La fibromialgia, el dolor crónico y el exceso de peso.

Una de las influencias más negativas para el dolor crónico es el exceso de peso. Esto no se debe solo al hecho de la sobrecarga física, sino que la acumulación de grasa en el organismo provoca alteraciones metabólicas que incrementan la inflamación crónica y ésta empeora el dolor.

El sobrepeso y la obesidad son problemas de salud, pero también empeoran el dolor crónico también nos hacen más propensos a padecer diabetes, enfermedades cardiovasculares, síndrome metabólico, depresión, alteraciones gastrointestinales, etc.

La complejidad de la regulación del peso corporal y la relación entre la alimentación y el dolor crónico, hace de este tema una prioridad a la hora de ayudar a los pacientes. Se considera obesidad cuando nuestro IMC es mayor a 30 o también cuando la acumulación de grasa en el abdomen hace que nuestro perímetro de cintura sea superior a 88 cm. en mujeres y a 102 cm. en hombres.

Con la obesidad aumenta la inflamación crónica en el organismo y provoca más dolor ya que se potencia la sensibilización central y se perjudica el equilibrio metabólico, endocrino e inmunitario.

Hay una estrecha relación entre el aumento de la grasa abdominal y el aumento del dolor, es decir, los pacientes con sobrepeso u obesidad sienten más dolor, tienen peor salud, funcionalidad física y calidad de vida.

Son muchos los estudios que hablan sobre cómo la obesidad y el sobrepeso afectan negativamente en el nivel de dolor de los pacientes con fibromialgia, artrosis, dolor lumbar crónico, etc. En todos ellos se pone de manifiesto que disminuyendo aunque sea en tan solo un 10% del peso inicial, los pacientes notan mejoría.

El hecho de no descansar lo suficiente, dormir pocas horas o tener una mala calidad del sueño nos hace comer más. Estar bajo un estado de estrés crónico, como puede ser el hecho de sufrir dolor continuamente, altera la regulación del apetito. Las alteraciones en el estado de ánimo, la depresión y la ansiedad también afectan cómo comemos.

La falta de actividad física nos hace perder masa muscular y por tanto sentirnos más cansados o con menos vitalidad, y eso nos puede hacer buscar energía en la comida. Uno de los efectos positivos de hacer ejercicio físico es que éste ayuda a la regulación de la saciedad y el hambre.

Es básico ayudar a los pacientes a llevar una dieta saludable que les permita mantener el peso corporal, siempre sin dejar de disfrutar de ricos platos y buenas recetas. Las recomendaciones tienen que adaptarse a cada paciente, pero hay algunas pautas generales que pueden tenerse en cuenta para mejorar el peso y el dolor:

  • Tienen que predominar los alimentos de origen vegetal pues concentran más nutrientes en menos calorías.
  • Las verduras deben consumirse diariamente igual que las frutas, siendo ideal 2 porciones de verduras y 3 de frutas.
  • Reducir al máximo los azúcares y alimentos ricos en grasas saturadas como la carne roja, embutidos, lácteos sin descremar, galletas, repostería y alimentos procesados.
  • Deben incluirse en raciones pequeñas, semillas y frutos secos como nueces, almendras, avellanas o pistachos.
  • Es importante tener horarios fijos para comer y evitar ingerir alimentos ricos en hidratos de carbono por la noche (para las cenas lo ideal son las verduras, las ensaladas, el pescado y el huevo).

Por: B. Cetina

Parafraseado de:

http://www.cmvillegas.com.ar/exceso-de-peso-y-dolor-cronico/

Política de privacidad del uso de productos de Google

Fibromialgia, Melatonina, ayuda con el buen descanso y el sobrepeso.

Debemos tomar melatonina?
Hay suficiente evidencia para mostrar que la melatonina es beneficiosa para mejorar nuestra salud y estado físico. 
Esto no significa que suplementar con melatonina sea la mejor opción para usted. Es posible que su cuerpo ya esté produciendo niveles adecuados de melatonina para respaldar una condición física óptima. 
Hay cosas a considerar antes de continuar con la opción de usar melatonina.

Cómo ayuda la melatonina a reducir la grasa corporal?
Según investigaciones, la melatonina puede aumentar el metabolismo y mejorar nuestra capacidad para perder peso. Para probar esta teoría, se realizó un estudio que examinó cómo la melatonina afectaba la composición corporal, los lípidos y el metabolismo de la glucosa en mujeres posmenopáusicas. 
La menopausia resulta ser un momento en la vida de una mujer donde perder grasa y ganar músculo puede ser una lucha.
Un pequeño estudio incluyó a 81 mujeres posmenopáusicas que tomaron melatonina de  1 a 3 mg por noche. Se midió la composición corporal usando una exploración DXA (densidad mineral ósea) antes y después del período de prueba. Se extrajo sangre para registrar los valores iniciales y finales de cómo la melatonina afectaba los niveles de leptina, adiponectina e insulina. Estas son hormonas que ayudan a regular los procesos metabólicos, incluida la forma en que nuestro cuerpo quema grasa y glucosa (azúcares).

Las mujeres que tomaron melatonina disminuyeron la masa grasa en un 7 % en comparación con el grupo placebo. También pudieron aumentar la masa magra en un 2,6 % en comparación con los participantes con placebo. 
La hormona adiponectina aumentó significativamente en un 21% en el grupo de melatonina. La adiponectina (es una hormona proteica involucrada en cómo el cuerpo regula los niveles de glucosa y la descomposición de los ácidos grasos).
Los resultados de la investigación indican que la melatonina tiene un efecto beneficioso sobre la composición corporal y la oxidación (quema) de grasas. Se demostró que suplementar con melatonina durante 12 meses reduce la grasa corporal, aumenta la masa magra y los niveles de adiponectina, lo que mejora la forma en que el cuerpo quema grasa.
La melatonina puede ayudar a las personas con problemas de sueño relacionados con el insomnio, el desfase horario o el trabajo con turnos rotativos.   
La dosis recomendada es de 1 a 3 mg. de melatonina, se muestra efectiva para ciertos tipos de insomnio y en el tratamiento del desfase horario, las dosis más altas siguen siendo cuestionables. Dosis más altas pueden elevar nuestros niveles de melatonina incluso durante el día y alterar nuestro ritmo del sueño normal.
La melatonina está considerada un suplemento seguro cuando se toma a corto plazo. 
Los posibles efectos secundarios:
Son casi inexistentes. En algunos casos, en sujetos sensibles se ha observado somnolencia leve.
Precauciones:
En pacientes que están recibiendo desde largo tiempo hipnóticos benzodiazepínicos (flunitrazepan, lormetazepan, loprazolan, etc.), es conveniente no suprimirlos bruscamente al iniciar el tratamiento con melatonina.
Se aconseja especial precaución cuando los pacientes tratados con melatonina deban manejar vehículos o máquinas complejas que requieren alto grado de atención y vigilancia.
El consumo de melatonina ayuda a quemar calorías y dejar de engordar. La administración crónica de la melatonina, una hormona natural que el propio cuerpo secreta durante la oscuridad de la noche, produce efectos antiobesidad porque aumenta la masa del tejido adiposo marrón. 

‘ANTES’ DE TOMAR CUALQUIER MEDICAMENTO, HIERBA MEDICINAL, O SUPLEMENTO DEBE CONSULTAR CON SU REUMATÓLOGO, MÉDICO CLÍNICO Y/O NEURÓLOGO!
Nota: Fibromialgia, Dolor Invisible, es solamente una página de noticias e información sobre la fibromialgia y otros temas de salud. No ofrecemos asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. No pretendemos sustituir el asesoramiento médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico, ante cualquier pregunta que pueda tener con respecto a una enfermedad. Nunca ignore el consejo médico o demore en buscarlo debido a algo que ha leído en este sitio web



La Fibromialgia nos predispone a tener problemas cardíacos.

La actividad física mejora la capacidad del corazón para bombear la sangre a los pulmones y a todo el cuerpo, aumentando los niveles de oxígeno en la sangre.

Niveles de actividad adecuados:

El ejercicio aeróbico es cualquier actividad que utilice los músculos grandes de su cuerpo y que haga palpitar su corazón más rápido. Para beneficiar a su corazón, los expertos recomiendan hacer por lo menos 30 minutos de ejercicio aeróbico moderado casi todos los días. Esto es aproximadamente 2 horas 30 minutos a la semana.
Actividad aeróbica
Los especialistas en Cardiología dicen que se necesitan las siguientes cantidades de actividad aeróbica para mantener la salud y evitar la enfermedad:
Moderada (como caminar a paso ligero o practicar tenis) 20 minutos diarios.
Intensa (correr o nadar) se debe hacer en episodios de al menos 10 minutos diarios.
La actividad aeróbica mejora la circulación coronaria, favoreciendo la distribución de los capilares en el músculo cardiaco y la habilidad del corazón para desarrollar arterias sanas, que permitan llevar la sangre a lugares donde antes llegaba en forma deficiente.
¿Es la enfermedad coronaria el futuro de los pacientes de EM y fibromialgia?

Un factor de riesgo es algo acerca de usted que aumenta su probabilidad de contraer una enfermedad o tener una cierta afección. Algunos factores de riesgo para cardiopatía no los puede cambiar, pero algunos sí. Cambiar los factores de riesgo sobre los que usted tiene control, lo ayudará a tener una vida más larga y más saludable.

Algunos de sus factores de riesgo de cardiopatía que NO puede cambiar son:

  • Su edad. El riesgo de cardiopatía aumenta con la edad.
  • Su sexo. Los hombres tienen un riesgo más alto de padecer cardiopatía que las mujeres que todavía están menstruando. Después de la menopausia, el riesgo en las mujeres se acerca al de los hombres.
  • Sus genes o raza. Si sus padres padecieron cardiopatía, usted tiene un riesgo más alto. Los afroamericanos, mexicoamericanos, nativos americanos, hawaianos y algunos asiático-mericanos también tienen un riesgo más alto de problemas del corazón.

Algunos de los factores de riesgo de cardiopatía que usted PUEDE cambiar son:

  • No fumar. Si usted fuma, déjelo.
  • Controlar el colesterol a través de la dieta, el ejercicio y los medicamentos.
  • Controlar la presión arterial alta a través de la dieta, el ejercicio y los medicamentos.
  • Controlar la diabetes a través de la dieta, el ejercicio y los medicamentos, de ser necesario.
  • Hacer ejercicio por lo menos 30 minutos al día.
  • Mantener un peso saludable comiendo alimentos sanos, en menores cantidades e inscribiéndose a un programa de pérdida de peso, si necesita bajar de peso.
  • Aprender formas saludables de hacer frente al estrés a través de clases o programas especiales, como meditación o yoga.
  • Limitar cuánto alcohol toma a 1 bebida al día para las mujeres y 2 para los hombres.

La buena nutrición es importante para su salud cardíaca y lo ayudará a controlar algunos de los factores de riesgo.

Los pacientes de fibromialgia y EM con aumento de los factores de riesgo: depresión, ansiedad, obesidad, aumento de la presión arterial, apnea del sueño, tendrían una mayor incidencia.
Nota: Fibromialgia, Dolor Invisible, es solamente una página
de noticias e información sobre la fibromialgia y otros temas
de salud. No ofrecemos asesoramiento médico, diagnóstico
o tratamiento. No pretendemos sustituir el asesoramiento médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico, ante cualquier pregunta que pueda tener
con respecto a una enfermedad. Nunca ignore el consejo médico o demore en buscarlo debido a algo que ha leído en este
sitio web

¡Gracias por leernos!

Fibromialgia, ataque cardíaco. Los pacientes estamos más predispuestos a padecerlo


La enfermedad coronaria s
e produce cuando se acumula placa en las arterias que suministran sangre al corazón. La acumulación de placa puede impedir la circulación de suficiente sangre al corazón causando dolor en el pecho, especialmente al realizar alguna una actividad exigente. Si la placa se rompe puede formarse un coágulo y puede cerrar el flujo de sangre causando un ataque al corazón.
 
La enfermedad coronaria es la causa principal de muerte.
Por lo general se manifiesta unos diez años más tarde en las mujeres que en los hombres pero, es la principal causa de muerte para las mujeres. 
Un estudio taiwanés que encuentró un mayor riesgo de enfermedad coronaria en personas con fibromialgia. El aumento del riesgo de cardiopatía coronaria, no era tan alto como en la diabetes o la hipertensión, y fue descrito como «moderado».
Incremento de riesgo de enfermedad coronaria en pacientes con fibromialgia primaria y en aquellos con otra enfermedad agregada. 
Los pacientes de fibromialgia con diabetes, hipertensión, colesterol alto, insuficiencia cardíaca congestiva, enfermedades vasculares cerebrales, depresión o ansiedad, aumentan significativamente los riesgos de enfermedades del corazón.
El riesgo es curiosamente mayor en los pacientes de fibromialgia sin depresión que en las personas con depresión, pero sin fibromialgia.

Hay varias hipótesis para explicar el aumento de las enfermedades del corazón en pacientes de fibromialgia. El estrés crónico, el incremento de la actividad del sistema nervioso simpático (Parte del sistema nervioso autónomo que se encarga de activar al organismo en situaciones de estrés, lo prepara para la activación física y psíquica. Aumenta la tensión arterial, la frecuencia cardíaca, el ritmo respiratorio y la sudoración), y la reducción de la actividad del sistema nervioso parasimpático (El sistema nervioso parasimpático es una parte del

sistema nervioso autónomo o vegetativo, cuyos nervios nacen tanto del encéfalo como de la de la médula espinal a nivel sacro).
Las personas con encefalomielitis miálgica deben tener en cuenta que resultados similares del sistema nervioso autónomo se encuentran en su condición.
Varios estudios han encontrado «resultados de análisis de colesterol desfavorables» que podrían aumentar el riesgo de arteroesclerosis en la EM.
Un estudio realizado en mujeres con encefalomielitis miálgica encontró altos niveles de triglicéridos y bajos niveles de colesterol saludable (bueno).
El colesterol HDL se denomina colesterol “bueno”. Un nivel de colesterol HDL saludable puede protegerla contra un ataque cardíaco y un ataque cerebral. Previene la acumulación de colesterol malo en las paredes de las células, venas y arterias. 
Esto puede predisponer a las pacientes con encefalomielitis miálgica a tener lesiones en los vasos sanguíneos, se sugiere tomar suplementos antioxidantes, hacer una dieta sin grasas y ejercicio, para reducir el colesterol malo.
Hallaron una disminución de los niveles de colesterol bueno en pacientes con EM con factores de riesgo como, presión arterial alta y/o obesidad.
Los altos niveles de sobrepeso y obesidad en la fibromialgia pueden contribuir, aunque en la misma proporción que en toda la población. Los perfiles de colesterol malo en la fibromialgia se asociaron con el aumento de peso.
 
Una manera de reducir los factores de riesgo para las personas con EM/FM, es controlando lo siguiente:
1- Niveles altos de colesterol y triglicéridos (un tipo de grasa que se encuentra en la sangre).
2-  Presión sanguínea alta.
3-  La diabetes y la prediabetes.
4-  El sobrepeso y la obesidad.
5-  Fumar.
6-  La falta de actividad física.
7-  Dieta poco saludable.
8-  La apnea del sueño.
9-  Estrés.
10-La preeclampsia.

ARTÍCULO SIGUIENTE👇👇

Gracias por leernos!

Los síntomas de la Fibromialgia agravados por la obesidad y el sobrepeso

Un estudio de la población con fibromialgia, encontró que los que tenían sobrepeso y obesidad, experimentaban manifestaciones más graves

de los síntomas relacionados con la fibromialgia, particularmente el deterioro de la memoria y la frecuencia urinaria.

Los pacientes con fibromialgia muchas veces son obesos, o tienen sobrepeso, la obesidad se asocia con un aumento de la sensibilidad al dolor y un estado general de salud más pobre.

El exceso de peso empeora los síntomas de la fibromialgia, el exceso de peso está negativamente relacionado con la calidad de vida y muy relacionado con el dolor. Un índice de masa corporal (IMC) elevado se relaciona con niveles superiores de dolor y fatiga en las personas con fibromialgia, lo que puede suponer una condición agravante al afectar negativamente a la calidad de vida y la disfunción física.
Para explicar esta relación entre obesidad y fibromialgia hay una serie de motivos, entre los que destacan la disminución de la actividad física, las alteraciones del sueño y problemas de depresión.

Los pacientes con sobrepeso y obesos son más propensos a tener deficiencia de memoria, ansiedad, dificultad para respirar, frecuencia urinaria mayor que los otros pacientes.
Se encontró en las personas con sobrepeso u obesidad una cantidad aumentada de puntos de dolor (gatillo) en el cuerpo. Se cree que debido a esto
los pacientes obesos tienen una mayor sensación de dolor.
 
Esto podría explicar la asociación entre el índice de masa corporal y la percepción del dolor en la condición.
Se necesitan más estudios para confirmar estas asociaciones, y para comprobar si la reducción del peso podría afectar favorablemente la gravedad de la enfermedad.
Para calcular su índice de masa corporal (IMC) 
Haga click o toque acá: http://www.calculoimc.com/