personas con fibromialgia, el dolor muscular puede ser lo bastante agotador hasta el punto de anularlas físicamente. Para otras el dolor es leve y no afecta la vida normal.

La fibromialgia ha sido descrita como dolor profundo, persistente y/o punzante. La condición también puede causar ardor y hormigueo en la piel.
Aparte del tipo de dolor, el mismo puede aumentar severamente durante el día o trasladarse a otras partes del cuerpo. Para la mayoría de nosotros la fibromialgia es un dolor corporal total.

Lidiando con el dolor generalizado
El dolor de la fibromialgia se puede controlar bastante bien con analgésicos, antidepresivos, anticonvulsivos, ejercicio, fisioterapia y acupuntura y otras medicinas alternativas. Su médico puede recomendar analgésicos de venta libre o recetados para reducir el dolor general, minimizar el dolor muscular y ayudarlo a dormir.
Los antidepresivos como Cymbalta, ayudan con el dolor.
Los anticonvulsivos ayudan a reducir el dolor. Lyrica y Gabapentin son los anticonvulsivos más comunes utilizados para tratar la fibromialgia.
El hacer ejercicio puede ser un desafío para las personas con fibromialgia, pero la fisioterapia (un tratamiento terapéutico y de rehabilitación no farmacológica) es una alternativa viable para mejorar su movilidad y fortalecer sus músculos. Un fisioterapeuta puede crear un programa de tratamiento específicamente para su condición, que también puede realizar diariamente en su hogar.
Las investigaciones muestran que los pacientes con fibromialgia que participan en clases de yoga tienen menos dolor y fatiga y mejora del estado de ánimo. Un estudio internacional encontró que muchas personas con fibromialgia practican yoga y lo encuentran beneficioso y terapéutico. El yoga incluye estiramientos suaves, ejercicios de respiración y meditación, y la práctica aumenta la fuerza muscular y enseña a relajarse.

La acupuntura, otra opción para aliviar el dolor de la fibromialgia. 

La práctica consiste en pinchar la piel con agujas finas como un cabello para:
•  Promover la autocuración
•  Fomentar el flujo sanguíneo
•  Modificar cómo responden los neurotransmisores cerebrales
•  Tratar una variedad de condiciones de dolor crónico.
Un estudio encontró que las personas con fibromialgia que prueban la acupuntura se benefician del alivio del dolor durante hasta dos años, en comparación con las que no lo hacen. 
La acupresión es la aplicación de presión o masaje localizado en lugares específicos del cuerpo para controlar síntomas tales como el dolor u otros. Se la considera un tipo de medicina complementaria y alternativa, una opción si no le gustan las agujas. 
Asegúrese que el profesional que elija tenga licencia para practicar los tratamientos que ofrece, entre tantas razones para evitar alguna infección por agujas no esterilizadas.
‘ANTES’ DE TOMAR CUALQUIER MEDICAMENTO, HIERBA MEDICINAL, O SUPLEMENTO DEBE CONSULTAR CON SU REUMATÓLOGO, MÉDICO CLÍNICO Y/O NEURÓLOGO!
Nota: Fibromialgia, Dolor Invisible, es solamente una página de noticias e información sobre la fibromialgia y otros temas de salud. No ofrecemos asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. No pretendemos sustituir el asesoramiento médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico, ante cualquier pregunta que pueda tener con respecto a una enfermedad. Nunca ignore el consejo médico o demore en buscarlo debido a algo que ha leído en este sitio web.


Dolor en la Fibromialgia, maneras sencillas de manejarlo y controlarlo

Dolor generalizado

El dolor de la fibromialgia afecta los músculos, ligamentos y tendones del cuerpo. También en la bursa que es una bolsa pequeña que protege y amortigua los huesos y otras partes del cuerpo como los músculos, tendones o piel. La inflamación de la bursa se llama bursitis y se produce cuando se usa demasiado una articulación, o por una lesión. Generalmente, se presenta en las rodillas o los codos.
Todas las personas con fibromialgia sienten dolor en varios puntos sensibles en todo el cuerpo. Esos puntos se localizan alrededor de la columna vertebral, del cuello, nuca, trapecio, columna dorsal lumbar, codos, cara interna de las rodillas, y cara externa de las caderas.
Para algunas personas con fibromialgia, el dolor muscular puede ser bastante debilitante hasta puede incapacitar físicamente. Para otros, el dolor es leve y no afecta la vida normal.
La fibromialgia ha sido descrita como dolor profundo, persistente, punzante, palpitante. El dolor también puede causar ardor y hormigueo en la piel. Para la mayoría es un dolor que abarca todo el cuerpo.
¿Cómo enfrentar y manejar el dolor generalizado?. El dolor de la fibromialgia puede controlarse con analgésicos, antidepresivos, anticonvulsivos, ejercicio, fisioterapia, acupuntura y otras terapias alternativas. 
Es posible que su médico le recomiende analgésicos recetados o de venta libre para reducir el dolor muscular y ayudarlo a dormir.
Los medicamentos antidepresivos como Cymbalta pueden ayudar con el dolor. Los anticonvulsivos pueden ayudar a reducir el dolor. La Pregabalina y Gabapentin son los anticonvulsivos más comunes utilizados para tratar la fibromialgia.
 

El ejercicio puede ser un reto para las personas con fibromialgia, pero la terapia física es una alternativa viable para mejorar su movimiento y fortalecer sus músculos. Un fisioterapeuta puede crear un programa específico para usted, que pueda realizar diariamente en su hogar.
La investigación muestra que los pacientes de fibromialgia que participan en clases de yoga tienen menos dolor y fatiga, y mejoran su estado de ánimo. Un estudio internacional concluyó que muchas personas con fibromialgia practican yoga y consideran que es beneficioso y terapéutico. El yoga incluye estiramientos suaves, ejercicios de respiración y meditación, y la práctica aumenta la fuerza muscular y te enseña a relajarte correctamente.
 
La acupuntura es otra opción para el alivio del dolor de la fibromialgia. 
La práctica consiste en pinchar levemente la piel con agujas para:
•  Promover la autocuración
•  Fomentar el flujo sanguíneo
•  Cambiar cómo responden los neurotransmisores
•  Tratar una variedad de condiciones de dolor crónico
Un estudio revela que las personas con fibromialgia que van a sesiones de acupuntura, se benefician con el alivio del dolor hasta por dos años, en comparación con quienes que no la utilizan. 
La acupresión es otra opción, si no te gustan o no puedes tolerar las agujas.
Los riesgos de la acupuntura son dolor, hematomas y sangrado leve. Asegúrese de que el acupunturista que elija sea certificado, lo ideal que sea un especialista al cual lo derive su médico (Algunas aseguradoras requieren derivaciones o pueden tener requisitos adicionales para determinada atención médica), para evitar la infección por agujas no esterilizadas y cualquier tipo de problema que pueda surgir.

Síndrome de piernas inquietas y Fibromialgia. Se ha encontrado un alto índice de vinculación.


Un estudio encontró que los adultos con fibromialgia tenían un riesgo mucho más alto de tener síndrome de piernas inquietas que los controles sanos.

El estudio sugiere que el tratamiento del síndrome de piernas inquietas puede mejorar el sueño, y la calidad de vida en personas con fibromialgia.

Los resultados muestran que la predominio del síndrome de piernas inquietas, fue aproximadamente 10 veces mayor en el grupo de fibromialgia (33%) que entre los controles sanos (3,1%). Los participantes con fibromialgia tenían 11 veces más probabilidades que los controles, de tener síndrome de piernas inquietas.
Como era de esperar, los participantes con fibromialgia informaron una interrupción considerable del sueño, utilizando el índice de calidad del sueño de Pittsburgh, el índice de gravedad del insomnio, y la escala de somnolencia de EpworthEn el grupo de la fibromialgia, estos problemas de sueño fueron más severos entre las personas que también tenían síndrome de piernas inquietas.
«La interrupción del sueño es común en la fibromialgia y es difícil de tratar».
«De nuestro estudio es evidente que una parte importante de la interrupción del sueño en la fibromialgia, se debe al síndrome de piernas inquietas«.
La fibromialgia se identificó por la revisión del historial médico y se confirmó en el examen físico, de acuerdo con las directrices publicadas con respecto a la presencia de dolor crónico y generalizado.El dolor se evaluó por un informe individual. Y por medición con un dolorímetro,un medidor de resorte que se utiliza para aplicar tasas de presión estandarizadas, a los 👉puntos sensibles👈 en los brazos y las piernas.

El síndrome de piernas inquietas se diagnosticó utilizando un cuestionario validado.El síndrome de piernas inquietases un trastorno del movimiento que implica un impulso para mover las piernas, que generalmente está acompañado, o causado por sensaciones desagradables en las mismas (fastidio, malestar, sensación de que los pies queman, cuando en realidad están tibios, necesidad imperiosa de moverlos para aliviar el desagrado y malestar). 
Esta afección comienza o empeora durante los períodos de descanso o inactividad, se resuelve parcial o totalmente con el movimiento y empeora, o solo ocurre durante la tarde-noche (normalmente ocurre entre las 8 PM y las 2 AM). El SPI ocurre una a dos veces más en mujeres que en hombres.
Watson señaló que el tratamiento del síndrome de piernas inquietas puede ser una de las claves para reducir la fatiga y mejorar la calidad de vida en personas con fibromialgia. 
Con frecuencia, el síndrome de piernas inquietas puede tratarse con éxito con un medicamento como pramipexol o ropinirol (elevan la dopamina).
«Dado que el síndrome de piernas inquietas es una enfermedad tratable, diagnosticar y tratar el síndrome de piernas inquietas en pacientes con fibromialgia, tiene el potencial de mejorar su sueño».
Varios aspectos de las dos condiciones sugieren una superposición lógica. Ambos trastornos implican anormalidades sensoriales y se ha encontrado una fisiopatología similar del sistema que regula el neurotransmisor dopamina, para ambos síndromes (fibromialgia y síndrome de piernas inquietas). 
Además, el síndrome de piernas inquietas puede ser inducido por antidepresivos, que son un tratamiento común para el dolor y la depresión en la fibromialgia. 
Además, se ha demostrado que el ejercicio mejora los síntomas tanto de la fibromialgia como del síndrome de piernas inquietas.
Síndrome: Conjunto de síntomas que se presentan juntos y son característicos de una enfermedad, o de un cuadro patológico determinado provocado en ocasiones, por la concurrencia de más de una enfermedad.
Nota.
He sufrido de síndrome de piernas inquietas durante casi toda mi vida adulta y no tomaba antidepresivos. Se acrecentó horriblemente durante los embarazos y por muchos años no supe cuál era mi problema, qué me ocurría…
A mí no me mejora el ejercicio y los síntomas se acrecientan horriblemente por factores climáticos como: humedad, presión barométrica baja o demasiado alta, lluvia (a pesar de tomar el medicamento que me recetaron en neurología).
El diagnóstico y el tratamiento lo realizan en Neurología.




Por: B. Cetina

Imagen de: Gentside

Estudio publicado en el

Journal of Clinical Sleep Medicine

Política de privacidad del uso de productos de Google

Fibromialgia despertarse agotado, el sueño sin descanso reparador. Causas y soluciones.

El sueño no reparador se ha observado durante mucho tiempo como una característica de la fibromialgia, y puede estar relacionado con muchos de nuestros síntomas. 

Las investigaciones están conduciendo a una mejor comprensión del sueño no reparador en esta afección, sus características, su efecto sobre nosotros y cómo puede aliviarse.
¿Qué es el sueño sin descanso reparador?
El sueño no reparador, no es lo mismo que el insomnio (que también puede estar presente en la fibromialgia). No está relacionado con lo difícil que es conciliar el sueño o el tiempo que duerme. El sueño no reparador se trata más de la calidad de su sueño. Es sueño liviano, e incluso después de dormir durante una noche completa, se despierta sintiéndose cansado y como si apenas hubiera dormido. 
 

Sin embargo, el impacto del sueño no reparador puede ir más allá de sentirse cansado. Aunque el sueño no reparador y otros problemas relacionados con el sueño se consideran un síntoma de la fibromialgia, las investigaciones muestran que están ligados a anomalías en la química cerebral y el sistema inmunológico de una manera compleja y pueden ser «una causa y una consecuencia de la fibromialgia».

Impacto del sueño no reconfortante
Las investigaciones relacionan este sueño de mala calidad con múltiples síntomas de fibromialgia, que incluyen:
La falta de recuperación del dolor
No se siente bien por la mañana
Deterioro cognitivo (fibro-niebla)
Pobre rendimiento en las tareas
Malestar matutino
Rigidez
Fatiga
Trastornos psicológicos.
¿Por qué el sueño no trae descanso en la fibromialgia?
Hasta el momento, no se entiende bien por qué el sueño generalmente no es reconfortante en las personas con esta afección. La explicación más obvia es que es difícil dormir cuando se tiene dolor, y muchas personas con fibromialgia reportan un dolor significativo, por simplemente acostarse sobre sus puntos sensibles. La tendencia a sentir frío o demasiado calor y sudar excesivamente, también pueden contribuir a problemas para dormir adecuadamente.

La investigación muestra que la disfunción en el sistema nervioso autónomo (SNA) también puede jugar un papel clave.

El SNA se divide en dos partes: el simpático (modo de lucha o huida) y el parasimpático (modo de reposo y digestión). 
De acuerdo con una teoría emergente, el sistema nervioso simpático parece estar evitando que el cuerpo se relaje realmente y pueda descansar.
Este estado es similar a ‘dormir con un ojo abierto’, como lo hacen los padres primerizos cuando están alerta a cada llanto de su bebé.
La variabilidad de la frecuencia cardíaca, que es una medida de la función autonómica, fue anormal durante el sueño en participantes con fibromialgia. Según un estudio.
Esto respalda la teoría del aumento de la actividad simpática (es un sistema que se encarga de controlar a ciertos órganos durante situaciones que requieren una activación rápida de las funciones, reflejos y reacciones de las vísceras) que interrumpe el sueño.
Debido a que el dolor interrumpe el sueño y dormir mal produce dolor, puede convertirse en un ciclo que se auto-perpetúa.
Tratamiento del sueño sin descanso adecuado:
Hay varios medicamentos pueden mejorar la calidad del sueño en la fibromialgia.
Éstos incluyen:
pregabalina
duloxetina, 
• milnacipran y otros SNRI
amitriptilina
oxibato de sodio

Lyrica, Cymbalta y Savella están aprobados por la FDA para esta enfermedad. 
Algunas personas con fibromialgia también tienen buenos resultados con otras medicinas recetadas o de venta libre.
La investigación sugiere que la melatonina, puede mejorar el sueño y el dolor en la fibromialgia.
Si su sueño no es reparador, debe hablar con su médico respecto las opciones de tratamiento que pueden ser adecuadas para usted.
‘ANTES’ DE TOMAR CUALQUIER MEDICAMENTO, HIERBA MEDICINAL, O SUPLEMENTO DEBE CONSULTAR CON SU REUMATÓLOGO, MÉDICO CLÍNICO Y/O NEURÓLOGO!
Nota: Fibromialgia, Dolor Invisible, es solamente una página de noticias e información sobre la fibromialgia y otros temas de salud. No ofrecemos asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. No pretendemos sustituir el asesoramiento médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico, ante cualquier pregunta que pueda tener con respecto a una enfermedad. Nunca ignore el consejo médico o demore en buscarlo debido a algo que ha leído en este sitio web

¡Gracias por leernos!

Por: B. Cetina

Imagen de: blogs en Sport Life

Política de privacidad del uso de productos de Google

Los pacientes de Fibromialgia tienen disminuida la conectividad en algunas partes del cerebro


Utilizando tecnología especializada de resonancia magnética, un estudio de Taiwán descubrió que los pacientes con fibromialgia tienen una conectividad cerebral disminuida en regiones específicas, incluida la ínsula y la  red neuronal por defecto. 

La ínsula es parte de la corteza cerebral que transmite información de los sentidos y sensaciones.  
La red neuronal por defecto (es un conjunto de regiones del cerebro que colaboran entre sí y que podría ser responsable de gran parte de la actividad desarrollada mientras la mente está en reposo) y no se centra en una tarea en particular.
Los pacientes con fibromialgia son hipersensibles al dolor y los estudios han demostrado un aumento de las respuestas al mismo, en las redes del dolor en el cerebro incluidas la ínsula y las regiones de la red neuronal por defecto (es un conjunto de regiones del cerebro que colaboran entre sí y que podría ser responsable de gran parte de la actividad desarrollada mientras la mente está en reposo).
Un equipo de investigación utilizó una resonancia magnética especial (RM), llamada magnetoencefalografía. Esta técnica mapea la actividad cerebral, al registrar campos magnéticos producidos por corrientes eléctricas que ocurren naturalmente en el cerebro, mediante instrumentos muy sensibles.

Veintiocho pacientes con fibromialgia se inscribieron en el estudio, junto con 28 controles sanos de igual edad y sexo. Todos los participantes del estudio tenían entre 20 y 60 años.
Los pacientes con fibromialgia completaron un cuestionario sobre la distribución, la intensidad y la duración de su dolor, junto con los síntomas relacionados, que incluyen fatiga, dolores de cabeza, dolor abdominal y depresión. En cada participante, los investigadores determinaron cuál es el número de puntos sensibles.
En estado de reposo, las actividades en la magnetoencefalografía de los participantes del estudio, se analizó la conectividad cerebral funcional entre la ínsula (Zona cerebral que participa en: Percepción del gusto y olfato, Control visceral, equilibrio corporal, percepción y emoción, Implicación en adicciones, Empatía y reconocimiento emocional) y la red neuronal por defecto (un conjunto de regiones del cerebro que colaboran entre sí y que podría ser responsable de gran parte de la actividad desarrollada mientras la mente está en reposo). 
Los resultados mostraron que los pacientes con fibromialgia mostraron más puntos sensibles, y una mayor puntuación de sensibilidad en total.
Estos pacientes también tenían una conectividad ínsula-red neuronal por defecto en estado de reposo disminuida en todas las frecuencias examinadas, pero esto solo fue significativamente diferente de los controles sanos a una frecuencia específica, las ondas cerebrales de esta clase ocurren con mayormente en el sueño pero son también dominantes en la meditación profunda.
Nuestros resultados demuestran que la conectividad insula-red neuronal por defecto en la fibromialgia se redujo significativamente en dicha banda . Una revisión reciente, identificó la oscilación de las ondas que promueven la relajación y el sueño, tanto despierto como dormido, como el principal cambio que ocurre en el ritmo cerebral durante el dolor crónico.
 
Los hallazgos actuales de la disminución de dicha conectividad entre la ínsula y la red neuronal por defecto , pueden mostrar la codificación del dolor persistente, asociada con el estado de dolor crónico de la fibromialgia.
Además, en pacientes con fibromialgia, la conectividad ínsula-red neuronal por defecto correcta dominan el estado de conciencia cuando una persona está despierta y alerta, se asoció con el mayor número de puntos sensibles, y el puntaje de sensibilidad total, mientras que en las ondas cerebrales durante el sueño se asoció con la gravedad de los síntomas de fibromialgia, y la discapacidad funcional.
«Nuestros hallazgos actuales destacan el complejo papel de la sincronía neuronal entre la ínsula y la red neuronal por defecto ( conjunto de regiones del cerebro que colaboran entre sí y que podría ser responsable de gran parte de la actividad desarrollada mientras la mente está en reposo) en el dolor, el procesamiento emocional, y cognitivo».
«Confirmamos la conectividad insula-red neuronal por defecto en la fibromialgia. La relevancia clínica de este cambio de conectividad puede justificar estudios futuros para comprender su motivo y su posibilidad como una causa neurológica causante de la fibromialgia».

Además, el equipo sugiere que la magnetoencefalografía puede servir para realizar una medición exacta del dolor en pacientes con fibromialgia.

Síntomas de la Fibromialgia. ¿Qué los puede desencadenar o empeorar? ¿Qué podemos hacer?

 
Hay algunas cosas que pueden desencadenar o empeorar sus síntomas de fibromialgia. 
Estas pueden ser:
*  Ansiedad
*  Cambios en el clima, por ejemplo, frío o humedad
*  Depresión
*  Fatiga
*  Los cambios hormonales, como el SPM
*  Infecciones
*  Falta de sueño, o sueño inquieto
*  Estrés emocional
*  Agotamiento físico
*  No moverse lo suficiente
Puntos sensibles, o Puntos desencadenantes
Mientras que los puntos sensibles (son puntos de sensación dolorosa a la presión, están distribuidos en todo el cuerpo), el dolor generalizado es el resultado de lo que se llama ‘puntos gatillo’ (se localizan en 18 puntos clave del cuerpo que se sitúan alrededor de la columna vertebral, cuello, columna dorsal lumbar, codos, rodillas y caderas). 
Presionar un punto gatillo causa muchísimo dolor, y también dispara el dolor hacia otras regiones del cuerpo. Se ha demostrado que alrededor del 90% de los dieciocho puntos sensibles que mencionamos anteriormente, también son puntos gatillo miofasciales (El punto gatillo se asocia generalmente con una zona hipersensible a la palpación, localizando en dicha zona una banda tensa del músculo)Este conocimiento es bueno, porque saber la ubicación de los puntos gatillo, nos ayudará a determinar mejor cómo tratar el dolor.

Tratamientos y Remedios 
Hay tratamientos para aliviar puntos gatillo miofasciales (podría definirse como un punto doloroso localizado en el músculo. El punto gatillo se asocia generalmente con una zona hipersensible a la palpación, localizando en dicha zona una banda tensa del músculo), y la investigación muestra que aliviar el dolor de sólo un punto de activación, puede tener un efecto significativo en la reducción de su dolor en todo el cuerpo. Es sumamente útil el masaje, que consiste en trabajar los puntos gatillo para intentar conseguir que los músculos se relajen. El masajista manipula los músculos y tejidos blandos del cuerpo para ayudar a aliviar el dolor, la tensión muscular, los espasmos, y el estrés. 
He experimentado los beneficios del masaje terapéutico durante un tiempo en que estuve en terapia física. El terapeuta hacía un masaje de calor profundo, podía sentir estos ‘nudos’ en mis puntos gatillo. Era desafiante tratar de ‘desatar’ estos nudos y también bastante doloroso. También me practicó masajes  de estimulación eléctrica  (La electro estimulación con electrodos reafirma, tonifica y rehabilita los músculos, evitando la flacidez de brazos, muslos, glúteos y piernas). 
Cada uno de ellos, así como los ejercicios de bajo impacto con bandas de estiramiento, bicicleta fija y pesos livianos, demostró ser beneficioso para resolver el dolor de estos puntos gatillo y los músculos tensos.
Otros tratamientos
Algunos tratamientos para los puntos gatillo son convencionales, mientras que otros son terapias alternativas. El tratamiento para la fibromialgia y los puntos sensibles involucra una mezcla de medicamentos, manejo diario del estrés, ejercicio, descanso y actividades acuáticas llamadas hidroterapia (la hidroterapia o terapia acuática, es un método terapéutico donde se utilizan las propiedades del agua para el proceso de rehabilitación). La hidroterapia es muy buena para los músculos y las articulaciones y tiene un efecto agradablemente relajante. Consulte con su médico tal vez puede derivarlo a un centro de terapia física que tenga una piscina climatizada para hidroterapia.
Remedios caseros para el dolor de los puntos sensibles 
Intente poner calor húmedo en sus músculos dos veces al día, para aliviar el dolor muscular profundo y la rigidez. Puede usar una almohadilla de calefacción húmeda , o las bolsas de semillas que se calientan en el microondas y dan un calor «acogedor». Lo que sea que alivie la tensión muscular, como una ducha caliente, o relajarse en un jacuzzi, reducirá el impacto de los puntos gatillo. Los puntos desencadenantes causan un rango restringido de movimiento (tensión muscular), e irradian dolor a otras áreas del cuerpo.
Asegúrese de tomarse un tiempo cada día para descansar y relajarse. Evite hacer demasiadas cosas que puedan desgastarlo físicamente. También puede intentar ejercicios de relajación y ejercicios de respiración profunda. 
Es primordial ir a la cama a la misma hora cada noche. Permita que su cuerpo descanse y se reparare. Haga ejercicio regularmente. 

¡Gracias por leernos!

Por: B. Cetina

Imagen de: AMI

Política de privacidad del uso de productos de Google