Un estudio indica un origen autoinmune de la Fibromialgia y abre nuevas vías para el tratamiento.

La fibromialgia es un trastorno crónico que se caracteriza por un dolor generalizado y por varios síntomas no dolorosos. Se ha sugerido que la autoinmunidad, la neuropatía de fibras pequeñas y la neuroinflamación están implicadas en el desarrollo de la enfermedad. 

Los resultados de este estudio, indican que los mecanismos genéticos, así como la autoinmunidad, tienen un papel en el origen de la fibromialgia.

Se ha investigado a diez pacientes y diez personas sanas. En la sangre analizada de los pacientes se encontró genes que sugieren que la autoinmunidad tiene un papel en la enfermedad.

Los síntomas incluyen fatiga, fiebre, rigidez difusa, mialgias y debilidad muscular, pérdida de apetito, síntomas relacionados con otros órganos, y el sistema nervioso central y periférico, glandulares con sequedad de ojos y boca, síntomas gastrointestinales o afecciones urinarias.

Se ha sugerido la relación de la neuroinflamación en el desarrollo de la enfermedad, se han comprobado altos niveles de citocinas y quimiocinas, una fuerte activación de microglía y linfocitos tanto a nivel del sistema nervioso central como periférico.

La hipótesis de que la autoinmunidad puede estar involucrada en la fibromialgia se basa la asociación con enfermedades autoinmunes, la relación entre traumatismos o infecciones, que también participan en el desarrollo de autoinmunidad, el alto predominio en mujeres y la detección de autoanticuerpos anti-músculo liso y anti-músculo estriado.

Además, la condición se suele presentar en algunas enfermedades autoinmunes como la tiroiditis de Hashimoto y el síndrome de Sjögren.

Hemos encontrado evidencia de un componente autoinmune en la enfermedad. La presencia dos firmas típicas de las enfermedades autoinmunes en pacientes fibromiálgicos, confirma la firma genética y la presencia de un proceso inflamatorio en curso.

La futura identificación de un componente autoinmune en el origen de la enfermedad pueden llevar a opciones de tratamiento más efectivas, especialmente para el tratamiento de pacientes que no se benefician de los medicamentos para el control del dolor.

Se necesitan más estudios en una cantidad más amplia de pacientes, para confirmar nuestros datos sobre la importancia de los factores epigenéticos y autoinmunes en el origen de la fibromialgia.

Por: B. Cetina

Imagen de: Fibromialgia noticias

Estudio: ‘Gene Expression Profiling in Fibromyalgia Indicates an Autoimmune Origin of the Disease and Opens New Avenues for Targeted Therapy’ 

Política de privacidad del uso de productos de Google

5 enfermedades que probablemente desconozcas, a veces asociadas con la fibromialgia.

La fibromialgia presenta un misterio médico: sus síntomas son muy complejos, por ello es muchas veces bien diagnosticada, como otras tantas mal diagnosticada. 
Se piensa que se produce por alteraciones de los neurotransmisores del sistema nervioso, las sustancias encargadas de la transmisión de las señales desde una neurona hasta la siguiente, al haber un desequilibrio en estas sustancias se producen una serie de alteraciones que pueden explicar las diversas manifestaciones clínicas de esta enfermedad, con frecuencia las personas con esta enfermedad tienen síntomas ansioso-depresivos, tienen dolor en todo el cuerpo, dolores de cabeza, síntomas intestinales, mareos, etc.
La base genética de la enfermedad parece incuestionable, con un evidente aumento familiar. La predisposición de algunas personas puede derivar en fibromialgia después de algún acontecimiento traumático, por ejemplo los antecedentes de maltrato en la infancia y el desarrollo posterior de la condición.
Afecta a hombres y mujeres, aunque es mucho más frecuente en las mujeres (20:1).
No se puede pude ver en imágenes y muchos médicos tienen problemas para detectar la condición. 
Además del dolor, hay noches sin dormir, dificultades cognitivas, entumecimiento y hormigueo, e hipersensibilidad. También está la posibilidad desarrollar diferentes afecciones relacionadas.
Las personas con fibromialgia son más propensas que los demás a tener otras afecciones crónicas. Lo que se conoce como ‘comorbilidad’.
Los pacientes con fibromialgia a menudo tienen migrañas, enfermedades autoinmunes, síndrome del intestino irritable depresión, ansiedad y trastornos del sueño. Tener varias condiciones superpuestas no resulta simple de llevar, aumenta el dolor y la incomodidad.

Aquí hay varias condiciones médicas comunes que enfrentan las personas con fibromialgia:

Artritis
Aunque ambas condiciones incluyen dolor generalizado y fatiga constante, las dos tienen sus diferencias. La fibromialgia no causa hinchazón articular ni daña los músculos del cuerpo.
En las etapas prematuras de la artritis, el paciente experimenta febrícula, dolor muscular, fatiga, falta de apetito, pérdida de peso. Artritis generalmente simétrica, muñecas, articulaciones de manos y pies afectados. 
Hipotiroidismo

Al principio, los síntomas del hipotiroidismo son apenas perceptibles, como el cansancio o el aumento de peso. O simplemente puedes atribuírselos al envejecimiento. A medida que el metabolismo continúa ralentizándose, es posible que los problemas sean más evidentes.

Signos y síntomas del hipotiroidismo:

  • Fatiga
  • Aumento de la sensibilidad al frío
  • Estreñimiento
  • Piel seca
  • Aumento de peso
  • Hinchazón de la cara
  • Ronquera
  • Debilidad muscular
  • Nivel de colesterol en sangre elevado
  • Dolores, sensibilidad y rigidez musculares
  • Dolor, rigidez o inflamación de las articulaciones
  • Períodos menstruales irregulares o más intensos de lo normal
  • Afinamiento del cabello
  • Ritmo cardíaco lento
  • Depresión
  • Memoria deficiente
  • Glándula tiroides agrandada (bocio)
Innumerables síntomas de hipotiroidismo se superponen con los de la fibromialgia. Con un análisis de sangre se puede ver si sus niveles de hormona tiroidea son saludables, y si no lo son hay maneras de tratar la condición y eliminar los síntomas que produce.
Trastorno de ansiedad, depresión:

La fibromialgia es una enfermedad estrechamente relacionada con trastornos psicológicos y psiquiátricos, siendo los más frecuentes la ansiedad y la depresión que, al asociarse con esta enfermedad, la agravan y cronifican de una forma irremediable.

La terapia cognitiva-conductual y el ejercicio aeróbico moderado son los únicos tratamientos no farmacológicos que han mostrado su eficacia para mejorar los síntomas.

Alrededor del 20% de los pacientes que sufren de fibromialgia, también sufren de trastorno de ansiedad, o depresión. Es totalmente necesario diagnosticar la enfermedad y explicársela correctamente a los pacientes, para que la puedan afrontar debidamente.
Migrañas
El estrés y la tensión en el cuello, los hombros y la parte superior de la espalda, produce dolores de cabeza por tensión. Algunos pacientes de fibromialgia tienen migrañas.
¿Cuál es la diferencia? Los dolores de cabeza por tensión causan dolor de leve a moderado. Las migrañas, generalmente son más severas y producen una sensación palpitante o pulsante. También suelen estar acompañadas de náuseas, sensibilidad a la luz, los sonidos y los olores. 

Imagen de: elbotiquin.mx
Última actualización: 03/2020

La Fibromialgia es más que dolor…

La fibromialgia es una enfermedad cuyo diagnóstico se realiza por descarte.
Primero se descarta la posibilidad de cualquier proceso inmunológico, infeccioso o tumoral, ya que muchos de los síntomas que refiere el paciente pueden conducir a pensar en diferentes causas, cuyo tratamiento y pronóstico son totalmente distintos.
Lo más importante es interrogar muy bien al paciente, y hacer un examen físico exhaustivo. De estas dos maneras se logra el 90% del diagnóstico de la enfermedad, ya que no existen radiográficas, ecografías, o Resonancias Magnéticas que confirmen el diagnóstico de la Fibromialgia.
Por eso decimos que es más que dolor: afecta a las personas a nivel físico, mental y social.
Es importante destacar que es una enfermedad reconocida por la Organización Mundial de la Salud, recién desde 1992. La mayor cantidad de diagnósticos se sitúan entre los 20 y 60 años de edad, aunque también aparece en niños y adolescentes, de manera menos frecuente.

El síntoma principal es el dolor. 
Es característico en la fibromialgia que el dolor comience en una región del cuerpo, y luego vaya migrando a distintas partes hasta que, pasado el tiempo, el dolor se generalice. La intensidad del dolor puede ser leve, moderada o severa, duele tanto en reposo como durante el movimiento, y es más intenso al tacto, así como también luego de estar mucho tiempo en reposo.
A su vez, se sabe que el dolor es fluctuante, es decir, algunos días puede doler menos, y otros puede doler más. El motivo son dos situaciones específicas que pueden incrementarlo: los cambios climáticos y los momentos de estrés. 
Es sumamente útil realizar 👉👉 terapia cognitivo conductual como parte del tratamiento, no sólo para lograr aceptación de esta nueva condición, sino para entrenarse en el manejo y la regulación de la ansiedad.
Asociados al dolor existen otros síntomas necesarios para el diagnóstico, como la fatiga, la sensación de pesadez en los músculos, que dificulta movilizarse, la aparición de sueño no reparador, alteraciones cognitivas como fallas en la memoria y en la concentración y rigidez matutina o luego del reposo. Otros síntomas asociados son la cefalea tensional o migrañas, y síntomas gastrointestinales, como el síndrome de colon irritable.
El certificado de discapacidad, es muy difícil de conseguir. Sólo uno de cada diez pacientes con fibromialgia que solicitan el certificado de discapacidad. Según un sondeo, sólo el 10,3% de las personas encuestadas, mayoritariamente mujeres, accedió al certificado.

Las personas que padecen de fibromialgia se han sometido a muchas pruebas y han visitado a muchos especialistas en busca de una respuesta. Con frecuencia se les dice que debido a que su apariencia es buena y los resultados de las pruebas son normales, no sufren de ningún trastorno verdadero. 
Es posible que amigos y familiares, además de los médicos, duden de la veracidad de sus dolores, lo cual puede aumentar su sentimiento de aislamiento, culpabilidad y rabia.

El paciente y su familia deben comprender que la fibromialgia causa dolor y fatiga crónicos.
Usted debe asumir un papel activo en el control de su fibromialgia, haciendo  ejercicio con regularidad, aprendiendo sobre su dolencia, e implementando técnicas de relajación y de control del estrés.


Por: B. Cetina

Imagen de: 65yMás.com

Política de privacidad del uso de productos de Google

Los múltiples signos de que tengo Fibromialgia

Fatiga, Fatiga cognitiva, Rigidez articular y muscular, Problemas estomacales y digestivos, Depresión y ansiedad, Desequilibrios hormonales, Dolores de cabeza, Espasmos musculares…

👉La fatiga👈 sentirse cansado o agotado, es un síntoma común de la fibromialgia 
Nuestra fatiga podría provenir de una serie de fuentes potenciales.
Es muy común que la fibromialgia esté acompañada de un trastorno del sueño, como el insomnio. 
Muchas personas con fibromialgia también pueden hablarle de innumerables noches de vueltas y vueltas sin poder dormir debido al dolor, esto generalmente se conoce como painsomnia.
La mala calidad de sueño se debe a ráfagas de actividad cerebral que interrumpe los ciclos de sueño profundo y REM. 
Eso es lo que explica las mañanas en que se despierta después de una noche de sueño completo pero en lugar de sentirse descansado, se siente como si hubiera estado despierto durante días. Existe el problema de que el dolor en sí mismo consume tu energía y puede hacer que te sientas agotado. 
También se ha sugerido que la fatiga es simplemente un síntoma inherente a la fibromialgia. 
Esto podría deberse a que el sistema inmunitario trabaja más tratando de combatir la fibromialgia y sus muchos los síntomas.

Fatiga cognitiva
Junto con los sentimientos de fatiga física, también viene la fatiga mental o cognitiva, conocida como 👉👉 niebla cerebral.
La mayoría de nosotros podemos ser olvidadizos, tener períodos de confusión e incapacidad para concentrarnos y la dificultad para recordar palabras de uso común.
La fatiga cognitiva se llama acertadamente niebla mental, porque así es como el paciente lo siente. Es como estar afuera en un día con mucha niebla, podemos distinguir formas en la distancia, pero no verlas claramente.
Algunas posibles causas de esto pueden deberse a la falta de sueño adecuado, a tener dolor crónico, o a una disminución de oxígeno en el cerebro, debido a una alteración del sistema nervioso central.
Rigidez articular y muscular
Sentirse rígido y tener dificultades para moverse, es otra queja común. Esta rigidez en nuestras articulaciones y/o músculos normalmente suele ocurrir a primera hora de la mañana al levantarse. 
Pero puede suceder otras veces, como después de estar sentado en una posición durante mucho tiempo, o posiblemente incluso al azar.
La razón por la que experimentamos principalmente rigidez en la mañana, es probable que se deba a la reducción del flujo sanguíneo a los músculos, lo que lleva a una acumulación de ácido láctico, y causa rigidez.
Su cuerpo comienza a aflojarse después de unos minutos, pero a otros personas les puede llevar horas.
Problemas estomacales y digestivos
El síndrome del intestino irritable (SII) y otros problemas estomacales y digestivos, se ven comúnmente en las personas con fibromialgia.
Muchos informan tener dolor de estómago, exceso de gases, distensión abdominal, náuseas, estreñimiento, diarrea, reflujo ácido o enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE).
Si bien la conexión exacta entre la 👉fibromialgia y el SII👈 no se entiende completamente, está claro que existe algún vínculo entre los dos. «En general, es probable que coexistan durante años, pero pueden estallar al mismo tiempo o en diferentes momentos», según Lin Chang MD, codirector del Centro Oppenheimer para la Neurobiología del Estrés.
Depresión y ansiedad
No es difícil entender por qué una persona que vive con los muchos síntomas de la fibromialgia también puede desarrollar depresión, ansiedad, u otra afección de salud mental. 
Dicho esto, la depresión y los trastornos de 👉ansiedad👈 están tan estrechamente relacionados en muchos casos, que es posible que estos sean síntomas de la fibromialgia en sí.
También existe la posibilidad de que la depresión y ciertos trastornos de ansiedad puedan ser la causa de la fibromialgia en algunos casos. 
La forma en que las enfermedades mentales afectan nuestro cerebro y nuestro cuerpo, puede afectar nuestro sistema nervioso y puede resultar en el desarrollo de dolor crónico, y fibromialgia.
Desequilibrios hormonales
En muchos casos, las mujeres con fibromialgia tienen 👉cólicos menstruales👈 anormalmente dolorosos, y otros dolores relacionados con la menstruación. Muchos también pueden vincular un aumento en sus síntomas de fibromialgia a su ciclo menstrual.
Las mujeres con fibromialgia con frecuencia experimentan un cambio en sus síntomas, para bien o para mal, durante el embarazo o después de la menopausia.
Dolores de cabeza
Un estudio encontró que dos de cada cinco personas con fibromialgia también tienen dolores de cabeza regularmente. 
Algunos tienen dolores de cabeza por tensión relacionados con los músculos tensos en el cuello y los hombros, y otros experimentan migrañas.
Se cree que las 👉migrañas👈 son causadas por una anomalía en el sistema nervioso central, lo que lleva a un estrechamiento e inflamación de los vasos sanguíneos en la cabeza. Las migrañas generalmente causan fuertes dolores de cabeza, pero también pueden causar una variedad de otros síntomas, como trastornos visuales; náuseas y vómitos, mareos, y más.
Espasmos musculares
La fibromialgia también puede causar espasmos musculares insoportables.
Un 👉espasmo muscular👈 es una contracción del músculo, y es repentino y doloroso. 
Un espasmo puede durar solo unos segundos, pero puede durar varios minutos y puede suceder repetidamente. Tienden a ocurrir en un grupo muscular en particular, y ocurren con mayor frecuencia en la noche.

Esto puede ser causado por muchas razones, incluidos los cambios en la micro circulación sanguínea, lo que resulta en la constricción de sus capilares en los tejidos donde se produce el espasmo muscular, puntos gatillo miofasciales, nervios hiperactivos, o deficiencias de nutrientes, por nombrar algunas.

Gracias por leernos!

Por: B. Cetina
Imagen de: QuéFarmacia

Política de privacidad del uso de productos de Google

Fibromialgia y las hormonas. Las variaciones hormonales modifican la gravedad del dolor.

 

La severidad del dolor de la fibromialgia se asoció con las fluctuaciones
 
diarias de la progesterona y la testosterona, según los resultados de un
 
estudio publicado.

 

 
 
 
La fibromialgia es una enfermedad caracterizada por dolor crónico difuso que puede afectar gravemente la capacidad de una persona para realizar actividades de la vida diaria. La enfermedad es más frecuente en mujeres, con un índice de incidencia de mujeres a hombres de 7 a 1.
Un estudio previo mostró que la incidencia de la fibromialgia pediátrica es similar en ambos sexos hasta el inicio de la pubertad, después de la misma la enfermedad comienza a ser más frecuente entre las niñas que entre los niños. Esta disparidad generó sospechas de un vínculo entre las hormonas sexuales y el dolor crónico.
Un equipo de investigación de la Universidad de Alabama realizó una evaluación diaria de los niveles de hormonas sexuales durante más de 25 días consecutivos, en ocho mujeres diagnosticadas con fibromialgia. Todas las mujeres mantuvieron informes diarios de la gravedad del dolor. El análisis de los niveles de estradiol, progesterona y testosterona reveló que todas las mujeres analizadas tenían niveles de hormonas consistentes con los ciclos menstruales normales.
 
 
 

 
Los cambios diarios en los niveles de dolor y hormonas, revelaron que los niveles más bajos de progesterona y testosterona se asociaron significativamente con un aumento del dolor. Análisis adicionales revelaron que los participantes tenían un dolor más intenso cuando la testosterona era baja pero el cortisol era alto, lo que sugiere que el dolor puede ser modulado por la interacción entre estas dos hormonas.
 
En general, los resultados sugieren que «la progesterona y la testosterona juegan un papel protector en la gravedad del dolor de la fibromialgia», escribieron los investigadores.
El equipo cree que los medicamentos que ayudan a regular los niveles hormonales, pueden ser una opción potencial para controlar la gravedad del dolor en estas mujeres.
 
Se han propuesto varias hipótesis en relación al tema: que las hormonas sexuales pueden tener un impacto en la forma en que los impulsos sensoriales se transmiten al sistema nervioso central, que pueden influir en el estado inflamatorio de las células nerviosas o que pueden modular la forma en que el cerebro trata los mensajes de dolor.
Se necesitan estudios adicionales para explicar el papel de las hormonas sexuales en la fibromialgia en hombres, y en mujeres posmenopáusicas. Además aún es necesario comprender mejor el impacto de las hormonas sexuales sobre otros síntomas de la enfermedad.
 
 

¡Gracias por leernos!

5 beneficios del te de marihuana para la Fibromialgia y otras enfermedades crónicas. Preparación.

La marihuana medicinal está ganando popularidad como medicina complementaria para ayudar con muchos síntomas asociados con enfermedades crónicas.
Si bien muchas personas sienten curiosidad acerca de cómo la marihuana (o el cannabis) pueden ayudar a mejorar sus síntomas, y también son reacios a fumarla.
Sin embargo, hay otras maneras en que se puede administrar marihuana medicinal, incluso en forma de té.

Hay cinco formas en que el té (infusión) de cannabis puede ayudar a aliviar algunos de los síntomas que sufren las personas con enfermedades crónicas.
Alivia el dolor
La marihuana se ha utilizado para el alivio del dolor durante siglos. 
Los investigadores han descubierto que los cannabinoides en la marihuana amortiguan las señales de dolor, uniéndose a los receptores del dolor en el sistema nervioso central.
A diferencia de los opiáceos como la morfina o la codeína, el cannabis no es adictivo y no presenta síntomas de abstinencia a los pacientes. El té de cannabis se administra a todo el organismo a través del sistema digestivo, por lo que los efectos son más duraderos y más eficaces que fumarlo.


Reduce la inflamación
Se ha descubierto que la marihuana medicinal reduce la inflamación asociada con muchas enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple, la enfermedad inflamatoria intestinal y el lupus. 
También ayuda a atemperar el sistema inmune del cuerpo por lo que es menos probable que se ataque a sí mismo.

MÁS: ¿La fibromialgia es hereditaria?
Protege el cerebro
Los estudios del efecto del cannabis en el cerebro han descubierto que la droga tiene un efecto neuroprotector, y parece ralentizar o incluso bloquear, la acumulación de proteína beta amiloide, asociada con la demencia senil y la enfermedad de Alzheimer.
Promueve la salud digestiva
Muchas enfermedades crónicas presentan síntomas que afectan el sistema gastrointestinal. Se ha descubierto que el cannabis mejora la digestión y alivia los síntomas como calambres, dolor de estómago, diarrea, náuseas, estreñimiento y reflujo ácido.
Mejorador del humor
Aunque fumar cannabis puede producir efectos que alteran la mente y la mayoría de las personas desconfían, beber té de cannabis medicinal puede ayudar a estabilizar el estado de ánimo y también a aliviar los síntomas emocionales asociados con enfermedades crónicas, como la depresión y la ansiedad.

Receta de te de marihuana medicinal:

En realidad no hay mucho que explicar ya que esta receta es muy sencilla. Simplemente necesitaremos “la materia grasa” que podamos mezclar con el agua para que los cannabinoides de adhieran cuando hagamos la infusión.

Ingredientes:

  •  1 vaso de agua
  • 0,5 a 1 g. de cogollos o 2 a 3 hojas de Marihuana medicinal
  • 1/2 vaso de leche entera

Preparación:

  1. Ponemos a calentar el agua con la leche entera o mantequilla (cualquier cosa que tenga grasa) y cuando comience a hervir apagamos el fuego.
  2. Añadimos la Marihuana y removemos durante unos cinco minutos, para que los tricomas se despeguen de la hierba y se adhieran a la grasa.
  3. Dejamos reposar tapado otros cinco minutos más.
  4. Colamos 
  5. Añadimos azúcar, miel, canela o lo que queramos para darle sabor y endulzarlo.

Fibromialgia y Dolor pélvico: los pacientes pueden compartir alteraciones cerebrales.

A pesar de que la fibromialgia y el síndrome de dolor pélvico crónico urológico son diferentes trastornos, una nueva investigación sugiere que los pacientes que sufren de estas condiciones pueden compartir alteraciones en el sistema nervioso central, tal vez explicando por qué ciertos pacientes de síndrome de dolor pélvico crónico urológico muestran características de fibromialgia, como el dolor generalizado.
En el estudio realizado el dolor crónico fue diagnosticado y evaluado a través de escalas de puntuación de gravedad, determinando así la intensidad del dolor. 
Actualmente no se tiene en cuenta la distribución del dolor en el cuerpo. Un equipo de investigadores de la Universidad de Michigan se preguntó cómo es el dolor generalizado y cuál puede ser la base de su amplia distribución.
Examinaron datos de los cerebros de los 1.709 participantes en el estudio. Los participantes con un diagnóstico clínico de dolor pélvico crónico urológico se compararon con los controles sin dolor, y los pacientes con fibromialgia
También analizaron cuestionarios donde los pacientes informaron sus niveles de gravedad y destinos del dolor. A los pacientes se les pidió que señalaran en un mapa corporal, los lugares donde sentían dolor.
Un subconjunto de participantes del estudio, se sometieron a exámenes de resonancia magnética funcional y estructural

Los pacientes con síndrome de dolor pélvico crónico urológico
dijeron haber experimentado dolor localizado en el área pélvica, pero también en todo el cuerpo, es decir, dolor generalizado.
 ‘Lo sorprendente fue que en estos pacientes con dolor generalizado, que tenían el diagnóstico de dolor pélvico crónico urológico, sus resultados eran idénticos a los pacientes de fibromialgia.
 ‘Este estudio representa el hecho de que dentro de los pacientes con dolor pélvico, un subconjunto de ellos tienen características de fibromialgia. No sólo tienen dolor generalizado, sino que también tenían un volumen de materia gris cerebral y conectividad funcional, que involucra cortezas sensitivomotoras e insulares, igual a los pacientes de fibromialgia’
El dolor generalizado también se asoció con una función física y mental reducida, independientemente de la gravedad del dolor.
La enfermedad cerebral en pacientes con dolor centralizado está relacionada con la distribución del dolor por todo el cuerpo. 
También menciona que a pesar de los distintos diagnósticos, y de los diferentes trastornos, en pacientes con dolor generalizado, los síntomas pueden tener una fuente común:
Un desorden del sistema nervioso central y es mucho más probable que dichos pacientes se beneficien de los tratamientos dirigidos al sistema nervioso central más que los tratamientos que están dirigidos a la región pélvica.

Imagen de: 

https://bit.ly/3wtzDa0

El estudio:

«Brain signature and the functional impact of centralized pain: a multidisciplinary approach to the study of the chronic pelvic pain network (MAPP)».

Política de privacidad del uso de productos de Google

Fibromialgia y las dificultades para dormir, ¿son seguros los medicamentos para el insomnio?

La Fibromialgia y las dificultades para dormir

Los problemas del sueño son comunes en los pacientes de fibromialgia y pueden agravar otros síntomas asociados, especialmente el dolor, la depresión y la fatiga. 
Según un estudio se encontró que el 96 % de los participantes tenían problemas de sueño. Los médicos pueden recomendar somníferos. Sin embargo hay algunos riesgos y efectos secundarios que pueden ocurrir. 
 
Veamos los pro y los contras de usar pastillas para dormir. 
Los medicamentos para dormir son conocidos como ‘sedantes hipnóticos’ y se usan para inducir y/o ayudar a mantener el sueño. 
 

Qué dicen los profesionales
Las pastillas para dormir pueden ayudar a iniciar y mantener el sueño. Sus efectos sedantes ocurren porque deprimen el sistema nervioso central. Las benzodiacepinas son uno de los grupos farmacológicos más ampliamente utilizados en nuestro entorno. Su indicación principal es el tratamiento de los trastornos de ansiedad y del insomnio.
Una de las causas más frecuentes de insomnio crónico es el llamado insomnio psicofisiológico. El tratamiento del insomnio debe estar dirigido hacia la eliminación de la causa que produce el trastorno.
El insomnio transitorio y de corta duración, puede ser tratado con fármacos hipnóticos. En el insomnio crónico siempre tendrá que tratarse la causa que lo produce y los fármacos hipnóticos se utilizarán como complemento. 
Actualmente no se justifica la prescripción prolongada de benzodiacepinas (más de cuatro semanas), ya que tomarlas ininterrumpidamente genera tolerancia y dependencia.
Los efectos indeseados
Los primeros medicamentos usados con eficacia para combatir el insomnio fueron los llamados barbitúricos. Tenían una excelente capacidad para ‘hacer dormir’, pero a menudo daban una sensación de cabeza pesada el día siguiente.

La gran mayoría de los médicos que tratan a pacientes con insomnio consideran que la eficacia es de vital importancia al elegir un hipnótico. Es necesario que no actúe rápidamente después de haberlo tomado, que el efecto se mantenga durante el tiempo necesario para mantener un buen sueño nocturno, y que al día siguiente el paciente se despierte ‘fresco’ y sin sensación de resaca.

Las ‘pastillas para dormir’ no son ni buenas ni malas, si están bien utilizadas hacen el efecto beneficioso esperado, o si están mal utilizadas, no sólo no curan el insomnio, sino que pueden producir efectos secundarios indeseables.

Los efectos de las benzodiacepinas son diferentes según cada una de ellas. Tienen distintos efectos, por ejemplo, ansiolíticas, miorrelajantes, anticonvulsivantes, hipnóticas y anestésicas.

Como efectos secundarios relacionados a dosis excesivas está la sedación diurna, amnesia, confusión, síndrome de abstinencia, depresión respiratoria y el abuso. 

 
Con los nuevos hipnóticos no benzodiacepínicos de vida media corta, se consiguió disminuir los efectos secundarios más conocidos: la sensación de adormecimiento durante el día siguiente. No obstante, si se utilizan dosis excesivas y no se retira progresivamente pueden producirse efectos colaterales, como amnesia anterógrada, ansiedad o insomnio de rebote.
 
¿Qué debería hacer? 
Si está buscando una solución a sus problemas de sueño, revise con su médico el riesgo y los beneficios de tomar píldoras para dormir. 
La Fundación Nacional del Sueño indica que la terapia cognitivo-conductual (TCC), es una terapia segura y eficaz para el insomnio crónico y sus efectos secundarios. 
La TCC también ayuda a aliviar el estrés, la ansiedad y la depresión, que pueden ocurrir en la fibromialgia.

La melatonina es una hormona que interviene en el ciclo natural del sueño. Los niveles naturales de la melatonina en sangre son más altos por la noche. Los suplementos de melatonina pueden ser útiles para tratar los trastornos del sueño, como la fase de sueño retrasada, y para proporcionar un poco de alivio del insomnio.

A diferencia de lo que sucede con muchos medicamentos para dormir, con la melatonina es muy poco probable volverse dependiente, o que experimentes un efecto de resaca.


‘ANTES’ DE TOMAR CUALQUIER MEDICAMENTO, HIERBA MEDICINAL, O SUPLEMENTO DEBE CONSULTAR CON SU REUMATÓLOGO, MÉDICO CLÍNICO Y/O NEURÓLOGO!
Nota: Fibromialgia, Dolor Invisible, es solamente una página de noticias e información sobre la fibromialgia y otros temas de salud. No ofrecemos asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. No pretendemos sustituir el asesoramiento médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico, ante cualquier pregunta que pueda tener con respecto a una enfermedad. Nunca ignore el consejo médico o demore en buscarlo debido a algo que ha leído en este sitio web. 
Imagen de: bupasalud
Párrafos de: Elsevier.es, Mayo Clinic

Política de privacidad del uso de productos de Google

Síntomas de Fibromialgia que mayormente no son nombrados, pero es importante conocerlos

Hay otros síntomas de la fibromialgia, que frecuentemente no son reportados, aunque es muy importante conocerlos.

5. La fibromialgia genera resentimiento

El dolor y fatiga constantes, ciertamente no son fáciles para el cuerpo, pero pueden tensar su vida de otras maneras que nunca imaginó. 

Un porcentaje asombroso de pacientes fibromialgia señalan rupturas en relaciones importantes: sólo la mitad de todos los pacientes se sienten felices y sanos en su actual relación romántica, casi el 20% dice que su cónyuge pregunta si su fibromialgia es real, y uno de cada tres informa que sus niños están enojados cuando no pueden participar en sus actividades. 
El resentimiento puede arruinar las relaciones rápidamente, por lo que es importante no sufrir en silencio, la comunicación positiva es vital para superar el peso, y el estigma de la condición.


6. El buen sueño es un tratamiento esencial

Aunque no es una cura para la fibromialgia, una buena noche de descanso puede ayudar en gran medida. 

La teoría de la ‘sensibilización central’ ayuda a explicar la importancia del buen descanso: en esencia, los músculos tensos conducen a un mal sueño, y como sus músculos no obtienen la relajación que necesitan para recuperarse, no se comunican correctamente con su sistema nervioso central. Este mal funcionamiento del sistema nervioso lo deja más sensible al dolor y a otros estímulos externos. 
Se deduce que romper el ciclo del insomnio ralentizará y apagará las señales de dolor, por lo que la higiene del sueño es una prioridad, y también busque ayuda inmediata para problemas como la apnea del sueño.


7. La vitamina D hace la diferencia

Esta vitamina simple, tiene una profunda influencia en el dolor de los huesos y músculos, lo que la convierte en una herramienta importante para los pacientes de fibromialgia. Resulta que más del 50% de las personas tienen deficiencia de vitamina D. 

Combine esto con la sensibilidad creciente de los músculos que trae la fibromialgia, y puede llegar a necesitar el doble de medicamentos para permanecer relativamente cómodo (o un aumento en medicinas que no pueden hacer mucho por usted). 
Es probable que necesite una cantidad significativa de vitamina D para hacer una diferencia en sus síntomas, más de 1000 UI, en la mayoría de los casos (Siempre consulte con su médico, no se auto-medique!).


8. Los síntomas psicológicos pueden ser tan severos como los síntomas físicos

Es probable que haya oído hablar de ‘fibro-niebla’, la memoria nublada y obstaculizada, que aparece cuando el dolor es malo (y puede continuar durante días, o mantenerse por siempre). 

Pero no deje que el nombre, fibro-niebla, lo engañe. Los problemas cognitivos que acompañan a la fibromialgia son un asunto complicado y grave. 
De hecho, un estudio realizado durante más de una década, encontró que un tercio de los pacientes con fibromialgia, también tenía problemas psicológicos graves, mientras que otro tercio mostró problemas psicológicos moderados. Cuanto más intensa es su fibro-niebla, mayores son sus posibilidades de sufrir, emocional, social y físicamente. 
En algunos casos, su pérdida de memoria y concentración puede poner su vida en peligro!

Nota: Fibromialgia, Dolor Invisible, es solamente una página de noticias e información sobre la FM y otros temas de salud. No ofrecemos asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. No pretendemos sustituir el asesoramiento médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico, ante cualquier pregunta que pueda tener con respecto a una enfermedad. Nunca ignore el consejo médico o demore en buscarlo debido a algo que ha leído en este sitio web. 

Qué Es La Fibromialgia? Cuáles Son Los Desencadenantes?

Se dice mucho, pero… ¿Qué causa la fibromialgia?

La fibromialgia es una condición seriamente confusa. 
La ciencia todavía tiene que descubrir una causa clara de la fibromialgia. 
La gran cantidad de investigación en todos los temas relacionados, desde la serotonina, a las fibras nerviosas pequeñas es abrumadora.

Es frustrante para los pacientes, que sólo están tratando de entender lo que está pasando dentro de sus cuerpos! 
Compartiremos las teorías principales acerca de lo que causa la fibromialgia, todo en un solo lugar, y con claridad.
Los investigadores han identificado algunos factores de riesgo claros para la fibromialgia. 
Una persona es más probable que sea diagnosticada con fibromialgia si un miembro de la familia cercano también tiene la enfermedad. 
Tener un trastorno del sueño (como la apnea del sueño), o un trastorno reumático (como la artritis reumatoide), hace más probable que alguien sea diagnosticado con fibromialgia.
La fibromialgia puede ser desencadenada por una lesión, infección o estrés intenso, en alguien predispuesto a desarrollar la enfermedad.

Mensajes mixtos:
Si tiene fibromialgia, no le sorprenderá saber que los pacientes tienen una mayor sensibilidad al dolor.
Los investigadores han encontrado que esta sensibilidad es causada por problemas en las vías de procesamiento del dolor del sistema nervioso central (el cerebro y la médula espinal).

Esto se llama «sensibilización central» y es la teoría más aceptada para la causa de la fibromialgia. 
Todavía no sabemos qué desencadena la sensibilización central, aunque algunos expertos creen que el estrés, las lesiones o las infecciones pueden desempeñar su papel.

Vamos a hacer una breve actualización de la biología del sistema nervioso. 
Una sensación de dolor en la piel o los músculos «la periferia», desencadena una señal nerviosa que viaja por la médula espinal.
La señal de dolor puede ser amplificada o amortiguada, a través de neurotransmisores como la sustancia P. 
La señal de dolor es enviada al cerebro, donde activa diferentes regiones, incluyendo la corteza somatosensorial y el sistema límbico, que procesa la respuesta emocional al dolor .
La actividad cerebral también puede amplificar la sensación de dolor. 
Muchos estudios de pacientes con fibromialgia, han encontrado niveles anormales de diferentes neurotransmisores involucrados en el procesamiento del dolor, incluyendo serotonina, dopamina, glutamato y sustancia P.

Nuestro sistema nervioso, excesivamente sensible, amplifica las sensaciones de dolor que provienen de nuestros músculos o piel. 
Sentimos dolor cuando otras personas sólo experimentan una ligera presión.
Los estudios de imágenes cerebrales de personas con fibromialgia, muestran una mayor actividad en regiones cerebrales que procesan el dolor, en respuesta a sensaciones dolorosas y no dolorosas, acompañadas de respuestas neuronales alteradas.
Los medicamentos para la fibromialgia, como Cymbalta, aumentan el nivel anormalmente bajo de neurotransmisores, como la serotonina, mientras que otros, como Lyrica trabajan para disminuir el número de señales nerviosas dolorosas. 
Las prácticas mente-cuerpo como la meditación consciente parecen reducir el dolor, cambiando la actividad cerebral de maneras que amortiguan las sensaciones del dolor.