Fibromialgia, Fibro-niebla, ayuda para fortalecer la memoria.

Puede buen régimen de ejercicio puede mejorar la salud cerebral? Una nueva revisión de la investigación encontró que las personas pueden mejorar sus habilidades de pensamiento y memoria, al adoptar rutinas regulares entre moderadas y vigorosas, que incluyan ejercicio aeróbico y de resistencia.
Realizar ejercicio físico podía mejorar la función cerebral de las personas. La revisión incluyó a 18 estudios que observaron el efecto del ejercicio aeróbico, como caminar, correr y nadar, en el pensamiento, el estado de alerta, el procesamiento de la información, la ejecución de objetivos y las habilidades de memoria. Algunos estudios investigaron específicamente el impacto del 👉👉 tai chi y el 👉👉 yoga, en la salud del cerebro. Los participantes del estudio realizaron el ejercicio bajo supervisión. Las rutinas de actividad se clasificaron como, tipo de ejercicio, la intensidad y la duración.  Se compararon con los resultados mediante un test de evaluación cognitiva. Al final los investigadores determinaron que el ejercicio sí ayuda a la salud cerebral.  Diferentes formas de ejercicio resultaron en distintos tipos de beneficios. Por ejemplo, el 👉👉 ejercicio aeróbico y el tai chi, parecieron potenciar la función del cerebro en general El entrenamiento de resistencia, como levantar pesas, o utilizar el peso corporal, se vinculó con mejoras en la memoria. Lo ideal es la combinación de entrenamiento aeróbico y de resistencia. Con este tipo de actividad física se logra ver mejoras en la aptitud cardiorrespiratoria y la fuerza muscular, que son importantes para mantener la salud general y ser capaz de realizar las tareas cotidianas. La mayor mejora cerebral proviene de rutinas que son de intensidad entre moderada y vigorosa y que se realizan con la mayor frecuencia posible durante entre 45 minutos y una hora. Las personas de mediana edad que recién comienzan a practicar algún ejercicio, recibirán la misma mejora cerebral, que las que han estado haciendo ejercicio durante décadas? Los estudios muestran que mientras más tiempo están activas físicamente las personas, mayores son los beneficios para la función del cerebro. Si actualmente es inactivo, hable con su médico para que le indique los estudios correspondientes para comprobar si es seguro para usted empezar a hacer ejercicio. Busquemos sistemas de ejercicios con los cuales sepamos que estamos fijando metas alcanzables, para así aprovechar al máximo el tiempo que utilicemos en hacer ejercicio.   El ejercicio, incluyendo el ejercicio aeróbico, el entrenamiento de resistencia y el tai chi, son beneficiosos para la salud del cerebro, además de los efectos positivos bien conocidos que el ejercicio tiene mejorando la salud general y reduciendo el riesgo de enfermedades. Es interesante que una combinación de entrenamiento aeróbico y de resistencia pueda tener el mayor efecto. Y junto con estudios que sugieren que 👉👉 ciertas dietas contribuyen a la salud del cerebro, parece que nunca es demasiado tarde para adoptar un estilo de vida saludable!.
ebay zapatillas deportivas
Por: B. Cetina Imagen de: Practica vida Dr. Anton Porsteinsson: Alzheimer’s Disease Care, Research and Education Program at the University of Rochester School of Medicine in Rochester Política de privacidad del uso de productos de Google

La Fibromialgia y las anormalidades en el corazón

Se dice mucho respecto al cerebro y los nervios de las personas con fibromialgia, también respecto a las hormonas, el sistema inmunológico y los problemas digestivos. 
De lo que no se oye mucho es del corazón y eso debe cambiar. 
Los investigadores han descubierto información sobre enfermedades cardíacas, y anormalidades cardíacas en la fibromialgia que todos debemos saber.

 

 

 
 
Fibromialgia y las enfermedades cardíacas
Que exista un mayor riesgo de tener un problema de salud, no significa que usted lo vaya a desarrollar. Conocer su riesgo es algo positivo, porque le brinda la oportunidad de realizar cambios saludables.
Las investigaciones sugieren que las mujeres con fibromialgia tienen un mayor riesgo de enfermedad cardíaca que las mujeres sanas. 
Se ha realizado un estudio documentando, factores de riesgo de la enfermedad cardiovascular que incluyen:
♣  Circunferencia de la cintura
♣  Porcentaje de grasa corporal
♣  Frecuencia cardíaca en reposo
♣  Presión sanguínea
♣  Aptitud cardiorrespiratoria
♣  Cigarrillos fumados por día
Al comparar los dos grupos, encontraron que las mujeres del grupo de fibromialgia:
♦  Tenían mayor circunferencia de cintura
♦  Tenían más grasa corporal
♦  Fumaron más cigarrillos
♦  Tenían niveles más bajos de aptitud cardiorrespiratoria
El sobrepeso y encontrarse fuera de forma es una consecuencia lógica de una enfermedad crónica, especialmente cuando su enfermedad hace que el esfuerzo físico sea extremadamente difícil para su cuerpo. Cuando moverse provoca dolor, las personas tienden a moverse menos.
También notaron que los participantes con fibromialgia que hacían menos ejercicio tenían factores de riesgo más altos, que aquellos que realizaban actividad física de moderada a vigorosa.
 
Insuficiencia cardíaca en la fibromialgia
Un estudio de 2017 sugiere que la fibromialgia es especialmente común en personas con insuficiencia cardíaca crónica. La fibromialgia se asoció con peores resultados en la insuficiencia cardíaca crónica.
De las 57 personas con insuficiencia cardíaca crónica que fueron estudiadas, 13 cumplieron con los criterios de diagnóstico para la fibromialgia. Eso es casi el 23 por ciento, que es considerablemente más alto que la tasa en la población general, que se estima entre el tres y el seis por ciento.
Las personas con fibromialgia también tenían más probabilidades de tener síndrome de sensibilidad central, especialmente Trastorno de la articulación témporomandibular, dolor de cabeza y vejiga irritable.
 
Más allá del peso y la forma física
Nuestro mayor riesgo de enfermedad cardíaca es atribuible a los niveles de peso y condición física? Probablemente no. La investigación también ha encontrado anomalías cardíacas relacionadas con la fibromialgia que no tienen nada que ver con ellos.
Un estudio del ejercicio que detalla varias anomalías en el grupo de fibromialgia incluye: 
•  Retraso en la recuperación de la frecuencia cardíaca
•  Incompetencia cronotrópica 
En este estudio, las pacientes y los grupos de control coincidieron con el índice de masa corporal y con la edad, por lo que los participantes con fibromialgia no tenían más sobrepeso que las mujeres sanas. La ‘incompetencia cronotrópica’ significa que el corazón no puede aumentar su frecuencia lo suficiente como para hacer frente a las demandas de la actividad. Se sabe que produce intolerancia al ejercicio y es común en personas con enfermedades cardiovasculares.
La intolerancia al ejercicio ha sido durante mucho tiempo una característica conocida de la fibromialgia, y esto podría ayudar a explicar por qué. 
Esto debería ofrecer cierta reivindicación a muchas personas con esta afección a quienes se les ha dicho que solo necesitan «hacer más ejercicio» y estarán bien, por quienes no entienden (o se niegan a considerar) que más ejercicio significa síntomas más severos.
Se cree que el sistema nervioso autónomo está desregulado en la fibromialgia. Éste controla muchas funciones automáticas del cuerpo, incluidas la frecuencia cardíaca y la presión arterial
Los investigadores analizaron las variaciones de los latidos del corazón de las personas con fibromialgia. Encontraron patrones que eran anormales y distintos de los de las personas sanas, lo que nuevamente sugiere problemas con el sistema nervioso autónomo y su control de la frecuencia cardíaca.
Se descubrió que el baroreflejo cardíaco tenía una participación más baja durante una prueba de estado activo en personas con fibromialgia, que en controles sanos. Cuanto menor fue la participación del baroreflejo más grave fue el caso de fibromialgia.
Un estudio encontró que la fibromialgia era especialmente frecuente en personas que se quejaban de palpitaciones cardíacas (latidos cardíacos rápidos)
Se analizó la respuesta de la frecuencia cardíaca durante el ejercicio de bajo nivel, en la fibromialgia y no se encontró diferencias entre las pacientes y los grupos de control. Con niveles de ejercicio más altos, los participantes con fibromialgia tuvieron más dificultades para alcanzar el consumo máximo de oxígeno, quizás debido a respuestas metabólicas anormales.
 
Posibles Tratamientos
Se están investigando algunos tratamientos para algunas de las anomalías cardíacas específicas relacionadas con la fibromialgia. Se examinaron los efectos de la respiración lenta en la fibromialgia, porque se demostró que es eficaz para moderar los síntomas. Durante la respiración normal, en comparación con los controles, el grupo de fibromialgia mostró diferencias en la frecuencia cardíaca.
Los participantes con fibromialgia mostraron una función autónoma mejorada durante la respiración lenta, y una mejora aún mayor con la respiración asistida mecánicamente. 
También se investigó si algo llamado Entrenamiento de Extinción Sistólica, era un tratamiento efectivo para las personas con fibromialgia que muestran una respuesta al estrés, elevando la presión arterial elevada.
Dicho entrenamiento combina cambios ambientales, de estilo de vida y de comportamiento. Informaron que el Entrenamiento de Extinción Sistólica provocó una remisión del dolor significativa y duradera y fue más efectiva que los otros tratamientos. 
 
Moderando su riesgo
Si le preocupan estos factores de riesgo, hable con su médico al respecto e intente realizar cambios lentos y graduales en lugar de saltar a una nueva dieta y régimen de ejercicios. Nuestros cuerpos no reaccionan bien a cambios repentinos y extremos.
La sabiduría convencional nos dice que podemos mejorar la salud de nuestro corazón al comer ciertos alimentos, perder peso y hacer ejercicio. Debido a que tiene fibromialgia, es probable que algunas de esas cosas sean más difíciles que para la mayoría de las personas, aunque perder peso también puede ayudar a aliviar los síntomas de la fibromialgia.
Si nos cuidamos, podremos aumentar gradualmente nuestros niveles de actividad, pero todo depende de cómo lo abordemos. Muchas personas con fibromialgia se benefician de ejercicios suaves, como yoga, Tai Chi,  Qigong y ejercicios en agua tibia.
 


Proyecto al-Andalus, publicado en la revista
Clinical and Experimental Rheumatology.
 

 

Las 4 equivocaciones que cometemos los pacientes de Fibromialgia

4 ERRORES COMUNES DE LAS PERSONAS CON FIBROMIALGIA

Enfrentar la Fibromialgia es bastante difícil y complicado, pero existen ciertas cosas que los pacientes pueden hacer para mejorar los síntomas.
Es necesario aprender lo que no se debe hacer para evitar las crisis de fibromialgia.
Te compartimos 4 errores que cometemos los pacientes de fibromialgia y si los evitamos, podremos controlar los síntomas de esta enfermedad.
Error 1.-
No llevar un seguimiento del dolor.
En la Fibromialgia se tiene dolor constante, por ese motivo es necesario llevar un diario para así saber cuándo y porqué empeora el dolor, así podremos identificar ciertos factores que resultan en mejoría, además averiguaremos que causó que empeoren los síntomas.
Error 2.-
Tener muchas expectativas con los medicamentos.
Los medicamentos indicados para controlar los síntomas de la Fibromialgia pueden no ofrecer los mismos resultados a todos los pacientes, además hay muchos pacientes que aparte de los medicamentos, realizan tratamientos alternativos.
Es necesario tratarse con los especialistas Reumatólogo y/o Neurólogo u otros a los cuales nos deriven, para tener un buen tratamiento que esté diseñado exclusivamente para nosotros.
Error 3.-
Negarse a tomar medicamentos creados para otras enfermedades.
Continuamente los médicos recetan medicamentos aprobados para otras enfermedades, lo cual no significa que no se puedan usar para condiciones que no están escritas en el prospecto, como los antidepresivos que normalmente los toman personas que sufren depresión, o los anticonvulsivos muchos de los pacientes con Fibromialgia presentan disminución en sus síntomas cuando los toman.

Error 4.-
No atreverse a probar otras alternativas.
Existen muchos tratamientos alternativos para la Fibromialgia que no se consideran medicina convencional, muchos pacientes obtienen resultados positivos de ellos. Un ejemplo de estos es el yoga que ayuda a muchas personas a controlar el estrés que llega a ocasionar la crisis de Fibromialgia. Otros tratamientos son la hidroterapia, meditación y tai chi.

Fibromialgia, reduce el dolor y el estrés, previene caídas y mejora el equilibrio. ¡Practica Tai chi!

Un estudio publicado, demostró los beneficios del Tai Chi para prevenir el envejecimiento y en pacientes con fibromialgia.
A veces se refieren al mismo como meditación en movimiento, porque los practicantes mueven sus cuerpos lentamente, suavemente, mientras respiran profundamente.
El Tai Chi es un arte marcial chino tradicional, que ofrece entrenamiento de defensa y también beneficios para la salud.
Aunque el Tai Chi se considera una práctica saludable en todo el mundo, se han hecho pocos esfuerzos para explotar el efecto del Tai Chi en la esperanza de vida. Para evaluar el potencial efecto de alargar la vida del Tai Chi, se realizó un estudio de un año, comparando los efectos anti-envejecimiento y rejuvenecimiento, entre tres grupos de voluntarios menores de 25 años, que participan en el Tai Chi, caminaron a paso ligero o ningún ejercicio.
Hemos utilizado jóvenes voluntarios porque tienen mejores habilidades de renovación celular que la población mayor y también quisimos evitar que tuvieran enfermedades crónicas y consumieran medicamentos, que podrían resultar en causas de interrupción.
El equipo evaluó los recuentos de células rejuvenecedoras, en la sangre de los participantes. Estas células se corresponden con un importante tipo, relacionado con las células madre de la sangre, que están comprometidas en la auto-renovación celular, la  multiplicación y la diferenciación.
Los investigadores encontraron que los participantes en el grupo de practicante de Tai Chi tuvieron un mayor número de células madre, en comparación con los participantes en el grupo que caminó a paso rápido.
El equipo de investigación llegó a la conclusión de que la práctica del Tai Chi tiene un efecto anti-envejecimiento debido a la mejora que induce en la células madre.
Los autores también afirman que el Tai Chi puede ofrecer un efecto beneficioso en pacientes con fibromialgia. El equipo sugiere que el Tai Chi puede ser valioso para reducir el dolor y el estrés, prevenir caídas y mejorar el equilibrio, la presión arterial, la capacidad aeróbica y la calidad de vida.
Teniendo en cuenta que caminar a paso ligero puede requerir un espacio más grande o más equipos, el Tai Chi parece ser una opción fácil y conveniente de ejercicio antienvejecimiento y para la fibromialgia.
Continuar estudiando cómo con el Tai Chi se puede obtener beneficios en diferentes personas, edades y en distintos estados del envejecimiento, es necesario para determinar su utilidad total.