Fibromialgia, síntomas, diagnóstico, tratamiento.

La fibromialgia es un conjunto de síntomas. ¿Cuáles son?

La fibromialgia es una enfermedad de causa desconocida y el síntoma principal es el dolor a la presión y palpación en localizaciones físicas específicas. 

El dolor suele ser difuso y persistente, quemante, punzante o penetrante. 

Involucra todo el cuerpo y el esqueleto axial (huesos que soportan el peso del cuerpo como la columna vertebral, tórax, pelvis, cuello y cabeza). Las zonas más frecuentemente afectadas son la lumbar, cervical, hombros, rodillas, muslos y brazos.

El dolor suele empeorar con el frío, infecciones, estrés y falta de sueño.

Otro de los síntomas asociados al dolor son el agotamiento o fatiga crónica, sin causa que lo justifique. Varía durante el día, desde una intensidad moderada a severa. 

Son frecuentes los trastornos del sueño, problemas para conciliar el sueño o interrupciones frecuentes del mismo durante la noche, resultando en un sueño no reparador. 

Otros síntomas asociados:

  • síndrome del colon irritable, 
  • síndrome de vejiga irritable, 
  • rigidez del cuerpo, generalmente matutina, 
  • cefaleas, 
  • malestar abdominal, 
  • parestesias, entumecimiento y 
  • mareos. 

La fibromialgia no es una enfermedad mental, aproximadamente el 30% de los enfermos cursan al mismo tiempo cuadros de ansiedad o depresión a veces preexistente, y muchas veces secundaria a la enfermedad. 

También encontramos trastornos cognitivos, como dificultad para concentrarse o para retener información (fibro-niebla).

Tratamiento de la fibromialgia

Es una enfermedad crónica, pero el pronóstico puede mejorar con un diagnóstico precoz, información correcta, y un tratamiento combinado adecuado al paciente. 

Hasta el momento no existe un tratamiento curativo, pero sí hay excelentes resultados con tratamientos interdisciplinarios. 
Dentro de las opciones de tratamiento se recomiendan: 
  • programas de ejercicios aeróbicos, 
  • ejercicios de fortalecimiento muscular y de 
  • estiramiento o flexibilidad, 
  • técnicas de relajación para aliviar la tensión muscular y la ansiedad, 
  • programas educativos que le ayuden a comprender y controlar la 

         fibromialgia. 

Con respecto al tratamiento farmacológico, hay varios medicamentos aprobados para la fibromialgia, que han resultado eficaces en el manejo de los síntomas.
Por: B. Cetina 
Información extraída de: 

Política de privacidad del uso de productos de Google

Fibromialgia, tratamiento de primera línea para el insomnio crónico

La terapia cognitiva conductual para el insomnio (TCCI) se suele aconsejar para tratar la dificultad para dormirse o permanecer dormido, que son las características insomnio
 
¿Qué es la TCCI? Aprenda sobre este tratamiento conductual y por qué puede lo que necesita para ayudarlo a descansar y evitar el uso de remedios para dormir.

La terapia cognitiva conductual para el insomnio es un programa organizado que te ayuda a identificar y a reemplazar los pensamientos, así como las conductas que provocan o empeoran los problemas del sueño, por hábitos que promueven el sueño profundo. Un tratamiento a corto plazo que suele durar entre seis semanas y seis meses. Se trata de sesiones individuales de tratamiento, a las que se suele asistir semanalmente.

Esta terapia le enseñará un conjunto de habilidades que pueden ser útiles si el insomnio se repite más tarde en la vida, como suele ocurrir. 

La terapia cognitiva conductual para el insomnio tiene beneficios duraderos y la mayoría de los participantes informan una mejora en la calidad del sueño.

La TCCI es más que solo consejos básicos para dormir. Está dirigida por un terapeuta capacitado, con experiencia en el tratamiento de trastornos del sueño. Puede ser administrada por un psicólogo, psiquiatra u otro médico que haya recibido capacitación especializada en la terapia cognitiva conductual para el insomnio
 
Los componentes del TCCI 
Una de las piedras angulares más importantes de la terapia cognitiva conductual para el insomnio es la educación sobre el sueño normal y los factores que afectan tanto la calidad como la cantidad del sueño. Es un programa organizado que te ayuda a identificar y a cambiar los pensamientos, así como las conductas que provocan o empeoran los problemas del sueño, por nuevos hábitos que desarrollan el sueño profundo.
Se revisa el ritmo circadiano (cambios físicos, mentales y conductuales que siguen un ciclo de 24 horas. Estos procesos naturales responden a la luz y la oscuridad, y afectan a la mayoría de seres vivos, incluidos los animales, las plantas y los microbios) y el impulso del sueño homeostático (se presenta somnolencia y cuando se permite dormir, entra con más facilidad y frecuencia en la fase de sueño en duración e intensidad que compensa la pérdida anterior del mismo), y cómo estas funciones normales impactan en el sueño. 
Al evaluar su situación individual, se pueden identificar y desactivar los desencadenantes que contribuyen a su insomnio. Con una guía cuidadosa, aprenderá a desarrollar conductas de sueño saludables y efectivas. 
Cuando aprende a dominar las habilidades para calmar la mente y controlar el estrés, podrá conciliar el sueño y no despertarse acelerado. También en la terapia aprenderá a reconocer y eliminar los pensamientos, comportamientos y sentimientos que comprometen el sueño.
Finalmente, las estrategias de afrontamiento generalmente se presentan para ayudarlo a responder a la pérdida de sueño y preservar la función diurna. 
Aprenderá a establecer un horario constante para acostarse y levantarse, evitar las siestas, y usar la cama solamente para dormir y mantener relaciones sexuales. Si no puedes conciliar el sueño antes de los 20 minutos, deberás salir de la habitación y regresar a la cama solo cuando estés somnoliento.
¿Qué esperar?
Un programa típico de terapia cognitiva conductual para el insomnio consta de 6 semanas a 6 meses de sesiones individuales consecutivas con el especialista. Estas sesiones generalmente se programan semanalmente o quincenalmente y pueden durar de 45 a 60 minutos. Cada sesión le proporcionarán comentarios y orientación específica para avanzar hacia su objetivos de obtener un buen sueño.
 
¿Quién se beneficia?
No importa por qué tiene insomnio, o por cuánto tiempo lo ha tenido, la terapia cognitiva conductual para el insomnio puede ayudarlo a terminarlo de manera efectiva. Incluso ayuda a aquellos que tienen una afección médica general que interfiere con el sueño, incluidos los afectados por el dolor o los trastornos como la ansiedad o la depresión.
Este programa es individual y abordará los objetivos que estén relacionados con su insomnio. El resultado puede significar quedarse dormido más fácilmente, dormir toda la noche, dormir sin el uso de píldoras y mejorar la fatiga durante el día.
 
¿Cómo encontrar un especialista en TCCI? 
La capacitación especializada requerida para la terapia cognitiva conductual para el insomnio asegura el éxito para el paciente. 
Si está interesado en encontrar un especialista en terapia cognitiva conductual para el insomnio cerca de su hogar, consulte con su médico para que le recomiende un terapeuta capacitado. También Grupos hospitalarios en su área, o centros académicos asociados con las principales universidades, quizás pueden ofrecer clases de terapia grupal o talleres en su área.
Hay varios programas on line para realizar terapia cognitiva conductual para el insomnio. Además, hay libros basados ​​en las técnicas de dicha terapia.

También un médico especializado en el sueño podrá brindarle orientación sobre los terapeutas de terapia cognitiva conductual para el insomnio en su zona. 

Problemas físicos y emocionales asociados a la Fibromialgia

Diferentes problemas físicos y emocionales asociados a la Fibromialgia:

sensoriales, neurológicos, problemas del sueño, alteraciones reproductivas/sexuales, síntomas abdominales/digestivos, trastornos emocionales, problemas relacionados con el corazón, 

inconvenientes con la piel/cabello/uñas.

Sensorial

Respuestas equivocadas de nuestro cuerpo a las cosas que ocurren a nuestro alrededor.
•  sensibilidad a ciertas fragancias, posiblemente  sensibilidad química múltiple (como una condición superpuesta)
•  sensibilidad a los cambios de la presión ambiental, temperatura y humedad
•  sensibilidad a la luz
•  sensibilidad al ruido
•  sobrecarga sensorial

Neurológicos

También podemos tener los siguientes síntomas neurológicos:
•  mareos y posibles desmayos
•  dolores de cabeza y migrañas (como una condición superpuesta)
•  zumbido en los oídos (tinnitus)
Sueño 
Los problemas del sueño en la fibromialgia son casi tan naturales como dolor. Podemos tener una gran variedad de trastornos del sueño.
•  Sueño no reparador 
•  fatiga
•  insomnio  (como una condición superpuesta)
•  apnea del sueño  
•  sacudidas mioclónicas
•  Bruxismo 

Reproductiva/Sexual

Las hormonas se cree que juegan un papel importante en esta enfermedad, puede ser por eso que estos síntomas son comunes.
•  otros  problemas menstruales

•  menopausia prematura

•  pérdida del deseo sexual
•  impotencia 
•  vulvodinia  
Abdominal/Digestivo
No todos los síntomas digestivos que padecemos están relacionados con los alimentos consumidos.
•  distensión abdominal y náuseas

•  calambres abdominales

•  dolor pélvico
•  alergias o sensibilidad a los alimentos, incluyendo  el gluten
•  micción frecuente
•  vejiga irritable, posiblemente  la cistitis intersticial  
Emocional
La presencia de síntomas emocionales no significa que la fibromialgia es una condición psicológica. 
Pueden deberse a la naturaleza neurológica de la fibromialgia. 
Algunos como la depresión, son comunes entre las personas con enfermedades crónicas.
•  depresión  
•  tendencia a llorar con facilidad
•  ataques de ansiedad/pánico, a menudo provocados por la sobrecarga sensorial o desorientación
•  Ansiedad

•  cambios de humor

•  irritabilidad inexplicable


Relacionados con el corazón
¡Nunca suponga que los síntomas relacionados con el corazón son sólo’ por su fibromialgia! 
Asegúrese de consultar cualquier nuevo síntoma o cambios en su salud con su médico de inmediato.
 • prolapso de la válvula mitral (como una condición de superposición)
•  latidos cardíacos irregulares (arritmia o taquicardia ortostática postural)
•  dolor que imita un ataque al corazón, con frecuencia de  costocondritis  
Piel/Cabello/Uñas
•  líneas verticales en las uñas
        • fácil formación de moretones o cicatrices 

•  pérdida del cabello  (temporal)

•  crecimiento excesivo de tejido (tumores no cancerosos llamados  lipomas), pelos encarnados, cutículas gruesas y agrietadas

8 síntomas de una crisis de Fibromialgia y su duración

Fibromialgia:
Fibro: se refiere a los tejidos fibrosos (tendones).
Mio: se refiere a los músculos.
Algia: significa dolor.
Muestra una serie de síntomas que varían de persona a persona.
¿Cómo se siente una crisis de fibromialgia?
Cuando algunos síntomas de la fibromialgia transcurren normalmente y luego empeoran su intensidad, se trata de un brote o crisis. El dolor y la fatiga se incrementan.

La intensidad de los siguientes síntomas aumenta durante un brote de fibromialgia:
1 Dolor generalizado en el cuerpo
2 Los músculos tienen un profundo dolor punzante
3 Dolor en las articulaciones del cuello, hombro, espalda y caderas
4 Sensibilidad

5 Fatiga agobiante
6 Rigidez del cuerpo
7 Trastornos del estado de ánimo como la ansiedad y la depresión
8 El dolor y la fatiga hacen que a la persona le resulte difícil dormir profundamente, y provoca trastornos del sueño.

Otros síntomas de la fibromialgia incluyen:
1 Dolor en el abdomen
2 Dolor de cabeza crónico

3 Incapacidad para concentrarse en el trabajo
4 Hipersensibilidad al frío o al calor
5 Síndrome del intestino irritable (SII).
6 Los principales síntomas de la crisis de fibromialgia, son dolor y fatiga

7 El dolor ocurre en todo el cuerpo en cualquier momento. 
8 La fatiga o el cansancio son muy altos lo que dificulta que el paciente se levante de la cama. 
9 Debido al dolor extremo, se vuelve difícil para estos pacientes socializar. Esto lleva al aislamiento así como a la depresión.

Cuánto dura una crisis de fibromialgia?

El brote de fibromialgia puede variar en su duración. En algunos pacientes, las crisis duran un día o dos, mientras que otros pueden experimentarlas durante varias semanas, o incluso meses. Los brotes de fibromialgia que son de larga duración son muy difíciles de tolerar, debido al dolor constante en todo el cuerpo. 


Las crisis en la fibromialgia son temporales y comienzan a disminuir después de algún tiempo según el caso. Debido a que no existen medicamentos totalmente efectivos, la sugerencia es poner atención a nuestras actividades y a la alimentación, ya que podrían estar afectando nuestros síntomas.

La mayoría de los pacientes de fibromialgia tienden a hacer mucho cuando se sienten bien. Lo ideal es aprender a mantener un ritmo parejo de actividades, y así ayudarse a salir del ciclo de hacer demasiado cuando se siente bien y luego pagarlo caro con mucho dolor cuando empeora la fibromialgia.

A pesar de ser reacios a agregar algo nuevo a su rutina si está
cansado y dolorido, las terapias mente y cuerpo pueden ser
excelentes para levantar el ánimo y aliviar el dolor. Como por
ejemplo, la meditación, la respiración profunda y el estiramiento y
la relajación, como el yoga.

Maneras de combatir la calamidad del insomnio en la Fibromialgia

¿Sufre de insomnio y da vueltas vueltas por la noche debido al dolor o malestar por la fibromialgia? 

Lo más común es una sensación de sueño no reparador. Te levantas cansado, pasas el día cansado, te acuestas para dormir, pero estás demasiado cansado para poder dormir.
¿Qué causa el insomnio y los problemas de sueño de la fibromialgia?
El insomnio es un trastorno del sueño bastante común. Si lo padece tiene problemas para conciliar el sueño, quedarse dormido o ambos. Como resultado dormirá poco o tendrá un sueño de calidad escasa.
Las personas con fibromialgia muestran menos sueño profundo, mayores etapas de sueño más livianas, y despertares más frecuentes durante la noche que las personas sanas. 
Las personas que con fibromialgia frecuentemente se despiertan cansadas, aunque hayan dormido mucho. El sueño se interrumpe por el dolor y muchos pacientes tienen otros trastornos del sueño, como síndrome de las piernas inquietas y apnea del sueño.

La falta de descanso por un sueño no reparador puede llevar a múltiples problemas y trastornos psicológicos, entre ellos:
Problemas de memoria y de atención. Falta de concentración. Ansiedad y depresión.
Las interrupciones frecuentes en el sueño evitan que ocurran procesos importantes de restauración, y probablemente también obstaculicen la producción de la hormona del crecimiento. 
Sin el sueño reparador y la creación de la hormona del crecimiento, los músculos pueden no sanar y los neurotransmisores (como la serotonina) no se reponen.

El sueño debería ser lo suficientemente profundo para que restaure las funciones orgánicas, que el cuerpo se pueda recuperar de las tensiones y el cansancio del día.
La falta de buen sueño tiene impactos altamente nocivos en la salud, tanto física como mental, provoca un riesgo mucho más alto de padecer enfermedades cardiovasculares, cáncer, diabetes y depresión.
Estas son algunas de las maneras en que dormir poco o mal puede afecta tu salud.
Factores que contribuyen a la falta de sueño y el insomnio
♦  Dolor.  
Los trastornos del sueño desempeñan un papel importante en la exacerbación del dolor y otros síntomas en pacientes con fibromialgia. La falta de sueño produce más dolor y el aumento del dolor contribuye a la falta de sueño.
♦  Síndrome de la piernas inquietas
Este es un trastorno de la parte del sistema nervioso que afecta las piernas y provoca la necesidad de moverlas. 
Debido a que generalmente interfiere con el sueño, también se considera un trastorno del sueño.
♦  Apnea del sueño.  
En la apnea del sueño no tratada, la respiración se interrumpe brevemente, o se vuelve muy superficial durante el sueño. Estas pausas respiraratorias pueden durar entre 10 y 20 segundos, y pueden ocurrir muchas veces por noche, lo que modifica su ritmo natural de sueño. Como consecuencia, pasa más tiempo en el sueño ligero, y menos tiempo en el sueño profundo y reparador.
♦  Depresión.  
Alrededor del 20 por ciento de los pacientes con fibromialgia también son diagnosticados con depresión o trastorno de ansiedad lo cual es un factor que contribuye a la falta de un buen sueño.
♦  Calores y sudores nocturnos
Esto es muy común para los pacientes con fibromialgia. Puede causar un malestar extremo y mantenerte despierto parte de la noche.

Cómo se trata el insomnio de la fibromialgia?
Se ha demostrado que el tratamiento del insomnio con terapia cognitiva conductual y una buena higiene del sueño mejora los síntomas de la fibromialgia
Los medicamentos pueden brindar alivio y resultados a corto plazo, pero los medicamentos por sí solos, no son la respuesta a largo plazo para quienes luchan con trastornos del sueño.
Si está tomando medicamentos para la fibromialgia, como Minacipran o Duloxetina, coméntele a su médico que le resulta difícil conciliar el sueño. 

Practicar la buena higiene del sueño
Hay pequeños cambios que puede hacer en su entorno y rutina de sueño que pueden ser beneficiosos para dormir mejor:
♦  Limite el ruido, la luz y otros estímulos.
♦  Mantenga la temperatura y la ropa de cama cómodas.
♦  Haga algo para relajarse antes de acostarse, como escuchar música tranquila o leer.
♦  Enciende el despertador para que no esté frente a ti.
♦  Tome un baño caliente en la noche.
♦  Haga yoga ejercicios de estiramiento o medite para relajarse y aliviar la tensión.
♦  Evite la cafeína (incluidos los tés, los refrescos y el chocolate) y el alcohol por la noche.
♦  Si todavía tiene problemas para conciliar el sueño, levántese y haga algo relajante en otra habitación.
El dolor, la fatiga y la mala calidad del sueño asociados con la fibromialgia pueden afectar tu capacidad para desenvolverte en tu casa o en el trabajo. Dormir bien no comienza solamente con su rutina nocturna, sino con lo que hace a lo largo del día hacia esa meta de lograr un sueño profundo y reparador. 
Desarrollar una rutina diaria como por ejemplo, limitar las siestas durante el día, incorporar la actividad física, controlar las preocupaciones, prestar atención a lo que comes y lo que bebes, será útil en tu búsqueda de un sueño reparador y sano.

Fibromialgia, qué opciones de tratamiento tenemos?


¿Cuáles son sus opciones de tratamiento de fibromialgia?

La fibromialgia es una condición muy común

Ha sido considerada como una especie de misterio por los médicos e investigadores durante más de cien años.

Actualmente se sabe cada vez más sobre esta enfermedad que causa dolor en todo el cuerpo, rigidez muscular, fatiga, niebla cerebral, sensibilidad a las luces, sonidos, frío y calor, trastornos del sueño y una larga lista de otros síntomas.
Si bien la causa exacta de la fibromialgia aún es un misterio razones para creer que tiene un componente genético. 
Algunos virus, enfermedades infecciosas y traumas físicos y emocionales, hacen que una persona tenga más probabilidades de desarrollar fibromialgia. 
El método principal de tratamiento que se usa actualmente es tratar los síntomas de la fibromialgia y encontrar formas de mejorar la calidad de vida del paciente.
Es absolutamente muy importante que sepamos que no existe una cura para la fibromialgia. Ninguna píldora, tratamiento, dieta o ejercicio eliminará completamente la fibromialgia. 
Pero por favor no desesperes! 
Hay muchas opciones para disminuir el impacto que la fibromialgia tiene en tu vida. 
Con un poco de tiempo y paciencia, esperamos que encuentres la combinación correcta de medicamentos y otros tratamientos que te ayuden a vivir la mejor vida posible.
Estas opciones de tratamiento para la fibromialgia van desde tomar medicamentos, hacer cambios en el estilo de vida, dieta y utilizar tratamientos alternativos para ayudar a controlar la fibromialgia.

Medicamentos para tratar la fibromialgia
Algunos medicamentos pueden traer mucho alivio para algunas personas. Pero no todos los medicamentos tienen el mismo efecto en cada persona que los toma. 
También existe el riesgo de efectos secundarios con cualquier medicamento que tome.
Algunos medicamentos que su médico puede sugerir o recetar:
♦  Analgésicos de venta libre. Acetaminofeno (Tylenol Excedrin), Motrin, naproxeno sódico (Aleve). Estos medicamentos para el dolor de venta libre pueden ayudar a reducir el dolor, pero muchos obtienen poco o ningún alivio. 
También es importante recordar que estos medicamentos pueden tener efectos secundarios dañinos, especialmente si no se toman correctamente o si se usan de forma prolongada.
♦  Analgésicos recetados. Hay analgésicos que algunos médicos pueden prescribir a los pacientes con fibromialgia. Pero muchos médicos dudan en hacerlo, ya que existe la posibilidad de que algunos se vuelvan dependientes a ellos. 
También son preocupantes la cantidad de efectos secundarios asociados con los analgésicos, especialmente con el uso prolongado y regular. El uso prolongado de medicamentos para el dolor también puede conducir a desarrollar una tolerancia a la medicación, haciéndolo ineficaz.
♦  Antidepresivos.  Duloxetina (cymbalta), milnacipran (Savella), amitriptilina (Elavil), y la venlafaxina (Effexor), son antidepresivos que han sido útiles para disminuir el dolor, y la fatiga y para mejorar la calidad del sueño en algunos pacientes con fibromialgia.
♦  Relajantes musculares.  Algunos médicos pueden prescribir un relajante muscular, como ciclobenzaprina (Amrix; Fexmid; o Flexeril) para ayudar a reducir la rigidez muscular, y poder quedarse dormido.
♦  Medicación anticonvulsiva.  Algunos medicamentos que están específicamente destinados a la epilepsia también pueden ayudar a disminuir ciertos tipos de dolor. Se ha encontrado que la pregabalina (Lyrica) y la gabapentina (Neurontin) ayudan a calmar los nervios hiperactivos, reduciendo así el dolor para algunos con fibromialgia.
 
Vitaminas y suplementos para tratar la fibromialgia
Muchos pacientes tienen una variedad de deficiencias de vitaminas y minerales. Encontrar esas deficiencias mediante pruebas de sangre, y tomar suplementos puede mejorar mucho sus síntomas.
También hay una serie de suplementos naturales que pueden ayudar a mejorar sus niveles de dolor, o ayudarlo a dormir mejor. Incluso cuando se toma algo que es natural, existe la posibilidad de efectos secundarios negativos. 
Es bueno hablar con su médico e investigar, para confirmar que lo que quiere comenzar a tomar no interfiera con los medicamentos que ya toma y para asegurarse de que la dosis sea la correcta.
♦  Vitamina D. Las  deficiencias en la vitamina D son muy comunes. La vitamina D trabaja para ayudar al cuerpo a mantener la fuerza muscular y reducir la inflamación. Tomar un suplemento de vitamina D3 puede mejorar muchos síntomas del fibromialgia. Incluyendo dolor, fatiga física y fatiga cognitiva (niebla cerebral).
♦  Magnesio. Es común que alguien con fibromialgia tenga deficiencia de magnesio. Una deficiencia de magnesio puede provocar espasmos musculares y calambres, así como fatiga y debilidad muscular. Tomar un suplemento de citrato de magnesio o agregar alimentos ricos en magnesio a su dieta puede ayudarlo con sus niveles de dolor, con la calidad de su sueño, ansiedad y depresión.
♦  5-HTP.  Es un aminoácido que el cuerpo produce naturalmente. Tomar un suplemento de 5-HTP aumentará la cantidad de serotonina que produce su cuerpo. La serotonina puede ayudar a mejorar los síntomas de la fibromialgia, incluyendo dolor, trastornos del sueño, ansiedad y depresión.
♦  SAMe:  es una sustancia química natural en nuestros cuerpos, un aminoácido. Se cree que SAMe puede mejorar los niveles de dolor, la rigidez y los puntos sensibles, así como mejorar la calidad del sueño y disminuir la depresión.
♦  Potasio. Los niveles bajos de potasio pueden causar espasmos musculares, calambres y rigidez. El bajo potasio también puede contribuir a la ansiedad y la depresión. Agregar alimentos ricos en potasio a su dieta, o tomar un suplemento de potasio, puede ayudar a mejorar algunos de sus síntomas de dolor y fibromialgia, relacionados con el estado de ánimo.
♦  Ayudas naturales para dormir.  Hay una variedad de ayudas para dormir en el mercado, hechas de suplementos naturales. Si bien hay varios, uno que personalmente he probado es Somnapure que combina melatonina, L-teanina, extracto de valeriana, extracto de lúpulo, bálsamo de limón, flor de manzanilla, y flor de la pasión. Esto para ayuda a conciliar el sueño más rápido, y despertarse más descansado por la mañana. Y gracias al mejor descanso nocturno, mejora los niveles de dolor, fatiga, confusión mental y el estado de ánimo.

Gracias por leernos!

Por: B. Cetina
Imagen de: Milenio

Política de privacidad del uso de productos de Google

23 realidades que las personas con Fibromialgia deseamos que los demás entiendan

La fibromialgia es un trastorno de dolor crónico es impredecible y los síntomas varían, pero en general se caracteriza por dolor crónico generalizado, fatiga, trastornos del sueño, problemas cognitivos, migrañas, ansiedad, depresión y mucho más…

Los síntomas aparecen y desaparecen, y no existe cura pero los  expertos han encontrado una serie de tratamientos que ayudan a mejorar la funcionalidad. 
La fibromialgia ocurre con más frecuencia en mujeres, las investigaciones indican que también podría haber un componente genético y/o hormonal. Pero a pesar de la gran cantidad de personas que la sufren, muy pocas personas conocen la fibromialgia.
La Asociación Nacional de Fibromialgia, y le preguntó a su comunidad qué querían ellos que las personas entendieran sobre la enfermedad. 

Esto es lo que dijeron:
1.  “Es real.” –  Janie Fisher
2.  “Ojalá pudiéramos usar un dispositivo tipo semáforo que permita a otros saber qué clase de día estamos teniendo”. –  Linda Mortensen
3.  Siempre está ahí. Aunque puedo actuar como “normal”, aún me duele. –  DeJarnett Sharon
4.  Es impredecible, inexplicable e invisible y en la mayoría de los casos, no causado por algo que hiciste que se pudiera evitar o fuera tu culpa. 
Puede tomar todas sus medicinas solo depende del día, la semana, el mes o el año-  Kathy Johnson

5.  “No es divertido quedarse en casa en vez de ir al trabajo.” –  Wendy Wilson
6.  “Crees que estoy fingiendo estar enfermo, pero realmente estoy fingiendo estar bien.” –  Becky Buice
7.  “La fibro-niebla… Me siento frustrado conmigo mismo cuando alguien cuestiona, menosprecia o critica… Lamento haberte preguntado lo mismo tres veces, lo hice, pero no lo recuerdo“. –  Sue Cook
8.  “Las actividades diarias son completamente agotadoras.” –  Kae Romeril
9.  “No somos drogadictos.” –  Tammy Bobb
10.  Las enfermedades crónicas no son iguales para todos. Lo que funciona para el mejor amigo de tu primo puede no funcionar para mí. –  Patricia Bianca
11.  “Tengo que cambiar mis planes a último momento porque realmente no me siento bien. O directamente no hago planes porque la gente se molesta cuando tengo que cancelar“. –  Donna Holbrook
12.  “Es una condición crónica. No me voy a ‘sentir mejor pronto’. Estoy luchando contra esta ‘enfermedad invisible’-  Kristin Sciarappa
13.  “No estamos inventando, y no está ‘todo en la cabeza”.  Lisa Hogan
14.  “Ojalá todos los médicos supieran más sobre la fibromialgia, y tomaran esta enfermedad en serio”. –  Donna Brown
15.  “¡Cambia día a día! Un día puedes levantarte y hacer las cosas normalmente, las tareas del hogar, ir de compras, almorzar con un amigo, cuidar el jardín, cocinar, y luego la fibromialgia te dice: acá estoy!.  Todo lo que puedes hacer es ir a tu cocina para tomar tus medicamentos y el desayuno, todo en tu cuerpo se siente como si hubieras caminado cientos de millas ardor, dolor punzante, incluso tu cabello duele.”-  Teresa Hawkins Wilson
16.  “Debido a que no es algo que nos mate, a nadie realmente le importa”. –  Dezaray Smith
17.  “Ser diagnosticado de fibromialgia no tiene por qué significar que su vida ha terminado. Me llevó un buen tiempo, pero he luchado y he recuperado“.  Debra Jean Kelly Greene
18.  “Algunos días estoy demasiado cansada, y tengo demasiado dolor para hacer algo”.  Pat Davis
19.  “No somos flojos o vagos; nunca sabemos cuánto es demasiada actividad para nosotros. “-  Cindi Halone
20.  “El hecho de que luzca saludable no significa que lo esté” –  Heather Lea Berg
21.  “La fatiga a veces es paralizante y simplemente no podemos continuar”. –  Tina Wegner
22.  “¡No desaparecerá si me acuesto y tomo un descanso!” –  Joyce Mitchell
23.  “Somos personas reales, fuertes, con dolor real e increíble. 
No pedimos esto, y no  es una excusa para ser perezoso, o quedarse en casa. 
No importa lo bien que nos veamos, es una batalla de cada segundo para vivir 
una vida ‘normal’“. –  Shannon Dawley

¡Gracias por leernos!

Por: B. Cetina
Imagen de: 

Webconsultas

Política de privacidad del uso de productos de Google

Fibromialgia, el Padecimiento de las Ilusiones Abandonadas


Hay un video donde una persona dice:

“Yo no me suicidé, me mató la fibromialgia”
¿A qué grado de desespero puede llevar una enfermedad para que esto suceda?
¡Me impactó sobremanera!.
Apenas si alcanzo a imaginarlo. 
Quien no está en sus zapatos, está lejos de comprenderlo, como tantas cosas en la vida, sobre las que opinamos y enjuiciamos, sin haberlas vivido o experimentado. 
Lo que si sé, es lo que viví como médico, enfrentándome a diario con personas en esta situación.


También sé, lo que lograron mis pacientes, aquellos que dieron un gran salto en el enfoque de su situación, y aceptaron el reto de la vida, y así cambiar su rumbo. Ellos mejoraron.
Tan compleja es la fibromialgia, que algunos médicos han sugerido que ni siquiera es una enfermedad. 
Realmente es un síndrome que compromete múltiples órganos, sistemas y funciones del ser humano. 
Trastornos del sueño; depresión, ansiedad u otros síntomas psicológicos; compromiso intestinal; cansancio crónico; fallas en la atención, memoria; trastornos urinarios; hormigueo en las extremidades; dolor de cabeza; finalmente lo que origina su nombre, dolor muscular generalizado, con frecuencia incapacitante.
Tan compleja es la fibromialgia que algunos médicos han sugerido
que ni siquiera es una enfermedad.
Su sindrome compromete múltiples órganos, sistemas y funciones.
El peregrinaje por diferentes médicos, especialidades, instituciones, sin lograr curarse, llevan más a decepción, frustración y rabia, que en otras enfermedades. 
La esperanza se va desvaneciendo a ritmo lento lo que lo hace más doloroso y frustrante. (Hablo no solo de la medicina alopática, sino también de la llamada alternativa). 
Lo que he observado es que la persona que se concientiza de su vida, de lo que está mal, de lo insatisfactorio, y toma la decisión de hacer cambios profundos en su estilo de vida, mejora. 
Sobre todo quien recupera aquello que le apasiona, aquello que siempre ha querido ser y hacer. 
Quien toma en sus manos las riendas de su vida, y decide por su propio bien, y no solo el de los demás. Decide por amor a si mismo. 
Se retira de lo que siente que le es dañino y selecciona solo lo que le da bienestar. Mejora. 
No, no es fácil dejar un empleo con toda la seguridad económica que brinda, pero si en el trabajamos forzados, con displacer, a regañadientes… Y lo mismo podría decirse de pareja, amistades, hábitos, adicciones y muchos más.
He observado sin lugar a duda, que retomar el camino de los sueños largamente aplazados, es un factor curativo. 
Se requieren coraje y valentía para hacerlo, más si los mismos están ocultos debajo de todo el malestar que produce la fibromialgia.
Estas sugerencias no son una panacea, muchos luchan por ello, y los dolores continúan en mayor o menor grado.

¡Gracias por leernos!

Imagen de: pinterest.com

Fibromialgia, 8 maneras de descubrir si estamos deprimidos

Si bien solo un médico o psicológo puede diagnosticar la depresión, existen ciertas  advertencias que pueden ayudar a identificarla. Los factores que los médicos consideran al diagnosticar a una persona con trastorno depresivo mayor, incluyen si los síntomas se han prolongado durante al menos dos semanas, si han causado una deficiencia física, mental, intelectual o sensorial a largo plazo que, al interactuar con el entorno encuentre diversas barreras, que pueden impedir su participación plena y efectiva en la sociedad, afectando la vida de la persona. Para lograr esto el médico hará preguntas sobre su historial médico, observará su apariencia y comportamiento, también hará ciertas pruebas de laboratorio. 
 
 
 
 
 
 
 
 
Bajo estado de ánimo
Una persona con un estado de ánimo deprimido puede sentirse «triste» o «vacío», o puede llorar con frecuencia. Tener un estado de ánimo bajo es uno de los dos síntomas centrales que se usa para diagnosticar depresión.

2 Disminución del interés o placer
El segundo síntoma principal de la depresión es un interés o placer disminuido en las cosas que alguna vez disfrutó. La persona que muestre este síntoma mostrará un interés o placer notablemente disminuido en todas, o casi todas las actividades diarias.
3 Cambio significativo de peso
Los cambios significativos en el peso (una ganancia o pérdida del 5 por ciento o más en un mes) sin intentar ganar o perder peso, pueden ser indicativos de depresión. 
En los niños, también puede presentarse como una falla en el aumento de peso esperado según su edad.

4 Trastornos del sueño
Los trastornos del sueño, que incluyen dificultad para conciliar el sueño, permanecer dormido, sensación de sueño a pesar del descanso de una noche completa, o somnolencia diurna pueden indicar depresión.
Agitación o retraso psicomotor
La depresión puede ser causa de agitación, inquietud o letargo que afecta la rutina diaria, el comportamiento o la apariencia de la persona. Estos síntomas pueden ser evidentes en los movimientos corporales, el habla y el tiempo de reacción. 
Algunos describen la capacidad disminuida de pensar, concentrarse o tomar decisiones como «niebla mental».
 
6 Fatiga
La fatiga profunda o la pérdida de energía, es un síntoma de depresión que puede hacer que los pacientes tengan problemas para funcionar como antes. Esto puede manifestarse como sensación de sueño, o dificultad para concentrarse así como un umbral reducido para el esfuerzo físico.
7 Sentimientos de inutilidad o culpa
Una  persona deprimida puede sentirse inadecuadamente culpable por cosas sobre las que no tienen ningún control. Este sentimiento resulta de una sensación de haber traicionado sus valores, pero en los pacientes deprimidos a menudo se distorsiona como resultado de un pensamiento defectuoso. Los sentimientos de culpabilidad pueden llevar a la vergüenza, e incluso a la auto lesión.
 
Pensamientos de muerte
Una persona deprimida puede tener pensamientos frecuentes de muerte y suicidio, aunque pueda o no tener un plan real para llevarlo a cabo.

Gracias por leernos!

Por: B. Cetina

La depresión y la ansiedad afectan en la Fibromialgia de manera diferente que en otras enfermedades.

La depresión y la ansiedad afectan los síntomas corporales de
manera diferente en pacientes con fibromialgia.
Esto podría explicar por qué los tratamientos multidisciplinarios que incluyen
psicología para la fibromialgia, son efectivos solo para un subconjunto de
pacientes, lo que sugiere que el tratamiento debe adaptarse a los síntomas individuales que experimenta cada persona. 
 
 
 
 
 
El trastorno de síntomas somáticos se presenta cuando una persona siente una ansiedad extrema exagerada, a causa de síntomas físicos. La persona tiene pensamientos, sensaciones y comportamientos tan intensos relacionados con los síntomas que siente que no puede hacer algunas de las actividades de su vida diaria.
Los trastornos somáticos o psicosomáticos son aquellos en los que experimentamos unos síntomas inexplicables desde el punto de vista médico, que no son atribuibles a una enfermedad física y para los que han fracasado los tratamientos médicos habituales.
El catastrofismo ante el dolor es una hipótesis psicológica que incluye procesos cognitivos, emocionales y conductuales, conductas de miedo-evitación, alteración del estado de ánimo y la motivación, que amplifican las sensaciones dolorosas percibidas y predisponen a la perpetuación del dolor.
 
La fatiga y los problemas para dormir, por otro lado, parecieron verse afectados solo por la depresión. Algunos estudios sugieren que los problemas del sueño pueden desencadenar la depresión en pacientes con fibromialgia.
Los investigadores dijeron que también es posible que mecanismos comunes, como la sensibilización o inflamación del sistema nervioso central, puedan dar lugar a problemas del sueño y depresión, además de la fibromialgia.
Los tratamientos multidisciplinarios actuales, con tratamientos psicológicos pueden ser más efectivos para pacientes con bajos niveles de ansiedad y depresión y se necesitan enfoques más adaptados para pacientes con niveles más altos de depresión/ansiedad.
 
Estos resultados sugieren el posible beneficio de los tratamientos personalizados para los síntomas en personas con fibromialgia. Las diferencias identificadas en la fatiga y la calidad del sueño en relación con la depresión, versus la ansiedad.
Los estudios futuros deberían centrarse en evaluar si las intervenciones dirigidas a pacientes con fibromialgia, con diversos niveles de depresión y ansiedad, son más efectivas que los enfoques actuales.
 
 
¡Gracias por leernos!